January 3, 2021
De parte de A Las Barricadas
1,663 puntos de vista

Cuando la Barcelona antifascista sali贸 a la calle a parar el golpe del 36, los antifascistas alemanes en Barcelona se enfrentaron a su enemigo directo: los miembros de la secci贸n extranjera del partido nazi. No muy lejos del centro de la ciudad, estaba la calle de Lauria, donde ten铆a su domicilio el Club Alem谩n, una instituci贸n de camuflaje de los nazis. Y fue exactamente all铆 donde los nazis alemanes se atrincheraron, cubriendo la calle de Lauria con fuego incesante. Ante esta situaci贸n, ped铆 que me enviasen a veinte sindicalistas catalanes para conquistar el basti贸n nazi. Nuestro bot铆n fue una ametralladora pesada y unos cuantos fusiles de infanteria del tipo 1930. Me acuerdo perfectamente del 煤nico acto de destrucci贸n. En la sala de reuniones del Club Alem谩n hab铆a una foto de Hitler. La cog铆 y la tir茅 por la ventana, rompi茅ndose en pedazos bajo los aplausos de la multitud que hab铆a observado nuestra acci贸n. El contenido de los escritorios y de los archivadores lo pusimos en el cami贸n que nos hab铆a llevado hasta all铆. “驴Por qu茅 no se quema esa mierda?”, nos preguntaron. – “Porque entre estos documentos se encuentra el archivo de los miembros de las organizaciones nazis y otras pruebas que dan fe de la red que han montado en toda Espa帽a”, respondimos laconicamente. Y as铆 fue. Nosotros desmontamos el 19 de julio una vasta organizaci贸n nazi en toda Espa帽a (Rudolf Michaelis).

Rese帽a editorial. – El grupo DAS (Deutsche Anarchosyndikalisten) fue la organizaci贸n que agrup贸 a los anarcosindicalistas alemanes exiliados del nazismo en la capital catalana. Entre sus principales tareas estuvo la de vigilar la expansi贸n del partido nazi por estas latitudes y coordinar la incorporaci贸n de los voluntarios alemanes en el frente de Arag贸n, vehiculada a trav茅s de la Centuria Erich M眉hsam en la Columna Ascaso.

Su trabajo m谩s certero y desconocido fue el desmantelamiento de la red nazi que operaba en Barcelona desde el Consulado General de Alemania y que daba apoyo al ej茅rcito franquista. Sin embargo, tanto sus protagonistas como su papel capital en la lucha antifascista han sido obviados por las implicaciones que tuvieron sus acciones en el conflicto en torno al control del orden p煤blico en Catalu帽a.

Este perspicaz ensayo evidencia las contradicciones y ambig眉edades de la Generalitat y el Comit茅 Central de Milicias Antifascistas respecto a la Alemania hitleriana entre julio y noviembre de 1936, en una coyuntura en que las Patrullas de Control desempe帽aron un papel significativo 鈥攑articularmente los grupos de investigaci贸n de la CNT y la FAI鈥 en la neutralizaci贸n e intimidaci贸n de los aparatos del nazismo en Barcelona.

Su lectura ayuda a unir las piezas de aquella emigraci贸n pol铆tica durante la Segunda Rep煤blica espa帽ola y nos acerca al anarcosindicalismo internacional de entonces, cuando la resistencia antifascista no estaba de moda.

芦Cuando se cre铆a que ya se sab铆a (casi) todo de la Guerra Civil, resulta que en un 煤nico libro surge un c煤mulo de noticias nuevas.禄
Walther L. Bernecker (Universidad de Erlangen-N煤remberg).

Entrevista en Cazaberet: http://www.cazarabet.com/conversacon/fichas/fichas1/antifascistasalemanes.htm.- Extracto:

-Barcelona y el Estado Espa帽ol era o fue, en aquellos primeros a帽os 30, un destino que entonces era muy, muy atractivo….la deriva nazi en Alemania y otros pa铆ses europeos era la que era y en Espa帽a en el 31 se abr铆a como una brecha de republicanismo progresista…

-Efectivamente, la declaraci贸n de la segunda rep煤blica en Espa帽a, en abril de 1931, tuvo un gran eco internacional y atrajo la atenci贸n de muchos progresistas y revolucionarios de todos los pa铆ses que, en un contexto europeo de escala del fascismo, ve铆an en la rep煤blica espa帽ola una posibilidad de contrarrestar el auge reaccionario e iniciar la contraofensiva contra el fascismo. Para los que alentaban esperanzas revolucionarias, adem谩s, el hecho de que en el proletariado predominaran las tendencias m谩s radicales del movimiento obrero, con una especial importancia de los anarcosindicalistas, contribuy贸 a aumentar ese atractivo. Asimismo, tambi茅n llegaron a Espa帽a obreros vagabundos, atra铆dos por el clima y por el hecho de que se pod铆a sobrevivir con menos recursos que en otros pa铆ses. De todos modos, tampoco se puede idealizar a la Espa帽a republicana como tierra de acogida ya que la legislaci贸n era restrictiva y selectiva a la hora de conceder permisos de residencia, como se帽alamos en el libro.

-Aunque luego todo lo planteado tuviese mil dificultades, mil trabas…todo ello lo viven los anarquistas y librepensadores alemanes, 驴c贸mo lo viven…qu茅 aprenden de ello….impotencia cuando la Rep煤blica que quer铆a avanzar por ejemplo en el laicismo y en la ley de defensa o en la agraria se encontr贸 con muros como muy infranqueables…?,驴 pod茅is comentarnos alguna cosa?

-A pesar de los aires de libertad que trajo la declaraci贸n de la segunda rep煤blica, los anarcosindicalistas alemanes no se expon铆an demasiado y manten铆an una actitud discreta, siempre en el marco de la CNT, con la excepci贸n de Etta Federn que ten铆a cierta proyecci贸n p煤blica, como conferenciante acerca de temas relacionados con la cultura alemana y la pedagog铆a. Por otra parte, hay que tener en cuenta que el consulado alem谩n ejerc铆a un estricto control sobre la comunidad alemana y muy especialmente en la vigilancia de los alemanes izquierdistas y “asociales”. El consulado nazi contaba con la complicidad de la polic铆a catalana, especialmente durante el periodo que Josep Denc脿s estuvo al frente de la conselleria de Gobernaci贸n. Otro aspecto a tener en cuenta es que en 1933 se promulga la Ley de Vagos y Maleantes, que lleva a la prisi贸n a muchos refugiados izquierdistas; eso explica que en la prisi贸n modelo de Barcelona hubiera 40 revolucionarios detenidos que, a pesar de las gestiones de Joaquim Maur铆n, no ser铆an liberados hasta el 19 de julio de 1936.

-驴C贸mo viven los primeros d铆as del Golpe de Estado en Barcelona los antifascistas alemanes?

-Desde el primer momento, como es natural, participan en la contraofensiva al golpe militar, bien encuadrados en sus respectivas organizaciones, bien con su participaci贸n en las barricadas. En el caso del DAS, su intervenci贸n se concentra en el desmantelamiento de la red nazi barcelonesa, que ten铆an previamente localizada, mediante el asalto a las sedes-tapaderas del partido y del sindicato nazi, de las juventudes hitlerianas y de las instituciones “culturales” nazis, as铆 como los registros y las confiscaciones de documentaci贸n y enseres de los domicilios de los jerarcas nazis, muchos de ellos huidos precipitadamente. Asimismo, forman el Grupo M眉hsam que parte hacia el frente de Arag贸n. Otros, se integran en el Servicio de Informaci贸n CNT-FAI en colaboraci贸n con las Patrullas de Control, el Comit茅 Central de Milicias Antifascistas y la Generalitat (conseller铆a de Seguretat). En cualquier caso, siempre actuaron avalados por la Generalitat y, por tanto, tambi茅n con las cortapisas y limitaciones que ello supon铆a a la hora de arremeter contra el consulado y los funcionarios debido a las formalidades diplom谩ticas a las que antes alud铆amos.

-Primeros d铆as que de no ser por la CNT no s茅 ni c贸mo le hubiese ido a la ciudad, la Generalitat….las barricadas salvaron Barcelona, Catalunya y le dieron mucho aire a la Rep煤blica y a la Generalitat….

-Cierto, sin la intervenci贸n de la CNT muy probablemente la Generalitat hubiera ca铆do en manos de los militares golpistas a los pocos d铆as. Sin embargo, hay cierta historiograf铆a que se empe帽a en minimizar el papel desempe帽ado por los anarcosindicalistas, el POUM y por el proletariado, en general, en el desbaratamiento del golpe, aduciendo la participaci贸n de los militares fieles a la Rep煤blica y la guardia de asalto y mossos d’esquadra, etc. Sin negar el papel que hubieran podido jugar esas fuerzas institucionales, el hecho es que la fuerza determinante a la hora de parar el golpe fue la acci贸n de masas popular y, concretamente, la funci贸n que en ella jugaba la CNT. Si no hubiera sido as铆, 驴c贸mo explicar el protagonismo de los anarcosindicalistas en el sostenimiento de la Generalitat y el hecho que los hasta hac铆a poco tildados de pistoleros y piojosos (Aurelio Fern谩ndez, Eroles, Escorza, Asens, etc.) ocuparan cargos de responsabilidad en las instituciones encargadas del orden p煤blico? Esta es otra de las cuestiones espinosas a las que se alud铆a m谩s arriba que la historiograf铆a oficial (liberal como de tradici贸n estalinista) suele dejar de lado, ya que existe un consenso en torno al chivo expiatorio causante del fracaso de la Segunda Rep煤blica, mediante la atribuci贸n de los males, errores y provocaciones a los anarquistas y poumistas.

-Y la controvertida entrada en el gobierno de Largo Caballero de miembros destacados de esta tendencia como Garc铆a, Oliver, Federica Montseny, Joan Peir贸…..

-En este sentido, hay que subrayar las diferentes actitudes entre los militantes del DAS, m谩s cr铆ticos con la participaci贸n, y los representantes integrados en los cuadros org谩nicos de la CNT-FAI (Souchy, Gudell, R眉diger) que eran favorables a la colaboraci贸n y participaci贸n en el gobierno. 

-El Mayo del 37 me imagino por todo lo que signific贸 y dej贸 de significado todav铆a golpea mucho en la memoria del anarquismo, 驴no?; 驴c贸mo lo vivieron nuestros protagonistas?

-Las jornadas de mayo de 1937 explicitaron las diferencias respecto de la participaci贸n en el gobierno y la contemporizaci贸n con las agresiones y provocaciones contra los libertarios y las colectivizaciones y entre los anarcosindicalistas alemanes se materializ贸 en la doble posici贸n de algunos l铆deres, como R眉diger, que se alineaba con la c煤pula de la CNT-FAI y la actitud de otros, en la calle, en las barricadas.

**

Seg煤n se recoge en el libro, tambi茅n entonces la relaci贸n de la CNT con las organizaciones internacionales era pol茅mica.

En lo que concierne a la CNT, de verdaderas relaciones internacionales no tiene nada en absoluto. Est谩n los grupos anarquistas y sindicalistas en el extranjero, que aparte de ser totalmente insignificantes, defienden, sin excepci贸n, una oposici贸n dogm谩tico – doctrinaria a la CNT. En la CNT misma existe una triple corriente en lo que se refiere a las relaciones internacionales que se mezclan, como todo aqu铆, de manera poco clara entre s铆.

Una tendencia ser铆a limitarse a estos grupos anarquistas doctrinarios, que significa no tener pr谩cticamente ning煤n v铆nculo internacional y dejar en cierto modo esas relaciones en manos del Gobierno del Frente Popular. Lo opuesto, tambi茅n presente aqu铆, ser铆a el acoplamiento, de hecho sin l铆mites, a todas las organizaciones que se presten a ello, es decir, tambi茅n al Partido Laborista, la CGT, etc.

Visto de cerca, las decisiones en estas cuestiones tienen algo de c贸mico. En favor de la primera opci贸n se pronuncian en primer lugar los extranjeros residentes en Espa帽a, a la manera de la FAUD, que no tienen peso alguno en las decisiones. En pro de la segunda opci贸n, encontramos en primer lugar a los representantes de la CNT-FAI en el extranjero, que intentan de este modo extender su influencia, pero que tampoco pintan nada. Los que s铆 que poseen alg煤n poder de decisi贸n, los espa帽oles mismos, no tienen la m谩s m铆nima idea de todas estas cuestiones. De esta manera se est谩n moviendo torpemente de una decisi贸n a otra, de derecha a izquierda y viceversa. La tercera variante est谩 representada por un n煤mero reducido de personas. Se tratar铆a de traponer el comportamiento de la CNT-FAI en Espa帽a al campo de las relaciones internacionales. Esta posici贸n tiene un doble car谩cter: el pasado revolucionario y el futuro como hombres de Estado. En las circunstancias actuales, todo el mundo puede reivindicar la “ortodoxia”, tanto de un bano como de otro… Como ya he dicho, no pretendo tanto seguir la tarea ilusoria de formar un nuevo movimiento revolucionario bajo la bandera de la Espa帽a en v铆as de restauraci贸n, sino m谩s bien una tarea pr谩ctica posible. Bajo el patrocinio del nuevo Estado Social Catal谩n, crear un contrapeso al movimiento obrero influenciado por Rusia y, a trav茅s de tal dualismo contrapuesto, romper con la esclavizaci贸n de la clase obrera a las organizaciones, que se ha vuelto total en los 煤ltimos tiempos (Paul Partos a Karl Korsch, 13 de abril de 1937).

Parece que una v铆ctima por el camino de estas luchas de poder, fue el trabajo de difusi贸n antifascista sobre el que se hacia una cita al principio:

La publicaci贸n m谩s sonada fue el Schwarzrotbuch (Libro rojo y negro), donde se hicieron p煤blicos los documentos incautados a los nazis. “Quer铆amos aclarar simb贸licamente el peligro fascistas a trav茅s de una imagen que montamos dentro del libro. Ten铆amos ante nosotros fotos recientes de ni帽os asesinados en Madrid que hab铆an sido matados de manera bestial por los bombardeos alemanes. Encontr茅 la imagen de una ni帽a sonriente y resplandeciente en un anuncio de chocolate de Netsl茅. Contrapusimos esas dos im谩genes en un mapa francoespa帽ol. En medio pusimos a Hitler con gesto de mando, dirigiendo un grupo de bombarderos desde Espa帽a hacia Francia. Encima del montaje escribimos: ‘Hoy Espa帽a, 隆Ma帽ana todo el mundo!”. En 1938 se edit贸 una versi贸n espa帽ola; las versiones en franc茅s y en ingl茅s no llegaron a realizarse (obra rese帽ada, pp. 169/170).




Fuente: Alasbarricadas.org