October 18, 2021
De parte de SAS Madrid
353 puntos de vista


La estrategia de desinversi贸n y depauperaci贸n de la sanidad p煤blica que ha ejecutado la Xunta de Galicia desde que Feij贸o la preside se puede constatar con cifras y con estad铆sticas. Pero tambi茅n con los casos individuales de pacientes que han sido desatendidos y que, en algunos casos, han tenido que optar por tratarse en centros privados para asegurarse la atenci贸n m茅dica que necesitan.

Para la oposici贸n, los sindicatos y las asociaciones de defensa de la sanidad p煤blica de la sociedad civil organizada, esa es precisamente la intenci贸n del Gobierno gallego: minar poco a poco la confianza en el sistema p煤blico de salud para favorecer la deriva de pacientes a los hospitales de pago y la contrataci贸n de seguros privados.

Seg煤n el Instituto Galego de Estat铆stica (IGE), en 2008 los hospitales de Galicia ten铆an 9.919 camas en funcionamiento, de las que en la actualidad quedan 8.906. Es decir, que entre el 2008 y el 2019 se han eliminado el 10,2% de las camas que estaban en funcionamiento antes de que Feij贸o llegara a la Xunta.

Si en el 2008 hab铆a 3,6 camas por cada mil habitantes, en el 2019 eran 3,3, pese a que en ese mismo per铆odo la poblaci贸n de Galicia cay贸 en cerca de 85.000 personas. La Organizaci贸n Mundial de la Salud recomienda un m铆nimo de entre ocho y diez camas hospitalarias por cada mil habitantes.

Lo mismo sucede con las listas de espera quir煤rgicas: han crecido en cerca de 6.000 personas desde el 2009, seg煤n el IGE. M谩s de un 17%. Esas son las estad铆sticas, pero los n煤meros tienen un reflejo real en la vida de las personas que se ven afectadas por este proceso.

Problemas en las listas de espera

La Asociaci贸n de Pacientes e Usuarios del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago -la gerente del 谩rea sanitaria es Elo铆na N煤帽ez Masip, prima carnal del presidente de la Xunta- ha recogido para P煤blico algunos casos recientes que dan testimonio de la gravedad de la situaci贸n.

Es el caso de M.M.R, afectado por una escoliosis, una desviaci贸n de columna con prioridad dos. Deb铆a ser sometido a una intervenci贸n quir煤rgica en un plazo m谩ximo de noventa d铆as y, despu茅s de varias denuncias, fue operado este a帽o transcurridos 387 d铆as desde el diagn贸stico.

Este mismo a帽o, a una mujer en tratamiento contra el c谩ncer de mama le indicaron que la primera consulta de seguimiento se la har铆an once meses una vez iniciado el proceso. Los protocolos del Servicio galego de Sa煤de (Sergas) indican que las consultas de seguimiento para casos como el suyo deben hacerse con una cadencia de entre cuatro y seis meses durante los primeros cinco a帽os tras el diagn贸stico, y s贸lo a partir de entonces con car谩cter anual.

Tambi茅n este a帽o, un ni帽o que precisaba una intervenci贸n quir煤rgica -m谩ximo de 180 d铆as de espera- y que fue incorporado a lista de espera el 5 de abril, a煤n no hab铆a sido citado para el preoperatorio a principios de este mes. Es decir, medio a帽o despu茅s. A sus padres tampoco les han ofrecido otra alternativa de asistencia, pese a que la normativa auton贸mica establece que el Sergas tiene la obligaci贸n de hacerlo transcurridos 140 d铆as.

La asociaci贸n tambi茅n denuncia que el centro de salud de Conxo, en un barrio de la capital gallega, estuvo hasta mayo de este a帽o sin personal fijo, lo que provoc贸 suspensiones “peri贸dicas y aleatorias” del servicio que dejaron a los ni帽os de cero a catorce a帽os “privados de atenci贸n pedi谩trica” durante semanas. Y que el Sergas despidi贸 a dos radi贸logos del servicio central de radiolog铆a del hospital a pesar de que hab铆a casi 7.000 pacientes en lista de espera para una prueba radiol贸gica y centenares m谩s “con dolencias graves e invalidantes que precisan un control peri贸dico de su estado de salud”.

“La decisi贸n resulta a煤n m谩s inaceptable desde el punto de vista del inter茅s general, pues se contin煤an solicitando estudios a la sanidad privada en un alarde claro de precarizar los servicios de titularidad p煤blica en favor de los operadores econ贸micos privados”, dice Fernando Abraldes, portavoz de la asociaci贸n.

Un desgaste para favorecer la empresa privada

En Galicia hay muchos pacientes que optan por acudir a la sanidad privada para recibir atenci贸n. Como le sucedi贸 a una mujer de 93 a帽os de O Barco de Valdeorras con una lesi贸n cut谩nea que, seg煤n le advirtieron, no pod铆an tratarle en el hospital p煤blico de la localidad porque all铆 no hay dermat贸logo. Le dijeron que ten铆a que ir a Ourense, a tres horas en el trayecto de ida y vuelta por por carretera, al menos tres veces.

Su hija, que prefiere guardar su anonimato y el de su madre, explica que la familia convenci贸 a la mujer para que desistiera y acudiera a un dermat贸logo privado local. Lo hizo y pag贸 90 euros por las consultas y el tratamiento. Si hubiera ido a Ourense, se habr铆a gastado el doble en un s贸lo viaje en taxi. No es un caso aislado. El yerno de la misma mujer tuvo que esperar dos a帽os y medio para un tratamiento de rehabilitaci贸n de rodilla. El mes pasado, P煤blico se hizo eco del caso de otra paciente de O Barco de noventa a帽os de edad con una lesi贸n de mu帽eca, a la que el Sergas le dio cita para diciembre del 2022 para retirarle la escayola.

En el hospital de Valdeorras no hay dermat贸logo, y s贸lo un traumat贸logo. Hay quien dice que ni siquiera se le puede llamar propiamente “hospital”. “Lo que est谩n haciendo es ir reduciendo la actividad hospitalaria para convertirlo en un peque帽o centro de especialidades. No es una opini贸n pol铆tica, no hay m谩s que ver los datos”, se帽ala Aurentino Alonso, teniente de alcalde de la localidad y diputado provincial.

El pleno de O Barco aprob贸 hace unas semanas una moci贸n de Jes煤s Vilas谩nchez, del Bloque Nacionalista Galego, en defensa del hospital y en apoyo de las concentraciones que todos los mi茅rcoles a las doce hacen los vecinos del pueblo. La moci贸n denuncia que al menos una veintena de m茅dicos adscritos al centro local han sido “prestados” a otros hospitales, lo que lo ha dejado en la pr谩ctica sin facultativos adscritos a varias especialidades que hoy no pueden atenderse por falta de personal.

La llegada de Feij贸o, clave

“La destrucci贸n del hospital p煤blico de Valdeorras no comenz贸 recientemente”, dice la moci贸n de Vilas谩nchez. Elo铆na N煤帽ez fue nombrada gerente del Complejo Hospitalario Universitario de Ourense en mayo del 2009, pocos d铆as despu茅s de la primera investidura de Feij贸o. La Xunta acabar铆a integrando el hospital de Valdeorras en el 谩rea sanitaria de Ourense, de la que ella tambi茅n fue gerente.

Feij贸o la ascendi贸 en el 2017 a gerente del 谩rea de Compostela y la incluy贸 como vocal en el Comit茅 Executivo del PP de Galicia, la direcci贸n pol铆tica del partido en la comunidad, en el congreso que la formaci贸n celebr贸 el pasado mes de julio. El conselleiro de Sanidade, Julio Garc铆a Comesa帽a, se afili贸 al PP pocos d铆as antes de esa cita, de la que sali贸 con el cargo de coordinador de Sanidade del mismo Comit茅 Executivo. Feij贸o acaba de nombrarle coordinador del partido en Vigo.

Seg煤n el informe Diagn贸stico de la Sanidad en Galicia 2019 de la Asociaci贸n de Hospitales Privados de Galicia (Ahosgal), hay una “creciente percepci贸n de que la sanidad gallega ha empeorado” en los 煤ltimos a帽os. Seg煤n sus datos, extra铆dos de fuentes oficiales, la satisfacci贸n con el funcionamiento del sistema sanitario p煤blico ha ca铆do en m谩s de doce puntos s贸lo desde el 2012, mientras la percepci贸n de que el sistema necesita “cambios fundamentales” ha crecido otros doce puntos.

Al mismo tiempo, la preferencia por la atenci贸n sanitaria privada ha aumentado desde el 15,9% hasta el 21,68% para la atenci贸n primaria, y desde el 26,5% hasta el 32,9% en atenci贸n especializada. El informe de Ahosgal tambi茅n se帽ala que cada vez son m谩s los gallegos y gallegas que prefieren ser hospitalizados en centros privados o atendidos en las urgencias de los hospitales de pago.

Enlace relacionado P煤blico.es (17/10/2021).




Fuente: Sasmadrid.org