January 2, 2022
De parte de El Miliciano
317 puntos de vista


El Servicio Andaluz de Salud está demostrando una falta de previsión total en esta sexta ola de la pandemia permitiendo que más de 900 enfermeras andaluzas tengan que emigrar a otras comunidades autónomas, cuyos servicios de salud han sido más eficaces y les han ofrecido contratos estables.
Actualmente el SAS se ha quedado sin enfermeras para contratar debido a los despidos y recurre a la incorporación de jubilados, al doblaje de turnos y al pago de horas complementarias a las enfermeras de hospital para que suplan los huecos en el hospital y apoyen a sus compañeras en Atención Primaria, aumentando la sobrecarga de estas trabajadoras esenciales.
El procedimiento utilizado, mediante la publicación de unas instrucciones cuya aplicación generará conflicto con trabajadores y sindicatos, ya que no se tienen en cuenta los descansos del personal y se menosprecia el trabajo en Atención Primaria porque se pagará más por trabajar una hora en el hospital que en Primaria. Además, en determinados casos, la enfermera tendrá que suplir este déficit por obligación sin poder acudir a la voluntariedad, lo que supone un atropello a la conciliación de su vida laboral y personal.
La Consejería de Salud aplicó criterios económicos a la hora de no renovar a los 8.000 trabajadores dedicados a la pandemia, sin tener en cuenta los nuevos retos sanitarios ni las nuevas oleadas.  Alegaron que no tenían dinero para pagarles cuando el 31 de octubre tenía la Junta de Andalucía un superávit de 2.589 millones de euros. No había dinero para mantener contratadas a enfermeras y ahora hay que ponerlo para que doblen sus turnos.
Las carencias de personal en Atención Primaria no afectan sólo a médicos y enfermeras. Hay una sobrecarga generalizada de trabajo que afecta a todas las categorías de personal y no se puede entender por qué no se toman medidas ya para reforzar las plantillas de las TCAE, de los epidemiólogos (tan necesarios en una pandemia), de los técnicos de radiodiagnóstico y del personal de gestión y servicios de Atención Primaria. Para esas categorías no faltan candidatos disponibles en las bolsas de contratación.
La Administración de Juanma Moreno está llevando al límite al sistema sanitario de forma genérica y a la Atención Primaria de forma particular. Y todo ello para acabar el ejercicio con superávit en los presupuestos del 2021, pero a costa de poner en peligro la salud de los ciudadanos y de sus trabajadores.



Fuente: Elmilicianocnt-aitchiclana.blogspot.com