June 23, 2022
De parte de Indymedia Argentina
159 puntos de vista

El a帽o nuevo Andino, Amaz贸nico y del Chaco es el nombre con que se conoce una celebraci贸n ind铆gena que tambi茅n es llamado como Willka kuti, Machaq Mara o A帽o Nuevo Aymara. Adquiere este nombre actualmente para incluir a todos los pueblos originarios de los valles, las amazonias y del chaco. Durante los 煤ltimos a帽os, esta celebraci贸n se ha masificado y se ha tergiversando su verdadero sentido. Se la presenta como una 鈥渢radici贸n milenaria鈥, que en realidad surge a finales de la d茅cada del 70 y principios del 80 a trav茅s del 鈥淢ovimiento Universitario Juli谩n Apaza鈥 (MUJA) que integraban j贸venes ind铆genas en La Paz, Bolivia, acompa帽ado del surgimiento del pensamiento indianista y katarista que estos pregonaban (ideolog铆a propia del ind铆gena), en un contexto de extremo racismo.

Por otra parte, es de destacar, que esta celebraci贸n hab铆a sido recuperada por antrop贸logos no ind铆genas en la primera mitad del siglo XX en Cuzco-Per煤, donde esta celebraci贸n tambi茅n tiene un importante valor como en Bolivia y congrega al turismo todos los a帽os.

El 鈥淢ovimiento Universitario Juli谩n Apaza鈥 (MUJA) surge en la d茅cada del 60 y rescata la figura del l铆der ind铆gena Tupak Katari y de la Whipala introduci茅ndola en el 谩mbito pol铆tico sindical. Reci茅n en la d茅cada del 70 con su segunda generaci贸n protagonizada por los j贸venes ind铆genas como Germ谩n Choquehuanca Condori y Mois茅s Guti茅rrez Rojas, en plena dictadura de Banzer, impulsan la celebraci贸n de un A帽o Nuevo Aymara. Ambos l铆deres se conocen en la carrera de filosof铆a de la Universidad Mayor de San Andr茅s (UMSA) y refundan el MUJA junto a otros estudiantes ind铆genas. De tal manera, se introducen en la vida pol铆tica estudiantil universitaria articulando las actividades pol铆ticas con las art铆sticas. Es en el seno de los debates que plantean la necesidad de tener un nuevo a帽o propio al igual que otros pueblos como el chino y el jud铆o.

El contexto pol铆tico social en surge la idea de celebrar un a帽o nuevo propio era de extremo racismo y surge como expresi贸n de afirmaci贸n identitaria. Asumirse con una nacionalidad ind铆gena como por ejemplo la aymara era motivo de verg眉enza. Afirmarse en esa identidad inclu铆a una lucha pol铆tica no solo hacia el exterior, sino tambi茅n hacia el interior por descolonizar las propias estructuras de pensamiento del mismo ind铆gena que lo inferiorizaban y que hab铆an sido interiorizadas a trav茅s del colonialismo y las diferentes instituciones de la sociedad.

El racismo se exteriorizaba no solo desde la derecha, sino tambi茅n de los partidos de izquierda tradicionales que hist贸ricamente utilizaban a los ind铆genas como escalera al poder pol铆tico en Bolivia. Se trataba de captar su voto ind铆gena en un pa铆s de mayor铆a ind铆gena donde ning煤n partido gana una elecci贸n sin este voto. La estrategia hist贸rica era presentarse como como aliados, y una vez en el poder hacer a un lado al ind铆gena y sus banderas pol铆ticas y/ o reducir su fuerza pol铆tica a cargos pol铆ticos secundarios o directamente excluirlos. Otro dato a tener en cuenta para percibir el nivel de racismo de la 茅poca es que el ind铆gena empieza a votar reci茅n en 1952 y que la primera escuela ind铆gena de Am茅rica Latina, fue la 鈥淓scuela de Warizata鈥 fundada en Bolivia y que dict贸 clases entre 1931 hasta 1940.

En este duro contexto pol铆tico social, Germ谩n Choquehuanca Condori con el objetivo de justificar un a帽o nuevo propio elabora y publica en 1981 el primer calendario con el nombre 鈥淢arawata. Ensayo del Calendario Hist贸rico Indio, 5掳to Sol 489鈥. La referencia de 鈥5掳 Sol鈥 define los a帽os a celebrar contando a partir del a帽o 5.000 hasta la llegada de los espa帽oles y desde all铆 ir agregando sucesivamente los siguientes a帽os.

Seg煤n el escritor boliviano Carlos Macusaya referente del pensamiento indianista y katarista esta celebraci贸n tiene dos aspectos a destacar: 鈥淧rimero el antecedente hist贸rico pre-colombino al respecto, que tiene que ver con c贸mo en el incario organiz贸 la vida social en funci贸n del calendario solar. Otro antecedente m谩s contempor谩neo, ser铆a de reivindicaci贸n, de re-significaci贸n pol铆tica de esta fiesta que la lleva a cabo la generaci贸n de j贸venes universitarios quechuas y aymaras que migraron del campo a la ciudad y que formaron el 鈥淢ovimiento Universitario Juli谩n Apaza鈥. Ellos son los que le dan un sentido pol铆tico a esta celebraci贸n en un momento hist贸rico-social en que se trataba de reafirmar la identidad ind铆gena en un contexto de racismo. Se trataba de decirle a las personas del mismo origen ind铆gena: 鈥淣o hay porque avergonzarnos de nuestra cultura, nuestros idiomas, apellidos ind铆genas, color de piel, historia, origen y fiestas ancestrales, incluso a estas 煤ltimas podemos recuperarlas鈥. Este movimiento ind铆gena va a enarbolar esta fiesta y la va re-significar a finales de la d茅cada del 70 y a principios del 80, en un contexto de surgimiento del pensamiento indianista y katarista. Si bien, esta fiesta en el incario era una fiesta de la 茅lite o de cierto grupo, este movimiento de j贸venes lo va a reivindicar como una 鈥渇iesta del pueblo鈥, lo van a plantear como espacio de reafirmaci贸n identitaria donde los ind铆genas podr铆an decir: 鈥淪omos esto y no tenemos porqu茅 sentir verg眉enza鈥.

La primera celebraci贸n en Bolivia fue en Tiahuanaco, La Paz.

La primera celebraci贸n de un a帽o nuevo propio en Bolivia se registra en el centro arqueol贸gico de Tiahuanaco, La Paz, en 1982 por iniciativa de j贸venes ind铆genas del Movimiento Universitario Juli谩n Apaza (MUJA), luego de reiterados intentos fallidos. Para tal fin, al no localizar un amauta no cat贸lico, se convoca la presencia del yatiri Rufino Paxi que profesaba el catolicismo. Germ谩n Choquehuanca Condori viaja en 1979 a Tiahuanaco para concretar esta festividad, pero obtuvo el rechazo de los pobladores debido al fuerte colonialismo de la 茅poca en que los propios ind铆genas no valorizaban su ritualidad y espiritualidad.

Esta iniciativa de celebrar un a帽o nuevo propio impulsada por j贸venes ind铆genas del MUJA es considerado como el nacimiento de lo que se conoce como A帽o Nuevo Aymara inspirado en el Inti Raymi (Fiesta del Sol) que se celebraba en el incanato, pero que adquiere otra re-significaci贸n y reinterpretaci贸n propia en este momento.

Las celebraciones m谩s importantes en la regi贸n se llevan a cabo en Bolivia y en Per煤, donde se congregan a los turistas. En Bolivia se realiza en Tiahuanaco, La Paz, Bolivia, que es la m谩s antigua ciudad arqueol贸gica pre-incaica. Desde all铆, en el 谩rido altiplano boliviano entre construcciones antiqu铆simas y un fr铆o g茅lido que cala hasta los huesos, es cuando al amanecer los rayos de Tata inti (Padre Sol) inicia su acenso a trav茅s de la puerta del imponente Templo de Kalasasaya (Templo de las piedras paradas), en el que se verificaban con exactitud los cambios de estaciones y el a帽o solar de 365 d铆as. Lo que deja en manifiesto el avanzado conocimiento astron贸mico que pose铆a esta civilizaci贸n Tiahuanacota.

En Bolivia se declar贸 el 21 de junio del 2019 como feriado nacional para permitir la participaci贸n de la poblaci贸n en los festejos a帽o nuevo andino y el 2005 fue declarado patrimonio intangible, hist贸rico y cultural del pa铆s.

Momento central de la celebraci贸n: llegada de los rayos de Tata Inti.

El a帽o nuevo andino tiene lugar al amanecer con la llegada de los primeros rayos de Tata Inti (Padre Sol). Esta celebraci贸n coincide con el Solsticio de Invierno que es el momento exacto del a帽o en que el Sol se encuentra a mayor distancia angular de la Tierra. Dependiendo la correspondencia con el calendario, el evento del Solsticio de Invierno tiene lugar en el Hemisferio Norte entre el 21 y 22 de diciembre todos los a帽os, y en el Hemisferio Sur entre el 20 y 21 de Junio. El significado estacional del Solsticio de Invierno se manifiesta en el alargamiento de las noches y el acortamiento de las horas diurnas. Se trata de un calendario lunar-solar, ya que est谩 regido por la fase de la Luna y el recorrido de la Tierra alrededor del Sol. A partir del 22 de Junio, se empiezan a contar los 13 meses del calendario andino 鈥淢araWata鈥 publicado en 1981, cada uno de 28 d铆as, cont谩ndose 364 d铆as del a帽o nuevo. El 21 de junio es el d铆a 365, que se dedica exclusivamente para esta festividad y da inicio al invierno en el sur del Planeta Tierra, siendo este d铆a el que tiene la noche m谩s larga y el d铆a m谩s corto.

Esta referencia astron贸mica implica un nuevo ciclo de producci贸n agr铆cola para la siembra de cultivos y una oportunidad para agradecer a Tata Inti (Padre Dios) y a la Pachamama (Madre Tierra) por las cosechas del a帽o saliente, as铆 como para pedir por la prosperidad del comienzo de otra etapa de preparaci贸n de la siembra. Este nuevo ciclo agr铆cola es un momento vital para los ind铆genas que dependieron hist贸ricamente del cultivo de la tierra para subsistir.

Esta celebraci贸n se realiza en diferentes Wakas o lugares sagrados en los diversos pa铆ses que integran el Hemisferio austral o Sur como Bolivia, Argentina, Ecuador, Per煤, Chile, etc., donde se convocan en una celebraci贸n con m煤sica, danzas aut贸ctonas, ofrendas, ceremonias, athapis (comida comunitaria), rituales, etc., que tienen el fin de agradecimiento y de tributar a la Pachamama (Madre Tierra) y a Tata Inti (Padre Sol). Las ofrendas se preparan con la tradicional y sagrada hoja de coca, sebos de llama y alcohol para la challa como s铆mbolo de reverencia y agradecimiento por la producci贸n.

El momento cumbre de la celebraci贸n consiste en recibir los primeros rayos solares de Tata Inti (Padre Sol) sobre la Tierra con las palmas de las manos de frente al Sol para sentir la energ铆a de Tata Inti. Este momento espiritual implica renovaci贸n de energ铆as, agradecimiento al Sol, hacer peticiones y poder tener un a帽o de mucha prosperidad. De esta manera, iluminados por estos primeros rayos solares que emanan una renovada energ铆a se da inicio a un nuevo ciclo, un nuevo a帽o nuevo ha iniciado.

*Ver贸nica Zapata, periodista y psic贸loga boliviana




Fuente: Argentina.indymedia.org