June 3, 2022
De parte de CNT
168 puntos de vista

Sab铆amos que el momento deb铆a llegar, a pesar de ello no pens谩bamos que la osad铆a de algunos convencidos colaboradores del neoliberalismo en el pa铆s, precipitara tanto las cosas como para materializar la insistente voluntad del ejecutivo y su flamante ministro de seguridad social de poner el sistema actual de pensiones en la UVI de la econom铆a social.

El Estado no trata igual los problemas de trabajadoras y trabajadores que y los deseos patronales. Mientras las leyes que nos favorecen tardan una eternidad en concretarse -si alguna vez se concretan-, las que favorecen a los burgueses se materializan en breve espacio de tiempo. Todo por el bien de la econom铆a y la acumulaci贸n de capital, Santo Grial de la sociedad burguesa.

Hace poco, los 鈥渁gentes sociales鈥 del Sector de la Construcci贸n (patronal y sindicatos colaboracionistas) han firmado un preacuerdo que dar谩 paso al VII Convenio General del Sector de la Construcci贸n, sector de gran importancia en la econom铆a del pa铆s, dado el nivel de empleo del mismo.

Tras varios p谩rrafos que tratan de justificar una pr谩ctica -que desde nuestra Organizaci贸n rechazamos por ser la ant铆tesis del sindicalismo- desgranan los diferentes aspectos del preacuerdo, justificados con falsos argumentos que vienen a confundir a las incautas trabajadoras que conf铆an en ellos y a aquellas otras a quienes les es m谩s c贸modo dejarse arrastrar por las pol铆ticas y decisiones de los sindicatos del r茅gimen, que combatir y defender sus derechos.

Tras una oda de sometimiento a la extraordinaria reforma laboral del pasado a帽o y con un articulado muy difuso, que las m谩s expertas analizar谩n con mayor precisi贸n y acierto, nos encontramos con un escueto p谩rrafo d贸nde se acuerda introducir las pensiones de empresa, dentro del convenio del sector de la construcci贸n. La brevedad e inconcreci贸n del p谩rrafo no permiten sacar m谩s conclusi贸n que la firme voluntad del gobierno PSOE-Unidas Podemos y los ministerios sindicales de llevar al sistema p煤blico de pensiones al macabro terreno de la actual financiarizaci贸n mundial.

Claramente alineados con los dictados del neoliberalismo europeo instalado en Bruselas y de los mercados financieros, gobierno y agentes sociales tratan, a trav茅s de los Planes Privados de Empresa de Estimulaci贸n P煤blica, de coaccionar y llevar a trabajadoras y trabajadores a un callej贸n sin salida, donde los 煤ltimos a帽os de su vida sean de penuria y desaz贸n por falta de recursos econ贸micos para su subsistencia.

No es capricho de los capitalistas: Razones ideol贸gicas, ego铆smo individual y acumulaci贸n necesaria de capital, son los vectores que dirigen esta barbarie, con el consiguiente resultado de precariedad al final de nuestra vida.

Nos acecha a la clase trabajadora el gran poder de la financiarizaci贸n de la econom铆a, que tras la crisis del 2008, increment贸 de forma obscena su participaci贸n y control del mercado industrial, mediante la financiaci贸n de las empresas de productos y servicios, siendo estos sus verdaderos objetivos, sin importarles m谩s que su beneficio.

Salarios y puestos de trabajo, est谩n cada vez en mayor riesgo ya que los capitales que se forman con los fondos privados de pensiones (de promoci贸n publica o privada) nutren las empresas -a trav茅s del mercado de capitales, verdaderos amos de la econom铆a- para sus nuevas inversiones, obligadas por la vor谩gine de los mercados de productos y servicios. Como consecuencia, las propias trabajadoras y trabajadores  nos convertimos en nuestros propios sepultureros, con el conocimiento y la complicidad del gobierno 鈥減rogre-neoliberal鈥 y  de unos sindicatos colaboracionistas que saben -a ciencia cierta- hacia qu茅 destino nos encaminan.

Este, y no otro, es el perverso objetivo del Proyecto de Ley de regulaci贸n para el impulso de los planes de pensiones de empleo (121/000093), aprobado el 4 de marzo de 2022, por el procedimiento de urgencia, que ampara el caricaturesco preacuerdo del sector de la construcci贸n.

Este objetivo es la creaci贸n de un fondo de pensiones de empleo de promoci贸n p煤blica, gestionado por el sector privado, canalizado a trav茅s de la no-negociaci贸n colectiva, preferentemente sectorial, dise帽ando, adem谩s, un nuevo incentivo fiscal. Ello supone la descapitalizaci贸n del Sistema P煤blico de Pensiones, no s贸lo por todo lo anterior, sino por la no cotizaci贸n a la Seguridad Social, suponiendo un 鈥渁horro鈥 de casi 400 euros por trabajador.

Esta Ley de Regulaci贸n para el impulso de los Planes de Pensiones de Empleo, ser谩 aprobada este verano, si no hacemos nada. Ojo, porque los convenios colectivos tendr谩n que renovarse para incorporarlas.

No queda otra:

Trabajadores y trabajadoras en activo, junto con pensionistas debemos responder con valent铆a frente este nuevo atropello al que quieren llevarnos.

Basta ya de enga帽os:

  • Luchemos para que este pu帽ado de buitres saquen sus manos de nuestro sustento.
  • Expliquemos lo que ocultan los planes de pensiones de empresa.
  • Denunciemos esta maniobra permanentemente en todos los centros de trabajo: Con asambleas, movilizaciones, conferencias, 鈥
  • Paremos este ataque de los mercados financieros a nuestro presente y futuro.
  • Desenmascaremos a los antisindicalistas de esta farsa, que se les caiga la m谩scara que oculta su traici贸n de clase.
  • Prepar茅monos para hacer frente a este cambio que nos quieren imponer.

隆Trabajadoras, trabajadores, no aceptemos en la negociaci贸n con los patronos ning煤n plan de empresa que es la sepultura del presente y el hambre del ma帽ana!




Fuente: Cnt.es