December 16, 2020
De parte de Indymedia Argentina
2,617 puntos de vista

鈥淣o tenemos tiempo que perder en lo que se refiere a nuestra seguridad nacional y pol铆tica exterior鈥 鈥 鈥淣ecesito un equipo preparado desde el primer d铆a que me ayude a reclamar el asiento de Estados Unidos a la cabeza de la mesa, a reunir al mundo para hacer frente a los mayores desaf铆os que enfrentamos y a promover nuestra seguridad, prosperidad y valores. Este es el punto crucial de ese equipo鈥 *[1]

Con estas palabras, Joseph Robinette Biden Jr, presidente electo de los Estados Unidos de Norteam茅rica, se帽alaba el camino que regir谩 la pol铆tica exterior del autoproclamado 鈥淎mo del Norte鈥, a partir de enero de 2021.

Representante del viejo establishment que implemento la globalizaci贸n y las pol铆ticas  aperturistas y especulativas para favorecer la diplomacia de guerra y los contratos del complejo militar/industrial; tanto como Senador y como Vicepresidente, durante 45 a帽os; Joe Biden, llega al poder imperial, auspiciado por las 茅lites de los magnates de 鈥淪illicon Valley鈥, las firmas Vanguard, Black Rock, State Street, Amazon, Facebook, Twitter, Microsoft, Apple, y de la mano del New York Times, las cadenas CNN, NBC, ABC, CBS, la familia Rockefeller y las ONGs impulsadas por Bill Gates y George Soros; para reformular el sistema capitalista global post-pandemia.

Este Nuevo Orden, Econ贸mico/Pol铆tico, Mundial, contiene diversos componentes ya conocidos por los pueblos de la mal llamada 鈥減eriferia鈥; entre ellos, el impulso de la reconversi贸n tecnol贸gica, el control de los recursos naturales y el combate a los enemigos externos que atenten contra la estabilidad financiera y la seguridad de los Estados Unidos de Norteam茅rica.

El electo presidente Joe Biden, durante su trayectoria pol铆tica, patrocin贸 las estrategias conocidas como, 鈥淧lan Colombia鈥 a comienzos del Siglo XXI, la llamada 鈥済uerra contra el terrorismo鈥 despu茅s de 2001; junto a sus financistas de la m谩s-media, propal贸 las fake news que sirvieron de excusas para la invasi贸n de Irak en el a帽o 2003 y auspici贸 la doctrina de la llamada 鈥済uerra preventiva鈥, que fue el andamiaje te贸rico para desestabilizar a Siria y  hundirla en una guerra civil que dura hasta nuestros d铆as.

Tambi茅n respald贸 la intervenci贸n militar brit谩nica en la guerra de Malvinas, presentando, como senador ante el Congreso norteamericano, una resoluci贸n de apoyo al Reino Unido; justificando ante la prensa 鈥淢i resoluci贸n busca definir de qu茅 lado estamos y 茅se lado es el brit谩nico. Los argentinos tienen que desechar la idea de que EEUU es neutral鈥 *[2], desconociendo irresponsablemente el famoso acuerdo del TIAR (Tratado Interamericano de Ayuda Reciproca).

Es conocida su posici贸n belicista en la intervenci贸n militar a Libia y en la guerra de los 鈥淏alcanes鈥, como dijera el ministro de Relaciones Exteriores de Bosnia y Herzegovina, Sven Alkalaj 鈥淓l senador Biden siempre apoy贸 a Bosnia durante la guerra y en su camino hacia la democratizaci贸n; y su visita ahora es otra forma de demostrar el compromiso de su gobierno鈥. *[3]

En el 谩mbito econ贸mico favoreci贸 el rescate de las grandes corporaciones y bancos en la crisis de las 鈥渉ipotecas subprime鈥, que arrastro a la debacle al conjunto del sistema capitalista, apoyando la Ley de Estabilizaci贸n Econ贸mica de Urgencia de 2008 (llamado tambi茅n Plan de rescate financiero de Estados Unidos). *[4]

Para realizar la tarea encomendada por la plutocracia de Estados Unidos desde el Poder Ejecutivo Imperial, Biden seleccion贸 un conjunto de colaboradores con destacada trayectoria, para puestos claves, que dar谩n forma a su nueva estrategia global.

Como Directora de Inteligencia, para la coordinaci贸n de las todas las agencias de inteligencia estadounidenses, nomin贸 a Avril Haines; quien fuera la segunda al mando de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) (2013-2015) y del equipo de Seguridad Nacional en la Casa Blanca (2015-2017) bajo la presidencia de Obama.

En el a帽o 2018, Haines, respald贸 la designaci贸n de Gina Haspel como titular de la CIA, m谩s all谩 de las vinculaciones, de esta 煤ltima, con casos de torturas a detenidos de Al Qaeda

Otro cuadro estrat茅gico, que acompa帽ar谩 al presidente, es Linda Thomas-Greenfield, diplom谩tica, con 35 a帽os de experiencia en el Servicio Exterior, quien ocup贸 el cargo de embajadora de Estados Unidos en distintos lugares, como Liberia, Suiza, Pakist谩n, Kenia, Gambia, Nigeria y Jamaica; adem谩s fue Secretaria de Estado adjunta para asuntos africanos entre 2013 y 2017 y exdirectora general y directora de recursos humanos del Servicio Exterior.

Antony J. Blinken, fue su principal asesor en el Comit茅 de Relaciones Exteriores del Senado y en la vicepresidencia, se desempe帽贸 como asesor de Seguridad Nacional y luego como principal asesor de Seguridad Nacional adjunto de Obama, y como subsecretario de Estado de 2015 a 2017.

Jake Sullivan ocupar谩 el principal puesto de Seguridad Nacional de la Casa Blanca. Sullivan, tuvo un papel destacado en las negociaciones que condujeron al acuerdo nuclear con Ir谩n en 2015.

Alejandro Mayorkas fue designado para dirigir el Departamento de Seguridad Nacional, nacido en Cuba en una familia que huy贸 de la Revoluci贸n, se desempe帽贸 como fiscal en California, y durante el primer mandato de Obama, como director de Servicios de Ciudadan铆a e Inmigraci贸n de Estados Unidos. Fue subsecretario de Seguridad Nacional de 2013 a 2016.

Otro cuadro de la globalizaci贸n, heredado de la administraci贸n Obama, es John Kerry, ex-secretario de Estado, quien ser谩 designado como 鈥淓nviado presidencial para el Clima鈥, para aportar a la lucha contra el cambio clim谩tico; o sea, monitorear el desarrollo y expansi贸n de las tecnolog铆as alternativas y la 鈥減rotecci贸n del Medio Ambiente鈥 

En esta breve introducci贸n, sobre los personajes que en un futuro pr贸ximo marcar谩n con su pol铆tica el porvenir de millones de personas, podremos encontrar los rasgos distintivos de una nueva escalada imperialista, agravada por las circunstancias pol铆ticas y sociales que genera la pandemia del covid-19, que lejos de haberse superado, prosigue causando muerte y desolaci贸n entre los sectores m谩s vulnerables de las sociedades.

La pandemia gener贸, entre todos sus males, una brutal flexibilizaci贸n laboral a nivel mundial, de la cual dif铆cilmente se salga; muchos empleos formales, con sus beneficios sociales, se han perdido definitivamente, entre las peque帽as y mediana empresas, que tambi茅n dif铆cilmente vuelvan a abrir sus puertas; lo mismo pasa con los grandes y medianos negocios.

Toda esa masa laboral desocupada y la infraestructura sanitaria maltratada por las pol铆ticas neoliberales y mercantilizadas mediante las privatizaciones, caer谩 con su peso, sobre los brazos del Estado, que tendr谩 que responder de manera heroica si no quiere que su pa铆s se convierta en tierra arrasada.

Para esta pr贸xima etapa globalizadora que se avecina, los Estados tendr谩n que proteger sus recursos naturales y el bienestar de sus pueblos, fundamentalmente con pol铆ticas soberanas y con grandes cargas impositivas a los sectores exportadores de mayor capital y a las grandes transnacionales que explotan las actividades extractivitas.

Frenar la especulaci贸n financiera de los bancos y controlar la fuga de capitales, y subsidiar y recuperar las empresas de servicios esenciales para la poblaci贸n.

Am茅rica Latina, portadora de las  mayores reservas naturales, estar谩 nuevamente en la mira de los globalizadores, los gobiernos populares como el de Bolivia y Venezuela, que cuentan con importantes yacimientos de todo tipo de minerales e hidrocarburos en manos del Estado, ser谩n objeto de acciones desestabilizadoras de distintas caracter铆sticas que los obligaran concentrar recursos tecnol贸gicos y humanos en la defensa, pues el abanico de agresiones al cual echar谩n mano 鈥渓os gendarmes del mundo鈥 se ha sofisticado, tanto por el avance tecnol贸gico del complejo militar/industrial, la concentraci贸n del poder medi谩tico de manipulaci贸n informativa, como por el deterioro de las relaciones econ贸micas, sociales y pol铆ticas en las diferentes regiones del planeta.

鈥淪in una gesti贸n eficaz de nuestros recursos h铆dricos, corremos el riesgo de intensificar las disputas entre comunidades y sectores y aumentar las tensiones entre las naciones鈥, expresaba Antonio Guterres, Secretario General de la Organizaci贸n de Naciones Unidas (ONU) [6], anticipando lo que pudiera ocurrir en un futuro no muy lejano.

Ya, el antecedente de que el agua cotice en el mercado de futuros de materias primeras de Wall Street, es una muestra de lo que ser谩 la lucha por su apropiaci贸n.

Ante esta nueva circunstancia, las palabras claves son unidad, solidaridad, conciencia y lucha. Unidad entre las fuerzas nacionalista, populares, de izquierda y progresistas, contra las corrientes privatizadoras o neoliberales, que en su ego铆smo no dudaran en vender hasta el alma con tal de seguir manteniendo su tasa de privilegios.

Solidaridad entre los sectores populares y con los m谩s vulnerables de la sociedad, con una fuerte presencia del Estado, para acompa帽ar esta transici贸n traum谩tica.

Conciencia, para enriquecer la discusi贸n pol铆tica y la generaci贸n de cuadros intelectuales, t茅cnicos y gerenciales para nutrir el recambio generacional, ya que esta situaci贸n tiene alcance estrat茅gico e ir谩 escalando de acuerdo a la resistencia que los pueblos opongan a las pretensiones expropiatorias del imperialismo.

Lucha, pol铆tica, ideol贸gica y cultural para la refundaci贸n de Nuestra Am茅rica y su transformaci贸n en un Abya Yala que refleje la gloria ancestral de nuestros hermanos nativos, que pudieron construir sociedades con alto nivel tecnol贸gico con absoluto respeto por la naturaleza, en las que viv铆an millones de personas.

La crisis del capitalismo en su fase terminal genera fuerzas retrogradas y reaccionarias dispuestas a todo con tal de mantener la sobrevivencia de los 鈥渁utodenominados m谩s aptos鈥 o de los fan谩ticos de la doctrina del 鈥淒estino Manifiesto鈥 que invocan鈥 鈥渆l cumplimiento de nuestro destino manifiesto es extendernos por todo el continente que nos ha sido asignado por la Providencia para el desarrollo del gran experimento de libertad y autogobierno. Es un derecho como el que tiene un 谩rbol de obtener el aire y la tierra necesarios para el desarrollo pleno de sus capacidades y el crecimiento que tiene como destino鈥 *[7]

Estos fan谩ticos que se apoyan en un supuesto 鈥渟ustento religioso鈥, por el cual est谩n convencidos de ser el pueblo elegido por Dios, para sobresalir por sobre los dem谩s, por su superioridad moral como pueblo; han sido los mayores criminales y saqueadores de la historia.

En pleno siglo XXI y con un camino recorrido, que nos ha hecho vivir y sobrevivir a dictaduras y pol铆ticas de hambre y miseria para llegar hasta nuestros d铆as, el desaf铆o que tenemos por delante, nos obliga a trascender las barreras del sectarismo, el dogmatismo y el oportunismo, en aras de construir fuerzas poderosas que resistan ante las pretensiones imperiales.

La globalizaci贸n, intenta avasallar la soberan铆a y la autodeterminaci贸n de los pueblos, la revoluci贸n tecnol贸gica imperial, generar nuevos lazos de dependencia y transculturizaci贸n, el intervencionismo militar, retroalimentar su industria tecnol贸gico/armament铆stica y la apropiaci贸n de los recursos naturales. Sus pol铆ticas financieras ahogar a los estados con cr茅ditos usurarios.

Hemos avanzado y estamos preparados; Cuba, Nicaragua, M茅xico y Venezuela han resistido, Bolivia se ha recuperado, rescatando de las garras golpistas el gobierno popular; en Per煤 maduran las posibilidades para el triunfo de un proyecto de unidad popular, que consagre a un gobierno que defienda la soberan铆a y enarbole la justicia social.

Seguiremos dando batalla en Argentina, Uruguay y Chile, rescataremos Ecuador, Brasil y Paraguay; afianzaremos la paz con justicia social en Colombia y haremos del ALBA-TCP y de UNASUR nuestro escudo protector, al cual integraremos a los hermanos del Caribe y Centroam茅rica.

Nuestro 鈥淒estino Manifiesto鈥 emana de la voluntad de los pueblos oprimidos, de la solidaridad y el respeto por la vida en su totalidad y su diversidad de cara al porvenir, sin pretensiones hegem贸nicas, ni delirios m铆sticos; porque venimos del hambre, de la esclavitud, de la sinraz贸n y de la injusticia; con el coraz贸n generoso y agradecidos, porque somos conscientes de que la vida vale la pena ser vivida.

Daremos batalla, seguros de la victoria.

Notas

*[1] Declaraci贸n proporcionada por su oficina de transici贸n. https://www.nytimes.com/es/2020/11/23/espanol/estados-unidos/nominados-gabinete-biden.html

*[2] https://www.pagina12.com.ar/304393-elecciones-en-estados-unidos-el-gatopardismo-de-biden

*[3]https://www.bbc.com/mundo/internacional/2009/05/090519_0458_biden_balcanes_gm

*[4]https://es.wikipedia.org/wiki/Ley_de_Estabilizaci%C3%B3n_Econ%C3%B3mica_de_Urgencia_de_2008

*[5]https://www.latimes.com/espanol/politica/articulo/2020-11-23/la-administracion-obama-cantera-del-equipo-de-gobierno-de-biden

*[6]https://www.eluniverso.com/noticias/2020/12/11/nota/8080591/que-significa-que-agua-comience-cotizar-wall-street-cuales-son

*[7]http://sepiensa.org.mx/contenidos/historia_mundo/siglo_xx/eua/destino_man/des_man1a.htm

 




Fuente: Argentina.indymedia.org