April 23, 2022
De parte de Anarquia.info
120 puntos de vista

A principios de marzo, Nastya Kukhta fue detenida en una causa penal. El 17 de febrero fue registrada inicialmente en su domicilio. Tras la detención, fue condenada a 15 días de cárcel por supuesta conducta desordenada. El 4 de marzo fue trasladada de Zhodzina al centro de detención preventiva de Minsk como sospechosa en una causa penal (artículo 342.1 – organización de acciones que violan gravemente el orden público). El 12 de marzo, Nastya fue acusada y trasladada a la prisión preventiva nº 1 de la calle Volodarskogo.

Se puede escribir a Nasta en la siguiente dirección:

Anastasiya Sergeyevna Kukhta
Calle Volodarskaya, 2 Kukhta, calle Volodarskogo 2, centro de detención 1
220050, Minsk

El 11 de marzo de 2022, el anarquista Nikita Yemelianau fue condenado por «violación maliciosa del régimen de cumplimiento de la pena» (parte 2 del artículo 411 del Código Penal de la República de Bielorrusia). Fue condenado a dos años más de prisión, que junto con el resto de la pena no cumplida se traduce en tres años y medio de prisión en una colonia penal de régimen estricto. Las audiencias sobre el caso tuvieron lugar en el territorio de la prisión nº 4 de Mahiliou.

La última palabra de Nikita Yemelianau en el juicio (pronunciada sentada):

«Admito el hecho de la violación del régimen de detención. Pero no admito la culpa. Considero que el inicio de la causa penal es una forma de presión sobre mí por un comportamiento de protesta. Protesté porque se habían violado mis derechos y libertades, y también porque se había violado mi derecho a recibir correspondencia. Más información: https://abc-belarus.org/?p=14788

El 17 de marzo, la familia de Nikita trató de conseguir una visita: el juez permitió formalmente el encuentro. Sin embargo, resultó que en ese momento Nikita estaba en régimen de aislamiento, de nuevo por negarse a limpiar el patio de ejercicios. A los castigados con aislamiento no se les permite recibir visitas.

El alcaide insinuó que se permitirían las cartas al anarquista cuando los familiares empezaran a «influir» en él para que dejara de protestar y hacer valer sus derechos. Los familiares no tienen intención de apoyar esa demanda. Nikita, a través de su abogado, dijo que no renunciaría a sus convicciones.
Desde el 17 de marzo, está de nuevo en la celda de castigo durante 10 días. También pasó allí su cumpleaños (24 de marzo).

Después de su traslado a la colonia nº 9 (12 de febrero), Mikola Dziadok fue colocado en la celda de castigo cuatro veces durante el mes. También se le restringieron las reuniones con su abogado, no se le permitió recibir paquetes de sus familiares y se bloqueó su correspondencia (prácticamente no se recibe correspondencia de y para Mikola).

Tras otro período de aislamiento, Mikola fue llevado al centro de detención. En el calabozo, la administración y los internos cercanos a él difundían todo tipo de rumores sobre Mikola que no se correspondían con la realidad y amenazaban a los internos con todo tipo de problemas que supuestamente aparecerían si hablaban con Mikola.

En protesta por la privación de correspondencia y la persecución de los reclusos que se comunican con él, Mikola se negó a trabajar el 10 de marzo.

La administración de la colonia castigó a Mikola por ello con cuatro meses en una unidad de tipo celular (UCC). Los dos reclusos que siguieron comunicándose con él fueron recluidos en una celda de castigo. El 22 de marzo su padre intentó entregar el paquete, pero no fue aceptado.

El 16 de marzo, Dzmitry Dubouski, que se encontraba en el centro de detención preventiva número 2 de Vitsiebsk, fue ingresado en una celda de castigo. En Vitsiebsk, fue colocado en la celda de castigo. La razón es desconocida. Posteriormente, se prolongó su estancia en la celda de castigo hasta el 5 de abril.

El 23 de marzo aparecieron informaciones (https://spring96.org/be/news/107175) sobre nuevas represalias por las pegatinas de Promenka. En Chechersk, por colgar pegatinas con la leyenda «Todos los bielorrusos odian a los policías» (en la foto), Vadzim Denisenko fue condenado a 2,5 años de prisión en una colonia penal, y Rita Zotova y Nikita Khilkevich a 2 años de prisión en una colonia penal.

El 22 de marzo, una docena de antifascistas, miembros de varios grupos musicales contraculturales, fueron registrados y detenidos en Mozyr. Como resultado, Kristina Cherenkova (art. 130 del Código Penal – incitación al odio social contra la policía por varias publicaciones en Instagram) y Anna Pyshnik (art. 361-4 del Código Penal – facilitación de actividades extremistas, probablemente por las pegatinas anarquistas) fueron detenidas bajo cargos penales. Ambas están recluidos en el centro de detención preventiva de Gomel.

Los demás fueron condenados a casos administrativos: Aliaksandr Derevenko, Anton Bialiak, Albert Zubarau, Andrei Otchyk – 10 días, Artem Shkirman – 15 días.

El marido de Kristina, Fedor Cherenkov, fue puesto en libertad a la espera de juicio. Se le acusa de distribución de material extremista (reposts from Belsat).

El 29 de marzo comenzó el juicio de cuatro anarquistas en Minsk. A petición del fiscal Aliaksandr Romanovich, la juez Alena Misnik declaró cerrado el juicio de los anarquistas Aliaksandr Belau, Yauhen Rubashko y dos Artsiom Salauiou. Esto se relacionó formalmente con el hecho de que el caso había sido separado de otro caso, que seguía siendo investigado, y que incluía a otros presuntos cómplices del acusado. El expediente del caso también contiene información que se ha considerado extremista.

FUENTE: C.N.A. BIELORRUSIA

TRADUCCIÓN: ANARQUÍA




Fuente: Anarquia.info