April 21, 2021
De parte de ANRed
218 puntos de vista


La comunicadora social, Doctora en Ciencias Sociales, docente e investigadora del fotoperiodismo Cora Gamarnik reflexiona, a partir de una imagen de Walter Mansilla, sobre la violenta detención del fotógrafo integrante de la Asamblea El Algarrobo y de la Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA), junto a otros 11 asambleístas, por cubrir las protestas del pueblo de Andalgalá contra la empresa minera Agua Rica: «Walter Mansilla sacó esta fotografía del cerro Nevado de Anconquija. Así de bello es el cerro. Así de hermosa la foto. Pero ahí quieren instalar una mina y Walter está preso en una cárcel de Andalgalá en Catamarca. Después de años y años de lucha pacífica en el pueblo, – que ya llevan 584 jornadas de lucha y caminatas para defender el agua, el cerro, la vida-, misteriosamente en la última jornada se prendieron fuego las oficinas de la empresa minera Agua Rica que tiene en el pueblo. Desde la asamblea El Algarrobo contra la megaminería afirman que hubo infiltrados y connivencia policial para generar violencia en las protestas. Después de eso encarcelaron a muchos ambientalistas y a Walter entre ellos. A unos 17 kilómetros de Andalgalá, se quiere instalar el yacimiento minero Agua Rica, que pone en peligro el cordón montañoso Nevados del Aconquija, para extraer oro, cobre, plata y molibdeno».


Compartimos el texto publicado en su cuenta de Twitter por la comunicadora social, Doctora en Ciencias Sociales, ​docente e investigadora del fotoperiodismo. Cora Gamarnik: 

«Walter Mansilla sacó esta fotografía del cerro Nevado de Anconquija. Así de bello es el cerro. Así de hermosa la foto. Pero ahí quieren instalar una mina y Walter está preso en una cárcel de Andalgalá en Catamarca. La causa no tiene carátula. A él lo llevaron con esposas, las manos atadas a la espalda. Walter lleva años fotografiando las actividades contra la minería en Andalgalá. Después de años y años de lucha pacífica en el pueblo, – que ya llevan 584 jornadas de lucha y caminatas para defender el agua, el cerro, la vida-, misteriosamente en la última jornada se prendieron fuego las oficinas de la empresa minera Agua Rica que tiene en el pueblo.

Desde la asamblea El Algarrobo contra la megaminería afirman que hubo infiltrados y connivencia policial para generar violencia en las protestas. Después de eso encarcelaron a muchos ambientalistas y a Walter entre ellos. Andalgalá es una ciudad de 15.000 habitantes en Catamarca.

A unos 17 kilómetros de Andalgalá, se quiere instalar el yacimiento minero Agua Rica que pone en peligro el cordón montañoso Nevados del Aconquija, para extraer oro, cobre, plata y molibdeno. Se considera que esta explotación podría triplicar las capacidades de Bajo La Alumbrera, otra mina instalada allí.

La experiencia vivida con La Alumbrera quedó grabada a fuego para lxs pobladores de Andalgalá: «El agua vale más que el oro». A cargo de un consorcio de empresas suizas y canadienses, con participación del Estado nacional, provincial la Alumbrera llegó a remover por día 340 toneladas de roca; y utiliza por minuto 66.000 litros de agua.

Pero lejos de cumplir con promesas de creación de empleo y desarrollo para la población dejó contaminación de ríos, la proliferación de enfermedades en la zona y tuvo al menos tres derrames tóxicos comprobados. Pedimos la libertad de Walter Mansilla y de todxs lxs detenidos por intentar cuidar el aire, el cerro, el agua, la vida.»





Fuente: Anred.org