July 3, 2021
De parte de CNT
376 puntos de vista


DOSIER Anarcofeminismo | DE ROSITAS | Extraído del cnt nº 426.

A diferencia de otras corrientes ideológicas el anarquismo no tiene elaborado un cuerpo teórico específico sobre feminismo. Sin embargo los análisis y el trabajo de las mujeres anarquistas del primer tercio del siglo XX lo dotaron de contenido y son tan importantes que en gran medida sientan las bases del feminismo radical contemporáneo. Muchos de sus planteamiento y reivindicaciones tienen plena vigencia, siendo tan rompedores como lo fueron en los años 30 del siglo pasado.

Estas mujeres, que libres se querían, fueron pioneras haciendo análisis de género, identificando relaciones de dominación y superando con ello los discursos de clase que se hacían desde el socialismo. Desde las filas comunistas sostenían que la liberación de la mujer llegaría sola, por arte de birlibirloque, una vez triunfara la revolución. Y ahí enviaron a La Pasionaria de turné por España pidiendo hijos para la revolución y que la mujer se centrara en educar y cuidarlos.

El enfrentamiento ideológico estaba servido. Las mujeres anarquistas, Mujeres Libres, dejaron bien claras las diferencias con el comunismo, que podríamos simplificar con la conocida frase «si no puedo bailar no es mi revolución». Y ¡vaya que si bailaron! No las frenaron ni las balas.

La liberación de la mujer no podía posponerse ante nada. Era imprescindible para lograr la emancipación de la humanidad. Y todas a una se pusieron a trabajar desde todos los frentes y según sus posibilidades, en sus hogares, en el trabajo, en los campos, en las calles, en el sindicato, en política, etc. Identificaron las opresiones y esclavitud de las mujeres, se organizaron, escribieron, actuaron… y nos dejaron un legado magnífico de pensamiento y acción. Iniciaron luchas que hoy por hoy no están resueltas, como por ejemplo lo relativo a la esclavitud sexual, el derecho de las mujeres a elegir sobre el propio cuerpo y la reproducción, o el tema del aborto. Gracias a su tesón y trabajo en este país tuvimos la 1ª Ley del aborto en la historia pensada e impulsada por mujeres bajo el ministerio de Federica Montseny en 1937.

Claro tenían también que la libertad del hombre no vale nada sin la libertad de la mujer. Y en su empeño fueron sumando más y más hombres, más compañeros a su lucha por la libración de la mujer. Estarían orgullosas de una CNT que en sus principios, tácticas y finalidades se declara feminista. Su lucha no fue ni ha sido nunca en vano. Miles de mujeres continuamos con el testigo que nos pasaron. Seguimos luchando porque el futuro lo queremos perfecto!




Fuente: Cnt.es