February 2, 2023
De parte de Oscuro Es El Deseo - Lecturas An谩rquicas
2,017 puntos de vista

鈥淓l objetivo de la revoluci贸n es crear nuevos arreglos; la insurrecci贸n nos impulsa a no admitir tales arreglos, sino arreglarnos por nosotros mismos, y a no poner ninguna esperanza en 芦instituciones禄 deslumbrantes鈥. 鈥 Max Stirner

鈥淣o me sigas鈥 No te gu铆o鈥 No camines delante de m铆鈥 No te seguir茅鈥 Haz tu propio camino鈥 Convi茅rtete en ti mismo.鈥 鈥 Prisioneros de la Conspiraci贸n C茅lulas de Fuego

鈥淪茅 que habr谩 un final para esta lucha entre el enorme arsenal del Estado y yo. S茅 que ser茅 vencido, que ser茅 el m谩s d茅bil, pero espero poder hacerle pagar cara la victoria.鈥 鈥 Octave Garnier

Un d铆a como hoy, hace m谩s de 100 a帽os, el 21 de abril de 1913, el anarquista ilegalista e individualista Raymond Callemin fue ejecutado en la guillotina por orden del Estado franc茅s. En el aniversario de su ejecuci贸n escribo esto en memoria de todos los que han ca铆do o han sido encarcelados en la guerra social.

La corriente ilegalista es una rama del anarquismo individualista. En lugar de ser explotado, forzado a trabajar para alg煤n tirano acaudalado, el ilegalista elige robarles. Es una 茅tica anti-trabajo para que la autonom铆a personal se efect煤e, inmediatamente, en la vida real a trav茅s de la expropiaci贸n individual, tambi茅n conocida como restituci贸n individual.

La restituci贸n individual adquiri贸 notoriedad en Francia en las 煤ltimas d茅cadas del siglo XIX y principios del XX, dando origen a lo que se conocer铆a como ilegalismo. Los defensores de la expropiaci贸n individual fueron anarquistas como Clement Duval y Marius Jacob. Marius Jacob robaba para financiarse a s铆 mismo, as铆 como al movimiento anarquista y a otras causas. Este es el principal factor que distingue al ilegalismo de la restituci贸n individual: los ilegalistas robaban 煤nicamente para s铆 mismos. Aunque algunos ilegalistas financiaron peri贸dicos anarco-individualistas con el producto de sus expropiaciones y dieron dinero a compa帽eros que lo necesitaban.

Los ilegalistas, muchos de los cuales, inspirados por Max Stirner y Friedrich Nietzsche ten铆an una opini贸n; 驴Por qu茅 esperar a que el reba帽o pasivo de la clase explotada y pobre se levantara y expropiara a los ricos? Los pobres parec铆an bastante satisfechos con las condiciones en las que viv铆an. 驴Por qu茅 los ilegalistas tendr铆an que esperar a que los trabajadores explotados adquirieran conciencia revolucionaria? 驴Por qu茅 seguir viviendo explotados y trabajando hasta la muerte mientras esperan una futura revoluci贸n social que quiz谩 nunca llegue? Los anarquistas ilegalistas no ten铆an fe en la lucha obrera, as铆 que decidieron contraatacar y robar a los ricos, fue una inclinaci贸n puramente ego铆sta.

Stirner los habr铆a llamado 鈥渆go铆stas conscientes鈥, expropiando sus vidas para s铆 mismos, sin pedir permiso para existir. Se negaron a ser esclavos de los amos y del Estado. ilegalistas eligieron robar mediante una deliberada revuelta contra la sociedad.

Los ilegalistas 谩cratas robaron, dispararon, apu帽alaron, falsificaron dinero y provocaron uno que otro incendio por toda Europa, pero sobre todo en Francia, B茅lgica e Italia. Hubo tiroteos con la polic铆a. Largas condenas de c谩rcel y ejecuciones.

Uno de esos grupos anarco-ilegalistas ser铆a inmortalizado como 鈥淟a banda Bonnot鈥.

Raymond Callemin naci贸 en B茅lgica, fue socialista mas se hizo an谩rquico tras desilusionarse del reformista Partido Socialista Belga. Influido por el anarquismo, Raymond abandona el partido junto con Victor Serge y Jean De Boe, igualmente desilusionados con el socialismo electoral. Juntos publican un peri贸dico anarquista individualista, 鈥淟e Revolte鈥, totalmente hostil a sindicatos y partidos, adem谩s ten铆a afinidad con la 鈥渋nsurrecci贸n permanente en contra de la burgues铆a鈥.

Octave Garnier, huido de Francia, se establece en B茅lgica para evitar ser reclutado por el ej茅rcito. Ya hab铆a cometido varias expropiaciones contra adinerados, por lo que hab铆a pasado un tiempo en prisi贸n. Se inici贸 en el sindicalismo, pero no tard贸 en sentir repugnancia por los dirigentes sindicales, que eran como patrones que utilizan y manipulan a los trabajadores a su conveniencia. Se uni贸 entonces a las filas anarquistas. Al no poder ejercer su profesi贸n, para sobrevivir se vio obligado a realizar trabajos serviles y ser un esclavo asalariado en empleos despreciables, as铆 que se convierte en un ilegalista de convicci贸n.

Estos cuatro anarquistas ten铆an poco m谩s de 20 a帽os, se conocieron a trav茅s de los c铆rculos 谩cratas de B茅lgica y compart铆an un odio mutuo hacia los ricos y su sistema de explotaci贸n. Raymond y Octave cometieron muchos robos juntos, adem谩s se dedicaron a falsificar monedas.

Victor Serge escrib铆a art铆culos para Le Revolte, lo que le vali贸 la atenci贸n del Estado belga. Como estaba refugiado en B茅lgica desde su infancia, al Estado le result贸 muy f谩cil deshacerse de 茅l. Fue expulsado del pa铆s por subversivo peligroso. Se marcha a Francia donde crea una comuna libertaria con otros anarquistas. Poco despu茅s, Octave Garnier, sobre el que pesaba una orden de aprehensi贸n, sigue a Victor hasta Francia junto a Raymond.

En Francia se encuentran con Jules Bonnot, que estaba huyendo. Jules ten铆a poco m谩s de 30 a帽os, era un ex soldado y un comprometido anarquista ilegal. La polic铆a lo buscaba por un asesinato, que en realidad se debi贸 al disparo accidental a un compa帽ero. Jules, que ten铆a mucha experiencia en expropiaciones exitosas, propuso a Octave y Raymond realizar juntos un gran proyecto. Los dos aceptaron encantados la oferta de Jules, hartos de no obtener lo suficiente en sus atracos, y arriesgando mucho por la contraofensiva.

Los tres, junto con otro anarquista, Eug猫ne Dieudonn茅, idearon un plan para robar a un empleado bancario que iba a entregar dinero. Empezaron robando un coche de gama alta en un barrio burgu茅s a las afueras de Par铆s. Jules aprendi贸 a conducir en el ej茅rcito, as铆 que ser铆a el conductor en la huida. Raymond, Octave y Eugene asaltar铆an al empleado del banco. As铆, el 21 de diciembre de 1911, a plena luz del d铆a, robaron al empleado. Retuvieron al guardia que escoltaba al empleado cuando sal铆an del banco. Octave exigi贸 le entregara el malet铆n. Raymond lo tom贸 e intent贸 dirigirse al auto para escapar. Pero el empleado no lo solt贸. Octave le dispar贸 dos veces en el pecho (el empleado qued贸 malherido pero no muri贸). Se dieron a la fuga a toda velocidad por las calles de Par铆s en uno de los mejores modelos de autos de la 茅poca. Era la primera vez que se utilizaba un autom贸vil para un atraco a mano armada en Francia, por lo que los medios de comunicaci贸n les apodaron 鈥渁utobandidos鈥.

Con ese robo obtuvieron $5000 francos, aunque no les agrad贸. Esperaban obtener mucho m谩s. D铆as despu茅s del robo al empleado bancario, entraron en una armer铆a apoder谩ndose de un arsenal, incluidos fusiles de gran potencia. Al poco tiempo, el 2 de enero de 1912, irrumpieron en la casa de un rico burgu茅s, mat谩ndolo a 茅l y a su empleada. Se llevaron $30,000 francos de ese robo. Pronto huyeron a B茅lgica llevando a cabo m谩s robos y disparando a 3 polic铆as por el camino. Luego volvieron a Par铆s para robar otro banco, aunque esta vez atracar铆an el establecimiento. Durante el robo dispararon a 3 bur贸cratas bancarios. Despu茅s se ofreci贸 una recompensa de $700,000 francos por las cabezas de los anarquistas. El banco robado, Soci茅t茅 G茅n茅rale, ofreci贸 otros $100,000 francos por su captura.

Existe un profundo nihilismo, ego铆smo y antirreformismo dentro de la praxis ilegalista, que es continuada hoy en d铆a por agrupaciones como la Conspiraci贸n de C茅lulas de Fuego, la Federaci贸n Anarquista Informal/Frente Revolucionario Internacional, e individuos como los anarco-nihilistas chilenos Sebasti谩n Oversluij (que fue asesinado a tiros mientras expropiaba un banco) y Mauricio Morales que muri贸 cuando la bomba que transportaba en su mochila deton贸 prematuramente.

La actual anarqu铆a insurreccional tambi茅n tiene un linaje directo con esta historia 谩crata. Muchos de los principales componentes de las ideas y la praxis que comprenden el ilegalismo y la restituci贸n individual (que incluye la propaganda por el hecho, que es la acci贸n directa individual contra la clase burguesa, su propiedad y sus lacayos, es decir, polic铆as, idiotas y jueces, con la esperanza de que la acci贸n inspire a otros a seguir su ejemplo; la anti-organizaci贸n en las formas de insurrecci贸n individual, grupos de afinidad y organizaci贸n informal; adem谩s del rechazo extremo a la izquierda y a su estrategia reformista) tambi茅n se encuentran en las diferentes corrientes del anarquismo insurreccional moderno.

Lo que los medios de comunicaci贸n y la polic铆a calificaron como 鈥淏anda Bonnot鈥 era un grupo de afinidad. Jules Bonnot no era l铆der del grupo, no hab铆a ninguno. A los individuos que compon铆an los diferentes grupos de afinidad que llevaron a cabo los llamados cr铆menes se les atribuy贸 la pertenencia a la 鈥淏anda Bonnot鈥, eran simplemente individuos con objetivos comunes que se unieron para llevar a cabo esas acciones. El Estado franc茅s utiliz贸 este nombre para se帽alar a cualquier anarquista que se le antojara participante en alguno de los llamados cr铆menes.

El 30 de marzo de 1912, Andr茅 Soudy (un anarquista que actu贸 en algunas de las expropiaciones del grupo) fue capturado por la polic铆a. Unos d铆as m谩s tarde, otro anarquista implicado en algunos robos, 脡douard Carouy, fue detenido. El 7 de abril, Raymond Callemin. A finales de abril, 28 anarquistas hab铆an sido detenidos en relaci贸n con la 鈥淏anda Bonnot鈥.

El 28 de abril, la polic铆a descubre en Par铆s el escondite de Jules Bonnot. 500 polic铆as armados rodean la casa. Jules se niega a entregarse y se inicia el tiroteo. Tras horas de intercambio de disparos, la polic铆a detona una bomba en la fachada de la casa. Cuando irrumpen en la casa descubren a Jules enrollado en un colch贸n, 茅l segu铆a dispar谩ndoles. Le dieron un tiro en la cabeza y muri贸 m谩s tarde en el hospital por las heridas.

El 14 de mayo, la polic铆a descubre el lugar donde se encontraban Octave Garnier y Ren茅 Valet (otro miembro del grupo). 300 polic铆as y 800 soldados rodean el edificio. Al igual que Bonnot, ambos se niegan a rendirse. El asedio dura horas, la polic铆a detona una bomba y vuela parte de la edificaci贸n matando a Octave. Ren茅, malherido, sigue disparando y muere poco despu茅s.

Un a帽o mas tarde, el 3 de febrero de 1913, Raymond Callemin y muchos otros anarquistas, entre ellos Victor Serge, son juzgados por el estado franc茅s por su presunta participaci贸n en la 鈥淏anda de Bonnot鈥. Aunque Raymond cometi贸 muchos robos y mat贸 a tiros a un bur贸crata bancario, muchos de los que fueron juzgados no participaron en ninguno de los supuestos cr铆menes atribuidos a la 鈥淏anda Bonnot鈥. El Estado franc茅s, sediento de venganza, despu茅s de matarlos a tiros y hacerlos volar con explosivos, manda encerrar, ejecutar, y exiliar a numerosos anarquistas. El 21 de abril de 1913, Raymond Callemin, 脡tienne Monier y Andr茅 Soudy fueron ejecutados en la guillotina. A muchos de los coacusados se les conden贸 a cadena perpetua y trabajos forzados en colonias penales francesas.

Esta pr谩ctica vengativa de los Estados sigue llev谩ndose a cabo hoy en d铆a, con los juicios de Scripta Manent en Italia, directamente relacionados con el tiro en la rodilla del director de una empresa de energ铆a nuclear por parte de los anarquistas lindividualistas Alfredo Caspito y Nicola Gia, y otras acciones ofensivas en Italia. Los juicios represivos en Rusia contra anarquistas, antifascistas y el caso de la organizaci贸n 鈥淩ED鈥 fabricada por el FSB (Servicio Federal de Seguridad). En represalia, el anarco-comunista Mikhail Zhlobitsky deton贸 el pasado octubre una bomba en la sede regional del Servicio Federal de Seguridad ruso en Arkhangelsk, muriendo en la acci贸n. As铆, el FSB llev贸 a cabo otra ronda represiva contra los anarquistas despu茅s del atentado, encarcelando, interrogando y presentando cargos falsos contra muchos de ellos como venganza por el ataque. El 22 de marzo de 2019 una c茅lula de la Federaci贸n Anarquista Informal autodenominada FAI/FRI Facci贸n Vengativa 鈥 Mikhail Zholbitsky llev贸 a cabo un ataque con granadas contra la embajada rusa en Atenas, Grecia, como venganza por la represi贸n llevada a cabo por el Estado ruso contra anarquistas.

Cualquier corriente del anarquismo que haga propia el individuo, no hace diferencia, en tanto sea subversiva y est茅 en conflicto con cualquier autoridad que intente vulnerar la autonom铆a individual. La guerra en curso contra la sociedad industrial capitalista ha ocasionado da帽os durante m谩s de 200 a帽os, cobrado muchas vidas de anarquistas y a煤n m谩s encarcelamientos. El mismo esp铆ritu insurreccional de no mediaci贸n y de no compromiso con la autoridad sigue fluyendo en la actual anarqu铆a subversiva. En solidaridad con todos los anarquistas encarcelados y en guerra con la sociedad industrial capitalista.

Renzo Connors

2019

Texto original Subversive Anarchy Past and Present



Fuente: Oscurodeseo.blackblogs.org