November 12, 2022
De parte de Nodo50
153 puntos de vista

Público da cuenta de las revelaciones de José Barrionuevo con respecto al secuestro de Segundo Marey por parte de los GAL.

Por si quedaba alguna duda acerca de la responsabilidad del régimen español en el tema.

Aquí la información:

El exministro del Interior José Barrionuevo, quien fuera condenado a 10 años de cárcel por los delitos de secuestro y malversación de caudales públicos, ha reconocido que ordenó liberar al español residente en Francia Segundo Marey, cuando “estuvo detenido nueve días por un grupo de la Policía española” en la “guerra sucia” con ETA, según ha contado en una entrevista a El País.

La acción fue la primera reivindicada por los GAL y Barrionuevo ha contado que cuando descubrieron que ese grupo policial “se equivoca” de persona, eligió soltarlo para no “causar más desorden”. Y es que, según explica, “la alternativa a ver cuál era”. Barrionuevo ha explicado que no ordenó su detención, sino que se enteró “cuando ya estaba realizada” y una vez descubrieron el error en una operación de “los servicios de Información de la Policía de Vizcaya”.

Según ha narrado, “querían coger a un jefe etarra para sacar información”, a pesar de que sabía que era una operación ilegal. Cuando le preguntan por ello en la entrevista, dice: “Los etarras decían que era una guerra. Yo no puedo actuar contra los que están disparando desde mi trinchera aunque hagan algún disparo equivocado. No puedo, así son las reglas”.

En cambio, Barrionuevo ha reconocido que sí dio la orden de detener al miembro de ETA Larretxea Goñi. Según cuenta, sucedió en 1983, cuando la colaboración con Francia “no era tan grande”. Cuatro policías españoles fueron detenidos en Hendaya por gendarmes franceses cuando intentaban meterlo en el maletero de un coche. “Era un tipo tan grande que no cabía en el maletero del coche”, y “como se resistió llegaron los gendarmes y se desbarató el asunto”, ha explicado.

Con respecto a la colaboración con las autoridades francesas, el exministro ha reconocido que se llevaron a cabo actuaciones “ilegales” porque en algunos casos “no podía esperar a que Francia le dijera sí o no”.

°




Fuente: Kaixo.blogspot.com