January 21, 2023
De parte de Nodo50
187 puntos de vista

鈥淒erogaremos la reforma laboral. Recuperaremos los derechos laborales arrebatados por la reforma laboral de 2012鈥, dec铆a el acuerdo de coalici贸n progresista entre el PSOE y Unidas Podemos firmado el 30 de diciembre de 2019. Sin embargo, y a pesar de esa promesa de quienes hoy est谩n en el Gobierno, la reforma laboral no ha sido derogada. Porque 鈥渦na cosa es el fetiche pol铆tico y otra lo que vamos a hacer鈥, tal y como afirm贸 la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda D铆az, en alguna ocasi贸n. Para que lo entendamos todos y todas, 鈥渄erogar la reforma laboral鈥 suena muy bien y est谩 revestido con varias capas de marketing pol铆tico, pero t茅cnicamente, y a corto plazo, es imposible.

Ante esta realidad, los esfuerzos del Gobierno se han dirigido a intentar revertir algunos de los problemas estructurales del mercado laboral espa帽ol y parte de los aspectos m谩s lesivos de la reforma laboral del Ejecutivo de Mariano Rajoy en 2012. Sobre todo, en lo relativo a la alt铆sima temporalidad y el reequilibrio en la capacidad de negociaci贸n entre empresarios y sindicatos. Fueron meses de intensas negociaciones con el objetivo de cerrar un acuerdo tripartito entre Gobierno, sindicatos y patronal, lo que llev贸 a una rebaja de las pretensiones iniciales que ten铆an tanto el Ministerio de Trabajo como los sindicatos. La meta era clara: crear un marco que, aunque avanzara con un pasos m谩s cortitos, lo hiciera de manera firme y consensuada para que, a su vez, evitara las huelgas generales tradicionalmente tan vinculadas a las reformas laborales. Bien lo saben Felipe Gonz谩lez (1988), Jos茅 Mar铆a Aznar (2002), Jos茅 Lu铆s Rodr铆guez Zapatero (2010) y Mariano Rajoy (2012). Ninguno se libr贸.

Finalmente, y tras varios tiras y aflojas, el 28 de diciembre de 2021 se aprob贸 la nueva reforma laboral en el Consejo de Ministros, y el Congreso de los Diputados la convalid贸 el 3 de febrero de 2022. La votaci贸n no estuvo exenta de pol茅mica. Los dos diputados de UPN 鈥搎ue, por cierto, esta misma semana se han integrado en las filas del Partido Popular鈥 rompieron la disciplina de partido y votaron en contra, mientras que el voto emitido telem谩ticamente por el diputado del PP Alberto Casero permiti贸 la aprobaci贸n de la reforma. Qui茅n le iba a decir al Gobierno de coalici贸n que ser铆a un error de un diputado popular el que permitir铆a la convalidaci贸n de uno de los buques insignia de la legislatura.

El Gobierno de coalici贸n ha incrementado el SMI un 35,9% en tan solo cuatro a帽os

Cuando se habla del mercado laboral y su evoluci贸n, no podemos obviar las pol铆ticas de subida de salario m铆nimo interprofesional (SMI) que afectan de lleno a los bolsillos de m谩s de un mill贸n y medio de trabajadores. Para poner en perspectiva la subida del SMI, cabe recordar que cuando Mariano Rajoy fue nombrado presidente del Gobierno en 2011, el SMI se situaba en 641,1鈧 mensuales; y para cuando la moci贸n de censura sali贸 adelante, es decir, siete a帽os despu茅s, tan solo se hab铆a incrementado en 94,8鈧, hasta los 735,9鈧 鈥13,5鈧 anuales de media. Tras Rajoy, en tan solo cuatro a帽os, entre 2018 y 2022, el SMI se ha incrementado 264,1鈧, hasta los 1.000鈧 mensuales 鈥66,03鈧 anuales de media. Dicho de otra manera: Rajoy increment贸 el SMI un 14,8% a lo largo de siete a帽os, mientras que S谩nchez y el Gobierno de coalici贸n lo han incrementado un 35,9% en tan solo cuatro a帽os.

Pero a lo que 铆bamos. La nueva reforma laboral lleva poco m谩s de un a帽o en vigor y ya se pueden observar algunos de los resultados en la creaci贸n de m谩s empleo y de mayor calidad. Es tiempo suficiente para poder realizar balances interesantes que nos ofrezcan datos sobre su efectividad y sobre c贸mo se ha comportado el mercado laboral. De momento, la reforma laboral ha conseguido, en tan solo un a帽o, tener 515.000 personas empleadas m谩s y 435.000 personas paradas menos. La temporalidad, tambi茅n en el punto de mira, ha evolucionado incre铆blemente bien. La tasa de temporalidad en el sector privado ha obtenido su mejor dato de la serie hist贸rica, al reducirse 7 puntos en 2022, hasta el 17,5%. Tambi茅n el n煤mero de contratos indefinidos se ha situado en la cota m谩s alta de toda la serie hist贸rica, mientras que los contratos temporales han disminuido un 30%. As铆, al finalizar 2022, el n煤mero de personas paradas ha sido el m谩s bajo desde el a帽o 2007 (2.837.653), el n煤mero de personas ocupadas se situ贸 por encima de los veinte millones (20.296.271) y la afiliaci贸n a la Seguridad Social fue la m谩s alta de la historia. Todo esto en tan solo un a帽o. Y vaya a帽o.

La reforma laboral, al contrario de lo que dec铆an las derechas, no ha destrozado ni la econom铆a ni el mercado

La realidad espa帽ola nos muestra, en l铆nea con diversos estudios nacionales e internacionales, que el efecto del SMI en el empleo tiene un impacto marginal y que la reforma laboral, al contrario de lo que dec铆an las derechas, no ha destrozado ni la econom铆a ni el mercado. Bien es cierto que Feij贸o ya no sabe d贸nde meterse cuando le toca hablar de la situaci贸n econ贸mica. S谩nchez es consciente, y por eso le ha tendido una nueva emboscada que ha provocado otro debate econ贸mico en el Senado. La 煤ltima del Partido Popular ha sido decir que los datos del paro est谩n distorsionados, tras acusar al Gobierno de una 鈥渄oble contabilidad鈥 en lo relativo a los fijos discontinuos. Si no fu茅ramos conocedores de la buena fe de los populares, cualquiera dir铆a que est谩n intentando embarrar el debate, porque:

  1. Los datos de empleo se contabilizan de la misma manera desde la aprobaci贸n de la Orden del 11 de marzo de 1985, por la que se establecen criterios estad铆sticos para la medici贸n del paro registrado. 37 a帽os que incluyen los gobiernos de Aznar y Rajoy.
  2. La administraci贸n encargada de contabilizar los datos de empleo no es el Servicio P煤blico de Empleo Estatal (SEPE), sino los servicios p煤blicos de las Comunidades Aut贸nomas. El SEPE tan solo se encarga de recoger y publicar los datos obtenidos previamente por las Comunidades Aut贸nomas.

Eso s铆, bien es cierto que no es oro todo lo que reluce. El mercado laboral espa帽ol sigue siendo altamente precario y fr谩gil, y contin煤a maltratando a las personas paradas de larga duraci贸n y a las personas j贸venes. Adem谩s, la tasa de desempleo espa帽ol 鈥12,4%鈥 sigue siendo casi el doble que la media de la Uni贸n Europa 鈥6,5%鈥 y las series temporales de los datos de empleo tambi茅n evidencian la fragilidad del tejido productivo espa帽ol, de escasas dimensiones y muy centrado en determinados sectores, incapaces de aportar al crecimiento del empleo y de la productividad.

En conclusi贸n, Rajoy fue censurado y termin贸 su presidencia con una tasa de desempleo del 14,55% y un SMI de 735,9鈧 mensuales, mientras que el Gobierno de coalici贸n, tras una pandemia, una guerra y una crisis de materias primas y de energ铆a, despidi贸 2022 con una tasa de desempleo del 12,4% y un SMI de 1.000鈧 mensuales. Se est谩n haciendo las cosas bien en materia laboral, los datos as铆 lo evidencian. Sin embargo, queda mucho camino por recorrer. Manifestar que Yolanda D铆az es una buena ministra de Trabajo no deber铆a privarnos de denunciar la precariedad laboral que todav铆a sigue impregnando gran parte del mercado laboral espa帽ol. Necesitamos, de una vez por todas, sentarnos y reflexionar. Reflexionar y dibujar una estrategia a largo plazo que nos permita reorientar nuestra econom铆a m谩s all谩 de los ciclos electorales.

鈥淒erogaremos la reforma laboral. Recuperaremos los derechos laborales arrebatados por la reforma laboral de 2012鈥, dec铆a el acuerdo de coalici贸n progresista entre el PSOE y Unidas Podemos firmado el 30 de diciembre de 2019. Sin embargo, y a pesar de esa promesa de quienes hoy est谩n en el Gobierno, la reforma…

Este art铆culo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aqu铆



Fuente: Ctxt.es