June 17, 2021
De parte de ANRed
1,320 puntos de vista

El día viernes 11 de junio, la Municipalidad de Bahía Blanca retiró un cartel que reconocía el nombre de la ex Plaza del Sol, rebautizada por los sectores que militan los Derechos Humanos como la Plaza de la Memoria y la Resistencia. Este cartel representaba la recuperación de los espacios públicos por parte del pueblo y la siempre constante actividad por la lucha de la Memoria, Verdad y Justicia en la plaza, que históricamente fue usada para culminar las movilizaciones del 24 de marzo. El mismo fue retirado por una cuadrilla de trabajadores del municipio, que responden a la Secretaría de Movilidad Urbana y Espacios Públicos, a cargo de Tomás Marisco. Por Asamblea La Poderosa Bahía Blanca, para ANRed.


El día viernes 11 de junio, la Municipalidad de Bahía Blanca retiró un cartel que reconocía el nombre de la ex Plaza del Sol, rebautizada por los sectores que militamos los Derechos Humanos como la Plaza de la Memoria y la Resistencia. Este cartel representaba la recuperación de los espacios públicos por parte del pueblo y la siempre constante actividad por la lucha de la Memoria, Verdad y Justicia en la plaza, que históricamente fue usada para culminar las movilizaciones del 24 de marzo. El mismo fue retirado por una cuadrilla de trabajadores del municipio, que responden a la Secretaría de Movilidad Urbana y Espacios Públicos, a cargo de Tomás Marisco.

“El negacionismo es una característica política del régimen que nos gobierna hace décadas. Se plantea que los argentinos bajamos de los barcos, negando los genocidios que han habido en la Patagonia bajo la excursión de Roca, como los pilagá en el Norte y lo que ha ocurrido en el golpe del ‘76. Vamos a luchar para que el cartel vuelva a ser puesto en la plaza y se reivindica”, fueron las palabras de un compañero durante la conferencia de prensa.

Es evidente que esto continúa con la línea de pensamiento de la alianza Cambiemos, gobierno actual de nuestra ciudad. En suma a este atropello, podemos mencionar el avance sobre los espacios públicos para negociados privados, el no reconocimiento por parte de las autoridades locales del nombre asignado por nosotres a la Plaza. A esto también le sumamos los atentados a los derechos democráticos que hemos sufrido en nuestra ciudad, como el atentado al local partidario de la Cámpora por grupos antiderechos o hasta acciones antisemitas.

Cabe recordar que la colocación del cartel fue una actividad previa a la movilización por la conmemoración a los 45 años del golpe genocida de 1976, en conjunto con varias organizaciones sociales, gremiales y políticas, autofinanciado por ellas y sus aportes de compañeres trabajadores. Este cartel todavía no fue repuesto a su lugar, ni devuelto a los compañeres que contribuyeron a su financiación.

Ni un paso atrás. No olvidamos, no perdonamos, no nos reconciliamos. Instamos a generar más organización para que nos devuelvan el cartel robado y a recuperar los espacios públicos, y en caso que no lo hagan, que este esfuerzo sea aprovechado para duplicar los sitios de organización, de memoria y para los ciudadanos.





Fuente: Anred.org