April 15, 2022
De parte de Contrainformacion Anarquista
2,645 puntos de vista
  • Recibido por correo electr贸nico.
  • Bienvenidos a la segunda fase del Gran Reajuste: la guerra.

    Mientras que la pandemia aclimat贸 al mundo a los cierres, normaliz贸 la aceptaci贸n de medicamentos experimentales, precipit贸 la mayor transferencia de riqueza a las corporaciones diezmando las PYMES y ajust贸 la memoria muscular de las operaciones de la fuerza de trabajo en preparaci贸n para un futuro cibern茅tico, se requer铆a un vector adicional para acelerar el colapso econ贸mico antes de que las naciones puedan 芦reconstruir mejor禄.

    A continuaci贸n presento varias formas en las que el actual conflicto entre Rusia y Ucrania es el pr贸ximo catalizador de la agenda del Gran Reajuste del Foro Econ贸mico Mundial, facilitado por una red interconectada de actores globales y una red difusa de asociaciones p煤blico-privadas.

    1. La guerra entre Rusia y Ucrania ya est谩 causando una interrupci贸n sin precedentes en las cadenas de suministro mundiales, exacerbando la escasez de combustible e induciendo niveles cr贸nicos de inflaci贸n.

    Mientras las tensiones geopol铆ticas se transforman en un conflicto prolongado entre la OTAN y el eje chino-ruso, una segunda contracci贸n puede sumir a la econom铆a en una estanflaci贸n.

    En los a帽os venideros, la combinaci贸n de un crecimiento insuficiente y una inflaci贸n galopante obligar谩 a una subclase econ贸mica mundial a recurrir a microcontratos de trabajo y a empleos mal remunerados en una econom铆a emergente.

    Otra recesi贸n agravar谩 la sed de recursos a nivel mundial, reducir谩 las posibilidades de autosuficiencia y aumentar谩 significativamente la dependencia de los subsidios gubernamentales.

    Con la inmiseraci贸n de una parte importante de la mano de obra mundial que se vislumbra en el horizonte, esto bien podr铆a ser el preludio de la introducci贸n de una Renta B谩sica Universal, que llevar铆a a un orden neofeudal altamente estratificado.

    Por lo tanto, la ominosa predicci贸n del Foro Econ贸mico Mundial de que 芦no poseeremos nada y seremos felices禄 en 2030 parece estar desarroll谩ndose con una rapidez espeluznante.

    2. Las consecuencias econ贸micas de la guerra conducir谩n a una dram谩tica reducci贸n de la mano de obra mundial.

    Los arquitectos del Great Reset han anticipado esta tendencia durante varios a帽os y aprovechar谩n estas turbulencias econ贸micas impulsando el papel de las tecnolog铆as disruptivas para hacer frente a los desaf铆os globales y alterar fundamentalmente los modelos empresariales tradicionales para seguir el ritmo de los r谩pidos cambios tecnol贸gicos.

    Al igual que la pandemia, la preparaci贸n para las cat谩strofes en la era de los conflictos depender谩 en gran medida de la voluntad de adoptar innovaciones tecnol贸gicas espec铆ficas en las esferas p煤blica y privada para que las generaciones futuras puedan abastecer la demanda de mano de obra del Gran Reinicio.

    Un tema recurrente en Shaping the Future of the Fourth Industrial Revolution, de Klaus Schwab, es que las innovaciones tecnol贸gicas y cient铆ficas revolucionarias dejar谩n de estar relegadas al mundo f铆sico que nos rodea para convertirse en extensiones de nosotros mismos.

    Destaca la primac铆a de las tecnolog铆as emergentes en una mano de obra de nueva generaci贸n y subraya la urgencia de impulsar los planes de digitalizaci贸n de varios aspectos de la mano de obra mundial mediante soluciones escalables basadas en la tecnolog铆a.

    Los que encabezan el Great Reset tratan de gestionar el riesgo geopol铆tico creando nuevos mercados que giran en torno a las innovaciones digitales, las estrategias electr贸nicas, la mano de obra telepresente, la Inteligencia Artificial, la rob贸tica, la nanotecnolog铆a, el Internet de los objetos y el Internet de los cuerpos.

    La velocidad vertiginosa a la que se est谩n desplegando las tecnolog铆as de IA sugiere que la optimizaci贸n de dichas tecnolog铆as afectar谩 inicialmente a las industrias y profesiones tradicionales que ofrecen una red de seguridad para cientos de millones de trabajadores, como la agricultura, el comercio minorista, la restauraci贸n, la industria manufacturera y las industrias de mensajer铆a.

    Muchos de los puestos de trabajo que se perder谩n en los pr贸ximos a帽os ya iban hacia el despido y es poco probable que se recuperen una vez que se asiente el polvo

    Sin embargo, la automatizaci贸n en forma de robots, software inteligente y aprendizaje autom谩tico no se limitar谩 a los trabajos rutinarios, repetitivos y predecibles.

    Los sistemas de IA est谩n a punto de automatizar en su totalidad varios empleos de cuello blanco, sobre todo en 谩reas que implican el procesamiento de informaci贸n y el reconocimiento de patrones, como la contabilidad, los recursos humanos y los puestos de direcci贸n intermedios.

    Aunque anticipar las tendencias futuras del empleo no es tarea f谩cil, se puede afirmar que la amenaza combinada de pandemias y guerras significa que la mano de obra est谩 a punto de sufrir una remodelaci贸n sin precedentes, con la tecnolog铆a reconfigurando la log铆stica, amenazando potencialmente cientos de millones de puestos de trabajo de cuello blanco y azul, dando lugar al mayor y m谩s r谩pido desplazamiento de puestos de trabajo de la historia y presagiando un cambio en el mercado laboral que antes era inconcebible.

    Aunque hace tiempo que se preve铆a que el aumento del uso de la tecnolog铆a en el sector privado provocar铆a una p茅rdida masiva de puestos de trabajo, los cierres por pandemia y la pr贸xima interrupci贸n causada por una guerra acelerar谩n este proceso, y a muchas empresas no les quedar谩 m谩s remedio que despedir al personal y sustituirlo por soluciones tecnol贸gicas creativas simplemente para la supervivencia de sus negocios.

    En otras palabras, muchos de los puestos de trabajo que se perder谩n en los pr贸ximos a帽os ya estaban encaminados al despido y es poco probable que se recuperen una vez que se asienten las aguas.

    3. La guerra ha reducido significativamente la dependencia de Europa del sector energ茅tico ruso y ha reforzado la importancia de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU y de las emisiones 芦netas禄, que son el n煤cleo del Great Reset.

    Los responsables pol铆ticos que marchan al ritmo del Great Reset han aprovechado las duras sanciones contra Rusia para acelerar el cambio hacia la energ铆a 芦verde禄 y reiterar la importancia de la descarbonizaci贸n como parte de la 芦lucha contra el cambio clim谩tico禄.

    Sin embargo, ser铆a muy miope suponer que el Great Reset est谩 orientado en 煤ltima instancia a la distribuci贸n equitativa de hidr贸geno 芦verde禄 y de combustibles sint茅ticos neutros en carbono que sustituyan a la gasolina y al gas贸leo.

    Aunque los ODS de la ONU son cruciales para la recuperaci贸n pospand茅mica, lo m谩s importante es que son fundamentales para la transformaci贸n del capitalismo de los accionistas, que ahora las 茅lites de Davos presumen como 芦capitalismo de las partes interesadas禄.

    Esto centralizar谩 el poder en las manos de los capitalistas accionistas bajo la apariencia ben茅vola de reinventar el capitalismo a trav茅s de medios m谩s justos y ecol贸gicos

    En t茅rminos econ贸micos, esto se refiere a un sistema en el que los gobiernos ya no son los 谩rbitros finales de las pol铆ticas estatales, ya que las corporaciones privadas no elegidas se convierten en los fideicomisarios de facto de la sociedad, asumiendo la responsabilidad directa de abordar los desaf铆os sociales, econ贸micos y ambientales del mundo a trav茅s de la cooperaci贸n macroecon贸mica y un modelo de gobernanza global de m煤ltiples partes interesadas.

    En el marco de esta construcci贸n econ贸mica, los conglomerados de activos pueden redirigir el flujo de capital mundial alineando las inversiones con los ODS de la ONU y configur谩ndolas como compatibles con la gobernanza ambiental, social y corporativa (ESG), de modo que puedan construirse nuevos mercados internacionales sobre el desastre y la miseria de cientos de millones de personas que potencialmente se tambalean por el colapso econ贸mico causado por la guerra.

    Por lo tanto, la guerra ofrece un enorme impulso para que los gobiernos que impulsan el reinicio busquen activamente la independencia energ茅tica, configuren los mercados hacia un 芦crecimiento verde e inclusivo禄 y, finalmente, lleven a las poblaciones hacia un sistema de tope y comercio, tambi茅n conocido como econom铆a de cr茅ditos de carbono.

    Esto centralizar谩 el poder en manos de los capitalistas interesados bajo la apariencia ben茅vola de reinventar el capitalismo a trav茅s de medios m谩s justos y ecol贸gicos, utilizando esl贸ganes enga帽osos como 芦Reconstruir mejor禄 sin sacrificar el imperativo de crecimiento perpetuo del capitalismo.

    4. La escasez de alimentos creada por la guerra ofrecer谩 un gran impulso a la industria de la biolog铆a sint茅tica, ya que la convergencia de las tecnolog铆as digitales con la ciencia de los materiales y la biolog铆a transformar谩 radicalmente el sector agr铆cola y fomentar谩 la adopci贸n de alternativas basadas en plantas y cultivadas en laboratorio a escala mundial.

    Rusia y Ucrania son los graneros del mundo y la escasez cr铆tica de cereales, fertilizantes, aceites vegetales y alimentos esenciales catapultar谩 la importancia de la biotecnolog铆a para la seguridad alimentaria y la sostenibilidad, y dar谩 lugar a varias empresas emergentes de imitaci贸n de carne similares a 芦Impossible Foods禄, cofinanciada por Bill Gates.

    Por lo tanto, cabe esperar que una mayor regulaci贸n gubernamental marque el comienzo de una dr谩stica revisi贸n de la producci贸n y el cultivo industrial de alimentos, lo que en 煤ltima instancia beneficiar谩 a la agroindustria y a los inversores en biotecnolog铆a, ya que los sistemas alimentarios se redise帽ar谩n mediante tecnolog铆as emergentes para cultivar prote铆nas 芦sostenibles禄 y cultivos patentados editados por genes CRISPR.

    5. La exclusi贸n de Rusia del SWIFT (Sociedad para las Telecomunicaciones Financieras Interbancarias Mundiales) presagia un reajuste econ贸mico que generar谩 precisamente el tipo de retroceso necesario para acorralar a grandes franjas de la poblaci贸n mundial en una red de control tecnocr谩tico.

    Tal y como han opinado varios economistas, el armamento de SWIFT, CHIPS (Sistema de Pagos Interbancarios de la C谩mara de Compensaci贸n) y el d贸lar estadounidense contra Rusia s贸lo servir谩 de acicate para que rivales geopol铆ticos como China aceleren el proceso de desdolarizaci贸n.

    El principal beneficiario de las sanciones econ贸micas contra Rusia parece ser China, que puede remodelar el mercado euroasi谩tico alentando a los Estados miembros de la Organizaci贸n de Cooperaci贸n de Shanghai (OCS) y del BRICS a eludir el ecosistema SWIFT y liquidar los pagos internacionales transfronterizos en el yuan digital.

    Aunque la demanda de criptodivisas experimentar谩 un enorme repunte, es probable que esto anime a muchos gobiernos a regular cada vez m谩s el sector mediante cadenas de bloques p煤blicas y a imponer una prohibici贸n multilateral de las criptodivisas descentralizadas.

    El cambio a las criptomonedas podr铆a ser el ensayo general para acelerar finalmente los planes de dinero programable supervisado por un regulador federal, lo que llevar铆a a una mayor acumulaci贸n de poder en manos de una poderosa tecnocracia mundial y sellar铆a as铆 nuestra esclavitud a las instituciones financieras.

    Creo que esta guerra llevar谩 a las divisas a la paridad, anunciando as铆 un nuevo momento de Bretton Woods que promete transformar el funcionamiento de la banca internacional y la cooperaci贸n macroecon贸mica a trav茅s de la futura adopci贸n de monedas digitales de los bancos centrales.

    6. Esta guerra marca un importante punto de inflexi贸n en la aspiraci贸n globalista de un nuevo orden internacional basado en reglas y anclado en Eurasia.

    Como opin贸 el 芦padre de la geopol铆tica禄 Halford Mackinder hace m谩s de un siglo, el ascenso de todas las hegemon铆as mundiales de los 煤ltimos 500 a帽os ha sido posible gracias al dominio de Eurasia. Del mismo modo, su declive ha estado asociado a la p茅rdida de control sobre esa masa terrestre fundamental.

    Esta conexi贸n causal entre la geograf铆a y el poder no ha pasado desapercibida para la red mundial de partes interesadas que representa el FEM, muchas de las cuales han anticipado la transici贸n a una era multipolar y la vuelta a la competencia entre grandes potencias en medio de la disminuci贸n de la influencia pol铆tica y econ贸mica de Estados Unidos y la necesidad apremiante de lo que los tecn贸cratas llaman globalizaci贸n inteligente.

    Mientras Estados Unidos trata desesperadamente de aferrarse a su estatus de superpotencia, el ascenso econ贸mico de China y las ambiciones regionales de Rusia amenazan con poner patas arriba los puntos estrat茅gicos axiales de Eurasia (Europa Occidental y Asia Pac铆fico).

    La regi贸n en la que Estados Unidos disfrutaba anteriormente de una hegemon铆a incontestable ya no es impermeable a las fisuras y podr铆amos estar asistiendo a un cambio de guardia que altere dr谩sticamente el c谩lculo de la proyecci贸n de la fuerza mundial.

    Aunque la ambiciosa Iniciativa del Cintur贸n y la Ruta (BRI) de China tiene el potencial de unificar el mundo-isla (Asia, 脕frica y Europa) y provocar un cambio tect贸nico en el lugar del poder mundial, la reciente invasi贸n de Ucrania tendr谩 consecuencias de gran alcance para el transporte ferroviario China-Europa.

    El presidente ucraniano Zelensky afirm贸 que Ucrania podr铆a funcionar como la puerta de entrada de la BRI a Europa. Por lo tanto, no podemos ignorar el enorme inter茅s de China en las recientes tensiones en torno a Ucrania, ni tampoco la ambici贸n subyacente de la OTAN de frenar el ascenso de China en la regi贸n limitando la venta de activos ucranianos a China y haciendo todo lo posible por frustrar La Ruta de la Seda Moderna.

    A medida que las sanciones empujan a Rusia a consolidar los lazos bilaterales con China y a integrarse plenamente en la BRI, un bloque comercial paneuropeo puede ser el realineamiento que obligue a una gobernanza compartida de los bienes comunes globales y a un reinicio de la era del excepcionalismo estadounidense.

    7. Con la creciente especulaci贸n sobre el impacto a largo plazo de la guerra en los flujos comerciales bilaterales entre China y Europa, el conflicto entre Rusia y Ucrania catapultar谩 a Israel, uno de los principales defensores del Great Reset, a un protagonismo internacional a煤n mayor.

    Israel es un mercado BRI muy atractivo para China y el PCC es muy consciente de la importancia de Israel como puesto estrat茅gico que conecta el Oc茅ano 脥ndico y el Mar Mediterr谩neo a trav茅s del Golfo de Suez.

    Adem谩s, el gobierno chino lleva muchos a帽os reconociendo la primac铆a de Israel como centro tecnol贸gico mundial y aprovechando las capacidades de innovaci贸n de Israel para ayudar a afrontar sus propios retos estrat茅gicos.

    Por lo tanto, es probable que la mediaci贸n de Naftali Bennet entre Mosc煤 y Kiev tenga en cuenta el papel instrumental de la Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI) en la expansi贸n de la huella estrat茅gica regional y global de China e Israel.

    El estatus de Israel como uno de los principales centros tecnol贸gicos del futuro y puerta de enlace entre Europa y Oriente Medio est谩 inextricablemente ligado a la red de infraestructuras f铆sicas, como carreteras, ferrocarriles, puertos y oleoductos energ茅ticos que China ha estado construyendo durante la 煤ltima d茅cada.

    驴Est谩 Israel en la fase de formaci贸n de la externalizaci贸n de sus intereses de seguridad lejos de Estados Unidos y cubriendo sus apuestas en el eje chino-ruso?

    Israel, que ya es una potencia en tecnolog铆as automovil铆sticas, rob贸tica y ciberseguridad, aspira a ser la naci贸n central del Reino Milenario y se prev茅 que las empresas tecnol贸gicas del pa铆s desempe帽en un papel clave en la cuarta revoluci贸n industrial.

    El fortalecimiento de su relaci贸n en evoluci贸n con China, en medio de la crisis entre Rusia y Ucrania, podr铆a ayudar a impulsar a Israel como hegem贸n regional por excelencia, con una gran parte del poder econ贸mico y tecnol贸gico centralizado que converge en Jerusal茅n.

    El hecho de que Israel se embarque en esfuerzos para diversificar sus mercados de exportaci贸n e inversiones fuera de Estados Unidos plantea una importante cuesti贸n.

    驴Est谩 Israel en la fase de formaci贸n de la externalizaci贸n de sus intereses de seguridad fuera de Estados Unidos y cubriendo sus apuestas en el eje chino-ruso?

    8. Ya es de dominio p煤blico que las identificaciones digitales son un pilar central de la agenda del Gran Reajuste del Foro Econ贸mico Mundial y que deben ser racionalizadas en todas las industrias, cadenas de suministro y mercados como una forma de avanzar en los ODS 2030 de la ONU y ofrecer servicios individualizados e integrados en las futuras ciudades inteligentes.

    Muchos se han dado cuenta de que esta plataforma puede utilizarse para introducir un sistema global de control tecnocr谩tico de la poblaci贸n y de cumplimiento de las normas, incorporando a la humanidad a una nueva cadena de valor empresarial en la que los ciudadanos son explotados como productos b谩sicos de datos para los inversores en ASG y los mercados de bonos de capital humano, y se les asigna una puntuaci贸n social y clim谩tica en funci贸n de su grado de cumplimiento de los ODS de la ONU.

    Esta verificaci贸n sin fisuras de las personas y los dispositivos conectados en entornos inteligentes solo podr谩 tener lugar una vez que nuestros datos biom茅tricos, registros sanitarios, finanzas, expedientes acad茅micos, h谩bitos de consumo, huella de carbono y toda la suma de experiencias humanas se almacenen en una base de datos interoperable para determinar nuestra conformidad con los ODS de la ONU, forzando as铆 un cambio monumental en nuestro contrato social.

    En un principio, las asociaciones p煤blico-privadas promocionaron los pasaportes de vacunas como punto de entrada para las identificaciones digitales. Ahora que tal l贸gica ha seguido su curso, 驴c贸mo podr铆an contribuir las actuales tensiones geopol铆ticas a escalar lo que es el nodo clave de un nuevo ecosistema digital?

    Las entradas de racionamiento podr铆an registrarse en los libros de contabilidad de la cadena de bloques del DNI digital para rastrear nuestra huella de carbono y nuestros h谩bitos de consumo durante una emergencia nacional

    Tradicionalmente se ha llamado a Ucrania el granero de Europa y, junto con Rusia, ambas naciones son importantes proveedores mundiales de cereales b谩sicos. Por lo tanto, la guerra tiene todos los ingredientes de un cisne negro para las materias primas y la inflaci贸n.

    Con una econom铆a que se tambalea al borde del colapso debido a una crisis de suministro mundial, creo que los temblores econ贸micos resultantes desencadenar谩n emergencias de guerra en todo el mundo y se le dir谩 al p煤blico que se prepare para el racionamiento.

    Una vez que esto tenga lugar, la adopci贸n multilateral de identificaciones digitales que interact煤an con las monedas digitales de los bancos centrales puede ser promocionada como la soluci贸n para gestionar y distribuir eficientemente las raciones de los hogares bajo un estado de emergencia y excepci贸n sin precedentes.

    El Banco de Inglaterra ya ha planteado la perspectiva de un efectivo programable que s贸lo pueda gastarse en productos esenciales o en bienes que un empresario o un gobierno consideren sensatos.

    Una vez que se conceda al emisor el control sobre c贸mo lo gasta el receptor, ser谩 casi imposible funcionar adecuadamente sin una identificaci贸n digital, que ser谩 necesaria para recibir paquetes de comida y obtener un medio de subsistencia b谩sico. Piense en el UBI (Ingreso B谩sico Universal).

    Si la inflaci贸n de los alimentos contin煤a en una trayectoria ascendente sin signos de disminuir, los gobiernos pueden instituir controles de precios en forma de racionamiento y las entradas de racionamiento podr铆an registrarse en los libros de contabilidad de blockchain en el ID Digital para rastrear nuestra huella de carbono y los h谩bitos de consumo durante una emergencia nacional.

    9. Europa est谩 directamente en la l铆nea de fuego una vez que una guerra h铆brida entre la OTAN y el eje chino-ruso est谩 en marcha

    Ser铆a negligente ignorar el peligro claro y presente que supone un ciberataque a bancos e infraestructuras cr铆ticas o incluso un intercambio nuclear tentativo y t谩ctico con misiles bal铆sticos intercontinentales (ICBM).

    No veo c贸mo ninguna de las partes en guerra no se ver谩 limitada por la doctrina de la destrucci贸n mutua asegurada, por lo que una lluvia termonuclear es poco probable.

    Sin embargo, el uso de tecnolog铆as de acceso remoto para borrar la memoria del sistema del aparato bancario SWIFT o Sistema de Pagos Interbancarios Transfronterizos puede potencialmente hacer que gran parte de la econom铆a internacional no sea operativa y hacer que el d贸lar caiga en picado.

    Si se produjera un acontecimiento de tales proporciones catacl铆smicas, sin duda se producir铆a un aumento de las exigencias de revisi贸n de la ciberseguridad.

    Las consecuencias de un acontecimiento as铆 podr铆an establecer un nuevo protocolo de seguridad mundial seg煤n el cual los ciudadanos deben poseer una identificaci贸n digital como medida de seguridad nacional necesaria.

    Uno puede imaginar c贸mo el acceso a Internet o a los servicios p煤blicos tras un ciberataque a escala nacional puede requerir que los ciudadanos utilicen una identificaci贸n digital para autenticar que sus actividades y transacciones en l铆nea provienen de una fuente leg铆tima y no maliciosa.

    Hay pocas coincidencias en pol铆tica.

    10. Las implicaciones econ贸micas de esta guerra ser谩n tan desastrosas que los gobiernos y el sector p煤blico necesitar谩n una importante inyecci贸n de capital privado para hacer frente al d茅ficit de financiaci贸n.

    Esto har谩 que la tradicional separaci贸n de poderes entre las instituciones bancarias centrales y los gobiernos quede obsoleta, ya que las primeras estar谩n en condiciones de influir desproporcionadamente en la trayectoria fiscal de los Estados naci贸n, cuya soberan铆a se ver谩 vaciada por la captura total de los gobiernos por parte de los bancos centrales y los fondos de cobertura.

    Por lo tanto, el modelo de Estado-naci贸n est谩 siendo gradualmente trastocado por una tecnocracia global, formada por un consorcio no elegido de l铆deres de la industria, oligarcas de la banca central e instituciones financieras privadas, la mayor铆a de los cuales son actores corporativos predominantemente no estatales que intentan reestructurar la gobernanza global y alistarse en el proceso de toma de decisiones global.

    Por lo tanto, el futuro de las relaciones internacionales y la transformaci贸n social, econ贸mica y pol铆tica que el mundo est谩 experimentando actualmente a la luz de la pandemia y el conflicto entre Rusia y Ucrania no se decidir谩 a trav茅s del multilateralismo y los representantes elegidos de los Estados soberanos.

    Por el contrario, se decidir谩 a trav茅s de una red de asociaciones de m煤ltiples partes interesadas que est谩n motivadas por la pol铆tica de la conveniencia y que no rinden cuentas a ning煤n electorado ni est谩n en deuda con ning煤n Estado y para quienes conceptos como la soberan铆a y el derecho internacional carecen de sentido.

    鈥 Fuente: Winter Oak, Dark Nights.




    Fuente: Contramadriz.espivblogs.net