May 5, 2021
De parte de Terraindomite
336 puntos de vista


Con la excusa de fortalecer el periodismo y proteger los cimientos de nuestras sociedades democr谩ticas Microsoft, Adobe, la BBC y otras grandes empresas como Arm, Intel y Truepic se han asociado para crear la Coalici贸n para la procedencia y autenticidad de contenidos (C2PA por sus siglas en ingl茅s de Coalition for Content Provenance and Authenticity) que re煤ne otras iniciativas similares anteriores 鈥 Joint Develoment Foundation, Content Authenticity Iniciative y Project Origin 鈥 cuyo objetivo real, m谩s all谩 del lenguaje eufem铆stico habitual en estos casos, no es otro que imponer el discurso oficial sobre los contenidos period铆sticos y censurar o desacreditar cualquier visi贸n cr铆tica o alternativa. Una iniciativa totalitaria similar a la del Ministerio de la Verdad descrito en 1984, la famosa obra de George Orwell.

En la inquietante y visionaria novela 1984 de George Orwell el gobierno totalitario se ejerc铆a a trav茅s de cuatro ministerios: de la Paz, del Amor, de la Abundancia y de la Verdad. Puesto que un elemento clave de la novela es lo que se denomina 鈥渄oblepensar鈥 esos ministerios designan en realidad lo contrario de lo que parecen decir. As铆, el Ministerio de la Paz est谩 dedicado a hacer la guerra permanente, el del Amor se encarga de asegurar los sentimientos de lealtad y amor de los ciudadanos mediante el terror, el de la Abundancia mantiene un estado permanente de pobreza y miseria y el de la Verdad se encarga de reescribir la historia y establecer el relato oficial del Gran Hermano (Big Brother) utilizando, entre otros recursos, a los medios de comunicaci贸n. Solo que en el mundo real presente no es el Big Brother quien te vigila y controla sino el Big Tech, es decir, el grupo que re煤ne a las principales empresas dedicadas a la tecnolog铆a de la informaci贸n: Amazon, Apple, Facebook, Google y Microsoft鈥 aunque algunos expertos incluyen a Netflix, Paypal y Samsung.

Hablamos de gigantes tecnol贸gicos -popularmente conocidos como GAFAM o FAANG por las iniciales de las empresas mencionadas 鈥 cuya capitalizaci贸n de mercado ha llegado en varias ocasiones a los dos billones de d贸lares y que a esos enormes capitales suman la tecnolog铆a m谩s avanzada y presencia en todo el planeta pero sobre todo -en palabras de Jordi Gual, presidente de CaixaBank 鈥 鈥渆l principal activo de las big tech son los datos y su capacidad para extraer valor de ellos鈥 .

Y es que ya no cabe la menor duda de que el futuro de la humanidad se est谩 dirimiendo en nuestras mentes y es una guerra por la informaci贸n, por el discurso o por el control de la verdad. Y si de algo podemos estar seguros es de que los Amos del Mundo lo saben muy bien y no cesan de ampliar y perfeccionar su arsenal para esa batalla decisiva.

UN PASO M脕S HACIA EL CONTROL INFORMATIVO TOTAL

Las 茅lites econ贸micas y pol铆ticas ejercen el control a trav茅s de una serie de herramientas entre las que destacan, en el caso concreto de la falsa pandemia, el engranaje sanitario (con la Fundaci贸n Bill y Melinda Gates a la cabeza) y el engranaje medi谩tico (controlado principalmente por la Open Society de George Soros) con tent谩culos en todos los rincones del planeta y ejerciendo dos funciones claves: la construcci贸n y difusi贸n mayoritaria del relato oficial y la censura o descalificaci贸n de los posibles relatos alternativos o cr铆ticos.

Asimismo [est谩n implicadas] las grandes empresas de comunicaci贸n electr贸nica en la censura de informaci贸n cr铆tica a trav茅s de sus redes sociales: Google, Apple, Facebook y YouTube principalmente.

La presente iniciativa de Bill Gates es pues un paso m谩s en la escalada del espionaje contra la informaci贸n honesta e independiente solo que -asumiendo ya sin disimulo el m谩s puro estilo Orwell- la iniciativa se plantea utilizando uno de los elementos m谩s emblem谩ticos de 1984: la 鈥渘eolengua鈥. Es uno de los pilares fundamentales del totalitarismo orwelliano y consiste en una simplificaci贸n del idioma eliminando conceptos o ideas que puedan poner en peligro la ideolog铆a dominante y uno de cuyos elementos importantes es el ya mencionado 鈥渄oblepensar鈥 que consiste en aceptar como verdadero lo que se sabe que es falso o en negar una realidad objetiva sabiendo que esa realidad existe.

As铆, desde su misma denominaci贸n, la iniciativa de Gates utiliza la palabra clave 鈥渁utenticidad鈥 para referirse a los contenidos que van a impulsar e imponer a sabiendas de que son un pu帽ado de falsedades.

Aunque de hecho todo el discurso y los textos de presentaci贸n de la Coalici贸n repiten una y otra vez expresiones como 鈥渞establecer la confianza en el contenido digital a trav茅s de m茅todos que autentifican las fuentes鈥 (que en neolengua significa descalificar toda fuente no oficial),鈥渃ombatir la desinformaci贸n de los consumidores鈥 (que en neolengua significa combatir la informaci贸n verdadera),鈥渃ontenido certificado鈥 (validar como aut茅ntica solo la informaci贸n oficial), 鈥渆mpoderamiento de los consumidores para evaluar si lo que est谩n viendo es confiable鈥 (en neolengua controlar a las personas para saber si solo reciben las versiones oficiales o se interesan por otras), 鈥渄etectar y frustrar contenido manipulado鈥 (es decir, impedir que se difunda todo lo que discrepe de las verdades oficiales). Eso es lo que realmente se pretende aunque Eric Horvitz, responsable cient铆fico de Microsoft, lo presente as铆: 鈥淗emos sido capaces de dar vida a soluciones prometedoras dirigidas a fortalecer el periodismo y proteger los cimientos de nuestras sociedades democr谩ticas鈥, perfecto ejemplo de neolengua para decir que han encontrado c贸mo controlar toda la informaci贸n, e imponer su voluntad a la sociedad [鈥.

EL MINISTERIO MUNDIAL DE LA VERDAD DEL BIG TECH

La Coalici贸n para la procedencia y autenticidad de contenidos o C2PA es una agrupaci贸n que seg煤n manifest贸 Microsoft el pasado 22 de febrero tiene como miembros fundadores a Adobe, Arm, BBC, Intel, Microsoft y Truepic. La iniciativa re煤ne en una sola entidad proyectos anteriores como el Proyecto Origen de Microsoft y la BBC y la Iniciativa de Autenticidad de Contenidos liderada por Adobe.

Seg煤n la nota de prensa de Microsoft 鈥渆l est谩ndar abierto C2PA brindar谩 a las plataformas un m茅todo para preservar y leer contenido digital basado en la procedencia鈥 y a帽ade que 鈥渄ado que cualquier plataforma en l铆nea puede adoptar un est谩ndar abierto es fundamental para aumentar la confianza en Internet (鈥) la colaboraci贸n con fabricantes de chips, organizaciones de noticias y empresas de software y plataformas es fundamental para facilitar un est谩ndar de procedencia integral e impulsar una amplia adopci贸n en todo el ecosistema de contenido鈥. No se preocupe el lector si no ha entendido nada porque esa es precisamente la idea ya que estamos ante una declaraci贸n enteramente redactada en neolengua que pasamos a traducirle a rom谩n paladino: esa iniciativa utilizar谩 sofisticadas herramientas digitales para que las empresas del Big Tech 鈥 Google, Amazon, Facebook, Twiter yApple 鈥 puedan saber de d贸nde procede la informaci贸n; si se trata de un medio amigo -como la BBC o el New York Times鈥 o si proviene de un medio alternativo en cuyo caso la informaci贸n ser谩 catalogada inmediatamente de 芦bulo禄 o noticia falsa (fake news).

As铆 lo explica Elena Berberana en el diario digital Descifrado: 鈥淟os algoritmos trabajar谩n para desechar de Internet esa noticia calific谩ndola como 芦enga帽osa禄. Es el punto m谩s controvertido ya que cualquier medio que contraste un reportaje del New York Times y ofrezca otra versi贸n que contradiga sus fuentes puede arriesgarse al destierro digital impuesto por la gran Coalici贸n de Microsoft y sus socios鈥. Y a帽ade: 鈥淓l multimillonario ofrecer谩 a las Big Tech un software que permita seguir la pista de la informaci贸n que su coalici贸n cree 芦enga帽osa禄, ya sea un art铆culo en un blog, un v铆deo en una plataforma, un p谩rrafo en una red social o un meme. En cualquier caso, se identificar谩 tanto al autor como a los que han consumido esa noticia falsa鈥.

La propia Directora General de YouTube, Susan Wojcicki declar贸 en una entrevista a la CNN que la plataforma prohibir谩 los videos que contradigan la gu铆a de la OMS sobre la pandemia o que compartan lo que ella califica de 鈥渞emedios falsos o no comprobados para erradicar el coronavirus鈥.

VIGILANCIA Y CENSURA EN ESPA脩A

Y el Ministerio Mundial de la Verdad covidiano 鈥 al igual que el orwelliano- no cesa de extender sus tent谩culos asoci谩ndose a iniciativas similares que persiguen objetivos comunes: la imposici贸n de las verdades oficiales y la supresi贸n de toda disidencia. En Espa帽a han surgido dos nuevas iniciativas en esa l铆nea de 鈥渧erdad/censura鈥 relacionadas con la falsa pandemia cuyo relato viene sufriendo un proceso creciente de cuestionamiento cr铆tico por parte de colectivos cada vez m谩s numerosos y con mayor capacidad de influencia.

Por una parte, la Asociaci贸n Espa帽ola de Vacunolog铆a, el Consejo General de Colegios Farmac茅uticos, la Sociedad Espa帽ola de Pediatr铆a de Atenci贸n Primaria, la Asociaci贸n de Enfermer铆a Comunitaria, la Asociaci贸n Nacional de Enfermer铆a y Vacunas, la Escuela de Pacientes de Andaluc铆a, el Instituto Balmis de Vacunas y el Instituto SaludsinBulos han puesto en marcha la denominada Alianza contra los Bulos en Vacunas considerando que 鈥渦na de las principales amenazas contra la vacunaci贸n es la desinformaci贸n que circula en redes sociales鈥.

Caben pocas dudas de que qui茅n est谩 detr谩s de las entidades que conforman SaludSinBulos es la industria farmac茅utica鈥. Asimismo, tras las declaraciones pol铆ticamente correctas de sus responsables se ocultaban realmente 鈥渓as intenciones inquisitoriales de colectivos preocupados por la cada vez mayor cantidad de informaci贸n cr铆tica con el modelo m茅dico dominante que defienden y en el que medran鈥.

Y casi simult谩neamente ha surgido la llamada Alianza contra la desinformaci贸n, fruto de un acuerdo alcanzado por Google News Lab con la Asociaci贸n de Revistas de Informaci贸n (ARI) y el Club Abierto de Editores (CLABE) cuyo objetivo declarado es 芦consolidar un relato veraz y en defensa de los valores de la democracia禄. Como puede comprobarse, una copia descarada de los discursos en neolengua que venimos citando y volveremos a citar a continuaci贸n. Y es que Google News Lab forma parte de los proyectos de Google organizados en torno a Google News Initiative que se presenta escuetamente diciendo que se trata de una 鈥渋niciativa de colaboraci贸n con el sector del periodismo para que prospere en la era digital鈥. Y si se pide m谩s informaci贸n lo que se nos ofrece es el ideario del proyecto resumido en cinco puntos: la importancia del periodismo de calidad, de la innovaci贸n, de la expansi贸n digital de las noticias, de las oportunidades que ofrecen las nuevas tecnolog铆as y de la colaboraci贸n con innovadores鈥 Pura neolengua, una vez m谩s.

GOOGLE: CONTROLANDO EL PERIODISMO DIGITAL

Entre los proyectos impulsados por esta iniciativa de Google se incluyen herramientas de formaci贸n tanto presenciales mediante acuerdos con escuelas de periodismo como talleres online y se vuelve a insistir en la innovaci贸n y la importancia de las nuevas tecnolog铆as. Asimismo, entre los proyectos destacados se incluye el Google News Lab, 鈥渦n equipo de Google News Initiative que colabora con periodistas y emprendedores para innovar en el sector de las noticias鈥 y鈥渁bordar los desaf铆os m谩s importantes del periodismo de hoy en d铆a鈥. El punto n煤mero 1 de su modus operandi se centra en la lucha contra la 鈥渄esinformaci贸n鈥 y la 鈥渋nformaci贸n falsa鈥 y en ganarse la confianza de los consumidores.

Adem谩s, el Google News Lab tiene su propio centro de formaci贸n online para periodistas con numerosos cursos especializados sobre herramientas digitales de 煤ltima generaci贸n desarrolladas por Google y c贸mo utilizarlas, incluyendo por supuesto un curso que permita a los profesionales 鈥渧erificar la autenticidad de im谩genes, videos o informes disponibles en las redes sociales o en internet鈥.

Uno de los consejos b谩sicos que Google da no solo a los profesionales sino a los consumidores de noticias es que consulte los verificadores de hechos (fact cheking) e incluso dispone de un explorador de verificaci贸n de datos que recopila m谩s de 100.000 verificaciones 鈥渄e editores de renombre de todo el mundo鈥.

GOOGLE: INICIATIVAS COVID

Agregaremos que entre las iniciativas puestas en marcha por Google en relaci贸n con la Covid-19 destaca el Fondo Abierto de Lucha contra la Desinformaci贸n de la Vacuna COVID-19 destinado a 鈥渁poyar los esfuerzos period铆sticos para verificar la informaci贸n err贸nea sobre el proceso de inmunizaci贸n COVID-19鈥, declaraci贸n en neolengua que significa que van a colaborar en reforzar las falsedades oficiales sobre las 芦vacunas Covid禄 y ocultar la informaci贸n cr铆tica que advierte de sus peligros. En este caso la colaboraci贸n se traduce en la financiaci贸n de proyectos period铆sticos que, mediante un proceso de selecci贸n, se asegurar谩n de que est茅n dedicados a difundir el relato oficial. De hecho Google tiene previsto entregar hasta un mill贸n de d贸lares a cada proyecto que pase su filtro (que en un principio incluye entre los requisitos para participar un historial demostrado de adhesi贸n a las verdades oficiales). Obviamente lo dicen en neolengua: 鈥淭odos los solicitantes deben tener un historial probado en actividades de verificaci贸n y desacreditaci贸n de hechos o asociarse con una organizaci贸n con tal reconocimiento鈥.

A帽adiremos que la mayor garant铆a para Google de que eres un buen 鈥渧erificador鈥 consiste en ser miembro de la Red Internacional de Verificaci贸n de Datos, organizaci贸n fundada en 2015 que forma parte del Instituto Poynter que a su vez est谩 financiado por la Open Society de Soros, la Fundaci贸n Bill y Melinda Gates, Google y otras organizaciones similares como National Endowment for Democracy, Omidyar Network (E-bay) o La Fundaci贸n Arthur M. Blanck vinculada a la Fundaci贸n Rothschild.

En fin, entre los numerosos art铆culos publicados en la web de noticias internas de Google sobre el tema clave de la 鈥渄esinformaci贸n鈥 destacamos uno firmado por la doctora Karen DeSalvo 鈥 que se presenta como Directora de Salud de Google Health 鈥 y Kistie Canegallo -Vicepresidenta de Confianza y Seguridad- titulado C贸mo encontrar谩 informaci贸n precisa y oportuna sobre las vacunas Covid-19. En 茅l las autoras declaran que el ritmo de 芦vacunaci贸n Covid禄 no tiene precedentes y eso obligar谩 a compartir informaci贸n 鈥減ara educar al p煤blico鈥 lo que supone abordar lo que denominan 鈥減ercepciones err贸neas鈥, difundir la informaci贸n oficial y 鈥渕antener la informaci贸n err贸nea da帽ina fuera de nuestras plataformas. Aplicando el traductor a la 鈥渘eolengua鈥 lo que se pretende es machacar una y otra vez con la informaci贸n oficial y censurar todo lo que la ponga en duda. Cabe resaltar que los paneles de informaci贸n creados por Google que aparecen encabezando las b煤squedas ya han sido vistos 400.000 millones de veces.

Esto por lo que respecta a nuestro pa铆s pero la censura se va extendiendo inexorablemente. Todo visitante habitual de las redes sabe perfectamente lo poco que dura un video cr铆tico en YouTube y, de hecho, quienes tienen cosas 鈥減eligrosas鈥 que decir hace tiempo que est谩n migrando a otras plataformas que -por ahora- est谩n a salvo de la censura. A煤n as铆, autores controvertidos contin煤an sufriendo presiones, bloqueos o eliminaci贸n de contenidos. As铆 lo denuncia por ejemplo el conocido doctor Joseph Mercola que lleva d茅cadas denunciando los abusos de las farmac茅uticas y difundiendo informaci贸n alternativa sobre salud y medicina. El pasado 4 de abril denunci贸 en su web que la organizaci贸n con sede en Reino Unido autodenominada Centro para la Lucha contra el Odio Digital (CCDH por sus siglas en ingl茅s), que es en realidad uno de los principales grupos contrarios a la libertad de expresi贸n en internet, le ha incluido en una lista negra publicada en Twittter que incluye a 鈥渓as diez personas antivacunas que deben ser eliminadas de las plataformas digitales鈥 . Un informe del CCDH titulado Anti-Vaxx Playbook considera a Mercola una de las seis personas 鈥渁ntivacunas鈥 m谩s influyentes de internet junto Robert F. Kennedy, Andrew Wakefield, Barbara Loe Fisher, Del Bigtree y Sherri Tenpenny. El CCDH admite que rastrea y esp铆a 425 cuentas de Facebook, Instagram, YouTube y Twitter relacionadas con vacunas y que tienen en total casi sesenta millones de seguidores.

El doctor Mercola ya fue objetivo el pasado verano de otro grupo denominado Centro para la Ciencia en el Inter茅s P煤blico (CSPI por sus siglas en ingl茅s) que lanz贸 una campa帽a contra 茅l en las redes sociales y presion贸 a la FDA para que instara al doctor Mercola a que dejara de escribir sobre productos nutricionales relacionados con enfermedades respiratorias y la Covid-19.

En definitiva, la guerra por controlar las mentes se hace cada vez m谩s cruenta y exige mayores esfuerzos por parte de quienes disponemos de recursos modestos para acompa帽ar nuestra independencia y nuestras autoexigencias de rigor y veracidad. Nunca la informaci贸n falsa al servicio de los poderes establecidos hab铆a provocado tanto da帽o a tantas personas. Y nunca la informaci贸n cr铆tica hab铆a tenido ante s铆 una responsabilidad tan enorme y trascendental, una responsabilidad que comparten las pocas personas que a煤n conservan lucidez y honestidad.

Jes煤s Garc铆a Blanca

Revista Discovery Salud, n潞 248




Fuente: Terraindomita.blackblogs.org