July 7, 2022
De parte de Indymedia Argentina
166 puntos de vista

La renuncia del Ministro de Econom铆a Mart铆n Guzm谩n en pleno discurso de la vicepresidenta expone una escalada en la crisis pol铆tica que retroalimenta la crisis econ贸mica. La soledad presidencial es notoria. Con un gesto para contener la hemorragia despu茅s del golpe, Cristina Fern谩ndez se muestra con AF en medio de un tembladeral que no se detendr谩 con una foto. La salida que propondr谩n para 芦estabilizar禄 la econom铆a con la nueva ministra 芦de consenso禄, Batakis, ser谩 m谩s ajuste. La devaluaci贸n golpea la puerta. La respuesta popular tendr谩 que ser acorde. Nuestra apuesta debe ser la rebeli贸n y no ninguna sutura en este sistema que mientras exporta en cifras r茅cord granos y alimentos, somete a medio pa铆s al hambre y la pobreza.

Una nueva etapa de ajuste, una nueva etapa de luchas

La renuncia de Guzm谩n al Ministerio de Econom铆a deja al presidente Alberto Fern谩ndez solo y aislado. La creciente crisis econ贸mica y pol铆tica lo arroll贸, y todxs tratan de despegarse del fracaso. El d贸lar desbocado y el alza de precios en las 煤ltimas 24 horas, muestran c贸mo la crisis econ贸mica y pol铆tica se retroalimentan. Los hasta ayer fervientes albertistas, hoy buscan refugio en el kirchnerismo: intendentes, gobernadores, ministros, se empiezan a mostrar alineados, ahora, con Cristina. El mensaje es que Alberto personifica la derrota, el ajuste y es el 煤nico progenitor, con el padrinazgo de Guzm谩n, de una inflaci贸n anual que llegar铆a al 80% y puede ir en camino al 100%. Mientras desde las distintas fracciones del gobierno pretenden adjudicarle siempre al otro la ineficacia para ponerle freno a la inflaci贸n, los salarios cada vez se muestran m谩s impotentes para llegar a fin de mes.

Para el kirchnerismo, comenz贸 el operativo clamor: 鈥渓a salida es Cristina para el 2023鈥. Pero pese a los ataques en p煤blico, para CFK no es tan f谩cil despegarse de Alberto. Ella lo puso en la Rosada, es parte sustancial del gobierno con manejo de las principales cajas del estado y, aunque cuestion贸 los t茅rminos del acuerdo con el FMI, siempre sostuvo que hab铆a que arreglar con el Fondo y pagar la deuda externa (鈥渟omos pagadores seriales鈥).

En este intento de distanciarse de Alberto Fern谩ndez y del ajuste, la vicepresidenta construye un bloque con la liga de los gobernadores, con los intendentes (les promete la caja 鈥渢ercerizada鈥 de los movimientos sociales) y con la burocracia sindical. La CGT est谩 girando al kirchnerismo. Lo dif铆cil y empa帽ado del acto de Alberto en la CGT el 1 de julio as铆 lo explica. As铆 como el llamado de Daer a Cristina en ese marco. Si no puede ganar la elecci贸n presidencial de 2023, Cristina har谩 todo el esfuerzo para ganar la Provincia de Buenos Aires, que es la mitad del pa铆s.

El gobierno al garete

El hecho de que pasaran muchas horas hasta conseguir a qui茅n reemplace a Guzm谩n, o la ausencia de Massa en Olivos el propio s谩bado, son una indicaci贸n de la deriva sin retorno de la figura presidencial. La nueva ministra, Batakis, que asume a rega帽adientes, es recordada por el deterioro de los salarios estatales, el aguinaldo en cuotas, el achique del gasto p煤blico y la defensa del 鈥渆quilibrio fiscal鈥 en su gesti贸n en la provincia de Buenos Aires. Nada cambia con el cambio de nombre. La reuni贸n de Cristina por largas horas con Melconi谩n, representante de la Fundaci贸n Mediterr谩nea, muestra c贸mo el kirchnerismo se acerca a lo m谩s concentrado (y recalcitrante) del poder econ贸mico para elaborar un plan de 鈥渆stabilizaci贸n鈥 y proyectarse hacia el 2023.

El kirchnerismo no se plantea asumir el gobierno ahora. Ha despojado a AF de los alfiles, pero no se propone darle jaque mate. La cena entre CFK y AF en la Quinta de Olivos el 4 de julio, una costumbre alimentaria que millones de argentinos ya no pueden darse a diario, muestra un intento de frenar la hemorragia despu茅s del zarpazo. Pero estamos en una crisis econ贸mica y pol铆tica de proporciones. Es el fracaso del gobierno del Frente de Todos. Existe una coincidencia amplia en que se avecina un salto devaluatorio, que en lo inmediato traer谩 m谩s inflaci贸n y reducir谩 m谩s a煤n el valor de compra de los salarios. Las reservas del Banco Central son insuficientes para pagar los compromisos externos, hacer frente al encarecimiento energ茅tico y cumplir las exigencias del FMI.

Faltante de gasoil. Trabas a las importaciones. Ca铆da al suelo de los bonos argentinos. Inviabilidad de los planes suscriptos con el FMI. Exigencias de ajuste al gasto p煤blico, y una incesante emisi贸n monetaria como tabla de salvaci贸n que fogonea la espiral inflacionaria y provoca una ca铆da, segura, en el nivel de actividad.

La respuesta de un sector del peronismo es que ahora, la salida es Cristina, apuntalando esa propuesta m谩s en un relato laudatorio que en posibles medidas concretas. A su vez, esperpentos liberales y voceros de la timba empresarial y financiera como L贸pez Murphy, Milei, Espert o el propio Melconi谩n, son consultados como si sus recetas no hubieran alimentado la debacle actual y las de hace varias d茅cadas. La propia oposici贸n de Cambiemos no ha ido a fondo ante la crisis de gobierno para no hacer caer a AF y se propone para la sucesi贸n en el a帽o 23. Estamos asistiendo a un nuevo enga帽o de las clases dominantes para mantener el sistema, apelando a 鈥渓a grieta鈥 o proponiendo 鈥渆l mal menor鈥. Es el recurso de siempre, de crear falsas ilusiones.

Una crisis mundial que condiciona la situaci贸n local

El naufragio argentino no se da en un mar sereno. La situaci贸n de desaceleraci贸n econ贸mica mundial ya est谩 llegando a una situaci贸n de recesi贸n y, con el aumento inflacionario en Estados Unidos y en Europa, pronostica una estanflaci贸n (estancamiento con inflaci贸n). Esto produce en todos los pa铆ses del mundo, y muy especialmente en la periferia capitalista dependiente, situaciones de crisis muy agudas que provocan destrucci贸n de fuerzas productivas, precariedad, pobreza, desocupaci贸n y hambre. Pero tambi茅n protestas masivas y rebeliones populares.

Ante esta situaci贸n y desde una perspectiva de lxs trabajadorxs, debemos plantear una cr铆tica y una denuncia a este nuevo enga帽o de la burgues铆a que intenta salvarse de esta crisis gigantesca. Los grandes ingresos de la exportaci贸n de alimentos, que Argentina no deja de vender y que enriquecen a las burgues铆as locales, son fugados al exterior, contrabandeados o tributan m谩rgenes exiguos. Con esos capitales se adquieren bonos argentinos en d贸lares o actualizados por la inflaci贸n. Las burgues铆as locales son titulares acreedoras de la mitad de nuestra deuda p煤blica que, de conjunto, hoy llega a 500 mil millones de d贸lares. Todo el r茅gimen de gobiernos y de partidos pol铆ticos patronales que nos han gobernado son c贸mplices y coautores sin excepci贸n de este robo hist贸rico y escandaloso a lxs trabajadorxs argentinxs. Tanto han robado y fugado que han deteriorado la producci贸n industrial en el pa铆s, y ni hablar de educaci贸n, salud y vivienda. Nos precipitan a una descomposici贸n general de nuestra vida social. Algo que no van a resolver ni La C谩mpora, ni los Barones del Conurbano, ni los gobernadores del PJ, ni la CGT, ni la propia CFK. Despu茅s de todo, 驴qu茅 har铆a ella con 鈥渓a lapicera鈥 de AF?

Una salida por izquierda

Es necesario empujar con fuerza el debate de una propuesta program谩tica, que a trav茅s de la agitaci贸n y propaganda est茅 en todas las movilizaciones. La actual es una situaci贸n de crisis econ贸mica y pol铆tica que vuelve secundarios los debates de candidaturas en clave electoral. La izquierda tiene la tarea de proponer otra cosa. M谩s all谩, incluso, de las impostergables movilizaciones por todas nuestras reivindicaciones inmediatas de aumento salarial, de ingresos y de jubilaciones, o del urgente desconocimiento de la deuda externa, la situaci贸n requiere que discutamos la nacionalizaci贸n del comercio exterior y la banca, y la expropiaci贸n de la burgues铆a. Es necesario que lxs revolucionarixs podamos poner en debate la necesidad de reemplazar este estado hecho para proteger los intereses del gran capital, por una organizaci贸n social que responda a los intereses de todxs lxs trabajadorxs, para resolver por s铆 la pol铆tica y la econom铆a. Un gobierno de trabajadorxs que sustituya a los actuales gobiernos corruptos y entregados a los empresarios. Este programa debe estar en la agitaci贸n y propaganda de todas las movilizaciones de trabajadorxs ocupadxs y desocupadxs y debe ser estudiado y desarrollado en todas las asambleas y estructuras organizativas que nuclean a lxs trabajadorxs. La bronca y el des谩nimo deben transformarse en organizaci贸n.

Nuestra convicci贸n es que s贸lo a trav茅s de una masiva y extendida rebeli贸n popular se podr谩 cambiar esta realidad. S贸lo la participaci贸n protag贸nica y efectiva de amplias masas trabajadoras podr谩 concretar una transformaci贸n en ese sentido. No obstante, para que el estallido que las propias contradicciones econ贸micas auguran d茅 lugar a una rebeli贸n, es necesario precisar an谩lisis y objetivos. Las ideas socialistas, tan denostadas por la realpolitik progresista, tienen mucha m谩s potencialidad y actualidad que la quimera de un 鈥渃apitalismo inclusivo鈥.

El 9 de julio, nos movilizamos junto a decenas de organizaciones.

Alentamos la necesidad de una coordinaci贸n de las luchas que impulse la rebeli贸n popular ante la crisis.

Venceremos 鈥 Partido de Trabajadorxs




Fuente: Argentina.indymedia.org