November 28, 2021
De parte de Grup Antimilitarista Tortuga
262 puntos de vista


En los 煤ltimos d铆as, ha reflotado en los principales medios de comunicaci贸n, la discusi贸n sobre 鈥渓a inseguridad鈥. Los paladines de la mano dura salen a proponer falsas soluciones a problemas complejos, buscando capitalizar el enojo de la gente, y en 茅poca electoral, llevar agua para su molino. Hemos escuchado a Espert pidiendo bala al mejor estilo Ruckauf, y a Patricia Bullrich siguiendo la misma l铆nea, reforzando la idea de que la soluci贸n al problema es profundizar las pol铆ticas represivas.

Por su parte el oficialismo, a pesar de su ret贸rica, env铆a fuerzas federales a R铆o Negro, Rosario, refuerza el patrullaje en las estaciones de tren de AMBA y reprime las protestas de los movimientos sociales en Lomas de Zamora y Esteban Echevarr铆a.

Sin disminuir la gravedad de estas situaciones y el problema que significan las muertes y hechos de violencia, estas propuestas niegan que el problema de la 鈥渟eguridad鈥 implica resolver necesidades como la salud, la educaci贸n, la vivienda o el trabajo. Tambi茅n omiten exponer algo que hemos podido aprender a lo largo de 30 a帽os de militancia antirrepresiva: que la polic铆a es parte del entramado que sostiene a la delincuencia -como bien lo demuestran casos como el de Luciano Arruga, asesinado por la polic铆a por negarse a robar para ellos-, y que sus armas nunca apuntan a los verdaderos responsables del delito (muchos de los cuales gozan de absoluta impunidad), sino que se dedican a infundir el miedo, hostigar y perseguir sistem谩ticamente a lxs j贸venes de los barrios populares, y a lxs que luchan y se organizan. Haciendo uso de las facultades que les otorga el estado para realizar detenciones arbitrarias -que, como demuestran los n煤meros de nuestro archivo, son la principal puerta de entrada a las torturas y asesinatos en c谩rceles y comisar铆as-, integrantes de las fuerzas represivas arman causas, golpean y torturan principalmente a lxs j贸venes de barrios populares, a quienes constantemente se estigmatiza como los art铆fices del delito. Basta con ver algunas de las tantas consultas y denuncias que nos llegan diariamente a nuestras redes sociales, por parte de familiares desesperadxs buscando ayuda. Estos relatos muestran lo brutal y atroz del accionar de la polic铆a a lo largo y a lo ancho del pa铆s.

A continuaci贸n citamos solo algunos ejemplos que grafican el accionar de la polic铆a en los barrios:

El 20 de octubre recibimos una denuncia desde la localidad de Guernica (Pte. Per贸n), donde una docente nos contaba que una estudiante de 18 a帽os hab铆a sido detenida sin motivo alguno y luego se le invent贸 una causa por un robo que nunca cometi贸 y por lesiones a otra chica.

Ese mismo d铆a tambi茅n nos enteramos del caso de un j贸ven, de Ingeniero Budge, quien fue a la comisar铆a n掳 10 de esa localidad a denunciar el robo de un celular y le armaron una causa acus谩ndolo a 茅l del delito. La polic铆a lo acusa de un robo que cometi贸 entre las 17:00 y las 17:30 del 15 de octubre, momento en el que Mariano estaba en el banco.

Unos d铆as despu茅s, el 30 de octubre, nos llega una denuncia desde CABA contando que dos vecinos estaban en la vereda de su casa cuando, de la nada, aparece un patrullero del que bajan dos polic铆as que lxs golpean, tiran al piso y esposan. Cuando lxs familiares salieron a ver que ocurr铆a, la respuesta de la polic铆a fue pegarles y amenazarlxs con sus armas. Los dos vecinos fueron injustamente detenidos porque se los acusaba de un hecho que nunca cometieron, algo que reconoci贸 hasta la misma persona denunciante.

Tambi茅n desde Mendoza nos acercaron un caso en el que denunciaban que dos personas fueron detenidas por tenencia de marihuana, pero se les acusa del delito de ser una banda que comercializa, y por ello a煤n contin煤an detenidos. Familiares y amigxs, as铆 como organizaciones cann谩bicas han realizado varias movilizaciones para denunciar la injusta acusaci贸n. El hecho constituye una clara muestra de c贸mo la polic铆a apunta contra usuarios y cultivadores de cannabis, mientras que los verdaderos narcotraficantes gozan de la mayor impunidad y blindaje.

Otra denuncia nos lleg贸 desde Ushuaia: un grupo de familiares que participaban de los festejos del d铆a de muertos de la colectividad boliviana, fueron detenidos sin motivo. La polic铆a aleg贸 que el motivo de la detenci贸n era el 鈥渆stado de ebriedad鈥 (algo que no constituye un motivo de detenci贸n en la salida de un boliche de Palermo, pero s铆 en las festividades populares de las colectividades de migrantes). Uno de los detenidos relata que una mujer polic铆a lo golpe贸 y se le sent贸 en la cabeza al entrar al patrullero, y lo fue apretando con las esposas de tal manera que le provoc贸 moretones. En la revisi贸n m茅dica, estos 鈥渄etalles鈥 fueron intencionalmente omitidos. Sin duda un hecho que demuestra la selectividad de estas detenciones que apuntan contra determinados grupos y refuerzan el racismo y la xenofobia.

Tambi茅n el accionar de la polic铆a apunta contra quienes se organizan para defender diversas causas, cuando estas se contraponen a los intereses de los poderes de turno. Nos lleg贸 una denuncia desde Exaltaci贸n de la Cruz, donde una joven integrante de la agrupaci贸n Exaltaci贸n Salud y su compa帽ero hab铆an salido a pegar carteles para difundir una manifestaci贸n en contra de las fumigaciones a realizarse el 11 de octubre, fueron detenidxs, golpeadxs de manera brutal y amenazadxs.

Estos son tan solo algunos casos que muestran un accionar cotidiano y sistem谩tico que se vive en los barrios populares. Por eso sostenemos que la verdadera inseguridad es la polic铆a en la calle. Mientras se les den cada vez m谩s facultades discrecionales a las fuerzas represivas, mayor es la escalada de violencia a la que es sometido nuestro pueblo.

Fuente: CORREPI

Tomado de: https://www.resumenlatinoamericano….




Fuente: Grupotortuga.com