November 4, 2020
De parte de Portal Libertario OACA
124 puntos de vista

¿Cuántas piedras pueden volar sobre un cielo que antes supo cobijar encuentros y abrazos, y ahora solo vislumbra gases que anudan gargantas y nublan vistas? ¿Cuántas piedras pueden volar para que algún día dejen de ser solo piedras y el miedo cambie de bando?

La violencia puede ser detestable, despreciable. Pero más horrible es tolerar con resignación la violencia desde arriba, la violencia del Poder, del Estado, y demonizar la violencia desde abajo, que no es más que un acto de autodefensa y el sentimiento de indignación del oprimido para dejar de serlo.

A los cuerpos que lo perdieron todo, que quedaron estáticos mirando casillas arder por la miseria uniformada, no les importa la cantidad de piedras. No existe para ellos lo cuantitativo, precepto tan arraigado en los profesionales de la política, cuando lo cualitativo representa la digna rabia contra los que niegan la tierra y bendicen la propiedad privada. La justificación habita en el cuerpo de quienes resistieron por más de 100 días en busca de tierra para vivir. Cuando el despojo es impuesto como modo de vida, no hace falta nada más que un par de piedras, escudos, botellas, gomeras y cuidados como respuesta contra los que la niegan.

Existir bajo estas condiciones de miseria, valida la autodefensa, la resistencia y la ofensiva como herramientas necesarias para reivindicar una vivencia digna.

El Ministerio de Desalojo Social fue un hábil jugador que emuló al policía bueno. El Bernisterio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires fue un hábil jugador que emuló al policía malo. Ambos confluyeron para perpetrar la miseria planificada y dejar a 4417 personas en la calle.

“Ustedes no nos desalojan, nosotrxs decidimos resistir”. En esta democracia de los ricos, en esta dictadura del Capital, en esta dictocracia, Berni es solo una de las tantas desgracias. Figurita intercambiable que ya está construyendo su fuerza política en el seno del Estado argentino, desfilando por canales de televisión y generando consenso social a través de la represión a los pobres.   

“Odiar a la policía es un afecto vital”, nos dijeron nuestros amigos. Hoy, 29 de octubre del 2020 en la recuperación de tierras de Guernica, queda establecido (otra vez) el día de la Defensa de la Propiedad Privada, y se vuelve a confirmar ese odio visceral contra los felpudos que la garantizan.

Cobertura Colectiva: La Chispa Prensa + La Obrera Colectivo Fotográfico + Aislamiento Represivo + Periódico Gatx Negrx

Fuente: https://periodicogatonegro.wordpress.com/2020/10/31/una-ofensiva-sensible-en-guernica 




Fuente: Portaloaca.com