February 18, 2021
De parte de Valladolor
377 puntos de vista


Durante la semana pasada, el ayuntamiento de Valladolid ha presentado su proyecto para la construcci贸n de los nuevos barrios que se alzar谩n en los terrenos liberados por los antiguos talleres de Renfe (Delicias) as铆 como de los terrenos que Renfe a煤n mantiene en el Pol铆gono Argales (Adif, Redalsa) y en la zona de la Estaci贸n de Ariza. En dicho proyecto, se prev茅 la construcci贸n de la nueva Estaci贸n de autobuses (en la zona de los antiguos talleres), as铆 como la ampliaci贸n de la hist贸rica Estaci贸n del Norte.

Del proyecto original, dibujado primero por Ricardo Bofill (por lo que percibi贸 70.000 euros) y definitivamente por el megal贸mano plan Rogers (1,4 millones), ha quedado una enorme deuda (de alrededor de 400 millones) que provoc贸 la casi quiebra de la sociedad Valladolid Alta Velocidad y, unido a la crisis econ贸mica de 2008, la cancelaci贸n y abandono del proyecto fara贸nico del soterramiento. 

Pens谩bamos que, con ello, se hab铆an superado tambi茅n ciertas inercias. Como la de fiar todo proyecto urban铆stico municipal a la venta de suelo y a la especulaci贸n inmobiliaria. Como la de construir miles de viviendas que luego el mercado no asume y pasan a engrosar las carteras de bancos, inmobiliarias y especuladores. Pero parece claro que la deuda es la deuda.

El nuevo proyecto pretende desarrollarse en 4 zonas en las que la enajenaci贸n del suelo deber铆a servir al ayuntamiento para sanear las cuentas de la citada sociedad. En 茅l, se incluyen la construcci贸n de alrededor de 200 viviendas en la actual estaci贸n de buses, alrededor de 2.700 viviendas en los antiguos Talleres de Renfe (adem谩s de una nueva estaci贸n de buses y una gran plaza), otras 600 en la zona de Ariza y hasta 2.500 en los terrenos que Renfe pos茅e en Argales. En total, m谩s de 6000 viviendas nuevas.

Debemos recordar en este punto que la ciudad de Valladolid ha perdido en los 煤ltimos a帽os poblaci贸n (bajando de los 300.000 habitantes) y que en la actualidad existen cerca de 30.000 viviendas vac铆as en Valladolid y su entorno. 驴Son necesarias por tanto todas esas viviendas nuevas? Es cierto que existe dificultad para acceder a la vivienda, entre la gente joven y trabajadora, fundamentalmente. Tambi茅n lo es que, en el proyecto, en la zona de Delicias, se incluye un 32% de vivienda de protecci贸n social. Pero vemos excesivo a todas luces para el volumen de la ciudad el n煤mero de viviendas proyectadas. Y lo que menos entendemos es la posibilidad de construir bloques de 16 y 18 pisos en estas zonas. La ciudad ya ha sufrido varias operaciones especulativas a lo largo de su historia que han demostrado claramente como el desarrollismo sin criterio solo sirve para destrozar el patrimonio, enriquecer a unos cuantos y empobrecer a todos los dem谩s.

La descontaminaci贸n del amianto. Una tarea urgente.

En los antiguos talleres de Renfe y en el pol铆gono argales, en los terrenos de Ariza y en la zona de la estaci贸n de trenes de la calle Recondo, las placas de amianto est谩n a la vista. Llevan all铆 50 a帽os, contaminando el aire y causando la muerte silenciosa de decenas de trabajadores y familiares. 

El tema del amianto es de verdadera urgencia en Valladolid. A la descontaminaci贸n de los antiguos talleres, anunciada a partir del a帽o 2022 si la urbanizaci贸n de la zona se desarrolla como est谩 establecido, se suman otros muchos puntos de la ciudad. Repasamos, solo, los m谩s importantes:

– Los terrenos de la antigua f谩brica de URALITA en la carretera Madrid, que se han convertido en alguna de sus partes en verdaderos vertederos ilegales. A la descontaminaci贸n del suelo, se debe unir la limpieza completa del entorno, un estudio del suelo y una renaturalizaci贸n. Y, por qu茅 no, un espacio verde amplio que pueda devolver al terreno la vida despu茅s de tanto fibrocemento acumulado.

– La sustituci贸n completa de todo el sistema de tuber铆a de la red de suministro de Aquavall, tuber铆a que en origen era de fibrocemento y que est谩 siendo actualmente “arreglada” en varios tramos (como en la calle Soto, por ejemplo). Nos han asegurado que no se sustituye la tuber铆a sino que se introduce en su interior una nueva. Esto supondr铆a dejar para ma帽ana una contaminaci贸n que sobra ya hoy.

– La descontaminaci贸n completa de los terrenos de los antiguos talleres de Renfe en el barrio de las Delicias, que no se reduce a la retirada de la uralita visible, sino a la limpieza del terreno de todos los materiales derivados del amianto en tantos utiles ferroviarios, desde frenos a tuber铆as. 

– La descontaminaci贸n del Pol铆gono Argales y la retirada progresiva de toda la uralita de la ciudad. Para ello deber铆a existir un verdadero servicio p煤blico de descontaminaci贸n que se hiciese cargo de la retirada de uralitas de particulares y empresas. 

– El ayuntamiento deber铆a dar ejemplo desde ya retirando todo el amianto de sus propias instalaciones. Por poner un simple ejemplo, las tuber铆as del antiguo Mercado Central en la calle Cig眉e帽a, que hoy es un centro c铆vico, una piscina y un centro de salud. Las tuber铆as, mientras no se rompan, no parece que pase nada… pero todo este material tiene muchos a帽os y su vida 煤til ya est谩 agotada.

Valladolid, la ciudad.

Solo hemos querido tocar brevemente en este art铆culo el problema urban铆stico por la importancia que damos al medio y la salud de sus habitantes, centr谩ndonos en la denuncia de problema del amianto. Pero es evidente que la operaci贸n de la que hablamos es de una importancia trascendental para la ciudad de Valladolid en el plano urban铆stico y su desarrollo en los pr贸ximos a帽os. 

Nuestra ciudad ha crecido con todos los desarrollos econ贸micos desde la Edad Media en que naci贸 (hace m谩s de 1000 a帽os), desde el proto capitalismo temprano (siglos SXIII, XV), a su crecimiento como capital y corte en el siglo SVI, desde la decadencia de Castilla (siglo XVII), volviendo a recuperarse poco a poco con el lento desarrollo burgu茅s del estado espa帽ol (siglos XVIII, XIX y XX). Esto ha hecho que la ciudad sea fruto de la burgues铆a castellana y de sus diversos desarrollos. As铆 como de las masas de trabajadores que han trabajado y trabajamos en ella. La diferencia entre Delicias y la calle Recondo est谩 en esa diferencia de clases. 

La destrucci贸n del patrimonio realizada en todos esos desarrollos (como en el infame desarrollismo franquista de los 60 que acab贸 con buena parte del centro hist贸rico de la villa) han dejado una ciudad dividida, con restos hist贸ricos de muy diverso tipo.

Quiz谩s, no sea posible una ciudad humana. Pero los trabajadores que vivimos en ella debemos luchar por nuestras condiciones de vida y nuestra memoria. La conservaci贸n de los tallares catalogados, de la rotonda de trenes, deben ir unidos a una conservaci贸n del por qu茅 de la disposici贸n de esta ciudad y a su verdadera historia: la plaza Virgina Gonz谩lez o la calle Bartolom茅 Benassar podr铆an ser un ejemplo. Que las calles y plazas, los centros c铆vicos, sociales y culturales fueran m谩s que los edificios de oficinas podr铆a ser otro. De nosotros depende.

El motor de la historia es la lucha de clase 

(Karl Marx).





Fuente: Valladolorentodaspartes.blogspot.com