June 30, 2021
De parte de SAS Madrid
196 puntos de vista

Hab铆a que declararla manzana podrida para convertirla en manzana de oro. OHL dej贸 por escrito en julio de 2012 鈥en un informe al que ha tenido acceso elDiario.es鈥 c贸mo deb铆a hacerlo la Direcci贸n General de Patrimonio Hist贸rico de la Comunidad de Madrid (DGPH), bajo mandato de Esperanza Aguirre (PP). La presidenta de la regi贸n estaba en bancarrota y negociaba al tiempo con Juan Miguel Villar Mir, due帽o de OHL, la venta por cinco millones de euros de un retrato de Goya propiedad de la familia de la presidenta.

Las 贸rdenes eran que el organismo responsable de velar por el legado hist贸rico y art铆stico deb铆a crear un nuevo argumentario en contra de dos de los seis edificios del siglo XIX y XX de la denominada ‘manzana de Canalejas’ de Madrid para retirarles la m谩xima protecci贸n a dos de ellos y destruir el complejo en poder del Banco Santander, que en 2004 hab铆a trasladado los servicios bancarios a su nueva sede financiera en Boadilla del Monte. S贸lo de esta manera, dejando la protecci贸n en las fachadas, podr铆a OHL comprar el conjunto arquitect贸nico y cumplir con las exigencias de la cadena de hoteles de lujo Four Seasons, sin presencia en la capital de Espa帽a.

Estos dos edificios hab铆an sido declarados en los a帽os setenta y noventa como Bien de Inter茅s Cultural (BIC) por su excepcionalidad, pero OHL quer铆a vaciarlos y dejarlos reducidos a sus fachadas. Four Seasons reclamaba a la constructora de Villar Mir para empezar a hablar un m铆nimo de 220 “llaves” y una superficie para banquetes “lo suficientemente generosa”, adem谩s de dos restaurantes, un spa y todos los servicios y espacios anexos necesarios. La petici贸n era incompatible con la protecci贸n del patrimonio arquitect贸nico, en el plan dise帽ado por el arquitecto Carlos Lamela, a quien la Fiscal铆a de Medio Ambiente de Madrid pidi贸 dos a帽os y tres meses de c谩rcel por la destrucci贸n que acometi贸 en Canalejas. “El acusado decidi贸 apartarse de dichas prescripciones, imponiendo sus propios criterios arquitect贸nicos” y “orden贸 la ejecuci贸n de actuaciones no autorizadas”, puede leerse en la instrucci贸n de junio de 2018. Un juzgado de lo penal de Madrid absolvi贸 al arquitecto en agosto del mismo a帽o.

Entre julio de 2012 y enero de 2013 se vivieron d铆as “muy tensos” en la Direcci贸n General de Patrimonio Hist贸rico, tal y como ha podido saber este peri贸dico por fuentes internas del organismo. Los altos cargos deb铆an hacer cumplir a los funcionarios la orden de que la sociedad entendiera que los edificios de La Equitativa y del Banco Hispano Americano ya no ten铆an ning煤n valor arquitect贸nico y que no era necesario conservarlos. Ese era el plan para cometer un hecho sin precedentes en la historia del patrimonio espa帽ol: desproteger dos monumentos nacionales. El tres de octubre Ignacio Mu帽oz Llin谩s, nombrado director general de Patrimonio Hist贸rico unas semanas antes, da instrucciones de “modificar urgentemente los expedientes de declaraci贸n BIC de los edificios La Equitativa y Banco Hispano Americano”, recuerda una de las fuentes consultadas por este peri贸dico que prefiere no dar su nombre.

El 22 de noviembre el trabajo t茅cnico de revocaci贸n parcial de la declaraci贸n BIC ya estaba finalizada. Apenas un mes para un tr谩mite que ni siquiera se ha resuelto todav铆a con el cuadro de Goya vendido. El 14 de diciembre de 2012 y el 2 de enero de 2013, el Bolet铆n Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) publica los implacables escritos contra La Equitativa, donde se llega a denigrar hasta el dise帽o interior de este 煤ltimo con razonamientos como que “carec铆a de inter茅s tipol贸gico y se aproximaba m谩s al concepto de arquitectura dom茅stica que institucional”. Este es el punto de vista de la Comunidad de Madrid sobre la obra de Jos茅 Grases Riera (1850-1919), arquitecto del Palacio Longoria (actual sede de la SGAE) y del extraordinario monumento a Alfonso XII en el Retiro. El otro alegato que construyeron para permitir el derribo de este edificio y el del Banco Hispano Americano fueron las reformas que se hicieron a lo largo de su historia. En los escritos firmados por el director General de Patrimonio se especifica que m谩s all谩 de la fachada el resto de los edificios carece de elementos de inter茅s o valor cultural. El responsable de proteger el patrimonio madrile帽o dio v铆a libre a la destrucci贸n del mismo.

Llin谩s coincidi贸 con OHL en todo: que el espacio estaba “degradado”, que la reforma contribuir铆a al proceso de “rehabilitaci贸n del centro urbano” porque recuperar铆a los edificios que hab铆an ca铆do en desuso y generar铆a “actividad econ贸mica”. El ex alto cargo no ha querido responder a las preguntas de elDiario.es, pero aquel d铆a dio luz verde a la Operaci贸n Canalejas con un argumentario que copiaba al de los interesados en comprar las propiedades para destruirlas. El dinero fue la justificaci贸n que acab贸 con el patrimonio hist贸rico, en el seno del organismo que se encarga de conservarlo.

En enero se abre el periodo de informaci贸n p煤blica de los expedientes para presentar alegaciones contra la injerencia. La m谩s importante de todas fue la de Amparo Berlinches, arquitecta y actual presidenta de Madrid Ciudadan铆a y Patrimonio, que redact贸 un extenso informe en el que desmontaba todos los argumentos de la DGPH y en 茅l aclaraba que las sucesivas reformas las hicieron otros arquitectos de primera fila “que procedieron con sumo cuidado”, procurando mantener el nivel original. Berlinches indic贸 que las justificaciones esgrimidas “parecen mostrar una adecuaci贸n de sus decisiones a un proyecto de reforma no explicitado”. Es decir, la DGPH dio permiso de destrucci贸n de los elementos valiosos a petici贸n de OHL, que todav铆a ni siquiera era propietario del complejo.

Para Berlinches, la reforma de OHL obedece a un impulso “puramente especulativo” para aumentar la superficie edificada. Lo que hab铆a que proteger hac铆a veinte a帽os ya no era necesario porque lo dijo OHL. As铆 consta en el documento base de la destrucci贸n: “Los edificios no gozan de especiales elementos dignos de protecci贸n ni de recuperaci贸n, habi茅ndoseles otorgado en algunos supuestos un r茅gimen de sobreprotecci贸n que no es acorde con su relevancia hist贸rica”, aclara Carlos Lamela en el informe para OHL, que la constructora consensu贸 y entreg贸 al Ayuntamiento y a la Comunidad de Madrid.

Madrid Ciudadan铆a y Patrimonio se levant贸 contra la operaci贸n para tratar de paralizarla. Otro David contra Goliat sin final feliz. El 5 de febrero de 2013, ante las alegaciones bien fundamentadas, el director General de Patrimonio Hist贸rico “dio instrucciones de no aumentar en ning煤n caso la protecci贸n de los edificios respecto al documento de incoaci贸n, en todo caso reducirla”, aseguran las mismas fuentes consultadas.

Alberto Teller铆a, miembro de la asociaci贸n, explica que la excusa para especular con el patrimonio siempre es la mismo, el abandono. “En lugar de reclamar la responsabilidad de la conservaci贸n a los due帽os de los edificios, la DGPH dio la orden de destruirlos. En lugar de recuperarlos para el paisaje urbano con una limpieza y restauraci贸n que los devolviera a su esplendor original, rebaj贸 la protecci贸n para permitir la venta. El resultado es monstruoso, porque han crecido cuatro plantas y borrado por completo la huella de la historia. No han protegido nada y los elementos que deb铆an preservar los han repartido a su antojo por el interior. Es como si al Quijote le extraes las palabras y construyes otro relato con ellas”, cuenta Teller铆a.

Para el experto en patrimonio, que luch贸 desde el inicio con Vicente Pat贸n, esta operaci贸n fue “una venta condicionada a la rebaja de la protecci贸n”. Asegura que la consulta realizada por OHL no era tal: presentaron un informe en el que daban las pautas para que la Comunidad de Madrid hiciera todo tal y como quer铆an. “La DGPH obedeci贸 y cumpli贸 con todas las pautas de la constructora. La facilidad con la que OHL consigui贸 todo nos sorprend铆a. No lo entend铆amos hasta hoy”, explica Teller铆a en referencia a la compra-venta del retrato pintado por Goya. Adem谩s, explica que los propietarios del complejo no pagan el IBI de las partes declaradas como BIC (fachada y primera cruj铆a).

El 20 de febrero de 2013 la subdirectora General de Protecci贸n de Patrimonio Hist贸rico presenta los expedientes de modificaci贸n de la protecci贸n legal de los dos BIC del complejo Canalejas al Consejo Regional de Patrimonio Hist贸rico. Votan a favor de la desprotecci贸n los cargos p煤blicos municipales, auton贸micos y nacionales presentes en dicho Consejo, los representantes del COAM y de la Iglesia Cat贸lica. Es decir, la mayor铆a. Alicia Torija, arque贸loga, hoy diputada por M谩s Madrid en la Asamblea y entonces parte de Madrid Ciudadan铆a y Patrimonio, se帽ala que los altos cargos se sirven de este Consejo “manipulado y manipulable” para actuar contra el patrimonio sin miedo a ser juzgados por ello. “Est谩 todo pactado para hacer y deshacer a favor del Gobierno. Para destruir Canalejas utilizaron la f贸rmula que reconoce la protecci贸n de un monumento para evitar su destrucci贸n. Es urgent铆sima una reforma de este 贸rgano para ganar en transparencia e independencia y que no vuelva a suceder algo como Canalejas”, sostiene Torija.

Enlace relacionado ElDiario.es (29/06/2021).




Fuente: Sasmadrid.org