March 24, 2022
De parte de Grup Antimilitarista Tortuga
1,220 puntos de vista

El s谩bado 19 de marzo, como ya viene siendo habitual desde 2008, con motivo de la celebraci贸n de la Junta de Accionistas del BBVA que tuvo lugar el viernes 18 de marzo, en el Palacio Euskalduna de Bilbao, un grupo de activistas pertenecientes al Grupo Antimilitarista de Bilbao KEM-MOC llevaron a cabo una acci贸n para denunciar que los grandes beneficios de este banco provienen, en gran parte, de financiar la industria de la guerra.


Por ello, y simbolizando que 鈥渓os beneficios del BBVA est谩n manchados de sangre鈥, varias activistas se arrojaron pintura roja sobre sus cabezas a la entrada de la sucursal situada en la Gran V铆a de Bilbao, pintura que representa las dram谩ticas consecuencias que para un gran n煤mero de personas tienen las actividades en las que este banco est谩 involucrado. Mientras tanto, otras activistas sosten铆an una pancarta que dec铆a 鈥淏BVAaren irabaziak odolez blai y #LaGuerraEmpiezaAqui鈥.

Con esta acci贸n llamativa y simb贸lica las activistas denunciaban que el BBVA ha destinado al menos 5.421 millones de euros en los 煤ltimos a帽os a la financiaci贸n de la industria armament铆stica. Entre las principales empresas financiadas destacan General Dymamics, Leonardo, Indra, Airbus, Aecom, Honeywel, Navantia o Maxam, empresas que producen aviones militares, tanques, submarinos, misiles, municiones y armas nucleares.

Las activistas declararon que 鈥渓a guerra es un crimen contra la humanidad鈥. Adem谩s de provocar el sufrimiento de personas que poco o nada tienen que ver con las causas e intereses que generan las guerras, suponen una violaci贸n flagrante de los derechos humanos y fuerzan el desplazamiento de millones de ellas. De hecho, los conflictos b茅licos, como el de Ucrania, que estamos viendo ahora a trav茅s de los medios de comunicaci贸n, y otros muchos conflictos a lo largo del mundo que no tienen tanto eco medi谩tico, son la principal causa de las migraciones forzadas en el mundo.

Tambi茅n afirmaron que cada euro que se despilfarra en las guerras se detrae de necesidades sociales inmediatas como la sanidad, la educaci贸n o los servicios sociales, destinos imprescindibles en la situaci贸n de crisis y dificultad en la que nos encontramos desde hace a帽os.

As铆 mismo, nos recuerdaron que, aunque si bien es cierto, son muchos los bancos que participan en el negocio de la guerra, existen alternativas, hoy en d铆a muy extendidas, como la banca 茅tica.





Fuente: Grupotortuga.com