May 17, 2021
De parte de Algrano Sembrando La Duda
255 puntos de vista


•  El acto tuvo lugar el pasado día 15 en el Centro Cultural La Alcazaba de Mérida y fue organizado por ATTAC Extremadura y Ecologistas en Acción de Extremadura, contando con la participación de Alconchel sin mina, Comarca de Olivenza sin minas, Campiña Sur sin minas, Movimiento Tren Ruta de la Plata, No a la Mina de Cañaveral y Plan de choque social.

Las organizaciones convocantes pusieron de manifiesto el estrecho vínculo entre la gran ofensiva minera que se cierne sobre Extremadura, el abandono del ferrocarril y otros servicios públicos y la condición de «Colonia energética» que posee Extremadura, ya que siempre ha exportado energía a otras regiones asumiendo impactos ambientales sin apenas retorno económico, primero con la Central Nuclear de Almaraz y después con la actual ola de grandes proyectos fotovoltaicos. Dicha condición de «Colonia energética», según ATTAC y Ecologistas en Acción, se pretende extender al establecimiento de una «Colonia minera» en toda Extremadura, por lo que, con estas políticas, se convierte a nuestra región en una «Extremadura expoliada» que ve comprometido el futuro de su población.

Durante la ronda de exposiciones de las asociaciones y plataformas se puso de manifiesto la opacidad de la Junta de Extremadura y sus reiteradas incoherencias y falsedades respecto a los proyectos mineros, el abandono de la malla ferroviaria y otros servicios públicos y el incumplimiento de la administración extremeña de los objetivos europeos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Varias plataformas consideran que diversas administraciones, entre ellas la Junta de Extremadura, quieren convertir numerosas comarcas de nuestra región en «Zonas de sacrificio», el objetivo consiste en conseguir minerales estratégicos para satisfacer el llamado «Pacto verde europeo», una huida hacia adelante que solo va a beneficiar a operadores de bolsa mediante especulación bursátil y a multinacionales de la minería y compañías del sector de la automoción, ya que sustituir los vehículos individuales impulsados por combustibles fósiles mediante vehículos eléctricos es imposible, pues la escasez de los minerales estratégicos que componen las baterías anula este horizonte.

Considerar Extremadura como «Zona de sacrificio» supone condenar a  comarcas enteras a la escasez de agua, dada la gran exigencia de este recurso por parte de las explotaciones mineras,  al implicar la aparición de daños irreparables en superficie y la inevitable despoblación posterior como consecuencia del expolio de recursos y el deterioro ambiental que van a imposibilitar la actividad agropecuaria , el turismo rural o cualquier otra actividad tras la política de «tierra quemada» que suponen las explotaciones mineras: estadísticamente las comarcas mineras tras los 10 o 20 años de actividad se convierten en territorios esquilmados que pueden perder más de un tercio de su población.

En la puesta en común las asociaciones y plataformas manifestaron la necesidad de dar mayor visibilidad a las problemáticas que amenazan a las distintas comarcas, identificar agentes facilitadores del proceso de expolio, reconocer problemas y plantear soluciones, manejar herramientas de difusión y crear alternativas en el marco de nuevos sistemas económicos que no persigan el imposible crecimiento perpetuo y realizar todo esto teniendo en cuenta que uno de los  ejes principales es la Emergencia Climática.

Se planteó también la posibilidad de realizar movilizaciones conjuntas y las asociaciones y plataformas manifestaron su deseo de planificar futuras reuniones con ánimo de continuar generando apoyo mutuo y desarrollando sinergias entre organizaciones.

Ecologistas en Acción es una confederación de más de 300 grupos ecologistas distribuidos por pueblos y ciudades. Forma parte del llamado ecologismo social, que entiende que los problemas medioambientales tienen su origen en un modelo de producción y consumo cada vez más globalizado, del que derivan también otros problemas sociales, y que hay que transformar si se quiere evitar la crisis ecológica.




Fuente: Algranoextremadura.org