October 26, 2021
De parte de Grup Antimilitarista Tortuga
120 puntos de vista


Las guerras ya son historia. Son cosa del pasado en nuestro mundo occidental. Creemos que estamos a salvo de un conflicto armado y de sus duras consecuencias sociales econ贸micas y, por eso, ante las decenas de guerras que existen activas actualmente en el planeta, miramos para otro lado, como si no fuesen con nosotros, por miedo a sentirnos mal con nosotros mismos.

Ni帽os soldado. Beb茅s que nacen con un arma debajo del brazo. Guerras entre c谩rteles que terminan con cientos de muertos. Bombas entre pa铆ses que dejan miles de fallecidos y mutilados entre la poblaci贸n civil. Refugiados que huyen de sus pa铆ses de origen porque su vida no es digna. Mujeres cuya libertad sexual se ve mermada y que son usadas como objetos de cambio. Esta es la realidad actual en los pa铆ses de Oriente, de 脕frica, de Am茅rica Latina, del sur de Asia… Y, en vez de ayudar, Espa帽a incrementa a帽o tras a帽o su exportaci贸n de armas.

Pese a la ley que le proh铆be derivar armas a pa铆ses que vulneren los derechos fundamentales de las personas y a otros que las revendan a los mismos, lo cierto es que en 2020 (a pesar de la pandemia), Espa帽a ingres贸 un total de 22,5 billones de euros. De ellos, 32,4 millones (un 2,7 %) proven铆an de Arabia Saud铆; y 19,9, de Emiratos 脕rabes Unidos (un 1,7 %). Esto solo por nombrar a algunos de los pa铆ses en guerra continua que tienen a las mujeres esclavizadas y maltratadas. Pero, hagamos un repaso m谩s pormenorizado por los pa铆ses a los que Espa帽a ha exportado armas y conozcamos cu谩l es actualmente el contexto de cada uno. Empecemos.

ARABIA SAUD脥 Y EMIRATOS 脕RABES UNIDOS. No hay que irse muy lejos para encontrar cr铆menes de guerra en estos pa铆ses, pues el pasado 8 de septiembre, un informe publicado por Naciones Unidas subrayaba que la coalici贸n internacional que apoya al Gobierno de Yemen tras siete a帽os de guerra civil, encabezada por Arabia Saud铆 y Emiratos 脕rabes Unidos, cometi贸 violaciones de derechos humanos que podr铆an constituir cr铆menes de guerra entre julio de 2020 y junio de 2021: al menos cuatro bombardeos que impactaron contra vivendas de civiles y causaron v铆ctimas, en un pa铆s que sufre m谩s de diez ataques de este tipo al d铆a. Mientras, en el primer semestre de 2020, Espa帽a autoriz贸 la exportaci贸n de armas a los Emiratos 脕rabes por valor de 22,5 millones de euros, y a Arab铆a Saud铆 por 98,8 millones. Ahora, Yemen hace apenas una semana que lanz贸 tres drones y varios misiles bal铆sticos hacia Arabia Saud铆 que fueron interceptados, con el objetivo de atacar tambi茅n a civiles, seg煤n precis贸 la coalici贸n militar. Ambas partes en guerra cometen cr铆menes contra los derechos humanos.


gr谩fico. Cantidad de dinero que Espa帽a ha ingresado en sus arcas tras la venta de armas a cada uno de los pa铆ses en conflicto que aparecen en el mapa. Foto: 脕. Precedo

BLANGLADESH. Parece que despu茅s de Afganist谩n poco o nada se ha aprendido. Y es que por todo el continente asi谩tico hay m谩s l铆deres de grupos islamistas extremistas que, como los talibanes, buscan imponer su interpretaci贸n radical de la ley isl谩mica. En Bangladesh, precisamente, est谩 Jamaat-ul-Mujahideen, que comenz贸 sus operaciones a comienzos de la d茅cada de los 2000, realizando ataques contra minor铆as religiosas y estableciendo v铆nculos con el ISIS. Adem谩s de miembros de Al Qaeda. De hecho, hace solo dos semanas que el pa铆s conden贸 a muerte a seis yihadistas de la organizaci贸n por matar a dos activistas LGTB. En 2020 Espa帽a podr铆a haber ingresado 2,4 millones de euros equipos de defensa a este pa铆s.

COLOMBIA. Desde agosto de 2019 el disidente de las FARC, Iv谩n M谩zquez, anunci贸 que se retomaba la lucha armada dentro de una nueva etapa que reabr铆a la oposici贸n al partido Liberal y Conservador, regresando en el tiempo hasta el a帽o 1964. El Observatorio de Memoria y Conflicto del Centro Nacional de Memoria Hist贸rica asegura en su 煤ltimo informe que entre 1958 y 2018 murieron 262.197 personas como consecuencia del conflicto armado. El 17 de agosto la Interpol expidi贸 circulares rojas contra cuatro mandos de las disidencias de las FARC, entre ellos su jefe Iv谩n M谩rquez, solicitados por la justicia colombiana por delitos de lesa humanidad y narcotr谩fico. Espa帽a autoriz贸 en el primer semestre del pasado a帽o la exportaci贸n de armas al pa铆s por valor de 11 millones de euros.

EGIPTO. En febrero de 2018 el presidente egipcio, Abdel Fatah al-Sisi orden贸 al ej茅rcito egipcio que derrotara al grupo militante Wilayat Sinai, un afiliado local del autoproclamado Estado Isl谩mico. Posteriormente, el ej茅rcito anunci贸 el lanzamiento de amplias medidas antiterroristas en la pen铆nsula del Sina铆. En octubre de 2018 ya hab铆an muerto m谩s de 450 militantes. Sisi fue reelegido en marzo de 2018 para un segundo mandato y el estado de emergencia se extendi贸 hasta hoy en d铆a tras los ataques terroristas de 2017 a iglesias coptas. Hasta Egipto habr铆an llegado, si la pandemia lo permitiese, equipos espa帽oles con un coste de 4 millones.

INDIA. Las disputas territoriales sobre la regi贸n de Cachemira, estrat茅gica por su ubicaci贸n y por la cantidad de recursos h铆dricos, desencadenaron dos de las tres principales guerras indo-paquistan铆es en 1947 y 1965, y una guerra limitada en 1999. Aunque ambos pa铆ses mantuvieron el alto al fuego desde 2003, intercambian regularmente fuego a trav茅s de la frontera disputada, conocida como l铆nea de control. Tras la invasi贸n de Afganist谩n y el avance de los talibanes pakistan铆es, la India se ve comprometida y se echa a temblar a la espera de lo que pueda suceder siendo declarada enemiga de Pakist谩n. En este conflicto Espa帽a no se al铆a con Dios ni con el Diablo, sino que solo busca beneficios econ贸micos con la venta de armas por valor de 68 millones de euros a la India, pero tambi茅n a Pakist谩n (2,5).

MARRUECOS. Casi 50 a帽os despu茅s del comienzo de la guerra, el desplazamiento de un gran n煤mero de personas y un alto al fuego en 1991 que congel贸 las posiciones militares, su final sigue siendo remoto. Desde su comienzo, en 1970, el conflicto ha generado entre 14.000 y 21.000 muertes, adem谩s de miles de refugiados. Espa帽a dej贸 pendiente de descolonizar el enclave y, en lugar de celebrar el refer茅ndum de autodeterminaci贸n que hab铆a anunciado en 1974, firm贸 los Acuerdos Tripartitos de Madrid el 14 de noviembre de 1975, por los que ced铆a la administraci贸n del territorio (que no la soberan铆a) a Marruecos y Mauritania. Ocurri贸 tras la Marcha Verde, la maniobra que escenific贸 Hasan II para forzar a Espa帽a la entrega de su colonia. En los a帽os 80, Marruecos construy贸 un muro de cerca de 2.700 kil贸metros cuadrados que corta el desierto para asegurar el S谩hara y contener militarmente al Frente Polisario. Es el muro m谩s extenso del mundo y una de las 谩reas con m谩s minas antipersona del planeta. Sin embargo, desde el pasado 13 de noviembre de 2020 se han retomado los enfrentamientos, por primera vez desde el alto al fuego de 1991. Este conflicto provoca la huida de cientos de refugiados al d铆a, como se ha visto a comienzos de a帽o en Ceuta. En el primer semestre de 2020 Espa帽a vendi贸 armas por 12,2 millones a Marruecos.

PAKIST脕N. Contin煤a enfrentando amenazas significativas a su seguridad interna por parte de las facciones de Tehrik e Taliban Pakistan (TTP) y otros grupos armados, incluido el Estado Isl谩mico. Aunque los ataques se han ralentizado en los 煤ltimos a帽os, el TTP y los grupos militantes sectarios contin煤an atacando a fuerzas de seguridad y civiles. Tras la retirada de las fuerzas estadounidenses de Afganist谩n podr铆a aumentar la inestabilidad regional al permitir que los terroristas de Pakist谩n establezcan un refugio seguro en Afganist谩n, como parecen indicar las 煤ltimas acciones.

ISRAEL. Desde la primera guerra 谩rabe-israel铆 de 1948, 5,4 millones de habitantes de la Palestina hist贸rica viven refugiados en campamentos situados en otros pa铆ses de Oriente Pr贸ximo, como Siria, L铆bano y Jordania. Desde hace m谩s de 70 a帽os que los palestinos viven bajo la ocupaci贸n militar m谩s prolongada de la historia contempor谩nea. En la Franja de Gaza, las cifras son impactantes: cuatro de cada cinco familias carecen de ingresos estables y siete de cada diez personas dependen de la asistencia humanitaria. Por su parte, los israel铆s se han visto afectados por la inseguridad por ataques de grupos radicales como Ham谩s. La aportaci贸n de Espa帽a supuso 8 millones de euros.

COREA DEL SUR. Por armas no solo hay que entender fusiles, sino tambi茅n bombas, como las que Corea del Sur y del Norte aseguran que tienen para amenazarse mutuamente. Al lado sur, Espa帽a ha proporcionado armas por valor de m谩s de 311.000 euros en este periodo.

PAKIST脕N. Seg煤n los datos del Foro econ贸mico Mundial, Pakist谩n es el segundo (cuarto) peor pa铆s para vivir si eres mujer. Las cifras hablan por s铆 solas: tan solo el 25 % de las mujeres tienen un empleo frente al m谩s del 80 % de los hombres. Adem谩s, a nivel de sueldo, las mujeres ganan much铆simo menos, seg煤n detalla el informe. Y, en puestos de responsabilidad y pol铆tica, menos del 3 % de quienes los desempe帽an son mujeres. Adem谩s, los derechos de la mujer son dudosos.

EGIPTO. Puesto n煤mero 17 por la cola. Se trata de uno de los pa铆ses en los que se producen m谩s casos de mutilaci贸n genital femenina, a pesar de estar prohibida desde el a帽o 2008. Esta pr谩ctica la han sufrido el 92 % de las egipcias casadas con edades comprendidas entre los 15 y 49 a帽os. En cuanto a la pol铆tica, por ejemplo, en cuesti贸n de representaci贸n femenina en puestos ministeriales, la cifra se sit煤a en un 12 % frente al 88 % de los hombres.

MARRUECOS. El pasado a帽o, la Agencia Nacional de Lucha Contra el Analfabetismo (ANCLA), denunci贸 la alarmante situaci贸n que vive Marruecos en materia de educaci贸n. Se trata de un pa铆s con cerca de 10 millones de ciudadanos analfabetos, una cifra que lo sit煤a a la cola de los pa铆ses 谩rabes en cuanto a porcentaje de poblaci贸n que no ha aprendido a leer ni a escribir. Las cifras var铆an mucho seg煤n el sexo: la tasa de analfabetismo en las mujeres se sit煤a en un 74 %.

ARABIA SAUD脥. Si eres mujer en Arabia Saud铆 necesitar谩s supervisi贸n de un hombre de la familia durante toda tu vida, hasta que te casas y pasas a pertenecer a tu marido. Necesitan su permiso y consentimiento para cuestiones tan sencillas como iniciar determinados estudios, vivir solas, casarse, acceder a ciertos tratamientos m茅dicos o incluso salir de la c谩rcel, y desobedecerles puede ser motivo de sanciones. El sistema represivo experiment贸 algunos avances en los 煤ltimos a帽os, como otorgar a las mujeres el derecho a votar en 2015, y tambi茅n a conducir en 2018, pero siguen siendo pocos. Y es que las mujeres saud铆es no pueden transitar libremente por los espacios p煤blicos, habiendo entradas diferenciadas para hombres y mujeres en playas, parques, piscinas, gimnasios… as铆 como en el transporte p煤blico. La mayor铆a tienen que vestir en p煤blico una 鈥榓baya鈥 (una t煤nica larga negra hasta los tobillos y un velo para cubrir la cabeza y el pelo, dejando solo los ojos al descubierto). Adem谩s, no pueden elegir pareja ni casarse sin el permiso de su padre, por lo que muchas j贸venes de 14 a帽os se ven obligadas a casarse con hombres de 70 y, cuando estos mueren, con sus hermanos.

EMIRATOS 脕RABES UNIDOS. La situaci贸n de las mujeres 谩rabes en un pa铆s tan rico como Emiratos 脕rabes, todo un deleite para los turistas occidentales, se puso sobre la mesa muy recientemente, tras la denuncia de la princesa Latifa a principios de a帽o, una de las hijas del emir de Dub谩i Mohammed bin Rashid Al Maktoum, que aseguraba estar retenida como 鈥榬eh茅n鈥 en una villa tras haber intentado huir del pa铆s en 2018, algo que no est谩 permitido a una mujer. En EAU los hombres pueden casarse hasta con cuatro mujeres a la vez si las pueden mantener. Adem谩s, se permite el crimen de honor, lo que implica que el padre o marido de una mujer que comete infidelidad o mantiene relaciones antes del matrimonio recibe penas simb贸licas que ahora volvieron a convertirse en crimen por la ley isl谩mica. Para conducir las mujeres necesitan una carta de su marido que las autoridades.

INDIA. En este pa铆s asi谩tico la mayor铆a de la poblaci贸n practica como religi贸n el hinduismo y, por ello, mantiene unas tradiciones en las que la mujer se ve relegada a un segundo plano, siempre subordinada al hombre, pues las j贸venes ya son educadas con la idea de tener que servir y satisfacer al hombre: a su padre, durante la juventud, y al marido, al casarse. Adem谩s, en la India el matrimonio se considera una instituci贸n sagrada y por ello siguen existiendo numerosos matrimonios forzosos. Hasta 1892, la edad legal para las j贸venes para casarse era de diez a帽os, pasando a doce con la entrada en vigor del 鈥楢ge of Consent Bill鈥, y, finalmente, se fija a los 18 en 1929. En 2015, la India ocupaba el segundo lugar en el mundo en el r谩nking de pa铆ses que celebran matrimonios infantiles, y seg煤n los registros oficiales: el 51,8 % de las j贸venes en el estado del Jharkhand son casadas antes de los 18 a帽os. La dote sigue siendo un requisito para muchas familias, y se estima que una mujer muere cada hora por culpa de ella.

COREA DEL SUR. Es especialmente frecuente grabar im谩genes privadas de las mujeres sin su consentimiento, usando min煤sculas c谩maras esp铆a que se pueden encontrar por precios irrisorios en el mercado surcoreano y que son f谩ciles de camuflar en art铆culos dom茅sticos, cuadros o perchas.

Tres millones de licencias, la mitad para cazadores

las cifras

7 潞

pa铆s con mayor n煤mero de exportaci贸n de armas del mundo. El primer puesto lo ocupa Estados Unidos, seguido de Rusia, Francia, Alemania, China y Reino Unido. Por detr谩s de Espa帽a estar铆an Israel, Italia y Corea del Sur. Estamos en la Champions League de la venta de armamento.

3,1 %

fue la cuota de exportaci贸n de armas de Espa帽a en el periodo 2015-2019. Creci贸 un 10 % con respecto al periodo 2010-2014. Estados Unidos creci贸 un 23 %, estando en el 36 %. Rusia, en vez de subir, disminuy贸 su cuota en un 18 %, qued谩ndose en el 21 %. Francia subi贸 la significativa cifra del 72 %, llegando al 7,9 %. Alemania, subi贸 un 17 %, estando en 5,8 %. Chinca, con 6,3 % m谩s lleg贸 a 5,5 %. Reino Unido, bajo un 15 %, hasta un 3,7 %.

Derechos humanos nulos sobre todo si tienes la 鈥榤ala suerte鈥 de nacer mujer

violencia de g茅nero. Desde subordinaci贸n al padre o al marido hasta casamientos forzosos de menores de edad, pasando hasta por violaciones y espionajes TEXTO A. Precedo.

Espa帽a est谩 en el d茅cimo quinto lugar, por delante de pa铆ses como Irlanda, Alemania, Portugal, Estados Unidos y Francia. Primer puesto para Noruega, Suiza y Finlandia.

A pesar de ser el s茅ptimo mayor exportador de armas del mundo y, por tanto, fabricar una gran cantidad de material de defensa al a帽o, el uso y adquisici贸n de armamento en Espa帽a sigue siendo un tema 鈥榯ab煤鈥 en nuestros d铆as, al alcance de las licencias de muy pocos, que deben cumplir con m煤ltiples requisitos para poder hacerse con una.

Hay menos de tres millones de armas en manos de particulares (en un pa铆s de 47 millones de habitantes), lo que equivale a 7,5 por cada 100 habitantes, muy lejos, por ejemplo, de las 120 por cada 100 habitantes de Estados Unidos y de las 19 de Francia o Alemania. Sus usuarios habituales son cazadores (casi 1,4 millones de licencias) y tiradores deportivos (35.000), ya que obtener una licencia no es tarea f谩cil. Todos los usuarios deben tener su licencia regida por el reglamento de 1993.

https://www.elcorreogallego.es/port…




Fuente: Grupotortuga.com