July 7, 2022
De parte de Asociacion Germinal
262 puntos de vista
La consideraci贸n de la migraci贸n ilegal como amenaza h铆brida para la seguridad de los estados por parte de la OTAN genera preocupaci贸n en un marco de profundizaci贸n en un enfoque securitario alejado de cualquier paradigma de derecho.
Concentraci贸n Callao masacre melilla - 5
6 JUL 2022 07:32

Si hay un consenso claro en la Uni贸n Europea en los 煤ltimos a帽os, es la preocupaci贸n entorno a las migraciones, y en concreto, la utilizaci贸n de todo los mecanismos posibles para detener la llegada de flujos migratorios no deseados al continente. En este marco, Espa帽a, como frontera sur de la uni贸n, dej贸 clara constancia de esta voluntad la semana pasada en la cumbre de la OTAN, empujando la inclusi贸n de la 鈥渕igraci贸n ilegal鈥 como una de las amenaza h铆bridas a enfrentar con el apoyo de la alianza militar.  Si bien el anuncio de que Madrid apostar铆a por esta iniciativa lleg贸 semanas antes de la celebraci贸n de la cumbre, por v铆a del Ministro de asuntos exteriores, Jose Manuel Albares, la aceptaci贸n de este planteamiento se efectu贸 durante el encuentro de la semana pasada, en los d铆as posteriores a la masacre de Melilla, en la que al menos 37 personas migrantes murieron en la frontera sur como consecuencia de la actuaci贸n de las fuerzas de seguridad marroqu铆 y espa帽ola, en lo que fue descrito desde el ejecutivo espa帽ol como un 鈥渁salto violento鈥, y un 鈥渁taque a la integridad nacional鈥.

La demanda de introducir la migraci贸n irregular como una amenaza h铆brida se inserta en un contexto en el que los objetivos y funciones de la Alianza Atl谩ntica se han ido redefiniendo. 鈥淟a OTAN es una organizaci贸n militar que se cre贸 para proteger el modo de vida occidental de la amenaza que consideraban comunista. En el momento en el que esta amenaza desaparece se adapta a este nuevo contexto de ca铆da de la Uni贸n Sovi茅tica y en lugar de disolverse apunta a todo este marco de securitizaci贸n en el que se incluyen conceptos como las amenazas h铆bridas o la guerra h铆brida鈥, explica Ainhoa Ruiz, investigadora del Centre Del脿s. En esta tendencia, problem谩ticas sociales complejas y amplias pasan a ser reenmarcardas en la agenda de seguridad y afrontadas con las herramientas de la seguridad militar, alerta.

Pero, 驴es la migraci贸n un problema de seguridad? Claramente lo es para las propias personas que se ven forzadas a desplazarse. Lo que es problem谩tico son 鈥渓as herramientas y el enfoque鈥, desde el que se habla de seguridad. Una l贸gica en la que se afianza, seg煤n Ruiz, 鈥渦na perspectiva militar y bajo los intereses de los estados miembros鈥. Un proceso que avanza en el marco de una Uni贸n Europea donde 鈥渟e han creado espacios de gobernanza p煤blica donde se deber铆an de decidir los problemas de seguridad desde una perspectiva democr谩tica y se ha dejado a la industria armament铆stica que entre en estos espacios porque se le considera un actor pol铆tico relevante a la hora de construir la seguridad, cuando en realidad es un actor econ贸mico que lo que quiere es vender sus productos鈥, alerta Ruiz.Asistimos as铆, con el benepl谩cito de la UE, y la entusiasta participaci贸n del gobierno progresista espa帽ol a un escenario en el que a los intereses de la industria armament铆stica se suma la necesidad de la OTAN de 鈥渓egitimar su existencia e imponer su visi贸n de seguridad mundial鈥. Una visi贸n, explica Ruiz, que profundiza en la 鈥渄esregularizaci贸n jur铆dica de la guerra: ya no tenemos manera de controlar d贸nde se est谩 metiendo la OTAN y donde no鈥. En la difusa lucha contra las variadas amenazas h铆bridas ni siquiera los insuficientes mecanismos de control de la guerra cl谩sica sirven y es dif铆cil fiscalizar que las actuaciones sean acordes a la legalidad internacional, explican desde el Centre Del脿s.

鈥淧ensar o entender que las personas que huyen de conflictos, de violencia, de miseria y de violaciones de los derechos humanos est谩n constituyendo una amenaza para desestabilizar un pa铆s o incluso la soberan铆a de un pa铆s, no tiene ning煤n sentido鈥

Que el paradigma de la migraci贸n como amenaza alimenta el enfoque securitario es una realidad cada vez m谩s evidente en la UE. 鈥淢uchas organizaciones sociales hemos denunciado el Pacto Europeo de las Migraciones porque creemos que refuerza el enfoque de seguridad de las fronteras y la criminalizaci贸n de la migraci贸n, olvid谩ndose completamente de los tratados internacionales que han sido hist贸ricamente ratificados y su obligaci贸n de garantizar los derechos humanos鈥, explica Irene Bello Quintana, presidenta de la Coordinadora de Organizaciones para el Desarrollo (CONGDE)

La CONGDE lanz贸 un comunicado en ocasi贸n de la Cumbre de la OTAN en el que alertaba contra la iniciativa del gobierno de incluir las migraciones como amenaza h铆brida. En el mismo tambi茅n denunciaban, dentro de la estrategia de combatir las migraciones a toda costa, el uso de fondos de cooperaci贸n para el control migratorio, la condicionalidad de la ayuda a cuestiones migratorias, o los acuerdos de asociaci贸n con terceros pa铆ses para detener la migraci贸n. Otro ejemplo: 鈥淓n el 2015 se firm贸 el acuerdo llamado El Fondo Fiduciario para 脕frica, un fondo destinado a contener la migraci贸n en los pa铆ses de origen en 脕frica. Para nosotros se trata de limitar el propio derecho humano a la movilidad鈥, sentencia Bello Quintana. Todas estas maniobras y asignaci贸n de recursos se dar铆an, denuncian, en un marco de opacidad muy dif铆cil de fiscalizar.

As铆, desde la CONGDE, explica su presidenta, 鈥減ensar o entender que las personas que huyen de conflictos, de violencia, de miseria y de violaciones de los derechos humanos est谩n constituyendo una amenaza para desestabilizar un pa铆s o incluso la soberan铆a de un pa铆s, no tiene ning煤n sentido鈥, no solo eso, considera que profundizar en esta v铆a supondr谩 una mayor violaci贸n de los derechos humanos de las personas migrantes.

鈥淗abr谩 que ver la funci贸n que se da a las Fuerzas Armadas de los diferentes estados desde esta conceptualizaci贸n de la migraci贸n como una amenaza h铆brida, al mismo tiempo que se multiplica el presupuesto de Frontex en un intento de generar una gran polic铆a para el control fronteras鈥, plantea por su parte Andr茅s Garc铆a Berrio de Ir铆dia. Un ensalzamiento de lo securitario, coincide, que solo produce el incremento de muertes en fronteras.

Porque, 驴qui茅n amenaza a quien?, se plantea Fernanda Calleja de Regularizaci贸n Ya. Desde el movimiento antirracista recuerdan, como explica Calleja, que la guerra ya se la est谩n haciendo a las personas del sur global 鈥渘os dicen 驴pero de qu茅 guerra est谩n saliendo o de que bombas est谩n escapando? La guerra nos la hacen con las transnacionales, nos la hacen con la dominaci贸n de los gobiernos que han hecho que miles de personas tengamos que salir de nuestros territorios. Nos desplazan cuando en nuestros mismos territorios no podemos tener derechos humanos鈥. La activista de Regularizaci贸n Ya, nicarag眉ense, recuerda c贸mo lejos de la l贸gica de la amenaza, 鈥渧enimos aqu铆 porque queremos darle a nuestra familia derechos b谩sicos como son la alimentaci贸n, una casa digna, salud digna鈥.

Es el racismo, 鈥渆l que legitima la militarizaci贸n de nuestras fronteras y el genocidio 鈥攓ue es cuando est谩s tratando de eliminar a ciertas poblaciones que es lo que est谩 haciendo Europa con las poblaciones del Sur global鈥, apunta Calleja, que establece un paralelismo: del mismo modo que la ultraderecha alarma al explicitar discursos que ya habitan las pol铆ticas del gobierno progresista, la profundizaci贸n en la securitizaci贸n en el marco de la OTAN, es legitimar de la mano de una organizaci贸n global un discurso que ya exist铆a. Y es que la OTAN, recuerda, se creo para salvaguardar la paz 鈥減ero la paz de qui茅nes鈥, cuestiona Calleja de un organismo que solo incluye una parte minoritaria de los 200 estados que existen en el mundo: 鈥淎l final la OTAN est谩 para salvaguardar la supremac铆a blanca, basta verles: son todos hombres, son todos blancos y son los 30 pa铆ses que dominan la econom铆a global鈥.

鈥淗abr谩 que ver la funci贸n que se da a las Fuerzas Armadas de los diferentes estados desde esta conceptualizaci贸n de la migraci贸n como una amenaza h铆brida, al mismo tiempo que se multiplica el presupuesto de Frontex en un intento de generar una gran polic铆a para el control fronteras鈥

Instrumentalizaci贸n, mafias y migraci贸n ilegal

Considerar las migraciones como una amenaza a la seguridad de los pa铆ses implica un desplazamiento del foco de las personas migrantes con sus necesidades y derechos, hacia los intereses de los estados, el rol de las llamadas mafias, o el car谩cter ilegal de los desplazamientos. En los 煤ltimos a帽os se ha hecho cada vez m谩s presente la ret贸rica de la migraci贸n como herramienta en manos de pa铆ses lim铆trofes, desde Turqu铆a a Bielorrusia pasando por Marruecos, una narrativa que se ha visto acompa帽ada por la militarizaci贸n de las fronteras:  como pudimos ver en la frontera griega o en la polaca, o, en mayo de 2021, en Ceuta, cuando el ej茅rcito fue el encargado de repeler la llegada de personas migrantes.  鈥淓l momento en el que se aplican an谩lisis exclusivamente desde la geopol铆tica y las relaciones entre Estados, se deja de ver a personas. Son deshumanizadas para convertirse en herramientas de los estados para promover sus intereses鈥, alerta Garc铆a Berrio.

Junto al marco se帽alado de instrumentalizaci贸n, se insiste en el termino 鈥渕igraci贸n ilegal鈥, y en se帽alar, como se ha oido repetidamente en los 煤ltimos d铆as, que la amenaza a combatir son las mafias. 鈥淟as personas que al final acaban ejerciendo un movimiento migratorio por v铆as no legales y seguras lo hacen porque no hay otra opci贸n鈥, recuerda Garc铆a Berrio, el planteamiento sin embargo no parece ser abrir estas v铆as, si no cerrar toda ruta, mientras que pedir asilo se torna imposible. Decenas de personas sudanesas (susceptibles a ser solicitantes de asilo por la situaci贸n en su pa铆s), est谩n siendo juzgados en Nador por su participaci贸n en el salto a la valla. 鈥淪e dice mucho: vamos a rescatar a las personas migrantes, a combatir a las mafias, cuando realmente las medidas que se est谩n tomando no son humanitarias para rescatar personas, sino que se est谩 utilizando los mismos medios militares y policiales que usas para combatir el crimen鈥, enmarca Ruiz esta situaci贸n.

Las llamadas mafias, por otro lado, explica la integrante del Centre Del脿s, lo que hacen al final es ofrecer lo que no ofrecen los estados, v铆as para la migraci贸n, algo que no sucede, insiste, solo con las personas que migran por razones econ贸micas, si no tampoco para quienes podr铆an solicitar asilo. 鈥淓res un mal migrante si utilizas una mafia para para llegar hasta aqu铆 y adem谩s eres peor migrante si lo haces por motivos econ贸micos, porque el buen migrante es aquel que huye de una guerra鈥.  Sin embargo, cuando se combate a las mafias, explica, al final lo que se est谩 haciendo es 鈥渃ortar el 煤nico recurso que tienen tambi茅n estas personas para huir de la violencia, ya sea econ贸mica, f铆sica, o medioambiental鈥, lo que subyace es un 鈥渘o os queremos permitir llegar, de ninguna manera, las mafias son solo una excusa鈥.

鈥淣o nos cre铆an, pero ah铆 est谩 el gobierno progresista, racista como siempre lo ha sido, que aunque no lleva el discurso de la ultraderecha, comparte sus acciones鈥

Respuesta

Qu茅 hacer ante esta mirada sobre la migraci贸n que apuesta de manera cada vez m谩s abierta por la militarizaci贸n y se aleja a marchas forzadas de cualquier paradigma de derechos humanos. 鈥淐reo que el margen de maniobra que tenemos tiene que ver con generar una ola de antirracismo que sea capaz de hacer frente y condicionar gobiernos y considero que estamos ya en el camino鈥, explica Garc铆a Berrio, quien aboga por hacer lo posible por sustraerse a la paralizaci贸n. 鈥淯no de los mayores problemas que nos generan estos marcos dist贸picos, como calificar a las migraciones como una amenaza h铆brida en un marco geopol铆tico y militar, es precisamente hacernos pensar que no vamos a poder hacer nada鈥, frente a esto, se帽ala el potencial de las comunidades antirracistas y migrantes auto organizadas, y apuesta por trabajar desde un plano internacional y generar v铆nculos entre el norte y el sur. Es con movilizaciones antirracistas y en defensa de los derechos de las personas migrantes en Reino Unido, por ejemplo, como se frustr贸 el primer vuelo que estaba destinado a llevar a solicitantes de asilo a Ruanda, en el 鈥渄ist贸pico鈥 plan que Londres present贸 hace unos meses con el que pretende trasladar a este pa铆s africano a quienes lleguen a territorio ingl茅s para pedir asilo.

La respuesta a la masacre de Melilla por parte de un movimiento antirracista bien articulado en todo el estado y la r谩pida adhesi贸n a las demandas de los colectivos en la ciudad aut贸noma, dan muestras tambi茅n de este potencial de respuesta y movilizaci贸n:  鈥淒esde las bases m谩s racializadas siempre hemos tenido que estar organizadas para sobrevivir. Venimos de diferentes trincheras y aqu铆 nos encontramos y seguimos luchando. Traemos muchas maneras de organizaci贸n鈥, estos precedentes, junto a las facilidades tecnol贸gicas de coordinaci贸n, explica Calleja, han posibilitado una respuesta inmediata y amplia. Para esta activista el hecho de que emergiese a la agenda p煤blica la brutalidad de lo sucedido en la frontera 鈥攖ambi茅n con im谩genes innecesariametne amarillistas, que probablemente no se hubieran mostrado de ser blancas las v铆ctimas, apunta鈥 ha supuesto un revulsivo para movilizar a amplias capas. Lamenta, sin embargo, que haya tenido que pasar algo as铆 para que m谩s sectores sociales reconozcan el racismo en la frontera que desde el antirracismo se viene denunciando. 鈥淣o nos cre铆an, pero ah铆 est谩 el gobierno progresista, racista como siempre lo ha sido, que aunque no lleva el discurso de la ultraderecha, comparte sus acciones鈥.

Share



Fuente: Asociaciongerminal.org