March 31, 2023
De parte de Kurdistan America Latina
2,487 puntos de vista

En su informe anual sobre Ir谩n, Amnist铆a Internacional (AI) se帽al贸 que la tortura y la injusticia son sistem谩ticas en la Rep煤blica Isl谩mica, y que todav铆a prevalece la impunidad.

AI denunci贸 la 鈥渉ipocres铆a鈥 de los estados del mundo ante las violaciones de derechos en territorio iran铆.

A continuaci贸n, se exponen algunos de los aspectos m谩s destacados del informe:

Personas LGBTI

Las personas LGBTI sufrieron discriminaci贸n y violencia sist茅micas. Las relaciones sexuales consentidas entre personas del mismo sexo segu铆an estando penalizadas, con castigos que iban desde la flagelaci贸n a la pena de muerte. Las 鈥渢erapias de conversi贸n鈥 avaladas por el Estado, equivalentes a tortura u otros malos tratos, segu铆an siendo frecuentes, incluso contra menores. La terapia hormonal y los procedimientos quir煤rgicos, incluida la esterilizaci贸n, eran obligatorios para los cambios legales de g茅nero. Las personas no conformes con su g茅nero corr铆an el riesgo de ser criminalizadas y de que se les negara el acceso a la educaci贸n y al empleo. En agosto, la defensora de los derechos de las personas LGBTI ZahraSedighi-Hamadani, conocida como Sareh, y otra mujer, ElhamChoubdar, fueron condenadas a muerte por 鈥渃orrupci贸n en la tierra鈥 por un Tribunal Revolucionario de Urumieh, provincia de Azerbaiy谩n Occidental, debido a su orientaci贸n sexual y/o identidad de g茅nero real o supuesta, y a sus actividades en redes sociales en apoyo de las comunidades LGBTI.

El Tribunal Supremo anul贸 su condena y sentencia en diciembre y remiti贸 su caso para un nuevo juicio.

Mujeres y ni帽as

Las autoridades continuaron tratando a las mujeres como ciudadanas de segunda clase, incluso en relaci贸n con el matrimonio, el divorcio, la custodia de los hijos, el empleo, la herencia y los cargos pol铆ticos. La edad legal para contraer matrimonio para las ni帽as segu铆a siendo de 13 a帽os, y los padres pod铆an obtener permiso judicial para que sus hijas se casaran a una edad m谩s temprana.

Las mujeres y las ni帽as estuvieron en primera l铆nea del levantamiento popular, desafiando d茅cadas de discriminaci贸n y violencia de g茅nero, y desafiando las leyes discriminatorias y degradantes sobre el velo obligatorio, que les hac铆an enfrentarse a diario al acoso y la violencia de agentes estatales y no estatales, a la detenci贸n arbitraria, la tortura y otros malos tratos, y a la negaci贸n del acceso a la educaci贸n, el empleo y los espacios p煤blicos.

La aplicaci贸n de estas leyes fue m谩s estricta a mediados de 2022, y culmin贸 con la muerte bajo custodia de Mahsa (Zhina) Amini en septiembre, d铆as despu茅s de ser detenida violentamente por la polic铆a iran铆 de 鈥渕oralidad鈥, en medio de informes cre铆bles de tortura y otros malos tratos. Las autoridades no proporcionaron a las reclusas atenci贸n m茅dica adecuada y espec铆fica para su g茅nero. El proyecto de ley 鈥淒efensa de la dignidad y protecci贸n de las mujeres contra la violencia鈥, presentado m谩s de una d茅cada antes, se estanc贸 en el Parlamento. Los legisladores no revisaron el proyecto de ley para tipificar la violencia dom茅stica como delito independiente, tipificar como delito la violaci贸n marital y el matrimonio infantil, o garantizar que los hombres que asesinaban a sus esposas o hijas recib铆an penas proporcionadas.

Pena de muerte

Las ejecuciones aumentaron con respecto al a帽o anterior y se reanudaron las ejecuciones p煤blicas, tras un par茅ntesis de dos a帽os. Las autoridades utilizaron la pena de muerte como herramienta de represi贸n pol铆tica contra manifestantes, disidentes y minor铆as 茅tnicas. La minor铆a oprimida baluche constituy贸 un n煤mero desproporcionado de los ejecutados. La pena de muerte se impuso tras juicios manifiestamente injustos, incluso por delitos que no alcanzaban el umbral de los 鈥渄elitos m谩s graves鈥, como tr谩fico de drogas, corrupci贸n financiera, vandalismo y por actos protegidos por el derecho internacional de los derechos humanos, incluido el ejercicio pac铆fico del derecho a la libertad de expresi贸n. Varias personas fueron ejecutadas por delitos cometidos cuando eran menores de edad; decenas de otras, que ten铆an menos de 18 a帽os en el momento del delito, permanec铆an en el corredor de la muerte.

Detenci贸n arbitraria y juicios injustos

Miles de personas fueron detenidas arbitrariamente y/o procesadas injustamente a lo largo del a帽o por ejercer pac铆ficamente sus derechos humanos; muchas continuaron encarceladas injustamente. Seg煤n una declaraci贸n oficial grabada en audio y filtrada, entre 15.000 y 16.000 personas fueron detenidas durante las primeras semanas de la revuelta. Las autoridades continuaron con las detenciones arbitrarias masivas hasta finales de a帽o y sometieron a muchas personas a procesamientos injustos y juicios sin garant铆as. Dos j贸venes fueron ejecutados arbitrariamente en relaci贸n con el levantamiento nacional tras juicios falsos y sin previo aviso a sus familias, mientras que decenas de otras personas estaban condenadas a muerte o segu铆an procesadas por cargos capitales demasiado amplios, como 鈥渆nemistad con Dios鈥 (moharebeh) y 鈥渃orrupci贸n en la tierra鈥 (efsad-e fel-arz). Las autoridades reprimieron a煤n m谩s a la sociedad civil, sometiendo a detenci贸n arbitraria y/o procesamiento injusto a cientos de defensores de los derechos humanos, abogados, periodistas, disidentes pol铆ticos, activistas, conservacionistas, escritores, artistas, m煤sicos, estudiantes universitarios y escolares. Cientos de trabajadores, entre ellos docentes, fueron objeto de detenci贸n arbitraria por declararse en huelga, participar en concentraciones del D铆a Internacional de los Trabajadores, o plantear de otro modo su preocupaci贸n por los derechos de los trabajadores.

Tortura y otros malos tratos

La tortura y otros malos tratos, como la reclusi贸n prolongada en r茅gimen de aislamiento y la denegaci贸n deliberada de atenci贸n m茅dica, segu铆an siendo pr谩cticas generalizadas y sistem谩ticas. En la televisi贸n estatal se difundieron 鈥渃onfesiones鈥 forzadas, obtenidas mediante tortura y otros malos tratos. Las autoridades penitenciarias y fiscales, dependientes del Poder Judicial, reclu铆an a los presos en condiciones crueles e inhumanas, caracterizadas por el hacinamiento, las deficientes condiciones de salubridad, la alimentaci贸n y el agua inadecuados, la insuficiencia de camas, la mala ventilaci贸n y la infestaci贸n de insectos. Decenas de personas murieron bajo custodia en circunstancias sospechosas, que implicaban informes cre铆bles de tortura f铆sica y/o negaci贸n de atenci贸n m茅dica. No se llevaron a cabo investigaciones acordes con las normas internacionales.

FUENTE: ANF / Edici贸n: Kurdist谩n Am茅rica Latina

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org