April 24, 2022
De parte de A Las Barricadas
266 puntos de vista

Traducci贸n de alasbarricadas. Seguimos con el debate en torno a la lucha armada que ciertos compas anarquistas est谩n llevando a cabo en Ucrania. En este caso esta opini贸n es una parte de un debate que tiene lugar en webs norteamericanas y que fue publicado en Abolition Media. Est谩 respondiendo a otro art铆culo en It’s Going Down. En los medios anarquistas norteamericanos se est谩n dando un debate bastante encendido sobre el sentido y las caracter铆sticas de la lucha armada que hacen anarquistas en Ucrania, comparado con lo que hicieron o hacen en Rojava.

Anarquista que luch贸 en Rojava
Respuesta al debate “No hay guerra, sino guerra de clases”

Sal铆 de Rojava hace ya casi tres a帽os y hasta ahora he optado por permanecer callado, dejando escribir a quienes prefieren hablar en lugar de actuar. He visto c贸mo los ucranianos han conseguido m谩s apoyo entre el entorno anarquista occidental de lo que los kurdos, los 谩rabes, los asirios, los yezid铆es y dem谩s podr铆an haber imaginado.

S贸lo en el primer mes se recaudaron decenas, si no cientos, de miles de d贸lares para los “antiautoritarios”. Se enviaron al momento camiones cargados de equipos m茅dicos de primeros auxilios, portaplacas, 贸pticos, t茅rmicos y otros suministros de combate. Los anarquistas occidentales no dudaron en movilizar esfuerzos de solidaridad para los afectados por la invasi贸n rusa.

Mi reacci贸n inicial fue de confusi贸n. Si el medio anarquista tiene la capacidad de recaudar dinero y donaciones a una escala tan masiva, 驴por qu茅 en Rojava est谩bamos racionando el poco celox [gasas de combate] que ten铆amos y compartiendo un solo portaplatos entre muchos compa帽eros rot谩ndolo en funci贸n de qui茅n iba al frente? Nuestras donaciones eran de cientos de d贸lares y nuestros fondos colectivos se basaban principalmente en el suministro que nos daba el YPG. Recuerdo el proyecto personal de un heval (camarada) cercano que m谩s tarde cay贸 sehid (m谩rtir), que consist铆a en recaudar fondos suficientes para obtener una 煤nica t茅rmica para nuestra unidad. Un proyecto que pas贸 meses intentando coordinar y que al final fue un fracaso. Sencillamente, a nadie le importaba lo suficiente como para contribuir.

Dejando a un lado la desproporci贸n entre la solidaridad internacional log铆stica para luchar en Rojava comparada con la de Ucrania, la justificaci贸n ideol贸gica de la resistencia ucraniana tild谩ndola de “sagrada” me parece de lo m谩s inquietante. Recientemente se public贸 un art铆culo en Abolition Media, as铆 como con un descargo de responsabilidad en It’s Going Down. Era una visi贸n cr铆tica de la situaci贸n en Ucrania. No voy a entrar en los m茅ritos del art铆culo porque simplemente no es el punto de este escrito. Sin embargo, el art铆culo ha provocado ondas de choque en al cometer una blasfemia contra la nueva vaca sagrada del anarquismo: la resistencia ucraniana. Unos d铆as despu茅s se public贸 un art铆culo de respuesta a IGD, al que me gustar铆a responder. Tanto el art铆culo inicial como la respuesta hacen una comparativa de Rojava y Ucrania. El voyeur del conflicto que responde comienza a comprometerse con la cuesti贸n de Rojava afirmando que: “Como alguien cuya propia tendencia a hacer preguntas inc贸modas ha significado a menudo (no siempre, pero s铆 a menudo) que he sido m谩s un observador cr铆tico que un participante activo en los proyectos de solidaridad de Rojava, me gustar铆a mucho ver a los anarquistas norteamericanos haciendo un esfuerzo activo para comprometerse con las dif铆ciles preguntas que a menudo han quedado sin respuesta en torno a Rojava”.

Desde el principio de su discusi贸n admiten que era un observador cr铆tico de Rojava y ped铆a a los anarquistas norteamericanos que se comprometan con las “dif铆ciles preguntas sin respuesta en torno a Rojava”. Esto no es necesariamente err贸neo en la medida en que el an谩lisis de las contradicciones del proyecto Rojava es beneficioso para un mayor desarrollo radical. Sin embargo, desde el principio demuestra un enfoque totalmente diferente al del apoyo incuestionable a Ucrania. La lucha en Rojava, que tiene una historia de muchas d茅cadas de pol铆tica radical y participaci贸n en luchas militantes, desde el entrenamiento y la lucha con los palestinos hasta la resistencia contempor谩nea al fascismo y la ocupaci贸n turca, naci贸 y permanece firmemente dentro de la lucha revolucionaria. Rojava est谩, como m铆nimo, dentro de nuestro 谩mbito, si es que no es directamente tangencial a nuestra tradici贸n. La resistencia en Ucrania no tiene absolutamente nada que ver con la tradici贸n anarquista. 隆Claro que se puede argumentar sobre la necesidad de la defensa contra los intereses imperialistas invasores! y eso est谩 muy bien, pero no es un proyecto radical. Entonces, 驴por qu茅 cualquier cr铆tica a la resistencia ucraniana es recibida con malestar y la calumnia? Nunca he encontrado nada en el medio anarquista que sea tan impenetrable a la cr铆tica y que provoque una respuesta tan vil si uno se atreve a hacerlo. Desde los zapatistas hasta la guerra civil espa帽ola y Rojava, resulta que todo es criticable, pero atreverse a criticar a Ucrania es recibido con un ataque venenoso y con la apolog铆a de cualquier cosa, desde la violaci贸n hasta el genocidio.

Seguir茅 citando las tonter铆as de este autor de sill贸n. Contin煤a diciendo que: “Tambi茅n resulta un poco extra帽o ver, despu茅s de todos los ataques al Comit茅 de Resistencia por no ser lo suficientemente puro, a los autores defendiendo a las Fuerzas Guerrilleras Populares Internacionales y al Batall贸n Internacional de la Libertad [IFB, seg煤n sus siglas en ingl茅s], al tiempo que admiten libremente lo estrechamente aliados que estaban/est谩n esos grupos con los mao铆stas y marxistas-leninistas turcos. Como si todas las cr铆ticas y argumentos que los anarquistas siempre han hecho contra los mao铆stas y marxistas-leninistas no se aplicaran de alguna manera al T陌KKO o al THKP-C/MLSPB”. Esta cita es un ejemplo perfecto de no dejar que la ignorancia absoluta te impida vomitar tu est煤pida opini贸n. En primer lugar, 驴de d贸nde saca este autor a la MLSPB? El MLSPB ni siquiera ten铆a gente en la IFB, ten铆a unos pocos kadro en Seri Kaniye, y la interacci贸n con ellos era limitada. En cuanto a su discusi贸n con TiKKO era una relaci贸n de solidaridad material y TiKKO respetaba la plena autonom铆a de los anarquistas. TiKKO permit铆a la protecci贸n pol铆tica de los anarquistas mientras creaban capacidad y relaciones diplom谩ticas con el movimiento m谩s amplio. Adem谩s, hubo muchos debates con los miembros de TiKKO en los que se reconoc铆an las posiciones pol铆ticas antit茅ticas y el conflicto necesario si la situaci贸n cambiaba.

El debate del autor sobre los intentos de aliarse con los comunistas demuestra los est谩ndares puristas absolutamente absurdos a los que somet铆an a los anarquistas en Rojava mientras que simult谩neamente se est谩 disculpando la cooperaci贸n con los nacionalistas y el ej茅rcito estatal en Ucrania. Hay que se帽alar aqu铆 que NO hay ning煤n batall贸n anarquista en Ucrania. Si crees lo contrario tienes que investigar m谩s el tema. Puede que est茅n agrupados, pero est谩n dispersos entre las unidades regulares de defensa territorial. Trabajan necesariamente junto a los liberales, como m铆nimo, si es que no con nacionalistas, y reciben 贸rdenes directamente de los militares ucranianos. As铆 que, seg煤n el autor, esto no es un problema y no podemos ser demasiado cr铆ticos, pero 隆malditos sean los anarquistas de Rojava por tener una unidad aut贸noma que ten铆a t铆midas relaciones diplom谩ticas con algunos comunistas!

El 煤ltimo punto que el autor utiliza para deslegitimar a los militantes anarquistas que vivieron, lucharon y murieron en Rojava es el siguiente: “Puede que no sea el eslogan m谩s inspirador e intransigente, pero a algunos de nosotros nos pareci贸 m谩s convincente que parte de la ret贸rica recalentada procedente de los tipos del IRPGF que intentaban presentar a un peque帽o grupo de personas que cog铆an armas, posaban con pancartas en ingl茅s dirigidas al p煤blico occidental y se hac铆an amigos de los mao铆stas como un salto espectacular en la teor铆a y la pr谩ctica anarquista.” Aqu铆, desde la comodidad de la fantas铆a ret贸rica, el autor ataca a los anarquistas por “coger las armas” y “posar con pancartas”. En primer lugar, 驴qu茅 te crees que est谩 haciendo el CR [de Ucrania]? Cada d铆a hay una nueva entrega de Telegram de ellos agitando armas y enviando mensajes a sus partidarios en occidente. Hacen estos posts precisamente para el lector occidental de IGD. Y en segundo lugar, se trata de una simplificaci贸n masiva de lo que fue el proyecto en Rojava para descartarlo como una tonter铆a. No se menciona el proyecto m茅dico a gran escala que los anarquistas crearon y en el que se comprometieron, operando a menudo como la 煤nica unidad m茅dica en la l铆nea del frente. 驴O acaso la experiencia y la formaci贸n que dio a muchos radicales en la tradici贸n del Valle de Bekaa? La omisi贸n de estos aspectos cr铆ticos es esencial para la narrativa del autor de que los occidentales se van all铆 a jugar a ser militantes.

El hecho de que siga defendiendo a los anarquistas que van a Rojava a帽os despu茅s, mientras que cualquier cr铆tica a Ucrania es recibida con indignaci贸n moral y vehementes ataques personales, demuestra que los anarquistas occidentales tienen un peculiar y visceral apego a la situaci贸n de all铆. S贸lo puedo concluir que esto es indicativo de la supremac铆a blanca latente dentro del medio anarquista. Cualquiera que se帽ale cualquier contradicci贸n con la situaci贸n en Ucrania es inmediatamente despedazado y maltratado. La gente derramaba abiertamente l谩grimas en los podcasts anarquistas por los de Ucrania mientras que no se derram贸 ni una por la ocupaci贸n de Afrin o Seri Kaniye. De hecho, el medio radical se ha olvidado en gran medida de Rojava, e incluso cuando se preocuparon, los esfuerzos de solidaridad fueron infinitesimales en comparaci贸n con los de Ucrania.

 




Fuente: Alasbarricadas.org