March 29, 2021
De parte de ANRed
210 puntos de vista


Hace ocho días que los pobladores realizan cortes selectivos para evitar que ingrese maquinaria y se lleve adelante el proyecto minero. Hoy, el juez de Control de Garantías, Rodolfo Cecenarro rechazó el habeas corpus preventivo interpuesto en resguardo de las vecinas y vecinos que llevan adelante los bloqueos. Cecenarro, un conocido juez pro-minero, también ordenó la represión del 15 de febrero de 2010 cuando infantería, grupos especiales y policía local golpeo a cientos de asambleístas lo que desató una pueblada que movilizó a todo Andalgalá. Por Silvina Reguera. Ciudadana andalgalense. Miembro de La Asamblea El Algarrobo| imagen: Susy Maresca.


Juez Rodolfo Cecenarro

Licencia Social, significa pedir permiso para hacer algo. ¿A quién en el “tema minero”? Pues a las poblaciones vecinas al proyecto, a los directamente afectados, a las comunidades con propiedad ancestral de las tierras. Es así de sencillo. Andalgalá tiene de todo para progresar, para vivir en un ambiente saludable, para cultivar todos sus alimentos. Lo que no tiene, es licencia social para las mineras. Eso no tiene. Eso no tendrá jamás.

Andalgalá en estos días está viviendo una situación de inminente riesgo y un acoso continuo, la comunidad ha sido puesta en peligro ante la avanzada minera y para colmo, en plena pandemia, pareciera que la lógica y el sentido común han desaparecido, por lo menos en la actitud de la justicia que, escandalosamente se arrastra para el lado equivocado y en vez de proteger a la gente, que casualmente está protegiendo la única fuente de agua del lugar, todo lo contrario, es funcional al mecanismo perversamente armado para triturar los Nevados del Aconquija.

La sociedad andalgalense ya ha vivido en 2.010 una brutal represión, por orden del juez Rodolfo Cecenarro, una emboscada a traición que marcó una herida que aún hoy, sigue sangrando. Ahora, es el momento de que Cecenarro se haga cargo, se ampare en las leyes y deje de ser enemigo del pueblo que lo vio nacer.

Andalgalá: Violento desalojo a la Asamblea Algarrobo

Comunicado de La Asamblea El Algarrobo:

El juez de Control de Garantías, Rodolfo Cecenarro -el mismo que ordenó la cruel represión del 15 de febrero de 2.010- rechazó el habeas corpus preventivo interpuesto en resguardo de las vecinas y vecinos que llevan adelante los bloqueos selectivos e informativos en los caminos a Choya y El Potrero.

Denunciamos que esta decisión judicial NO RESPETA EL DEBIDO PROCESO, ya que el _habeas_ _corpus_ fue rechazado por un proveido simple, sin los debidos fundamentos que justifiquen tamaña decisión.

Paradójicamente, el juez Cecenarro emitió su resolución el 24 de marzo, Día Nacional por la Memoria, la Verdad y la Justicia, instaurado para tomar conciencia sobre la inalienabilidad de nuestros Derechos Humanos y la necesidad de defenderlos para que el NUNCA MÁS sea algo más que un slogan.

Este artero ocultamiento y la tardanza en la notificación coartan nuestro derecho a apelar la decisión, ya que el plazo para interponer este recurso es hasta las primeras dos horas hábiles de este lunes 29 de marzo.

Con estas perversas maniobras, el juez Cecenarro, en clara complicidad con los empresarios megamineros y los políticos corruptos, deja abierta la posibilidad a otra brutal represión, como la que sufrimos hace 11 años.

Exigimos, por tanto, la inmediata intervención de quienes se dicen nuestros representantes -presidente Alberto Fernández, gobernador Raúl Jalil, intendente Eduardo Córdoba y todo el cuerpo legislativo departamental y provincial-, de las autoridades judiciales y jefes policiales, y lxs hacemos responsables de cualquier evento que pudiera suceder.

Queremos reiterar que nuestro accionar es en resguardo de nuestros bienes comunes y de nuestro territorio, accionar al que nos vimos obligados ante la pasividad, la negligencia o la clara complicidad de los gobiernos de turno.

Invitamos, finalmente, a lxs vecinxs a sumarse en esta lucha que es de todxs, porque es por la preservación de las sierras del Aconquija: nuestro tanque de agua para el desarrollo de una vida digna. Aquí estamos y estaremos resistiendo por la vida.





Fuente: Anred.org