October 9, 2021
De parte de Indymedia Argentina
215 puntos de vista


Entrevista a Juan Esteche de Basta de Falsas Soluciones (BFS).

#24S en CABA: Huelga Mundial por el Clima. Foto: Indymedia Derechos Humanos.

BFS: Hace más de un año que estamos en las calles en defensa de la naturaleza y de todas las especies que habitan el planeta

Por Mario Hernandez.

M.H: ¿De qué se trata la Coordinadora Basta De Falsas Soluciones?

J.E: Esta coordinadora surgió hace poco más de un año. Fue el 25 de agosto del año 2020 donde un montón de agrupaciones socio ambientales algunas apartidarias y otras partidarias, gente autoconvocada, agrupaciones especistas se reunieron y trabajaron en unidad para decir no al acuerdo porcino con China. Este acuerdo bilateral entre dos países para que Argentina se convirtiera en una megafactoria de cerdos con todos los riesgos que conlleva para provocar una nueva pandemia, toda la contaminación que sabemos que existe a través de este tipo de producción animal, desmontes acarreados porque el alimento es a soja y maíz transgénico que viene de lo que antes eran bosques y montes. Hoy esa extensión de frontera se utiliza para estos transgénicos que luego van a alimentar a esos animales.

Ese modelo de producción de alimentos que no queremos porque tiene altísimos perjuicios para el ambiente hizo que la población, en gran parte el que está informado y sabe sobre estas temáticas, saliera a las calles y de manera articulada se hizo una acción en todo el país; y nosotros decimos a nivel plurinacional porque reconocemos también las casi 40 naciones indígenas que habitan este país.

Y así surgió este Basta de Falsas Soluciones obviamente diciendo que las soluciones que proponen el gobierno actual y los anteriores son falsas porque nos han llevado a una situación donde hoy en día casi el 50% de la población argentina es pobre.

Hablamos de un mal desarrollo que no ha significado ni progreso ni desarrollo. Este modelo de agronegocio como tantos otros que forman parte del extractivismo, como la megaminería, el fracking, la especulación inmobiliaria, etc.

Hace más de un año que estamos en las calles luchando en defensa de la naturaleza y obviamente de todas las especies que habitan el planeta.

M.H: El pasado 16 de septiembre se desarrolló la primera audiencia autoconvocada sobre el acuerdo porcino con China. ¿Qué nos podés comentar?

J.E: Que fue un hecho histórico, cuando decimos una audiencia pública autoconvocada es que la organizó el pueblo, lo que el gobierno y el Estado no hacen y deberían hacer por ley, consultar a los territorios, hacer cumplir leyes vigentes como la Ley ambiental. Como no se informa al pueblo de qué es lo que se va hacer en materia ambiental, porque todo proyecto puede llevar un gran riesgo ambiental, fue que el pueblo tuvo la hermosa idea de generar esa audiencia pública autoconvocada donde cientos de personas se manifestaron en contra del acuerdo porcino con China. Algo que el Estado debería hacer, el pueblo lo está organizando y dando el ejemplo de cómo deberían hacerse las cosas.

M.H: En el marco de la Jornada mundial de acción por el clima ustedes se movilizaron y sumaron a esta consigna de no al acuerdo porcino, no a la Ley de hidrocarburos y Ley de humedales ya.

J.E: El acuerdo porcino con China es uno de los tantos proyectos extractivistas. Cuando hablamos de extractivismo es que están saqueando la naturaleza y están llevando prácticas insostenibles que nos llevan siempre a un colapso, a algo que es todo lo contrario a la sostenibilidad y permanencia en el tiempo.

Algo que nos preocupa muchísimo en relación a la huelga mundial por el clima que fue una huelga que se inició hace pocos años a partir de Greta Thunberg, la joven activista sueca a través del movimiento “Viernes por el futuro”, desde allí es que se organiza, tiene su sede en Argentina “Viernes por el futuro Argentina”. Organizaron esta marcha que se replica en diferentes lugares del país pero ya coorganizando en otras partes del país con otras organizaciones como es la Coordinadora Basta de Falsas Soluciones.

Pero es un movimiento que nace desde la juventud en el cual todas las organizaciones adhieren a este reclamo y pedimos, justamente en la huelga mundial por el clima, la protección que necesitamos del planeta.

Cuando hablamos de cambio climático estamos hablando de un cambio con consecuencias muy dañinas para el ambiente, muy perjudiciales para todo lo que tiene que ver con el clima, sequías más intensas, inundaciones, de un cambio con todas las consecuencias negativas que puede generar esto para la producción de alimentos y también para tierras que van a quedar inhabitables, cambios de temperatura, extinción de especies.

Y esta Ley de hidrocarburos, porque lo conectamos con esto, es potenciar la extracción de petróleo. Luego de la Cumbre climática, que contó con la participación del presidente de la Argentina, Alberto Fernández, a los pocos días, primero se viste de verde, pero luego está promoviendo por veinte años un aumento en la extracción de petróleo y justamente los combustibles fósiles y la generación de energía de esta manera son los grandes responsables de los gases de efecto invernadero y del cambio climático.

Promueve una industria que ya debe transicional a otras formas de obtener energía. Por eso la preocupación es muy grande y catalogamos a este proyecto como una real locura que va a contramano de lo que necesita el territorio y el planeta, por eso es que decimos no a la Ley de hidrocarburos.

Para hablar de la Ley de humedales primero explicaría qué es un humedal. Todo territorio que está vinculado al pase de agua tanto sea de un río o un arroyo ya se considera un humedal, no solo ese río si no también lo que está en cercanía, digamos la parte firme donde allí habitan numerosas especies, una gran biodiversidad y la especie humana.

Cuando hablamos de especies hay que incluir a los humanos, no es como si viéramos un manual de primaria donde hablamos de biodiversidades y solo vemos animales no humanos. La humanidad está en serio riesgo también de cambiar toda la forma de vida que estamos viviendo que nos trae un colapso. Estos humedales, porciones de estos territorios siempre cercanos o vinculados con el agua, representan más del 20 % del territorio nacional y hoy están desprotegidos.

Por eso necesitamos una Ley de humedales que los proteja principalmente del agronegocio, es decir, de la extensión  de la frontera agro-ganadera. Hoy se desmonta y se quitan humedales para poner allí vacas o cultivar soja y maíz transgénico con todos los agrotóxicos que conlleva esto, contaminación, pueblos fumigados, pérdida de biodiversidad y, también, de la especulación inmobiliaria, es decir, desarrollos de negocios privados.

Fundamentalmente esas son las dos problemáticas que atentan contra los humedales, pero también si hablamos de ríos, de cuencas, nos tenemos que ir a la cordillera y hablar de megaminería y del fracking, esta técnica para extraer petróleo que la Ley de hidrocarburos pretende potenciar.

La Ley de humedales esta cajoneada, falta atravesar tres comisiones y si no lo hace perdería estado parlamentario este año.

M.H: ¿Cuál es la agenda de la Coordinadora en los próximos meses?

J.E: La agenda se prendió fuego literalmente porque paso el 24S, y pensamos que quizás tendríamos unos días de respiro para juntar energía y seguir con cada lucha y cada causa territorial con un poco más de aire pero la realidad es que no pasó eso.

Las noticias que llegan desde el 24 de septiembre de Río Negro con la represión al pueblo nación mapuche, pueblo que está protegiendo su territorio y siempre por intereses privados se los intenta desalojar a través de las fuerzas policiales.

De golpe aparece en la agenda visibilizar esta problemática, solidarizarnos con ellos, y justamente el 29 de septiembre fuimos a la casa de Río Negro a reclamar, pidiendo justicia, que se respeten los derechos de las comunidades indígenas del pueblo mapuche y que se ponga fin a la represión, por eso le exigimos a la gobernadora Arabela Carrera que deje de reprimir a los pueblos y que ella es responsable de cualquier daño y posible muerte que pueda ocurrir allí, en Rio Negro, porque fueron literalmente violentadas las comunidades.

Tuvimos otra acción el 30 de septiembre frente a los Tribunales de Comodoro Py para luchar por Andalgalá, un pueblo atacado y perjudicado por la megaminería. Estamos apoyando la lucha territorial por una causa que se inicia por corrupción para que ese proyecto minero avance. Necesitamos que esa causa avance y se ha presionado de alguna manera para que los jueces implicados en esto la activen.




Fuente: Argentina.indymedia.org