June 12, 2021
De parte de SAS Madrid
215 puntos de vista


Hubo l谩grimas. Tambi茅n sonrisas. Los corazones latieron r谩pido y los o铆dos buscaron no perder ni una sola palabra. Ni un solo nombre. Entre nervios, las v铆ctimas de la dictadura argentina quer铆an escuchar todas y cada una de las palabras del tribunal que este jueves ha condenado a cadena perpetua a cinco exmiembros de los servicios de Inteligencia como responsables de un amplio listado de cr铆menes de lesa humanidad. Entre las 96 v铆ctimas que hoy han encontrado justicia est谩 Noem铆 Esther Gianetti de Molfino, cuyo cad谩ver apareci贸 en Madrid en julio de 1980.

La lectura de la sentencia por parte del Tribunal Oral Federal 4 de San Mart铆n ha sido seguida principalmente a trav茅s de Zoom, tanto por las v铆ctimas como por los victimarios. Las primeras miraban a las c谩maras de sus ordenadores y ense帽aban las fotos de sus seres queridos; los segundos, cinco veteranos de la represi贸n salvaje que se desat贸 en Argentina entre 1976 y 1983, permanecieron inm贸viles, con el rostro serio, mientras escuchaban los nombres de todas y cada una de las v铆ctimas que provocaron. 

Entre los condenados est谩n Eduardo Eleuterio Ascheri, Jefe de la Divisi贸n Planes del Departamento de Inteligencia (G2) del Comando de Institutos Militares desde el 16 de octubre de 1978 hasta el 29 de noviembre de 1979, y Jorge Eligio Bano, Jefe de la Divisi贸n Operaciones del Departamento de Inteligencia del Comando de Institutos Militares desde el 14 de febrero de 1979 hasta el 16 de octubre de 1980.

Tambi茅n han recibido cadena perpetua Roberto Bernardo Dambrosi, jefe de la Compa帽铆a de Actividades Psicol贸gicas del Batall贸n de Inteligencia 601 desde el 6 de marzo de 1979 hasta el 17 de noviembre de 1980; Luis 脕ngel Firpo, jefe de la Central Contrainteligencia y Jefe de la Divisi贸n Seguridad del Batall贸n de Inteligencia 601 desde el 3 de diciembre de 1974 hasta el 31 de agosto de 1980; y Marcelo Cinto Courtaux, jefe de la Secci贸n Primera de Ejecuci贸n del Destacamento 201 de Inteligencia del Comando de Institutos Militares de Campo de Mayo desde el 7 de marzo de 1979 hasta el 17 de noviembre de 1980. Todos ellos deber谩n ingresar en c谩rceles comunes y no podr谩n disfrutar del privilegio de la prisi贸n domiciliaria.

Queda por conocer la sentencia contra otro de los acusados, Jorge Norberto Appa, jefe de la Divisi贸n Inteligencia “Subversiva Terrorista” dependiente del Estado Mayor General del Ej茅rcito Argentino. Gracias a una maniobra de 煤ltima hora, Appa ha logrado retrasar unos d铆as su veredicto, que se prev茅 que ser谩 el mismo que el del resto de los acusados. La Retaguardia, un medio de comunicaci贸n autogestionado, emiti贸 la hist贸rica sesi贸n en directo. 

Los cinco militares condenados son responsables intelectuales de los cr铆menes perpetrados por la dictadura contra militantes de la organizaci贸n Montoneros en la denominada “Contraofensiva”. Entre 1979 y 1980, integrantes de ese grupo en el exilio decidieron volver a Argentina para tratar de hacer frente al r茅gimen. La dictadura “despleg贸 un plan de represi贸n y aniquilamiento coordinado y ejecutado por 谩reas de inteligencia del Ej茅rcito Argentino, como la Jefatura II de Inteligencia del Estado Mayor General, el Batall贸n de Inteligencia 601 y el Destacamento 201 de Inteligencia del Estado Mayor del Comando de Institutos Militares”, recuerdan los promotores de este juicio en un dossier.

Entre los cr铆menes juzgados se encuentra el caso de Noem铆 Giannetti, una madre de desaparecidos argentinos que en junio de 1980 fue secuestrada en Lima. Casi un mes despu茅s fue tra铆da ilegalmente por sus captores a Madrid. Su cuerpo apareci贸 sobre la cama de un apartotel de la calle Muralto, donde fue envenenada. La Polic铆a Judicial encontr贸 huellas de los hombres que acompa帽aban a Giannetti, pero tales pruebas nunca fueron cotejadas en Argentina.

El 20 de noviembre de 1980, el juzgado de Instrucci贸n n煤mero 1 de Madrid orden贸 el archivo de la causa. El juez Baltasar Garz贸n retom贸 el caso en 1997, en el marco de la investigaci贸n realizada desde la Audiencia Nacional sobre los cr铆menes de lesa humanidad perpetrados por Videla. El intento realizado por Garz贸n no prosper贸: pese a las gestiones que el magistrado realiz贸 ante el CESID, las huellas siguieron sin ser cotejadas.

En 2016, un tribunal argentino pidi贸 a Espa帽a el expediente completo del caso Giannetti en el marco de la causa Contraofensiva que ahora acaba de concluir. Seg煤n pudo confirmar P煤blico, las huellas de los asesinos no formaban parte del material enviado a Buenos Aires. Una investigaci贸n realizada durante varios a帽os por este peri贸dico concluy贸 que tales pruebas hab铆an desaparecido. 

Asesinato de una embarazada

Marcela Molfino, hija de Noem铆 Giannetti, tambi茅n fue v铆ctima del r茅gimen argentino. La joven fue secuestrada junto a su pareja, Guillermo Amarilla, y llevada a Campo de Mayo, uno de los campos de exterminio de la dictadura. La mujer dio a luz en cautiverio. Siguiendo una pr谩ctica habitual del siniestro r茅gimen, los represores le quitaron la criatura y luego la mataron. El ni帽o fue apropiado por un agente de la dictadura, que le ocult贸 su historia.

Gracias a la larga lucha de Abuelas de Plaza de Mayo, Guillermo Amarilla Molfino, conoci贸 su verdadera identidad. Su testimonio tambi茅n form贸 parte del juicio que ha concluido este jueves con la lectura de las condenas. De hecho, entre los casos juzgados por el tribunal de Buenos Aires tambi茅n figuran las desapariciones forzosas de sus padres. 

“Como a los nazis, les va a pasar. A donde vayan los iremos a buscar”, corearon los familiares de las v铆ctimas a trav茅s de la conexi贸n por Zoom cuando concluy贸 el veredicto. “Es una condena ejemplar. Se trata de la primera vez que se juzga a la estructura de Inteligencia militar. Estamos muy felices“, dec铆a desde Buenos a Aires a P煤blico un emocionado Gustavo Molfino, hijo de Noem铆 y hermano de Marcela.

Enlace relacionado Publico.es (11/06/2021).




Fuente: Sasmadrid.org