April 20, 2021
De parte de Indymedia Argentina
296 puntos de vista


En estos últimos días, la provincia de Catamarca tuvo al pueblo de Andalgalá bajo la persecución policial y judicial, que desató una cacería de asambleístas de El Algarrobo, que resisten hace más de 11 años contra la megaminería. En las últimas horas, Gendarmería camina las calles del pueblo con una sensación de militarización del lugar. Fueron detenides 11 integrantes de la asamblea, con una orden judicial de la Fiscal Soledad Rodríguez, ex empleada de la Minera Agua Rica, y responsable de todo el hostigamiento que sufren en Andalgalá. Su orden fue dirigida contra 25 integrantes de la asamblea donde les imputan un incendio a las oficinas de la minera Agua Rica y una sede del Partido justicialista.

Dibujo: Martín Vera.

Por Redacción ANCAP.

Las detenciones comenzaron los primeros días de la semana, empezó la cacería luego de que se haga efectiva el sábado 10 de abril la caminata número 584 de la asamblea, una caminata que no frenó nunca en 11 años, a pesar de la pandemia las jornadas continuaron sin freno. Fabio Paz, forma parte de la asamblea, y nos relató como se viven estos días de máxima tensión en el lugar “En los últimos días los y las  vecinas de Andalgalá, nos enteramos que se había subido una maquina perforadora, para comenzar con la etapa de perforación en el proyecto conocido como Agua Rica, que ahora tiene el nombre de Mara, por su unión con minera La Alumbrera. Las movilizaciones desde la asamblea fueron creciendo e hicimos sentadas frente a la minera Agua Rica encabezada por las Mujeres del Silencio”. En Tinogasta y Belén también están movilizados ante la represión y las detenciones que se llevan adelante en una Andalgalá militarizada.

Bajo La Alumbrera es un proyecto extractivo que llegó a la provincia en la década del 90, a unos 150 km al Noroeste de la ciudad de Andalgalá. La minera tiene una extracción diaria de 650 mil litros de agua por día. En octubre de 1997 se dio luz verde a la minera para comenzar el proceso extractivo, bajo la gobernación de Arnoldo Castillo. Por día 340 toneladas de roca y se utiliza, por minuto, 66 mil litros de agua. “Con La Alumbrera desaparecieron pueblos como lo fue Vis Vis, porque las familias se tuvieron que ir de ahí por las sequías y la contaminación del agua y quedó ese lugar para al empresa, y eso es tremendo”, explicó el activista ambiental. Las familias vivían a dos kilómetros del dique dónde era descargado el material contaminante. Murieron todos sus animales y las familias padecían vómitos, diarreas, fiebre y severos dolores estomacales ligadas a la contaminación. Bajo La Alumbrera, tiene una facturación de 680 millones de dólares anuales, todo lo prometido para los pueblos aledaños nunca se cumplieron, la quimera de trabajo fue una ficción, lo que sí se concretó, fue la contaminación.

Agua Rica-MARA

La multinacional Yamana-Gold con el apoyo de la gobernación de la provincia y de todos los medios de comunicación de la provincia, comenzó, sin tener la licencia social para hacerlo, con las perforaciones. Se informa desde los medios amigues de las mineras que este emprendimiento sería tres veces mas grande que Bajo La Alumbrera, como un yacimiento de de oro, cobre, plata y molibdeno. El periodista Darío Aranda,  especialista en esta problemática, destacó en una de sus notas recientes: En diciembre de 2020 se confirmó que Agua Rica será dirigida por una sociedad de tres empresas: Yamana (56,25 por ciento), Glencore (25) y Newmont (18,75 por ciento). Y que usará las instalaciones de Alumbrera, lo que llamaron el “proyecto integrado” y bautizaron con el nombre de “Mara”. La postura que tomó el Gobernador Raúl Jalil, fue de afirmar en los medios que es un proyecto que puede generar puestos de trabajo en “lavandería”, por ejemplo. Al momento de hablar si este proyecto contamina o no, Jalil por el momento no puede demostrar lo contrario. Su mirada en relación a les asambleístas de El Algarrobo, es de criminalización y de judicialización por los hechos que se les imputan por la ex empleada de Agua Rica. El juez Rodolfo Cecenarro, apuntan desde la asamblea, es responsable también de la persecución, y de llevar a cabo declaraciones en los medios de pedir encarcelamientos a les integrantes de El Algarrobo.

Fabio, entre nervios y con mucha incertidumbre de lo que puede pasar en Andalgalá a partir de la militarización del pueblo, se refirió al proyecto Mara: “A 40 Km de Andalgalá está el proyecto minero, muy cerca de nuestras cuencas y de los ríos de los cuales nos abastecemos. Contamos representantes legales para avalar que se está contaminando, hemos hecho ya una presentación en la corte Suprema, la cual nos avala, como pueblo que estamos en peligro”; ante la intimidación que ejercen las fuerzas policiales y militares advirtió “Las fuerzas de Gendarmería Nacional llegaron el día jueves, la máquina perforadora que llegó fue respaldada por ellos, está muy tenso todo, el pueblo está otra vez dividido. Están buscando que la población tenga miedo, hicimos denuncias porque están siguiendo hasta sus casas a integrantes de la asamblea, se quedan cerca de sus casas, le sacan fotos y se paran con las camionetas en las puertas de los domicilios”.

Cacería en Andalgalá

En la última caminata del día sábado, según nos relata Fabio, aparecieron encapuchados de la nada, con una zona liberada, con infiltrados y sin ningún policía en las inmediaciones, “nosotros siempre caminamos en forma pacífica”, cuenta el asambleísta. Los encapuchados prendieron fuego la oficina de la minera Agua Rica, lo que posteriormente desembocó en la cacería de asambleístas en sus domicilios personales. Fue una jornada donde la movilización fue masiva para resistir al proyecto minero en Catamarca. Hubo allanamientos arbitrarios y violentos en diferentes viviendas. La excusa de la fiscal ex Agua Rica, fue culpar a les integrantes de El Algarrobo del incendio.

Foto: ANRed.

El último comunicado de la asamblea, destacó la defensa que va a implementar contra la criminalización ejercida “El SERPAJ (Servicio de Paz y Justicia), organismo dedicado a la promoción y defensa de los Derechos Humanos, cuyo presidente premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, vienen apoyando nuestro reclamo, al igual que muchísimas organizaciones hermanas, la lucha del pueblo de Andalgalá, y mediante parte de su equipo de abogades se han entablado tratativas a nivel internacional”.

En primera persona Fabio Paz, describió su detención “Ingresaron a mi casa donde estaba mi mamá, mi sobrino de 8 años, los tiraron al suelo, rompieron las puertas, levantaron todo lo que había en la casa, de esa forma violenta ingresó la policía a mi domicilio, con la búsqueda de objetos que tengan que ver con la construcción de bombas Molotov. Mi mamá es costurera, de mi casa se llevaron como prueba, guata, que es con lo que ella trabaja para armar almohadones, telas que ella utiliza, y en otros domicilios lo hicieron también de forma violenta”. Un militante histórico de la asamblea, Aldo Flores de 72 años, fue golpeado en su domicilio y detenido, en las últimas horas le dictaron detención domiciliaria como a Sara Fernández, también integrante de El Algarrobo. “Las personas que se encargaban de la parte de prensa en Andalgalá fueron allanadas, les sacaron sus celulares y están incomunicados. Yo ahora me encuentro en Tucumán, y con otra compañera somos los responsables de la difusión de lo que esta pasando a cada momento en el pueblo. Nos quieren censurar, no solo van por los detenidos sino que también tememos por nuestra radio, estamos viendo que están allanando y se llevan el material tecnológico para buscar conversaciones y nuestro temor es por la radio, porque hay computadoras y es nuestra manera de transmitir”.

La asamblea, la radio y una década de resistencia

La radio de la asamblea es parte de la Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA), lo cual les permite un flujo de información a nivel nacional de los conflictos que se suceden en la provincia. El sostenimiento de la radio se focaliza a partir de la venta de rifas de comidas, y el apoyo de vecinos y vecinas para el sostenimiento del espacio. La asamblea catamarqueña es la mayor resistencia a las empresas mineras extractivistas, son 24 años de megaminería en la provincia, no es un dato menor que en las ciudades de Andalgalá, Belén y Santa María, son de las más pobres de la provincia. Las promesas de puestos de trabajo generaron una división en el pueblo de Andalgalá en las últimas semanas. En cifras concretas, Agua Rica o MARA ofrece 50 puestos de trabajo y son todos puestos laborales que están por fuera de la mina. La falsa promesa de la creación de puestos de trabajo a través de los proyectos mineros es clara, los 6000 puestos de trabajo que había propuesto el gobierno de Catamarca en Bajo La Alumbrera, cuando se inicio el proyecto, nunca se concretaron, tampoco el barrio que habían prometido para más de 500 personas.

A nivel mundial cada 1 millón de dólares invertidos se crean entre 0,5 y 2 empleos. Por ejemplo, en el caso de las mineras Veladero y Bajo La Alumbrera se genera 1 empleo cada 1,2 millones de dólares invertidos. Esto demuestra que es falsa la generación de puestos de trabajo. En la provincia de Catamarca el empleo generado por las mineras no significa ni siquiera un 1 %.

La asamblea de Andalgalá y sus caminatas como bandera por la vida, los derechos humanos y por el agua, cuenta Fabio “nunca se dejaron de hacer, todos los sábados se camina a pesar de la pandemia, la lluvia no las frena, las caminatas continúan y eso es una fuerza enorme de Andalagalá, y con todo esto que ocurre ahora nos quieren silenciar. Nosotros que denunciamos la contaminación, somos los perseguídos por violentos”.

En las últimas horas se pronunció una carta abierta en respaldo a les asambleístas, dirigida a las autoridades de la provincia y de la nación con el apoyo de: Nora Cortiñas. Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora. Adolfo Pérez Esquivel. Premio Nóbel de la Paz y Pte. Honorario del Servicio Paz y Justicia. SERPAJ (Servicio Paz y Justicia). Beverly Keene. Economista. Cátedra Cultura para la Paz y los DDHH, UBA. Coordinadora «Diálogo 2000». Mariana A. Katz. Integrante del SERPAJ y abogada de la Asamblea El Algarrobo. Marcos Filardi. Colectivo de Derechos Humanos Yopoi. Gabriel Fernando Bicinskas. Colectivo de Derechos Humanos Yopoi. Juan Pablo Vismara. Colectivo de Derechos Humanos Yopoi. Lis Sablé. Ingeniera Industrial Especialista en Ingeniería Ambiental. Jessica Visotsky. Docente-investigadora Universidad Nacional de Sur. Sebastián Quintana. Docente Universidad de Buenos Aires-Facultad de Derecho. Laura Roda. Docente-investigadora Universidad Nacional de Catamarca. Néstor Ruiz. Antropólogo. ONG Juntos podemos en un ambiente sano, Jujuy.


Fuente: https://noticiasancap.org/2021/04/18/andalgala-estan-buscando-que-la-poblacion-tenga-miedo/




Fuente: Argentina.indymedia.org