November 3, 2020
De parte de La Haine
221 puntos de vista

Despu茅s de una primera cuarentena en la que no pod铆amos salir de casa, con todos los trastornos que ello supuso para las familias trabajadoras, mientras la producci贸n y la actividad en el trabajo segu铆a como si nada y sin apenas medidas de seguridad; despu茅s de ver c贸mo sacaban al ej茅rcito a la calle y la polic铆a abusaba impunemente m谩s a la luz del d铆a que nunca; tras la segregaci贸n de los barrios obreros; ahora, nos imponen el toque de queda nocturno.

No aumentan los recursos sanitarios, ni paran la producci贸n, ni mejoran el transporte p煤blico para que los obreros no vayamos hacinados al trabajo. Pero nos proh铆ben circular libremente durante la noche. Es una medida propia de econom铆as de guerra, en la que se busca asegurar la productividad recortando al m谩ximo las actividades fuera del trabajo para los obreros.

Adem谩s, refuerza el control de la poblaci贸n y permite que esta lo naturalice, para que lo puedan usar m谩s f谩cilmente en el futuro cuando quieran reprimir y evitar movimientos de resistencia contra su r茅gimen de explotaci贸n y miseria.

Y adem谩s, ya sin tapujos ni verg眉enza, nos dicen que con el nuevo estado de alarma podr谩n prohibir manifestaciones “si no se garantiza la distancia de seguridad”. El derecho de manifestaci贸n, ya bastante raqu铆tico en el Estado espa帽ol, sufre un nuevo ataque de manos del “Gobierno progresista”, que se vale de la pura ambig眉edad para tener un recurso legal m谩s con el que evitar las movilizaciones y las protestas.

Mientras tanto no han aprobado ni una sola medida sanitaria: no han aumentado el n煤mero de personal sanitario suficiente, desplazando y dejando morir a pacientes con otras patolog铆as, no se han habilitado las camas que cerraron durante los a帽os de recortes, la Atenci贸n Primaria de Salud sigue desbordada, no se ha reforzado el transporte p煤blico para evitar los contagios durante los trayectos y, por supuesto, siguen sin aplicarse pol铆ticas que aseguren la vida de los trabajadores no esenciales, por lo que se ven obligados a ir a trabajar poniendo en riesgo su salud. Sin medidas sanitarias efectivas, las medidas de control no sirven para nada, salvo para hundirnos m谩s en la miseria y sofocar cualquier intento de luchar por nuestras vidas. Pero no debilitan al virus.

Nada de esto ha sucedido. Ante una crisis sanitaria de este calibre lo 煤nico que imponen son medidas represivas, dejando m谩s evidente el car谩cter autoritario y antidemocr谩tico del R茅gimen. Cada vez vienen m谩s a cara de perro. Saben que se vienen tiempos dif铆ciles, que nos tienen preparado al pueblo trabajador m谩s despidos, m谩s desahucios, m谩s hambre, m谩s miseria. Y, antes de que nos levantemos contra ello, ya se est谩n dotando de las herramientas para reprimirnos y sofocar nuestras luchas. No se lo permitamos.

No podemos quedarnos de brazos cruzados. Debemos organizarnos y responder, no cedamos ni un cent铆metro. La desobediencia y la resistencia activa, la lucha en la calle, son el 煤nico camino para hacer valer nuestros derechos. Nos seguiremos manifestando y preparando para conquistar los derechos y libertades democr谩ticas que desde 1939 nos niegan. Ahora m谩s que nunca.

La implementaci贸n y reforzamiento de medidas sanitarias salvan vidas; los recortes y la represi贸n generan abandono y muerte.

Movilizaci贸n y lucha hasta conquistar medidas sanitarias efectivas y no represivas.

隆La represi贸n no es la soluci贸n!




Fuente: Lahaine.org