December 31, 2021
De parte de Anticarcelarias
142 puntos de vista


Extracto de la declaraci贸n judicial del compa帽ero anarquista Francisco Solar asumiendo la responsabilidad del env铆o de paquetes explosivos a la 54 comisaria y contra el ex Ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter en julio del 2019, acci贸n revindicada por 鈥C贸mplices sediciosos/Fracci贸n por la Venganza鈥 y del doble atentado en el edificio T谩nica el 27 de febrero del 2020, en plena revuelta, acci贸n revindicada por 鈥Afinidades Armadas en Revuelta鈥.

(鈥) En noviembre del 2017, nuestra idea fue alejarnos de las grandes ciudades, principalmente de Santiago, por su modo fren茅tico de vida y levantar un proyecto autosustentable. Aunque yo opt茅 por ese modo de vida, no dej茅 de pensar que la manera m谩s adecuada de luchar contra un sistema avasallador sustentado en la autoridad y la depredaci贸n, es por medio de la acci贸n violenta revolucionaria. S贸lo a partir de 茅sta es posible lograr momentos de desestabilizaci贸n, que aunque sean instantes fugaces, develan la vulnerabilidad del poder.

A mediados del 2018 me plantee comenzar con ese tipo de acciones (鈥) Una vez que tome esa decisi贸n me puse a pensar en alg煤n objetivo, teniendo claro que si iba a asumir un riesgo grande, la acci贸n a realizar deb铆a ser potente. Pens茅 en realizar una acci贸n como respuesta, como venganza contra personas ligadas a la represi贸n y al poder empresarial, ambas caracter铆sticas las cumpl铆a a cabalidad Rodrigo Hinzpeter, que en el a帽o 2019 era gerente del grupo Qui帽enco, cuyo presidente es Andronico Luksc y anteriormente, Hinzpeter, hab铆a sido Ministro del Interior del primer gobierno de Pi帽era, dejando una estela de represi贸n que ser谩 dif铆cil de dejar de recordar. Reprimi贸 duramente las movilizaciones sociales y estudiantiles, intentando levantar una ley marcada por prohibiciones de todo tipo, conocido como La Ley Hinzpeter. Como Ministro del Interior fue responsable pol铆tico del asesinato del joven Manuel Guti茅rrez, reprimi贸 duramente las movilizaciones sociales de Ays茅n y de Freirina, militariz贸 el territorio mapuche, lo que provoc贸 cientos de heridos, muchos de ellos ni帽os e innumerables presos.

En agosto del 2010, junto con trece personas m谩s fuimos objeto de los delirios represivos de Hinzpeter, que en su af谩n por terminar con los bombazos ocurridos principalmente en el sector oriente de la capital desde el a帽o 2005, nos encarcel贸 inventando pruebas, contratando a presos dispuestos a corroborar la tesis de la Fiscal铆a, tesis que se refer铆a a la existencia de una asociaci贸n il铆cita terrorista.

Por estas razones fue que decid铆 atacar a Hinzpeter, por encontrar que representaba un objetivo completamente leg铆timo. Empec茅 a investigar sobre Hinzpeter (鈥) fui a ver al edificio Ita煤 a ver su flujo de gente, la gente que entraba, que sal铆a; intent茅 ingresar al piso 14, donde estaban las oficinas del Grupo Qui帽enco y no pude por los f茅rreos controles existentes en la entrada (鈥) por lo que pens茅 que lo mejor ser铆a enviar una encomienda explosiva dirigida a la oficina de Rodrigo Hinzpeter, para asegurarme que 茅l fuera quien abriera el paquete.

En este punto es importante se帽alar que los ataques indiscriminados nunca han sido parte de la pr谩ctica anarquista, nuestros objetivos son claramente definidos y apuntan a los responsables de la opresi贸n y la represi贸n. Como mi intenci贸n era realizar una acci贸n de envergadura (鈥) decid铆 utilizar dinamita.

El a帽o 2018 y principios del 2019, el contexto estuvo marcado por la brutalidad policial contra los escolares que se manifestaban contra la Ley Aula Segura y por diferentes demandas. Fue recurrente ver im谩genes de Carabineros golpeando a estudiantes que se les cruzara por encima e incluso sac谩ndolos de sus salas de clases para llevarlos a las comisarias. Es importante se帽alar que esta lucha contra la Ley Aula Segura fue el antecedente directo del llamado a evadir que hicieron los escolares frente al alza del pasaje del Metro, lo cual fue el gatillante de la revuelta iniciada el 18 de octubre.

Sin la perseverancia de los escolares quiz谩s nada de lo ocurrido a partir de esa fecha hubiera pasado, por lo tanto, decid铆 responder a esta brutalidad policial atacando a carabineros en sus propias instalaciones; mi idea fue atacarlos como instituci贸n, por lo que representan, por su historia de sangre, tortura y muerte. Decid铆 atacar la 54 comisaria de Huechuraba como un gesto de venganza por el asesinato de la compa帽era Claudia L贸pez en septiembre de 1998.

Si bien tengo claro que los funcionarios que trabajaban en el 2019 en esa comisaria no eran los mismos que asesinaron a la compa帽era, fue ese lugar el que sirvi贸 como punto de operaciones en ese momento, y lo sigue siendo para cada jornada de protesta. Con esto quer铆a dar una se帽al de respuesta, de que nadie ni nada est谩 olvidado.

Mi intenci贸n fue herir solo a un carabinero, al de mayor rango y ese fue el mayor Manuel Guzm谩n, por lo tanto, si es que mi intenci贸n era herir a un solo carabinero, el explosivo no deb铆a ser de gran potencia, por lo que utilice p贸lvora negra al interior de un niple de acero.

(鈥.)

La pretensi贸n de esta acci贸n, de dar una respuesta, tanto a las agresiones de carabineros y a la de un ex Ministro del Interior recordado por su faceta represiva y hoy gerente de un grupo econ贸mico due帽o pr谩cticamente de todo Chile, se cumpli贸 completamente.

(鈥)

Respecto al denominado Hecho 2 (T谩nica), puedo se帽alar, para contextualizar. La revuelta iniciada el 18 de octubre de 2019 se manten铆a viva en los 煤ltimos meses del 2019 y principios del 2020, muchas eran las protestas que se suced铆an d铆a tras d铆a a pesar de la fuerte represi贸n de la polic铆a. Marzo se avecinaba como un mes clave, donde pod铆an pasar muchas cosas, entre ellas incluso la renuncia de Pi帽era, fue en ese contexto que decido aportar a esta revuelta con la colocaci贸n de dos artefactos explosivos.

El sector oriente de la capital hab铆a sido objeto de algunas manifestaciones provocando el rechazo de quienes viven ah铆 ante el temor de ver amenazados e incluso perder sus privilegios. Se pudo apreciar c贸mo personas que se manifestaban pac铆ficamente en el mal de La Dehesa fueron insultados e incluso agredidos, y tambi茅n como el Ej茅rcito y la polic铆a blindo esos barrios en una clara complicidad entre la fuerza represiva y la clase adinerada, por lo tanto decid铆 golpear a esas comunas, pero espec铆ficamente a un barrio dentro de ellas, al barrio de Santa Mar铆a de Manquehue, donde se encuentra el Peri贸dico El Mercurio, vocero hist贸rico de los sectores m谩s conservadores de este pa铆s. Soy enf谩tico en se帽alar que mi intenci贸n no era da帽ar a gente, sino que mi intenci贸n era alterar la normalidad de ese barrio, prueba de ello es que en un primer momento pens茅 en colocar los artefactos explosivos al interior de los ba帽os del Caf茅 Kant, ubicado al interior del edificio Tanica, pero por el riesgo de herir a personas finalmente lo descart茅, decidiendo colocar un artefacto explosivo en el sector de parques de la inmobiliaria T谩nica, espec铆ficamente debajo de una banca de cemento que amortiguar谩 la explosi贸n.

Este atentado tambi茅n contemplaba otro objetivo, que era atacar al GOPE de carabineros mediante la explosi贸n de otro artefacto explosivo, el cual estar铆a dispuesto de tal manera que explotar铆a media hora despu茅s del primero. (鈥.) el cual explotar铆a en momentos que el GOPE estuviera realizando diligencias en las inmediaciones, con el 煤nico objetivo de darles un buen susto.

(鈥)

Decid铆 atacar a carabineros porque aparte de ser enemigos hist贸ricos de nosotros los anarquistas, carabineros ya contaba en ese entonces con la mutilaci贸n de cientos de globos oculares (鈥) Decid铆 atacar a carabineros tambi茅n porque contaba con torturas, palizas, creaci贸n de centros de tortura, como el del Metro Baquedano, que aunque la justicia lo haya negado, todos sabemos que fue as铆.

Desde el inicio de la revuelta yo fui parte de las distintas movilizaciones que se viv铆an d铆a ad铆a y pude ver a metros m铆os como ca铆an ensangrentados los j贸venes producto de los balines y bombas lacrim贸genas disparadas por carabineros. Fue por esto que la revuelta identific贸 a los carabineros como uno de sus principales enemigos, por lo tanto, un ataque contra ellos era imprescindible y estaba completamente justificado鈥.

Fuente




Fuente: Anticarcelaria.org