October 19, 2020
De parte de Arrezafe
159 puntos de vista


 



«Un


socialismo
real
,
se
argumenta,
sería
controlado
por
los
propios
trabajadores
a
través
de
la
participación
directa,
en
lugar
de
ser
dirigido
por
leninistas,
estalinistas,
castristas
u
otras


“cábalas
de
malvados
hambrientos
de
poder,
burocráticos,
hombres
maliciosos
que
traicionan
revoluciones
.
Lamentablemente,
esta
visión
del
“socialismo
puro”
es
ahistórica,
no
puede
contrastarse
con
la
realidad
histórica.
Compara
un


ideal


con
una


realidad
imperfecta


que
queda
en
un
segundo
plano.
Imagina
cómo
sería
el
socialismo
en
un
mundo
mucho
mejor
que
este,
un
mundo
en
el
que
no
se
requiere
una
estructura
estatal
fuerte
o
una
fuerza
de
seguridad,
donde
no
es
necesario
expropiar
nada
del
valor
producido
por
los
trabajadores
para
reconstruir
la
sociedad
y
defenderla
de
la
invasión
y
el
sabotaje
interno.





Las
anticipaciones
ideológicas
de
los
socialistas
puros
permanecen
intactas
por
la
práctica
existente.
No
explican
cómo
se
organizarían
las
múltiples
funciones
de
una
sociedad
revolucionaria,
cómo
se
frustrarían
los
ataques
externos
y
el
sabotaje
interno,
cómo
se
evitaría
la
burocracia,
cómo
se
asignarían
los
escasos
recursos,
cómo
se
resolverían
las
diferencias
políticas,
cómo
se
fijarían
las
prioridades
y
se
conduciría
la
producción
y
la
distribución.
En
cambio,
ofrecen
declaraciones
vagas
sobre
cómo
los
propios
trabajadores
poseerán
y
controlarán
directamente
los
medios
de
producción
y
llegarán
a
sus
propias
soluciones
a
través
de
la
lucha
creativa.
No
es
de
extrañar
pues
que
los

socialistas
puros

apoyen
todas
las
revoluciones
excepto
las
que
triunfan.»






Michael
Parenti




Fuente: Arrezafe.blogspot.com