January 20, 2023
De parte de Nodo50
163 puntos de vista

El 20 de enero de 1973 fue asesinado, en Conakry (Guinea), Am铆lcar Cabral. Considerado como uno de los principales ide贸logos africanos del siglo XX y cuyo pensamiento ha trascendido su espacio y momento hist贸rico. Su pensamiento sigue siendo relevante en distintas partes del mundo, incluida Am茅rica Latina.

Cabral naci贸 en septiembre de 1924, en la entonces colonia de Guinea Portuguesa, que inclu铆a el terreno continental de la actual Rep煤blica de Guinea Bissau y el archipi茅lago de la actual Rep煤blica de Cabo Verde. De familia caboverdiana, vivi贸 las graves secuelas de las sequias, hambrunas mortales y pobreza en el archipi茅lago. En ese contexto empez贸 la g茅nesis de su consciencia cr铆tica y rebelde y su compromiso con los sectores sociales m谩s pauperizados e ignorados.

Cuando la mayor铆a de los territorios coloniales en 脕frica estaban en proceso de obtener su independencia, la dictadura portuguesa decidi贸 declarar a sus cuatro colonias en 脕frica como 鈥減rovincias de ultramar鈥, negando toda posibilidad de obtener la independencia, negando a esos pueblos los derechos humanos fundamentales.

Con una beca, Cabral pudo estudiar ingeniera en suelos en Portugal. Sab铆a que su formaci贸n en escuelas coloniales era deficiente y decidi贸 convertirse en autodidacta, estudio historia de 脕frica (que seg煤n el ultra colonialismo portugu茅s no exist铆a), ciencia pol铆tica y filosof铆a, entre otros campos. De esa 茅poca data su rechazo a todas las formas de dogmatismo y la convicci贸n de que era necesario teorizar su propia realidad, pero no como un ejercicio intelectual, sino como una v铆a para encontrar soluciones concretas para los pueblos que conformaban la colonia.

Cuando concluy贸 sus estudios decidi贸 regresar a Guinea Bissau, para convertirse en un 鈥渋ngeniero de segunda鈥, como Cabral explicaba. Por su trabajo profesional, pudo recorrer todo el territorio de Guinea Bissau para elaborar reportes t茅cnicos. Eso le permiti贸 conocer las historias y las culturas de los pueblos m谩s ignorados y empobrecidos, en el interior de la colonia, de tierras bajas inundables, con plagas de insectos, deterioro de suelos y altos niveles de analfabetismo. La rebeld铆a anticolonial de esos pueblos del interior solo fue vencida a mediados de la primera d茅cada del siglo XX. Al colonialismo portugu茅s solo le interesaba recaudar impuestos, a trav茅s de jefes 茅tnicos, sin penetrar en esas zonas calificadas como inh贸spitas.

En la clandestinidad, en 1956, Cabral -junto con un peque帽o grupo de incipientes nacionalistas- fund贸 el Partido Africano para la Independencia de Guinea y Cabo Verde (PAIGC). En 1959, cuando un connato de rebeld铆a de estibadores en Bissau fue reprimido en forma violenta, el PAIGC consider贸 que hab铆a llegado el momento de tomar las armas para combatir al colonialismo. Algunos militantes del PAIGC -incluido Cabral- recibieron entrenamiento militar en Argelia. Las primeras c茅lulas del movimiento eran urbanas, pero casi de inmediato se dieron cuenta que la lucha deb铆a llevarse a cabo en las regiones del interior, tomando en cuenta sus formas de resistencia cultural.

Cuando comenz贸 la lucha armada, la colonia de Guinea Portuguesa era casi desconocida a nivel internacional. Desde inicios de la d茅cada de 1960 el PAIGC logr贸 crear zonas liberadas, con la fundaci贸n de escuelas para toda la poblaci贸n -incluidas las mujeres- inspiradas en el pensamiento del brasile帽o Paulo Freire, con la producci贸n de libros escolares, cl铆nicas improvisadas, agricultura de auto subsistencia y desarrollando formas innovativas de organizaci贸n sociopol铆tica, con base en las culturas locales. A inicios de la d茅cada de 1970, los portugueses solo ocupaban una parte marginal de Guinea Bissau, a pesar de contar con el respaldo militar de la Organizaci贸n del Atl谩ntico Norte (OTAN), que aport贸 armamento sofisticado y bombas de napalm, atacando a la poblaci贸n civil. En Cabo Verde no fue posible desarrollar la lucha armada por su condici贸n insular.

Am铆lcar Cabral era un l铆der carism谩tico, inteligente y gran escritor. Ten铆a la capacidad de comunicarse con la gente m谩s humilde de la colonia, pero tambi茅n con c铆rculos intelectuales y pol铆ticos a nivel internacional. Escribi贸 muchos textos, algunos peque帽os y otros probablemente ya perdidos. Entre esos destacan sus escritos en torno a la cultura nacional, su papel en los movimientos de liberaci贸n y la relevancia de la historia. En contra de los prejuicios dominantes, Cabral afirm贸 que no pod铆a existir ning煤n grupo humano -sin importar el color de su piel, su nivel de desarrollo y su situaci贸n socioecon贸mica- sin historia y sin cultura, la cual defin铆a como la s铆ntesis, m谩s o menos din谩mica, de las relaciones, por un lado, entre los seres humanos, y por otro, entre los seres humanos y la naturaleza. Observ贸 que la resistencia ante cualquier forma de opresi贸n nace en la cultura del pueblo sojuzgado y por eso los opresores buscan destruir esa cultura, lo que es imposible. En la clandestinidad y no apreciable para ojos externos, esa cultura persiste. Cuestion贸 los aspectos negativos que existen en todas las culturas, como la poligamia y la falta de igualdad entre mujeres y hombres, concepto revolucionario en la d茅cada de 1960.

La finalidad del movimiento de liberaci贸n no se limitaba al fin del colonialismo, sino a la construcci贸n de una sociedad m谩s justa. Conoc铆a las fallas de algunos pa铆ses africanos independizados en relaci贸n con la construcci贸n de un Estado y cuyos lideres olvidaban su compromiso con los sectores m谩s explotados, lo que lamentablemente sucedi贸 en Guinea Bissau.

Meses despu茅s de su asesinato, en las zonas liberadas de Guinea Bissau se declar贸 unilateralmente el Estado independiente, basado en comicios. Fue electo su hermano, Luiz, de triste memoria. En 1974, despu茅s de ser derrocada la dictadura en Lisboa, Portugal reconoci贸 la independencia de Guinea Bissau y en 1975 las independencias de Cabo Verde y de las otras tres colonias africanas.

Cabral siempre afirm贸 la necesidad de mantener unidas a la parte continental con la insular, pero en 1980, con el golpe de Estado en contra de Luiz Cabral, los planes de unificaci贸n fueron abandonados. Mientras que Cabo Verde es considerado como uno de los pa铆ses m谩s democr谩ticos de 脕frica, con estabilidad econ贸mica y pol铆tica, Guinea Bissau cay贸 en una espiral de golpes de Estado, corrupci贸n y tr谩fico de seres humanos y drogas. El actual jefe de Estado, un exmilitar electo en 2020 por un periodo de cinco a帽os ha prometido la lucha contra la corrupci贸n y el narcotr谩fico. Aunque el camino parece dif铆cil, Cabral rechazaba el pesimismo y el fatalismo.

El pensamiento de Cabral sigue vivo en distintas partes del mundo, en especial entre los pueblos originarios de Am茅rica Latina y 脕frica.

*Profesora-Investigadora del Centro de Estudios de Asia y 脕frica, El Colegio de M茅xico <hvarela@colmex.mx>




Fuente: Desinformemonos.org