August 28, 2021
De parte de Socialismo Libertario
239 puntos de vista


Un ataque terrorista, en las inmediaciones del aeropuerto de Kabul, anunciado hace
d铆as, caus贸 al menos 100 muertes y centenares de heridos. Las v铆ctimas son, sobre todo,
civiles afganos 鈥搈uchos ni帽os y mujeres鈥 que buscaban acceder al puente a茅reo
establecido por Estados Unidos y aliados luego de su retiro militar del pa铆s. Entre los
muertos, tambi茅n hay 13 militares estadounidenses. La prensa dio noticias de una
reivindicaci贸n de parte del ISIS-K, una formaci贸n afgana de la red del Estado Isl谩mico
formada, sobre todo, gracias a grupos salidos de los talibanes.
La solidaridad se dirige a los seres queridos de las muchas v铆ctimas; el pensamiento se
extiende hacia las responsabilidades y las lecciones que podemos extraer de esta tr谩gica
noticia.
Estados Unidos y sus aliados, entre los cuales est谩 Italia, perdieron en Afganist谩n la
guerra m谩s larga de su historia. Pero, como hizo Biden, no saben ni siquiera admitir la
derrota, mucho menos irse del pa铆s garantizando la seguridad de los propios militares, y
ni hablar de los civiles que quieren dejar el pa铆s con ellos. A pocos d铆as del aniversario
del 11 de septiembre de 2001, el fracaso de su 鈥済uerra contra el terrorismo鈥 parece a煤n
m谩s evidente, ya que ha llevado a la difusi贸n y la multiplicaci贸n de los terrorismos
yihadistas y no a su fin, incluso al retorno al poder de los talibanes. Es la sanci贸n, ante
los ojos del mundo, del fin del sistema democr谩tico con liderazgo estadounidense, un
ocaso sanguinario y peligroso, marcado de belicismo, violencias y terrorismo, de
irracionalidades e incapacidades de Estados que poseen, sin embargo, enormes arsenales
militares.
Los talibanes empiezan a instaurar, manu militari, su orden hiperpatriarcal, totalitario y
terrorista en el pa铆s. Pero, aun sirvi茅ndose de complicidades y apoyos de sectores de la
poblaci贸n, ser谩 una tarea compleja por las divisiones 茅tnicas, de clanes y pol铆ticas del
pa铆s y por el caos en curso. Como era f谩cil de prever, su victoria favorece a todos los
grupos de degolladores yihadistas en el mundo y sus actividades, aunque en esta
monstruosa y ca贸tica familia criminal existan disputas y divergencias pol铆ticas. Estas
bandas se nutren del ahogamiento en sangre de la revoluci贸n siria, de las numerosas
guerras criminales y crueles conducidas en la regi贸n y de los d茅ficits concienciales,
morales y materiales que han producido.
Ahora, los Estados democr谩ticos intentan lavarse el rostro 鈥減reocup谩ndose鈥 por la
suerte de las mujeres afganas, cuando su intervenci贸n militar no ha tenido escr煤pulos
por veinte a帽os de usar m茅todos terroristas y hacer v铆ctimas civiles, generalmente
mujeres y ni帽os; tampoco se han hecho problemas por tener, en su 鈥渃omunidad
internacional鈥, al r茅gimen hiperpatriarcal saudita. Los talibanes se proponen, ahora, con
dificultad, como factor de orden y garant铆a contra el terrorismo del ISIS, cuando en el
pasado han sido padrinos de Al-Qaeda y hoy son recept谩culo de un variado abanico de
grupos y clanes terroristas yihadistas.
El sistema democr谩tico 鈥搕errorista 茅l tambi茅n鈥 en su fin y los terroristas yihadistas que
quieren hacerse Estado son monstruos gemelos, no protegen en absoluto a la gente
com煤n del terrorismo. Tambi茅n los 煤ltimos acontecimientos tr谩gicos lo demuestran.
Publicado en La Comune Online,
27/08/2021 12:30 hs.




Fuente: Socialismolibertario.org