February 17, 2021
De parte de SAS Madrid
488 puntos de vista

La entidad facilit贸 un cr茅dito de 400.000 euros a una compa帽铆a participada por el progenitor de la hoy presidenta, que nunca recuper贸 en su totalidad.

Avalmadrid, una entidad semip煤blica que financia a pymes y empresas, dio un trato “preferente” y “personalizado” a Isabel D铆az Ayuso en 2011, cuando inform贸 a la pol铆tica popular sobre las condiciones de un aval concedido a una empresa participada al 25% por su padre (MC Infort茅cnica) para que lograra un cr茅dito de 400.000 euros. Esa es la principal conclusi贸n del dictamen de la comisi贸n de investigaci贸n sobre el caso, apoyado por PSOE, M谩s Madrid, Podemos y Vox, y que PP y Cs intentar谩n tumbar en la Mesa de la C谩mara por considerarlo contrario al reglamento. Adem谩s, seg煤n ese pol茅mico balance, la compa帽铆a actu贸 de manera “irregular” en el proceso de aprobaci贸n de la operaci贸n y fue “negligente” cuando fracas贸 y le toc贸 intentar recuperar el dinero p煤blico perdido. En medio, la hoy presidenta de la Comunidad de Madrid acept贸 la donaci贸n del piso paterno, que as铆 qued贸 fuera del alcance de los acreedores.

Las dificultades para investigar las actividades de Avalmadrid, y su presunto trato de favor a empresas y empresarios vinculados a los Gobiernos del PP, se resumen en un n煤mero: m谩s del 90% de los comparecientes solicitados no han pasado por la comisi贸n, incluyendo a todos los expresidentes regionales y a la propia D铆az Ayuso. Ese choque constante entre las seis formaciones con representaci贸n en la Asamblea se ha visto reflejado este martes, cuando la izquierda ha tenido que maniobrar para evitar que la investigaci贸n se quedara sin conclusiones.

As铆, PSOE, M谩s Madrid y Unidas Podemos IU Madrid en Pie han votado a favor de un 煤nico dictamen que recoge las conclusiones de Vox y Cs, que han salido adelante, mientras que PP, Cs y Vox solo han apoyado sus propios balances. Un juego parlamentario que mantiene viva la pol茅mica.

El dictamen con dos conclusiones distintas aprobadas (las de Cs y Vox) ser谩 llevado al pleno de la Asamblea, donde se debatir谩n y cada grupo podr谩 incluir votos particulares, seg煤n Vox, M谩s Madrid, PSOE y Unidas Podemos.

Sin embargo, Cs ha pedido un informe a los letrados de la C谩mara porque defiende que el reglamento no recoge la posibilidad de unir dos conclusiones en un 煤nico dictamen, sobre todo cuando las considera contradictorias.

El PP, por su parte, coincide con ese criterio, y opina que el dictamen ser谩 suspendido cuando llegue a la Mesa de la C谩mara, donde la derecha tiene mayor铆a. “Hay un error de los servicios jur铆dicos de la comisi贸n, que dicen que se puede unir”, ha dicho una fuente popular. “Hay muchas dudas jur铆dicas de que la Mesa lo vaya a calificar, esto deber铆a acabar con una comisi贸n sin dictamen. Es un bochorno institucional”.

En el centro del conflicto, como siempre desde que arranc贸 la comisi贸n, ha estado el caso que afecta a la familia de D铆az Ayuso, y la valoraci贸n que de 茅l se hace en las conclusiones patrocinadas por Vox.

“Las irregularidades detectadas en la concesi贸n y seguimiento del aval de MCInfort茅cnica revela, en el mejor de los casos, un trato personalizado y preferente, y una gesti贸n negligente en su seguimiento y recobro”, se lee en el texto impulsado por Vox, y aprobado con el apoyo de los votos de la izquierda. “El coordinador de riesgos de Avalmadrid informa el 2 de marzo de 2011 a sus superiores de que el importe del cr茅dito solicitado por los avalistas tiene m谩s riesgo del que se garantiza mediante la hipoteca que se ofrece como garant铆a, ya que el valor de tasaci贸n del inmueble hipotecado en dicha operaci贸n es muy inferior al importe del cr茅dito”, recuerda sobre una bandera roja que fue ignorada expl铆citamente, seg煤n documentaci贸n a la que accedi贸 EL PA脥S (“OK adelante”, se orden贸). “El caso MC Infort茅cnica revela, en el mejor de los casos, un trato preferencial”, insisten los ponentes, que a帽aden: “Es un caso que sin ninguna duda se puede considerar como irregular tanto por el proceso de aprobaci贸n (….) como por la falta de diligencia, como m铆nimo, por parte de los servicios de recobro de Avalmadrid cuando el aval fue ejecutado, favoreciendo la posibilidad de que los deudores eludieran la responsabilidad patrimonial”.

As铆, la hoy presidenta acept贸 la donaci贸n del piso familiar unos seis meses antes de que hubiera que hacer frente a la primera cuota del pr茅stamo, con lo que evit贸 el embargo de los acreedores. Una preocupaci贸n que estaba en el primer plano de sus inquietudes cuando consigui贸 el contacto de un ejecutivo de Avalmadrid, ayudada por una viceconsejera del Gobierno regional, Eva Piera.

– Mi familia no quiere m谩s que estar tranquila, jubilarse y tener una casa donde vivir y llevar la enfermedad de mi padre [Alzheimer]. Es todo muy dif铆cil, escribi贸 en un email que adelant贸 este diario.

Las conclusiones de la comisi贸n de investigaci贸n, en cualquier caso, no se centran 煤nicamente en la pol茅mica que rodea a la presidenta. Tambi茅n establecen una conexi贸n irrefutable entre algunos avales t茅cnicamente incomprensibles, y posteriormente ruinosos, y los intereses de los sucesivos gobiernos del PP.

“Resulta obvio e innegable que, aparte de esa utilizaci贸n leg铆tima y 煤til de Avalmadrid, ha habido un no mayoritario, pero tampoco desde帽able, mal uso de la misma para intereses ileg铆timos”, se lee en uno de los dos dict谩menes aprobados, en este caso el de Vox. “Avales a grandes empresas que nada tienen que ver con el objeto de Avalmadrid, avales a empresas que poco despu茅s ca铆an en suspensi贸n de pagos como consecuencia de la debilidad tanto de su solvencia como de sus planes de negocio, cartas de recomendaci贸n y mails que ped铆an actuaciones irregulares, llamadas de tel茅fono a la carta, trato de favor a empresas vinculadas con pol铆ticos del Partido Popular, avales a empresarios cercanos al Gobierno y al Partido Popular, avales a empresas participadas por los fondos de capital-riesgo de la propia Comunidad, avales que no se hubieran dado a otros madrile帽os en tales condiciones”, se enumera. “B谩sicamente lo que se conoce como privilegios, que se une en este caso al agravante de la p茅rdida del dinero p煤blico, tanto de dinero gestionado por la comunidad aut贸noma como por la Administraci贸n General del Estado”.

Hay casos paradigm谩ticos. Por ejemplo, los concedidos al empresario Gerardo D铆az Ferr谩n, del grupo Marsans, tras una carta en su favor del entonces consejero de Econom铆a, Antonio Beteta. O los que obtuvo Arturo Fern谩ndez, propietario del Grupo Cantoblanco, fue presidente de CEIM entre 2007 y 2014, siendo CEIM uno de los socios protectores y consejero de Avalmadrid. Ambos sumaron cifras millonarias que nunca se recuperaron.

Ni el caso de D铆az Ayuso ni los de D铆az Ferr谩n y Arturo Fern谩ndez han tenido recurrido judicial alguno, pese a las denuncias correspondientes. Sin embargo, la conclusi贸n de que hubo mala praxis en Avalmadrid no se circunscribe a la opini贸n subjetiva de los diputados que han apoyado el dictamen. El Banco de Espa帽a ha sancionado en los 煤ltimos meses con m谩s de 500.000 euros a la c煤pula de la entidad, incluyendo al a consejer铆a de Econom铆a regional, por no aplicar los controles preceptivos a la hora de conceder los avales.

Enlace relacionado ElPa铆s.com 16/02/2021.




Fuente: Sasmadrid.org