January 25, 2021
De parte de Nodo50
246 puntos de vista


La pesadilla vivida por un pueblo, el de Altsasu, comenzó apenas unos días después de la trifulca en el bar Koxka, la madrugada del 15 de octubre de 2016, entre unos jóvenes de la localidad navarra con unos guardias civiles. El caso, que se hizo mediático, llevó a nueve jóvenes a la Audiencia Nacional y a ser condenados a penas de prisión de entre 2 y 13 años. Ocho de ellos, entraron en la cárcel.

Más de cuatro años después, y tras recorrer un largo camino, el caso Altsasu ha entrado en una nueva fase con su llegada al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo. Los ocho jóvenes encarcelados han podido volver a su casa con permisos. Pese a todo, sus condenas no finalizarán hasta 2025.

“Siendo conscientes de esta situación, creemos que ha llegado el momento de dar un final a la dinámica de movilizaciones llevada hasta el momento”, anunciaron este sábado, en una rueda de prensa, desde Altsasu Gurasoak, la plataforma de madres, padres y familiares de los jóvenes condenados, tomando la decisión de “hacernos a un lado y descansar”.

En su valoración de estos interminables años, Altsasu Gurasoak destacó que el caso “ha sido una injusticia brutal y un abuso de poder total y absoluto”. Una situación “tremendamente dolorosa y frustrante, no solo en lo emocional, sino también al constatar que la llamada ‘justicia’ ha sido injusta, parcial, desmesurada y no ha hecho honor a la verdad”. “No en vano, en este proceso se han vulnerado varios de los derechos fundamentales más básicos”, denunciaron.

“Seguiremos la vía judicial en Europa buscando algo de luz entre tanto despropósito, con la esperanza de que ayude a evitar otras injusticias futuras, que otras personas sufran procesos judiciales de esta naturaleza. Lo sentimos como un compromiso adquirido con la sociedad, con la verdad y con los derechos humanos”, explicaron respecto al recurso presentado en el TEDH. No obstante, advierten que “de momento hay que ver si admiten el recurso, y si así fuera, quedaría esperar posiblemente años a que adopten la resolución”.

Agradecimientos

En la comparecencia de este sábado, Altsasu Gurasoak quiso recordar todo el apoyo recibido en estos años. “En todo este tiempo, lo que nos ha permitido seguir adelante ha sido el no mirar atrás y trabajar con constancia, humildad y determinación, de una manera transversal y denunciando la injusticia allá donde nos quisieran escuchar. Pero todo esto no habría sido posible sin tener la certeza de que estabais apoyándonos y defendiendo los derechos y libertades de todas y todos, con la misma convicción que la nuestra”.

A base de trabajo y constancia, Altsasu Gurasoak y Altsasukoak Aske (la plataforma de jóvenes del pueblo) han conseguido “abrir canales” y que su mensaje llegara “a más y más ámbitos”. En este sentido, recordaron el camino abierto con un manifiesto consensuado y firmado por personalidades del ámbito cultural, jurídico y social, con el que llegaron al Congreso español. También estuvieron en el Parlamento navarro y el Parlamento vasco, en infinidad de ayuntamientos y en decenas de reuniones con diferentes organismos. Además, viajaron en más de una ocasión al Parlamento de Bruselas y a Estrasburgo y a cientos de pueblos y ciudades, entre ellas Zaragoza. Siempre con el mismo objetivo, “denunciar la injusticia y poner el foco a un montaje que ponía de manifiesto la falta de independencia judicial”.

Pero, sobre todo, subrayaron que “hemos estado en la calle, acompañadas por vosotras y vosotros”. Cada viernes “junto a nuestro pueblo y cuando la situación lo requería, inundando avenidas de Iruñea en manifestaciones que han pasado a la historia de Nafarroa. Vosotros y vosotras habéis sido nuestro motor y altavoz, os lo agradecemos siempre, y por eso es muy importante para Altsasu Gurasoak que quede constancia de nuestro agradecimiento más sincero e infinito, igualmente para todas las personas de diferentes partes del mundo que nos han hecho llegar su solidaridad”.

Por último, recordaron que “a pesar de que nuestro camino de alguna manera termina aquí, las condenas de nuestro hijos no finalizan hasta 2025”. Testigo de ello será el panel que permanecerá colocado frente al ayuntamiento de Altsasu “hasta que llegue ese momento”. “Por nuestro jóvenes, por todos los jóvenes, para que nunca nadie tenga que pasar por una situación tan injusta como esta. Ni en Altsasu, ni en ningún otro lado”, concluyeron con un enorme “Eskerrik asko!”.




Fuente: Arainfo.org