March 3, 2023
De parte de Portal Libertario OACA
946 puntos de vista

Introducci贸n

David Antona Dom铆nguez naci贸 el 22 de noviembre de 1904 en Bercimuelle (Salamanca), hijo de Francisco Antona y Justa Dom铆nguez. Emigr贸 a Madrid, donde trabaj贸 como alba帽il y se afili贸 a los sindicatos de la construcci贸n de la CNT y a la FAI.

Durante la Dictadura de Primo de Rivera se exili贸 en Francia. Se estableci贸 en Burdeos en 1925, donde se cas贸 el 23 de junio de 1928 con Mar铆a Isabel Gonz谩lez, que la polic铆a francesa ten铆a inscrita en la lista de control de anarquistas en la Gironde.

Trabaj贸 como obrero en la f谩brica de salitres, ubicada en Chemin de la Palu. Fue se帽alado por la gendarmer铆a como uno de los instigadores m谩s destacados de las huelgas en la zona a fines de los a帽os veinte. Fue uno de los l铆deres del grupo espa帽ol de Burdeos 芦Cultura Popular禄, que realizaron representaciones teatrales en favor de los presos pol铆ticos en Espa帽a.

Miembro del grupo anarquista espa帽ol en Burdeos. El 14 de enero de 1929 fue inscrito en la lista de control de anarquistas de la Gironde.[1]

David Antona, y su compa帽era Mar铆a Isabel Gonz谩lez, viajaron a Madrid en agosto de 1931. Excelente orador y organizador sindicalista; mitine贸 frecuentemente en numerosos actos sindicalistas y padeci贸 numerosos encarcelamientos. Asiduo articulista en la prensa confederal. Se convirti贸 en un puntal de la CNT madrile帽a. En 1934 public贸 un folleto titulado: Ni frente 煤nico ni alianza obrera, comunismo libertario. Anarqu铆a.

En 1936, junto con Cipriano Mera y Antonio Moreno, lider贸 el comit茅 de huelga durante el largo conflicto que paraliz贸 la construcci贸n en Madrid. Esta acci贸n le vali贸 ser encarcelado, junto a muchos otros sindicalistas.

El 18 de julio fue liberado de la c谩rcel por compa帽eros cenetistas en armas contra el ej茅rcito sublevado. Era secretario interino del Comit茅 Nacional de la CNT, cargo que mantuvo hasta el 15 de septiembre, cuando fue reemplazado por Horacio Mart铆nez Prieto.

El 19 de julio de 1936, tras lanzar un ultim谩tum al gobierno de Jos茅 Giral para abrir las puertas de las prisiones, donde se encontraban muchos sindicalistas encarcelados, consigui贸 la libertad de Cipriano Mera y Antonio Verardini.

Despu茅s de una llamada a la resistencia en las ondas de la 芦Uni贸n Radio禄, particip贸 el 20 de julio en el asalto al Cuartel de la Monta帽a donde se encontraba atrincherado el general Fanjul. Se apoderaron de una gran cantidad de armas y organizaron las milicias de la CNT, lideradas por Mera.

Desde finales de julio de 1936, David Antona, secretario interino del Comit茅 Nacional de la CNT, en Madrid, hab铆a recibido ofertas del gobierno Giral para colaborar con el gobierno republicano y el resto de fuerzas antifascistas, que fueron discutidas en el Pleno Nacional de Regionales, reunido en Madrid el 28 de julio[2]. En esa reuni贸n los representantes de la regional catalana volvieron a enzarzarse en un debate a favor o en contra de tomar el poder. Rechazada la opci贸n de implantar el comunismo libertario, con el argumento de que la CNT era minoritaria fuera de Catalu帽a, el debate se centr贸 en c贸mo y desde d贸nde deb铆a hacerse la colaboraci贸n de la CNT con las instancias gubernamentales.

David Antona fue secretario (provisional) nacional de la CNT del 28 de julio al 15 de setiembre de 1936. Le sucedi贸 en el cargo Horacio Mart铆nez Prieto, que dimiti贸 el 18 de noviembre, presionado por las acusaciones de haber ordenado a los ministros anarquistas que huyeran de un Madrid asediado. A este le sigui贸 Mariano Rodr铆guez V谩zquez.

El 4 de agosto, martes, se celebr贸 en Madrid un Pleno Nacional de Regionales[3], con asistencia de las regionales de Catalu帽a, Levante y Centro, adem谩s del Comit茅 Nacional de Defensa y el Comit茅 Pro presos Nacional. Se lament贸 la ausencia de tantas regionales a causa de la an贸mala situaci贸n de guerra existente.

Catalu帽a indic贸 que 鈥渆n per铆odo revolucionario son de m谩xima utilidad los plenos y reuniones para mantener la relaci贸n y el contacto todos los organismos y militantes de la CNT鈥. Levante y Centro dijeron que m谩s que un pleno era un cambio de impresiones, 鈥測a que solamente acuden tres regionales鈥. Tras ligera discusi贸n se acord贸 que, en cuanto la situaci贸n lo permitiese, se convocar铆a un pleno al que asistieran todas las regionales.

Se debati贸 el primer punto del orden del d铆a, referente a la participaci贸n de CNT en el Comit茅 Nacional Antifascista, acord谩ndose finalmente que s贸lo se aceptar铆a en caso de 鈥渦na invitaci贸n oficial鈥.

Se discuti贸 el informe del CN sobre el diario CNT, que se imprimir铆a en los talleres incautados a la imprenta del Siglo Futuro, que la tirada era s贸lo de 25.000 ejemplares 鈥減or econom铆a del papel鈥. Tras un breve debate se acord贸 nombrar director interino a Villar.

Se pas贸 al nombramiento del secretario nacional, acord谩ndose que continuar铆a provisionalmente en el cargo David Antona, mientras se gestionaba la aceptaci贸n de Horacio Mart铆nez Prieto, que hab铆a sido votado como nuevo secretario nacional.

Se debati贸 el excesivo n煤mero de casos de atropellos de militantes cenetistas por parte de elementos marxistas, acord谩ndose emitir una circular y nota de prensa para enfrentarse a tal situaci贸n.

El Comit茅 Nacional de Defensa explic贸 la situaci贸n existente en Barcelona y Valencia. En Catalu帽a la Organizaci贸n contaba con numeroso armamento, arrebatado a los militares 鈥渃uando su intentona fascista鈥. En Castell贸n, por el contrario, la situaci贸n era preocupante, 鈥減ues ni siquiera hay barricadas en las entradas y salidas de los pueblos鈥. El CR de Defensa de Valencia inform贸 sobre la formaci贸n de una columna 鈥渃on direcci贸n a Teruel鈥. El CR de Defensa del Centro inform贸 de la constituci贸n de una columna de mil quinientos compa帽eros, que se esperaba salieran inmediatamente hacia el frente del Guadarrama. Se concluy贸 en la necesidad de obrar con rapidez y energ铆a en todos los frentes. Se levant贸 la sesi贸n a las dos de la madrugada del d铆a 5.

El 3 de septiembre de 1936 se celebr贸, en Madrid, un Pleno Nacional de Federaciones Regionales,para discutir la oferta de Largo Caballero de nombrar ministro confederal a Antonio Moreno, que hab铆a sido aceptada 鈥減rovisionalmente鈥 por 茅ste y el secretario nacional interino David Antona. El Comit茅 Nacional, apoy谩ndose en los acuerdos del reciente pleno de Catalu帽a, en el que se hab铆a aprobado la participaci贸n de la CNT en el 鈥淐onsejo鈥 de la Generalidad, se declar贸 partidario de entrar en el gobierno de Largo Caballero. Pero los delegados rechazaron la proposici贸n. Tras largos debates se lleg贸 a un compromiso, consistente en el apoyo de la CNT al nuevo gobierno y en la formaci贸n en cada Ministerio de una comisi贸n auxiliar formada por representantes de la CNT. El 4 de septiembre se anunciaba en la prensa la formaci贸n del primer[4] gobierno del socialista Largo Caballero, sin ning煤n representante cenetista. El d铆a 8 Largo Caballero rechazaba la propuesta de las comisiones auxiliares, pero dejaba abierta la oferta ministerial[5].

Del 15 al 17 de septiembre de 1936, se celebr贸, en Madrid, un Pleno Nacional de Regionales, en el que se decidi贸 la intervenci贸n de la CNT en la direcci贸n militar, econ贸mica y pol铆tica de la Espa帽a republicana, proponiendo la formaci贸n de un Consejo Nacional de Defensa. En resumen, se trataba de una propuesta de colaboraci贸n de la CNT con el gobierno de la Rep煤blica, compuesto por cinco delegados de la CNT, cinco de la UGT y cuatro republicanos. Este Consejo Nacional se conceb铆a como reuni贸n en la cumbre de los distintos Consejos regionales. Era una concepci贸n federalista, grata a la CNT, en el que la econom铆a estaba socializada y el ej茅rcito unificado bajo un mando 煤nico y un comisariado de guerra. Aunque se segu铆a la vieja artima帽a de no llamar a las cosas por su nombre, la propuesta de la CNT apuntaba a la reconstrucci贸n de un Estado fuerte y centralizado[6].

A la primera sesi贸n, celebrada el d铆a 15[7], presidida a煤n por David Antona, se cont贸 con la presencia, con car谩cter deliberativo, de las delegaciones de Catalu帽a, Levante, Andaluc铆a, Asturias, Centro y Arag贸n-Rioja-Navarra; y con car谩cter informativo el Comit茅 Inter-Regional, provinciales de Ja茅n y C贸rdoba y CP de la FAI.

Se acord贸 comunicar a Horacio Mart铆nez Prieto la urgencia de que viniera a Madrid para hacerse cargo de la secretar铆a del CN.

El primer punto del orden del d铆a deb铆a dar cuenta de las gestiones realizadas por el CN desde el 煤ltimo pleno, comunicando el CN que hab铆a suspendido sus gestiones 鈥減or indicaci贸n de Catalu帽a鈥.

Catalu帽a confirm贸 que hab铆a pedido al CN que suspendiera la integraci贸n del CN de la CNT en el Comit茅 Nacional Antifascista a causa de 鈥渓as anomal铆as鈥 detectadas en el nuevo gobierno actual.

La primera anomal铆a fue la retirada de las fuerzas invasoras de Mallorca, 鈥渆vacuaci贸n ordenada por el Gobierno y que caus贸 en Catalu帽a una desagradable impresi贸n鈥. Se pensaba que hab铆a influido en tal decisi贸n, la presencia de elementos hostiles a la CNT, como Galarza.

Otras anomal铆as fueron 鈥渓a retenci贸n en Hendaya de material b茅lico, as铆 como las dificultades creadas a Catalu帽a por los diplom谩ticos espa帽oles鈥, que hab铆an saboteado la compra de materias primas para la industria catalana, pese al env铆o de 35.000 libras esterlinas para realizar el pago. Tampoco estaban de acuerdo en la composici贸n de las comisiones ministeriales, acordadas en la entrevista con Largo Caballero. Se quejaban sobre todo de la falta de apoyo econ贸mico del Gobierno central, que imped铆a cualquier transacci贸n monetaria, pues, 鈥渕ientras en Madrid se est谩n muriendo de risa los lingotes de oro鈥, era imposible comprar en el extranjero armamento, materias primas o alimentos.

Conclu铆a Catalu帽a que 鈥渓a acci贸n del gobierno significa un verdadero saboteo [sabotaje] a nuestro movimiento antifascista y revolucionario, y en semejantes condiciones no pod铆amos autorizar ninguna gesti贸n cerca del Gobierno鈥.

Como corolario de su informe, Catalu帽a propon铆a ir a la creaci贸n de Consejos de defensa Regional, los cuales deber谩n tener un organismo coordinador al que podr铆amos denominar Consejo o Junta Nacional de Defensa鈥.

El CN aclar贸 a Catalu帽a que la evacuaci贸n de Mallorca, seg煤n informes recibidos de algunos marinos, no fue ordenada por el Gobierno, sino por el capit谩n Bayo, 鈥渜ue era quien dirig铆a las operaciones鈥.

Reconoci贸 que era cierto que en el 煤ltimo Pleno se habl贸 de no aceptar ning煤n miembro hostil en el Gobierno central; pero se desech贸 tal pretensi贸n, porque se consider贸 que todos los ministros, empezando por Largo Caballero, ser铆an hostiles a la CNT.

Tras un debate generalizado, en el que Catalu帽a y otras delegaciones dijeron tener pruebas de que la retirada de Mallorca hab铆a sido ordenada por el Gobierno central, y de la hostilidad gubernamental, apenas disimulada por su necesidad de ganar tiempo para acabar dominando la situaci贸n, se plantearon dos posturas fundamentales: la defendida por Catalu帽a, de ir a la formaci贸n de Consejos Regionales de Defensa, y la de Levante, apoyada por Asturias, Centro y Norte 鈥渄e ir a la intervenci贸n directa de [CNT] en las funciones gubernamentales鈥.

Catalu帽a y Levante a帽adieron importantes matices, que enriquecieron sus respectivas propuestas.

Catalu帽a dijo que no se trataba de romper el frente de lucha, sino al contrario, 鈥渃ondensar nuestras aspiraciones, sin otro deseo que el de enmendar la err贸nea actuaci贸n que realiza el gobierno鈥. Se subrayaba que en Catalu帽a exist铆a 鈥渦na unidad de conjunto entre todos los sectores que luchan contra el fascismo, con lo que queda explicado que no queremos exclusivismos, ni ruptura鈥.

Levante manifest贸 que no estaba de acuerdo con esas comisiones asesoras de la CNT en el gobierno, y como esas comisiones ya implicaban una colaboraci贸n, era mejor hacerlo abiertamente, fortaleciendo internacionalmente al gobierno.

Se abri贸 un debate generalizado entre las distintas regionales, manifest谩ndose tres posiciones: crear una Junta Nacional de Defensa; intervenir directamente en el gobierno y, por 煤ltimo, crear comit茅s dentro de los ministerios con atribuciones para controlado o dirigir los Ministerios, esencialmente en Hacienda y Guerra.

De abril a junio de 1937

A mediados de abril de 1937, Manuel P茅rez[8] termin贸 una campa帽a de propaganda y recaudaci贸n de fondos en Francia de dos meses de duraci贸n, acompa帽ado de 鈥Armand Guerra鈥, David Antona, Alexandre Mirande y Fontaine.

Mariano Rodr铆guez V谩zquez remiti贸 a David Antona y Facundo Roca una carta, fechada el 22 de mayo de 1937[9], a la que adjuntaba las credenciales de ambos para asistir al Pleno extraordinario de la AIT, 鈥渜ue ha de tener lugar en Paris los d铆as 28 de mayo y sucesivos鈥, en representaci贸n de la CNT, aunque posteriormente fue retrasado al 11 de junio de 1937.

Durante la primera quincena de junio hubo un intercambio de cartas entre V谩zquez, desde Valencia, y David Antona, desde Par铆s. En carta, fechada en Valencia el 1 de junio de 1937[10], V谩zquez le anunciaba a Antona la pr贸xima llegada a Par铆s de Garc铆a Oliver y Benito Pab贸n, y le instaba a buscar local y preparar el mitin, que estar铆a protagonizado por el propio Antona con los dos reci茅n llegados a Par铆s.

V谩zquez le subrayaba a David Antona que 鈥渆l tema del acto tiene que ser, y as铆 debe hacerse p煤blico, LO QUE HA APORTADO LA CNT A LA LUCHA ANTIFASCISTA EN ESPA脩A鈥. Conced铆a libertad a Antona para preparar el mitin 鈥渃on Lecuan [Lecoin], y esos camaradas que no son sectarios, para que el acto sea un verdadero 茅xito de p煤blico鈥. Le recomendaba, por otra parte, que no hiciera publicidad ninguna del acto hasta que Garc铆a Oliver llegara a Par铆s, 鈥減ara evitar tonter铆as, que a lo mejor pudieran producirse en la frontera, para dejarle salir. Dentro ya de Francia, se determinar谩 el d铆a del acto y se iniciar谩 la propaganda鈥.

Le comunicaba adem谩s que 鈥渁ntes del 11 te mandar茅 instrucciones concretas sobre el Pleno de la AIT鈥. La carta finalizaba con la recomendaci贸n de introducir la propaganda del mitin en los sindicatos. Sobre la firma de V谩zquez hab铆a un sello redondo que dec铆a 鈥淪ecretar铆a Comit茅 Nacional 鈥 Confederaci贸n Nacional del Trabajo 鈥 Espa帽a 鈥 AIT鈥.

El 3 de junio, la Delegaci贸n permanente de la CNT en Par铆s, envi贸 una carta[11], redactada en franc茅s, a Jouhaux, secretario general de la CGT, domiciliado en 113 rue Lafayette, invit谩ndole a presidir la organizaci贸n en Par铆s de un mitin, al que asistir铆an la CNT y la UGT.  En la carta se insist铆a en la importancia de ese 鈥渁cto de confraternidad internacional鈥 y en la unidad antifascista del proletariado espa帽ol, que 鈥減robar铆a su deseo de triunfar en la guerra que se le ha impuesto鈥.

David Antona escribi贸 una carta a V谩zquez, fechada el 4 de junio de 1937[12], en la que le comunicaba el env铆o, el d铆a anterior, de una carta a Le贸n Jouhaux, secretario de la CGT francesa, de la que le adjuntaba copia.

Antona se congratulaba de la coincidencia con el Comit茅 Nacional sobre el mitin de Par铆s: 鈥淟a 煤nica diferencia es que yo hab铆a propuesto que ese mitin fuera organizado por la CGT, con participaci贸n de la CNT y de la UGT de Espa帽a鈥.

Lo importante, para Antona, era que la CNT hablara en un Par铆s que 鈥渁unque no pierde su fisonom铆a de abandono y frivolidad, se halla un poquit铆n inquieto鈥. Seg煤n Antona hab铆a llegado el momento de aprovechar esa inquietud 鈥渃analiz谩ndola lo mejor posible鈥.

Su juicio sobre los anarcosindicalistas franceses era algo despectivo: 鈥淟os compa帽eros franceses siguen tan tercos como siempre. Dan la sensaci贸n de ser pobres patanes, sin m谩s aspiraci贸n que la de tirotearse unos a otros鈥. Pero su imagen sobre los militantes de la CGT-SR, cr铆ticos con la CNT oficial, era francamente hostil: 鈥淟os que siguen la tendencia de Besnard y Volin est谩n m谩s rabiosos que nunca. Ahora la han tomado 鈥渃on los gubernamentales de la CNT y de la FAI鈥. El tono se hac铆a ya irreconciliable cuando enjuiciaba a la prensa anarcosindicalista francesa, cr铆tica con la CNT: 鈥El Combate Sindicalista, 贸rgano de la CGT-SR y Tierra Libre, 贸rgano de la FAF, inspirado por Volin, han emprendido una furiosa campa帽a contra nosotros. Nos acusan de cosas que me da pena mencionar. Ellos, s贸lo ellos, son los que en esta hora grave saben luchar por la anarqu铆a. 驴Qu茅 te parece?: Volin, Shapiro y dem谩s cacharrer铆a andante, convertidos, por obra y gracia de su bellaquer铆a en los mejores defensores del anarquismo鈥.

Antona se permit铆a tristes iron铆as: 鈥淧obre, pobre anarquismo 隆si todos sus defensores fueran del corte de 茅stos!; seguidas de deseos truncados: 鈥溌u谩nto, cu谩nto podr铆a hacerse en Par铆s si estos compa帽eros, a los cuales no falta inteligencia, tuvieran otra visi贸n鈥!鈥.

Antona finalizaba su carta con unas breves pinceladas de pol铆tica exterior: Inglaterra batallaba por el regreso de Alemania e Italia al Comit茅 de No-Intervenci贸n y hab铆a pedido a Rusia, seg煤n se rumoreaba, la retirada de los comunistas del gobierno Negr铆n; Italia acusaba a Rusia de haber bombardeado el 鈥淒eutschland鈥 en el puerto de Ibiza.

Ese mismo d铆a, Antona escribi贸 una carta[13] a la Oficina de Propaganda del Comit茅 Nacional de la CNT, a la que adjuntaba recortes de peri贸dicos de M茅xico, y la traducci贸n de un telegrama, remitido por Dimitrov a la UGT, PSOE y PCE: 鈥減odr茅is ver c贸mo, siguiendo la t谩ctica iniciada hace alg煤n tiempo, se nos zarandea de lo lindo鈥.

De esta propaganda anticenetista internacional, deduc铆a Antona la 鈥渘ecesidad inaplazable que la Secci贸n de Propaganda del Comit茅 Nacional intensifique, por todos los medios, su labor en el extranjero鈥. Explicaba que 鈥渓as masas, cuando se producen hechos de alguna importancia como los acaecidos 煤ltimamente en Barcelona y Almer铆a[14], sale de su indiferencia habitual, sacude su marasmo y busca en la prensa una explicaci贸n a los hechos鈥.

Seg煤n Antona 鈥渁l no haber unos peri贸dicos imparciales, el juicio que se forma es totalmente opuesto a la realidad鈥. Constataba Antona la debilidad de la prensa anarquista, incapaz de contrarrestar la propaganda estalinista, y la importancia de dar esa batalla propagand铆stica en Par铆s, como centro neur谩lgico internacional.

Antona narraba una an茅cdota significativa de esa preponderancia de la propaganda anticenetista: 鈥渘o es dif铆cil encontrarse por estas tierras gentes que de buena fe preguntan: 鈥淪i es verdad que la CNT no presta su ayuda a los combatientes del Frente de Madrid鈥. Es la obra de la Internacional Comunista. Sembrar primero el recelo y difamar despu茅s鈥.

Se帽alaba Antona que uno de los argumentos preferidos de la propaganda estalinista, en Francia, era 鈥渓a indisciplina de la CNT鈥, usado como comod铆n para explicar cualquier derrota o fracaso. Antona daba el ejemplo del frente de Madrid: 鈥淪i los fascistas siguen vomitando metralla sobre la poblaci贸n de la capital de Espa帽a, ello se debe asimismo a que Catalu帽a 鈥渜ue a煤n sigue en poder de los anarquistas鈥, no presta la ayuda que debiera a este frente鈥. En Inglaterra, m谩s lejana y con menor conocimiento de las ideas y del movimiento anarquista, los estalinistas 鈥渆n sus m铆tines y peri贸dicos nos presentan como perturbadores al servicio de Franco鈥. Los anarquistas son presentados como 鈥渓os criminales de la retaguardia, los aliados de la Quinta Columna, los emboscados, am茅n de otras lindezas parecidas [鈥 a los cuales habr谩 que exterminar si de veras se quiere ganar la guerra de Espa帽a鈥.

Conclu铆a Antona, ante este panorama desfavorable, en la necesidad de trabajar por contrarrestar esa campa帽a difamatoria de los estalinistas, especialmente en tierra de Am茅rica, con la distribuci贸n masiva de 鈥渇olletos, muchos folletos, carteles, libros, insignias, pa帽uelos y todo cuanto se repute de alg煤n inter茅s鈥.

V谩zquez envi贸 a David Antona y Facundo Roca una carta, fechada el 6 de junio de 1937[15], a la que adjuntaba tres anexos: un 鈥渃omunicado oficial para el Pleno de la AIT鈥, 鈥渦nos acuerdos de la CNT鈥, que sus representantes deb铆an plantear al Pleno y 鈥渆l programa que hemos elaborado en el 煤ltimo Pleno de Regionales鈥 que pretend铆a 鈥渓a puesta en pr谩ctica de una aut茅ntica POL脥TICA DE GUERRA鈥.

V谩zquez expon铆a las razones del comunicado anexo: 鈥淗emos considerado que no podemos seguir impasibles, soportando los malhumores y las cr铆ticas de quienes en lugar de ayudarnos, s贸lo se entretienen en arremeter contra lo que nosotros hacemos鈥. Calificaba las cr铆ticas recibidas por la CNT como 鈥渄ivagaciones en filosof铆as y concepciones te贸ricas muy saludables e interesantes, para aplicarlas en otros momentos y circunstancias. Pero completamente desacertadas en estos momentos鈥.

V谩zquez explicaba adem谩s a Roca y Antona la visita a Negr铆n, que condensaba en una frase pronunciada por 茅ste: 鈥淨ue no quieren que volvamos a intervenir en el Gobierno鈥, aunque se abr铆a a diversas f贸rmulas de colaboraci贸n, exceptuando el nombramiento de ministros anarquistas. Razonaba la par谩lisis de acuerdos con la UGT a causa de las resoluciones del 煤ltimo pleno de su Comit茅 nacional. Confiaba en la pronta incorporaci贸n de Largo Caballero 鈥渁l frente de la Ejecutiva鈥, enunciaba una esperanzadora, pero inconcreta, creencia en que los obreros en la base 鈥渧an entendi茅ndose y el entendimiento de alianza crece鈥, al tiempo que 鈥渆l Gobierno no hace absolutamente nada鈥.

El comunicado, anexo a la carta, estaba dirigido al Pleno de la AIT, y era en resumen una queja de la CNT a las constantes cr铆ticas que algunas organizaciones y 贸rganos de prensa le dedicaban asiduamente.

V谩zquez, que firmaba el comunicado como secretario del Comit茅 Nacional, explicaba que la CNT se hab铆a visto ante la necesidad de 鈥渃olaborar con otros sectores, que no act煤an con nobleza. Hemos tenido que transigir, en lo que, en otras ocasiones, y al margen de la envergadura que la victoria o la derrota significaba, no habr铆amos transigido鈥.

La CNT hab铆a transigido en sus principios te贸ricos, y era muy consciente de ello, y nadie ten铆a que dec铆rselo porque ya lo sab铆an. Pero la realidad y la acci贸n pr谩ctica exig铆an ese abandono de los principios y de la teor铆a. Planteada as铆 la cuesti贸n, la CNT se lamentaba de la debilidad PR脕CTICA de la solidaridad  internacional de las distintas secciones de la AIT, a lo cual se sumaba la constante cr铆tica TE脫RICA, que  鈥渄aba armas鈥 a los enemigos de la CNT: 鈥淎 la vista tenemos  el 煤ltimo ejemplo, que nos lo ofrece Le Combat Syndicaliste, 贸rgano oficial de la CGT-SR, filial de la AIT, del 21 de mayo, en el cual se arremete desconsideradamente contra nosotros, en varios trabajos, llegando a hacerse suposiciones veladas, que no es posible admitir鈥.

En consecuencia, el Comit茅 Nacional de la CNT, decid铆a hacer al Pleno de la AIT esta pregunta: 鈥溌縀l Pleno de la AIT reunido, se identifica y solidariza con la actuaci贸n y la trayectoria que ha seguido y sigue la CNT y el anarquismo espa帽ol, en su lucha contra el fascismo?鈥.

A la espera de una respuesta clara, la CNT declaraba que no pod铆a seguir aceptando 鈥渜ue se la censure sistem谩ticamente, por las posiciones y resoluciones que adopta鈥, al tiempo que se dec铆a abierta a las sugerencias de las secciones de la AIT 鈥渟i las sugerencias responden a las conveniencias del momento, si son utilizables鈥.

El comunicado terminaba con una condena fulminante a 鈥渓as censuras y las cr铆ticas p煤blicas鈥 cuando no se hac铆an por canales internos, ya que equival铆a a ir 鈥渄ando armas al adversario que nos combate鈥.

El anexo de los 鈥渁cuerdos de la CNT para que tengan en cuenta nuestros delegados y los planteen en el Pleno de la AIT, que ha de tener lugar el 11 y sucesivos de junio de 1937鈥 estaba formado por cuatro puntos. En el primero, se daba un voto de confianza al Comit茅 Nacional para que gestionara 鈥渦na intervenci贸n digna鈥 en el gobierno Negr铆n. Si hubiera discrepancias sobre las carteras ministeriales, ese Comit茅 Nacional convocar铆a un Pleno para decidir. En el segundo, la CNT negaba el voto a determinadas secciones de la AIT, especialmente a los italianos y alemanes: 鈥渟olo las organizaciones existentes tienen derecho鈥 a voto. En el tercero, se exig铆a que el secretariado internacional de la AIT residiera en Espa帽a, junto al Comit茅 Nacional. En el cuarto, se hac铆a una amplia aclaraci贸n sobre las relaciones de la CNT con el trotskismo: 鈥淟a CNT no comparte la actitud de Rusia y los comunistas contra el denominado 鈥淭rotskismo鈥. Ni aprobamos, ni cosa que se le parezca. Consideramos que son injustas y sabemos que es un problema pol铆tico de Rusia. Pero la CNT no quiere se la confunda con los trotskistas ni con el trotskismo鈥.

Las acuerdos que los delegados de la CNT deb铆an defender en el Pleno de la AIT, de junio de 1937, daban por sentada la continuidad de la estrategia colaboracionista de la CNT. Apuntaban adem谩s a un control autoritario de la AIT por los espa帽oles, con su pretensi贸n de residencia del secretariado internacional de la AIT en Espa帽a, y con su negaci贸n de voto a las secciones alemana e italiana, que consideraban 鈥渋nexistentes鈥, porque no ten铆an una organizaci贸n interna 鈥渙perativa鈥 en sus propios pa铆ses, y estaban formadas por exiliados, en gran parte instalados en Espa帽a. El acuerdo sobre trotskismo (que irremediablemente inclu铆a al POUM, aunque no fuese en realidad trotskista) oscilaba entre su defensa, y el reconocimiento de su naturaleza obrera, frente a los salvajes ataques de los estalinistas, que los calificaban de fascistas; y el rechazo a confundirse con ellos o a actuar conjuntamente.

David Antona escribi贸 a Mariano R. V谩zquez el 9 de junio de 1937[16], inform谩ndole sobre la preparaci贸n del mitin, convocado en Par铆s por la CNT.

El mitin se hab铆a retrasado al d铆a 18, porque Lecoin, encargado de organizarlo, se hab铆a empe帽ado en obtener el Vel贸dromo de Invierno, y dada la capacidad de esta sala, pues 鈥渆n ella pueden congregarse unos cuarenta mil espectadores鈥, era necesario que se convocara al mitin a dos figuras relevantes, sin las cuales ser铆a imposible llenar la sala, ya que 鈥渓os que conocen la psicolog铆a del pueblo parisi茅n coinciden en afirmar que este local no se ver谩 lleno, si no es a base de que en el acto participen como m铆nimo, dos figuras de relieve internacional鈥.

Antona subrayaba la insistencia de Lecoin (de Le Libertaire) en que viniera Federica Montseny, porque de no hacerlo el acto podr铆a ser un fracaso. Constataba Antona que, si el mitin se hubiera convocado en una sala m谩s peque帽a, de seis u ocho mil espectadores, ya hubiera sido suficiente con el cartel formado por Garc铆a Oliver, Pab贸n y el propio Antona.

Argumentaba Antona, para justificar su cantinela de la necesidad de contar, a la vez, con Garc铆a Oliver y con Federica Montseny, en que 鈥渘o olvides que Par铆s no es Espa帽a. Aqu铆 la gente corre tras los 铆dolos m谩s que tras las ideas. De ah铆 que, para obtener un triunfo de p煤blico, haya necesidad de las m谩s 鈥渁ltas鈥 vestales de la organizaci贸n鈥.

David Antona escribi贸, de nuevo, una carta[17] a Mariano R. V谩zquez, al d铆a siguiente, tratando en esta ocasi贸n de 鈥渓a forma sectaria y est煤pida鈥 con la que los compa帽eros franceses enfocaban los problemas a debatir.

Antona verificaba la existencia de 鈥渦na lucha sorda y sin cuartel de unos anarquistas contra otros. No te puedes hacer una idea de la acritud y el desd茅n que unos grupos y otros ponen en sus relaciones. No hay medio de hacerles comprender que lo que hacen es una cosa indigna y despreciable鈥.

A esa lucha fratricida se sumaba la actitud de 鈥淏esnard, que hace alg煤n tiempo y como consecuencia de sus visitas a Espa帽a parec铆a haberse centrado, ha vuelto a sus antiguas posiciones. No hay Dios que le haga comprender ciertas cosas. Para 茅l, la CNT es un organismo pol铆tico a la manera de cualquier partido sin honor鈥.

A ese supremo insulto contra Besnard, que consist铆a en poner en su boca que calificaba a la CNT de 鈥減artido sin honor鈥, a帽ad铆a Antona este otro: 鈥淗emos malogrado, al decir de ellos, la 煤nica posibilidad de realizaci贸n que ha encontrado el anarquismo en la historia. Y esto es realmente intolerable. Ni yo personalmente, ni la CNT como organizaci贸n podemos asistir impasibles a ello鈥.

A estos dos supuestos insultos de Pierre Besnard contra el anarcosindicalismo espa帽ol, a saber, que la CNT era y actuaba 鈥渟in honor鈥 como un partido y que la CNT hab铆a malogrado la posibilidad de implantar el anarquismo en Espa帽a; Antona contraatacaba con la pregunta: 驴qu茅 han hecho para ayudarnos? La respuesta era tan brutal como grosera: 鈥淐omerciar con nosotros. Explotar nuestras luchas para engordar como cerdos鈥.

Antona llegaba a hablar de 鈥渟u fobia contra nosotros鈥, y pon铆a a modo de ejemplo que 鈥淎yer se reuni贸 el Secretariado de la AIT. Galve plante贸 la cuesti贸n de los peri贸dicos Le Combat Syndicaliste y Terre Libre. Pues bien, Besnard afirm贸, sin el menor sonrojo, que estos semanarios se ajustaban en un todo, a las normas y principios de la AIT鈥.

Antona razonaba que, si las cr铆ticas a la CNT de los peri贸dicos citados se adecuaban a las 鈥渘ormas y principios de la AIT鈥, era evidente e inevitable que 鈥渓a CNT tendr谩 que confesar que en el edificio de la AIT no hay cabida para ella鈥.

Antona amenazaba ya con el abandono de la AIT por parte de la CNT, si no se reprim铆an las cr铆ticas de las dem谩s secciones.

En cuanto al mitin, culpaba a Lecoin de querer 鈥渉acer las cosas a su manera鈥, y confesaba que, tras violenta discusi贸n, hab铆a decidido 鈥渜ue haga las cosas como quiera y le plazca鈥. Insisti贸 en el tema de la delegaci贸n cenetista, que deb铆a enviarse en breve a Am茅rica, para terminar su carta expresando su irritaci贸n y profundo malestar: 鈥淎qu铆 me ahogo. Par铆s, con sus rencillas y miserias de toda 铆ndole, me parece algo m谩s despreciable que un campo de concentraci贸n o una c谩rcel鈥.

Mariano Rodr铆guez V谩zquez, como secretario del Comit茅 Nacional de la CNT, envi贸 una carta oficial[18] a los tres delegados en Par铆s, fechada el 15 de junio de 1937, dirigida a nombre de los tres: 鈥淎 los compa帽eros David Antona, Nemesio Galve y Facundo Roca鈥, en la que expresaba su 鈥渄escontento por la actitud que 鈥渆n 鈥渃om煤n鈥 hab茅is adoptado鈥 para conseguir que Federica Montseny interviniera en el mitin del Vel贸dromo de Invierno, en Par铆s.

V谩zquez les reprochaba que, a la negativa telegr谩fica, dada por el Comit茅 Nacional, ellos insistieron e incluso organizaron la propaganda anunciando a Federica, y comprometiendo a la CNT en caso de no asistencia.

V谩zquez afirmaba que no dudaba de su buena fe y de sus buenos deseos para conseguir que el mitin fuese un 茅xito, pero que ellos desconoc铆an las necesidades de la organizaci贸n en Espa帽a. V谩zquez consideraba que hubiera bastado con la presencia de Garc铆a Oliver para asegurar el 茅xito del mitin y que la inestable situaci贸n pol铆tica hac铆a que la presencia de Federica fuera m谩s necesaria en Espa帽a.

V谩zquez calificaba el momento pol铆tico como de 鈥渟uma gravedad鈥. Llegaba a considerar el peligro inmediato de una nueva insurrecci贸n obrera 鈥渆n Catalu帽a: 驴Qui茅n me dice que no se produce algo en un momento determinado y que es obligado que vaya Federica? Yo, en estas circunstancias no puedo abandonar Valencia bajo ning煤n pretexto, porque puede producirse el hecho pol铆tico o alg煤n acontecimiento de envergadura, que obliga a determinar una posici贸n al minuto. Y ya sabes que a Catalu帽a no puede ir cualquiera a arreglar las cosas鈥.

Insurrecci贸n catalana aparte, tambi茅n cab铆a la posibilidad de una negociaci贸n de carteras ministeriales, o algo parecido: 鈥渃ircunstancias [que] pueden obligar a decidir algo importante y conviene mucho la intervenci贸n de Federica, como delegada del Peninsular de la FAI鈥.

De esta forma, justificaba V谩zquez su oposici贸n a que Federica Montseny abandonara Espa帽a, 鈥渁unque s贸lo sea por tres o cuatro d铆as鈥. V谩zquez terminaba la carta con una seria reprimenda a los delegados cenetistas en Par铆s por haber contrariado los planes del Comit茅 Nacional.

Ese mismo d铆a, Mariano R. V谩zquez escribi贸 una carta personal[19] a David Antona, en la que suavizaba el tono de la carta oficial, que les hab铆a enviado el Comit茅 Nacional de la CNT. El duro tono de la carta oficial se justificaba en la necesidad de que no pudiera 鈥渞epetirse el hecho de lo 鈥渃onsumado鈥, al cual los amigos franceses est谩n muy acostumbrados鈥.

Esto significaba que la carta oficial hab铆a expresado su reprimenda, no tanto a los delegados espa帽oles, como a los anarquistas franceses, que hab铆an presionado a la delegaci贸n espa帽ola para conseguir la presencia conjunta de Garc铆a Oliver y Federica Montseny en el mitin.

Le comunicaba que se hab铆a tomado la decisi贸n de ampliar la delegaci贸n de la CNT en Am茅rica, que estar铆a formada por Sendoronoff, Juan L贸pez y David Antona.

Le manifestaba su deseo de verlo pronto personalmente, para que le contara 鈥渆l resultado de las tareas de ese 鈥渉ist贸rico鈥 Pleno de la AIT, que adivino que habr谩 sido m谩s que movido, por la terquedad de los 鈥渃amaradas鈥 que est谩n muy tranquilos en su 鈥渃haisse longue鈥濃.

Respecto a las novedades en Espa帽a, le comentaba que 鈥渆l programa de Gobierno [de la CNT] ha sido una bomba, pero una aut茅ntica bomba. Todo el mundo ha quedado maravillado. Nadie sabe comprender c贸mo la CNT se sit煤a en un plan de tanta sensatez y responsabilidad. Claro que no se dan cuenta que es la misma posici贸n que seguimos de mucho tiempo a esta parte. Pero no la ve铆an traducida en una concreci贸n y no se 鈥渆nteraban鈥濃.

En todo caso, a estas alturas, en contra de las afirmaciones de Mariano Rodr铆guez V谩zquez, lo que cab铆a preguntarse era 驴qui茅n no estaba 鈥渆nterado鈥 de la deriva colaboracionista de la CNT?, porque 茅sa, y no otra, era la causa del enfrentamiento con Besnard y la CGT-SR.

Pleno extraordinario de la AIT y mitin del Vel贸dromo de Invierno (junio de 1937)

            El Pleno Extraordinario de la AIT se reuni贸 en Par铆s del 11 al 13 de junio de 1937. Helmut R眉diger hab铆a preparado unos materiales para ese Pleno[20]y, por el contrario, Besnard no hab铆a preparado ning煤n informe que presentar.

            La delegaci贸n espa帽ola estaba formada por David Antona y Facundo Roca[21], que decidieron plantear al Pleno una pregunta previa, al margen del mandato recibido, que dec铆a as铆: 鈥驴El Pleno de la AIT reunido, se identifica y solidariza con la actuaci贸n y trayectoria que ha seguido y sigue la CNT y el anarquismo espa帽ol, en su lucha contra el fascismo?鈥[22]

            En ese Pleno Extraordinario de la AIT se delimitaron claramente dos posiciones fuertemente encontradas: de una parte, el deseo de las distintas secciones de la AIT de hallar un terreno com煤n de acuerdo y debate con la CNT; por otra parte, la CNT segu铆a estando convencida que su pol铆tica de unidad antifascista era justa, necesaria e irrenunciable, por lo que despreciaban las cr铆ticas de unas secciones de la AIT muy minoritarias y 鈥渟in responsabilidades de gobierno鈥.

            El 18 de junio de 1937l, David Antona y Benito Pab贸n intervinieron en el mitin antifascista convocado en el Vel贸dromo de Invierno de Par铆s[23], organizado por la Union Anarchiste (UA) en apoyo de la Revoluci贸n Espa帽ola, en el que hablaron, entre otros, Garc铆a Oliver y Federica Montseny, adem谩s de Cachin (PCF) y Jouhaux (CGT). El presidente del acto anunci贸 provocativamente que se tem铆a que el mitin ser铆a saboteado por 鈥渇ascistas鈥, calificando de tales a los militantes de la Federaci贸n Anarquista Francesa (FAF) que se hab铆an propuesto protestar y manifestar su indignaci贸n.

A la entrada del mitin se distribuy贸 un manifiesto, redactado y firmado por Union Communiste (grupo marxista liderado por Chaz茅) en el que se criticaba duramente a los oradores estrella espa帽oles: Garc铆a Oliver y Montseny. Tambi茅n se distribuy贸 Le Combat Syndicaliste, 贸rgano de la CGT-SR, que publicaba una breve nota: 鈥淣umerosos grupos anarquistas de la regi贸n parisina, nos ruegan hagamos saber que tienen la intenci贸n de aportar su punto de vista al acto鈥. Y as铆 fue. Los militantes anarquistas de la FAF, en cuanto tom贸 la palabra Juan Garc铆a Oliver, empezaron a silbar, insultar y rega帽ar al orador. Algunas voces gritaron 鈥溌sesino, asesino!鈥. Y salt贸 una pregunta acusadora: 鈥溌縔 Camilo Berneri?鈥. El incidente, muy violento, con numerosos golpes y empujones, dur贸 m谩s de media hora. Garc铆a Oliver se enfrent贸 a la bronca con un cambio de idioma; habl贸 durante hora y media, en espa帽ol, a un p煤blico parisino que no le entend铆a, de tal modo que al poco rato los asistentes se desentendieron y organizaron corrillos para charlar entre ellos. El discurso de Federica Montseny no supo cambiar la atm贸sfera de hostilidad, rebeli贸n y desilusi贸n, de modo que se acab贸 el acto antes de que la oradora lo hiciera en una sala desierta.

Mitin de setiembre de 1937 en Madrid

El domingo 5 de setiembre de 1937 se celebr贸 un mitin confederal en favor de la alianza obrera y la unidad sindical antifascistas en el cine Pardi帽as de Madrid[24], radiado de manera simult谩nea en el cine Bilbao, el cine Durruti y el teatro Popular. El peri贸dico Castilla Libre, dirigido por Eduardo de Guzm谩n hizo una cr贸nica del acto y reprodujo en sus p谩ginas los discursos de los cuatro intervinientes: Lorenzo 脥帽igo, antiguo Consejero de Industrias de Guerra de la Junta de Defensa de Madrid; David Antona, secretario de la Regional Centro de la CNT; Juan Garc铆a Oliver, exministro de Justicia y Mariano Rodr铆guez V谩zquez, secretario del Comit茅 Nacional de la CNT.

El Congreso extraordinario de la AIT (diciembre de 1937)

David Antona Dom铆nguez, junto a Josep Xena Torrent, Horacio Mart铆nez Prieto y Mariano Rodr铆guez V谩zquez, form贸 parte de la delegaci贸n espa帽ola al Congreso extraordinario de la AIT, reunido en Par铆s en diciembre de 1937[25]. En las sesiones del Congreso, David Antona insult贸 gravemente a Pierre Besnard, afirmando que chocheaba y no estaba preparado para ejercer como secretario de la AIT.

En la sesi贸n del 9 de diciembre (por la tarde) de ese Congreso Extraordinario, David Antona, por la delegaci贸n espa帽ola, atac贸 a Pierre Besnard, considerando indispensable, en primer lugar, y en contra de lo que 茅ste hab铆a dicho, la presentaci贸n de un informe, y que era regla en los congresos que el relator del informe diera las explicaciones que se le pidieran, antes de terminar los debates. Que, en segundo lugar, era posible que hubiese delegaciones que no hubieran tenido tiempo, o medios, de leer 鈥渓as obras voluminosas recopiladas por Besnard y sus colegas鈥.

La delegaci贸n sueca, a petici贸n del presidente, cedi贸 su turno a Pierre Besnard, para que pudiese responder a los espa帽oles. Besnard aleg贸 que hab铆a dos formas de presentar los informes: oralmente o por escrito. Que 茅l hab铆a optado por el informe escrito con el objetivo de ser m谩s concreto y preciso. Se encar贸, altivo y retador, a los delegados cenetistas: 鈥淒esaf铆o a que se me reproche que este m茅todo sindical no es impecable. Estoy dispuesto a hablar durante tres horas; pero 驴para qu茅? 驴Para repetir lo que todos han le铆do? La delegaci贸n espa帽ola se ha quejado, y con raz贸n, de que perd铆amos el tiempo. Espero ahora que el camarada Antona se pronunciar谩 inmediatamente sin exigir esta formalidad in煤til鈥. Lo que ocurr铆a era que Besnard, con la presentaci贸n por escrito de su informe, quer铆a evitar convertirse, subido a la tribuna durante varias horas, en un blanco f谩cil de las constantes y aceradas cr铆ticas de la delegaci贸n espa帽ola, que habr铆an transformado esa tribuna en un infierno.

En la sesi贸n del 10 de diciembre (por la tarde) tom贸 la palabra David Antona, asegurando la brevedad de su intervenci贸n, tras calificar el parlamento de HM Prieto de 鈥渕agn铆fico鈥. Se trataba solo de meter otra cu帽a al payaso de las bofetadas del congreso: 鈥淒ebo explicarme a prop贸sito de los insultos que me atribuye el compa帽ero Besnard鈥. Y Antona explic贸 que sus insultos (el decir que Besnard chocheaba) no eran tales, sino que se trataba de saber si la salud de Besnard era la adecuada para el esfuerzo que requer铆a el cargo de secretario de la AIT, porque pod铆a afectar a las relaciones de la AIT con la CNT. Antona no s贸lo no retiraba su insulto, sino que se regodeaba en 茅l. Utilizando la misma t谩ctica de HM Prieto, David Antona se dirigi贸 individualmente a Besnard, utilizando el tuteo en su discurso: 鈥渢e has indignado Besnard, por el hecho de que no hab铆amos comunicado, durante el Pleno, la creaci贸n de este nuevo organismo de solidaridad. Personalmente, yo estaba al tanto de la constituci贸n de la SIA鈥.  Antona, perdido ya el tuteo en su disertaci贸n, quiso justificar esa desinformaci贸n, aseverando, un tanto forzadamente, que ese Pleno les hab铆a confiado una misi贸n, pero no les hab铆a autorizado a comunicarlo a la AIT. Anunci贸, tras este desprop贸sito, que Mariano V谩zquez informar铆a ampliamente al congreso sobre la SIA. En realidad, la creaci贸n de la SIA era la maniobra de la CNT para sustituir a la AIT, que se hab铆a mostrado muy ineficaz para recabar fondos en el extranjero, como medio de financiaci贸n y ayuda a los anarquistas espa帽oles, en guerra contra el fascismo.

Antona volvi贸 a la carga: 鈥淟a animosidad de Pierre Besnard hacia nosotros se ha revelado a consecuencia de una serie de fracasos personales de los cuales 茅l quiere hacernos responsables. Es libre de hacer lo que quiera, pero lo que no admitimos es que Besnard use de su influencia, del cargo que ostenta en el movimiento, para entregarse a intrigas, a una actividad sistem谩ticamente hostil, que revela una verdadera miseria moral鈥. Besnard era, seg煤n Antona, 鈥渆l principal responsable o el inspirador de los insultos que se nos han dirigido en Le Combat Syndicaliste y en otras partes鈥.   Antona acus贸 gravemente a Besnard de convertir su fracaso personal en cr铆ticas a la CNT y al pueblo espa帽ol, en unos momentos de sufrimiento y peligro. Y elev贸 su protesta al congreso por tal comportamiento, inadmisible. Las acusaciones personales a Besnard sustitu铆an el debate pol铆tico de fondo: las cr铆ticas de la CGT-SR al colaboracionismo de la CNT.

Antona abord贸 a continuaci贸n el delicado tema de los presos. Dijo, maliciosamente, que tal problema 鈥渆s agitado por Besnard con evidente satisfacci贸n: satisfacci贸n de poder echar en cara a la CNT hechos m谩s o menos deformados. Es verdad que cierto n煤mero de compa帽eros est谩n presos, pero ten铆amos el derecho de suponer que un hombre capaz de elevarse por encima de ciertas puerilidades sentimentales, tomar铆a en consideraci贸n principal la suerte de la revoluci贸n, y no la de dos, cuatro, diez, o incluso cincuenta camaradas鈥. David Antona ment铆a, o ignoraba deliberadamente la gravedad de lo que suced铆a, porque el n煤mero de presos antifascistas en las c谩rceles espa帽oles superaba ya, en diciembre de 1937, la cifra de seis mil y llegar铆a, durante 1938, a los quince mil. En todo caso, no se trataba de algunas detenciones anecd贸ticas, sin repercusiones pol铆ticas, sino de una persecuci贸n pol铆tica y sistem谩tica de los revolucionarios, libertarios o no, que hab铆an constituido los comit茅s revolucionarios en julio de 1936, y de los combatientes en las barricadas de mayo de 1937[26].Los miles de presos antifascistas, encarcelados por estalinistas y republicanos, que se hab铆an hecho de nuevo con el aparato represivo estatal, que se completaba y complementaba adem谩s con la represi贸n pol铆tica de las checas, buscaban la muerte de la revoluci贸n social, mediante la met贸dica persecuci贸n de los revolucionarios.Antona falseaba, deformaba y ocultaba la realidad, porque no pod铆a reconocer que esos presos antifascistas (y/o revolucionarios) se contaban por millares, y en su mayor铆a eran libertarios. La burocracia cenetista obtuvo un 茅xito incre铆ble al minimizar la importancia de la represi贸n en curso. No s贸lo fue aceptada por el Congreso de la AIT, aunque con algunas voces discrepantes, sino por la mayor parte de la propia militancia libertaria espa帽ola de la 茅poca. Por otra parte, esa burocracia cenetista, favorable al gubernamentalismo, por qu茅 no iba a cerrar los ojos a la represi贸n estatal, y a las checas estalinistas, sobre todo cuando se cebaba s贸lo en esos insufribles cr铆ticos, contrarios al colaboracionismo, por muy cenetistas que fueran. La miserable invocaci贸n de Antona al sacrificio de algunos pocos presos en el altar revolucionario, debe entenderse como el altar de la 鈥渞evoluci贸n-promoci贸n鈥 que hab铆a llevado a esos bur贸cratas al dominio sobre el aparato cenetista y a ciertas cuotas de poder en unos cargos en ayuntamientos y ministerios, que pretend铆an recuperar a toda costa.

En las guerras de religi贸n todos los bandos en guerra ten铆an a Dios de su parte. En la CNT todas las tendencias hac铆an 鈥渟u revoluci贸n鈥; unos la social, otros la del acceso de peones, sin estudios ni preparaci贸n alguna, a los empleos de funcionario, ya fuera en el aparato burocr谩tico cenetista o en el estatal.

Antona prosigui贸 su discurso, diciendo que 鈥淧ierre Besnard no ha cumplido en Espa帽a la tarea que le incumb铆a. Nos hab铆amos puesto incondicionalmente a su lado. Le hemos dado cuanto quer铆a. Ten铆a en suma la firma en blanco de la organizaci贸n. Y ha empleado todo para atacar a esta 煤ltima. Las peque帽eces, los insultos, las intrigas: he aqu铆 lo que ha preparado. Es tiempo de terminar con todo esto, y poner por delante f贸rmulas, soluciones que tengan por fin salvar al pueblo espa帽ol, y no satisfacer mezquinas querellas鈥. As铆, pues, seg煤n Antona, Besnard, que tuvo todo el apoyo de la CNT, respondi贸 atacando a la CNT de una forma irracional e inexplicable. Ni una palabra sobre las disensiones pol铆ticas, ni las cr铆ticas de Besnard al gubernamentalismo, ni la menor menci贸n a la vergonzosa disoluci贸n de las secciones francesas de la CNT en Barcelona y Puigcerd谩, en su mayor铆a formadas por milicianos simpatizantes de la CGT-SR, liderada por Besnard. Antona concluy贸 con el t贸pico de que ni aceptaba de nadie ni daba a nadie, lecciones de anarquismo. El debate pol铆tico sobre el ministerialismo era p铆caramente sustituido por los reproches personales y los insultos.

Pierre Besnard, secretario general de la AIT y de la CGT-SR, centro de todas las cr铆ticas y acusaciones de la CNT, tom贸 la palabra para defender su informe. Inici贸 su discurso expresando su disgusto ante la aspereza del debate y la brutalidad de algunos oradores: 鈥淗e asistido a varios congresos, a todos los de la AIT desde su fundaci贸n. No he visto ninguno como 茅ste. Parece m谩s bien una corrida o una caza鈥. Se quej贸 de la aspereza de los congresistas y del clima de bronca y jaleo existente en el congreso.

Acus贸 a David Antona de no comprender, ni respetar, las normas m谩s elementales del federalismo. Afirmo que las decisiones del Pleno de la AIT, reunido en junio de 1937, eran obligatorias para todas las centrales. Dijo que 鈥渓a SIA ha sido fundada en Francia sin nuestro aviso鈥. Y espet贸 a los suecos qu茅 har铆an si la CNT hiciera lo mismo en Suecia, que fue respondido con un escueto 鈥渘o existe la SIA en nuestro pa铆s鈥.

En la sesi贸n del 11 de diciembre de 1937, Besnard se enfrent贸 a los duros ataques personales que le hab铆a dedicado anteriormente David Antona, encar谩ndose con 茅l ante el congreso: 鈥淓l camarada Antona dice que he tirado sobre la CNT con obuses de calibre grueso, cuando he declarado que, en Santa 脷rsula, en Valencia, existe un equivalente republicano de las islas Lipari y de los campos de concentraci贸n alemanes. El camarada Antona se equivoca. Los obuses de fuerte calibre, los guardo para el gobierno espa帽ol, para tirar sobre los fascistas鈥. Besnard prosigui贸 su intervenci贸n, un tanto efectista y muy teatralmente, declarando: 鈥淎cabo de obtener para el ej茅rcito republicano un permiso de exportaci贸n para cuatro equipos completos de 320, con un alcance de 33 kil贸metros y abastecidos para 3.000 tiros; 25 equipos completos de 240 sobre ra铆les, abastecidos para 10.000 tiros; 12 equipos completos de 150 Krupp, abastecido para 4.000 obuses y 18.000 Shrapnells; 150 morteros stock pudiendo tirar 50.000 tiros; 150.000 cartuchos para obuses de 120 y 150; 200.000 cartuchos de 75鈥.

Besnard levant贸 la vista de la lista de armamento para dirigirse a los espa帽oles, en general: 鈥淰uestro Gobierno dir谩 si quiere ese armamento鈥, y luego particularmente a David Antona, con la intenci贸n de ridiculizarle: 鈥淗e aqu铆, camarada Antona, los obuses de fuerte calibre con que tiro contra la CNT鈥. Besnard prosigui贸 su ataque contra Antona, pero ahora cambiando de tema: 鈥淧ero t煤 mismo, 驴qu茅 actitud pasada es la tuya hacia la Asociaci贸n Internacional de Trabajadores? 鈥淓stamos prestos a sacrificarlo todo para la unidad. Una afiliaci贸n a la AIT o a la FSI no es una cuesti贸n de principios鈥. 隆Esto es los que se lee en Le Peuple del d铆a 10 de agosto en el 贸rgano de una Central Sindical que combate encarnizadamente a la CGT-SR, a la AIT! 驴Es cierto Antona? 驴Estas palabras son ver铆dicas?鈥

Anunci贸 Besnard que, ahora, tras responder a las acusaciones y ataques de Anderson, HM Prieto y Antona, le tocaba el turno a V谩zquez, y su relato sobre las Brigadas Internacionales: 鈥淰谩zquez habla de los militantes anarquistas extranjeros y declara: 鈥淣o necesit谩bamos hombres. No los hemos necesitado ni los necesitamos鈥濃. Besnard explic贸 a los congresistas que, con estas palabras, V谩zquez se帽alaba que esos combatientes extranjeros, sin una industria de guerra que les proveyese de armas y municiones y sin unos cuadros para dirigirlos, eran in煤tiles; lo 煤nico que se necesitaba eran t茅cnicos especializados en la industria de guerra. Pero, seg煤n Besnard, cuando ya se hab铆a organizado un reclutamiento de t茅cnicos especializados en industrias de guerra, en Francia, empezaron a organizarse las Brigadas Internacionales, en noviembre de 1937, y entonces la CNT nos dijo que 鈥渘o hace falta nadie m谩s para Espa帽a鈥, motivo por el cual se anul贸 el env铆o de t茅cnicos. Algunos 鈥渕eses despu茅s de esto, se nos ha reprochado el abandono del proletariado espa帽ol y la dependencia en que se encuentra respeto a los capitalistas extranjeros para la menor provisi贸n de material de guerra鈥.

Ya al final de la sesi贸n del 11 de diciembre, tom贸 la palabra David Antona, negando que la delegaci贸n espa帽ola, como pensaban algunos congresistas, 鈥渉a venido aqu铆 con la intenci贸n de perturbar el Congreso鈥. Antona dijo que la CNT hab铆a ido 鈥減ara reforzar a la AIT鈥. Del mismo modo, neg贸 que los espa帽oles quisieran imponer su punto de vista, a toda costa. Pero hab铆a unos l铆mites: 鈥淓stamos indignados, y todas las delegaciones deber铆an estarlo, que se nos diga 隆que los dirigentes de la CNT han apu帽alado por la espalda al proletariado espa帽ol鈥!鈥. El delegado chileno neg贸 haber pronunciado tales palabras. M谩s bronca, ruido y furia.

Antona, con una sabia combinaci贸n del ruego y la amenaza, apenas velada, prosigui贸 su discurso pidiendo que se observara 鈥渓a buena fe, el respeto y el honor, en lugar de tomar un placer m贸rbido en remover todo el lodo de la contrarrevoluci贸n espa帽ola鈥. Advirti贸 sobre la necesidad de medir las palabras usadas, pues 鈥渄e lo contrario nos ser谩 imposible trabajar, ni podremos siquiera continuar la reuni贸n con vosotros y no nos quedar谩 otro remedio que marcharnos, regresar a Espa帽a, huir en busca del alivio, del cual carece este Congreso, por su atm贸sfera de hostilidad鈥.

En la sesi贸n del 13 de diciembre, el presidente [Lewin] dio la palabra a Emma Goldman, que hizo una exposici贸n de sus impresiones sobre su reciente estancia en Espa帽a. Goldman justific贸 su radical cambio de valoraci贸n del colaboracionismo cenetista, que el traductor expuso resumidamente del siguiente modo: 鈥渉abiendo sido [Goldman] hostil al principio al ministerialismo, y a la militarizaci贸n, ha tenido que matizar su posici贸n al contacto de las realidades hist贸ricas. Lo mismo ocurre con el problema del Frente 脷nico con los partidos pol铆ticos, especialmente con el Komintern鈥. Goldman estaba dando un bal贸n de ox铆geno a las tesis 鈥渞ealistas鈥 de la CNT, justificando no s贸lo la pol铆tica ministerialista y la militarizaci贸n de las Milicias, sino tambi茅n la alianza antifascista, en un frente 煤nico, con el resto de organizaciones pol铆ticas republicanas, incluidas las de la Internacional Comunista. El oportunismo de Goldman era tan formidable que, para no enemistarse completamente con aquellas secciones de la AIT, contrarias a la deriva ideol贸gica cenetista, a帽adi贸 que 茅stas ten铆an derecho a criticar a la CNT: 鈥淪in embargo, no puede [negarse] el derecho a la cr铆tica, ya que los problemas no son solamente de orden interno, sino que se plantean ante los ojos del mundo entero. Y puesto que se trata de problemas patentes y p煤blicos, no podemos negarnos a hablar de ellos. S贸lo importa traer a este examen la comprensi贸n y la discreci贸n necesarias para no perjudicar a la causa del pueblo espa帽ol鈥.  Goldman hab铆a dado un giro de ciento ochenta grados, y ahora apoyaba el ministerialismo y la militarizaci贸n de la todopoderosa CNT, que tanto hab铆a denostado. El oportunismo de Goldman propon铆a una variante muy atractiva a 鈥渓a soluci贸n Jensen鈥, apenas esbozada anteriormente: las cr铆ticas a los errores de la CNT no pod铆an ser prohibidas, pero s铆 que pod铆an y deb铆an ser encauzadas, buscando una f贸rmula que permitiese un debate interno y, al mismo tiempo, ofreciera una versi贸n m谩s amable al exterior del movimiento anarcosindicalista. Se daba ya por supuesto que la CNT era aut贸noma para hacer caso omiso a cualquier cr铆tica del resto de secciones 鈥渕enores鈥 de la AIT.

David Antona, por la delegaci贸n espa帽ola, pag贸 con florituras el discurso de Emma Goldman: 鈥淪贸lo ella ha sabido interpretar, en el extranjero, el gesto de los combatientes espa帽oles. Si todos los compa帽eros estuviesen de acuerdo, nuestra revoluci贸n no habr铆a sido encerrada dentro de sus fronteras. En nombre de millares de compa帽eros que toman parte en nuestro combate, agradecemos a la compa帽era Emma Goldman, y [le] confirmamos nuestra fiel amistad en esta hora en que un r茅gimen nuevo se levanta en la agon铆a y la muerte鈥.

El martes 14 de diciembre, por la tarde, el presidente abri贸 la sesi贸n a las 15 horas y veinticinco minutos, constatando la ausencia de V谩zquez, que deb铆a introducir el punto cuatro del orden del d铆a. Propuso pasar a debatir el punto cinco. Espa帽a dijo que se pod铆a 鈥渆mpezar a tratar el punto cuatro sin V谩zquez鈥. El presidente dio la palabra a la delegaci贸n espa帽ola.

Antona, por Espa帽a, manifest贸 que 鈥淟a tarea que nos incumbe es la de analizar con serenidad, sin dogmatismos, las relaciones del secretario general con la CNT. No puede admitirse bajo ning煤n pretexto que, el secretario de la Asociaci贸n Internacional de Trabajadores alimente la oposici贸n en la CNT鈥. Esta era la reclamaci贸n que hab铆a llevado a la CNT a convocar un congreso extraordinario, y la que explicaba la agria y encolerizada postura cenetista durante la celebraci贸n de todo el congreso, y su labor obstruccionista en todas las sesiones, incluso en detalles formalistas de nula importancia. Antona afirm贸 que, en caso de divergencias entre las secciones, el secretario general no ten铆a por qu茅 intervenir. Acus贸, adem谩s, al secretario general Pierre Besnard, no s贸lo de cometer errores, sino de aprovechar su cargo para 鈥渓evantarse contra nosotros, asoci谩ndose a una oposici贸n medio externa al movimiento, cuando su papel [deber铆a haber] sido el de defender la unidad en la CNT鈥. Ese t茅rmino, algo extra帽o, de una oposici贸n 鈥渕edio externa a la CNT鈥 parec铆a explicarse en su siguiente acusaci贸n: 鈥淧onemos en conocimiento de todos los que est谩n aqu铆 que, los comunistas, los comunistas de oposici贸n y los socialistas tratan de ponerse de acuerdo dentro de la CNT, y que es criminal favorecer sus maniobras鈥. Antona estaba afirmando que exist铆a una alianza de estalinistas del PCE-PSUC, el POUM y el PSOE 鈥渄entro de la CNT鈥, que no alcanzamos a entender, puesto que en los momentos en que se celebraba el congreso el POUM hab铆a sido ilegalizado y era perseguido por los estalinistas y el aparato estatal, controlado a煤n por el PSOE, pese a la creciente influencia estalinista del PCE. Las afirmaciones de Antona eran, pues, muy confusas.

Desde 1938 hasta su fallecimiento en 1945

El domingo 27 de marzo de 1938 habl贸 en el mitin de unidad sindical CNT-UGT, reunido en el Monumental Cinema de Madrid[27].

Fue nombrado gobernador civil de Albacete y m谩s tarde de Ciudad Libre (antes Ciudad Real). En las postrimer铆as de la guerra (11-3-1939), redujo por las armas a los comunistas.

Arrestado por los franquistas, fue internado en el campo de concentraci贸n de Albatera, siendo trasladado despu茅s a la prisi贸n de Porlier. All铆 fue juzgado en un consejo de Guerra sumar铆simo y condenado a muerte, siendo conmutada la sentencia por treinta a帽os de prisi贸n. Contrajo la tuberculosis en la prisi贸n de Porlier, gravemente enfermo fue liberado en 1943, falleciendo el 15 de marzo de 1945.

Agust铆n Guillam贸n

Barcelona, 1 de marzo de 2023

Biograf铆a ampliada de la publicada en el Glosario del libro de GUILLAM脫N, Agust铆n: 

CNT versus AIT. Los comit茅s superiores cenetistas contra la oposici贸n revolucionaria interna e internacional. 

Ediciones Descontrol, 2022

Siglas:

AIT. Asociaci贸n Internacional de Trabajadores

CGT. Conf茅d茅ration g茅n茅rale du Travail

CGT-SR.  Conf茅d茅ration g茅n茅rale du Travail 鈥 Syndicaliste r茅volutionnaire

CN. Comit茅 Nacional

CNT. Confederaci贸n Nacional del Trabajo

CP. Comit茅 Peninsular

FAF. Federaci贸n Anarquista Francesa

FAI. Federaci贸n Anarquista Ib茅rica

FSI. Federaci贸n Sindical Internacional. (Af铆n a la Segunda Internacional)

PCE. Partido Comunista de Espa帽a

PCF. Partido Comunista Franc茅s

POUM. Partido Obrero de Unificaci贸n Marxista. [Marxistas antiestalinistas]

PSOE. Partido Socialista Obrero Espa帽ol

PSUC. Partit Socialista Unificat de Catalunya. [Estalinistas]

SIA. Solidaridad Internacional Antifascista

UA. Union Anarchiste

UGT. Uni贸n General de Trabajadores

Fuentes:

Acta de la reuni贸n del Pleno Nacional de Regionales, celebrada en Madrid el d铆a 15 de septiembre, a las cinco de la tarde.

Actas del Congreso de la AIT. Celebrado en Par铆s del 6 al 18 de diciembre de 1937

El anarquismo en Espa帽a. Informe del Comit茅 Peninsular de la Federaci贸n Anarquista Ib茅rica al Movimiento Libertario Internacional (16 enero 1938)

COMIT脡 NACIONAL: Circular n煤mero 12 del Comit茅 Nacional de la CNT a las Regionales (1937)

COMIT脡 NACIONAL de la CNT: Informe de la delegaci贸n de la CNT al Congreso Extraordinario de la AIT y resoluciones del mismo. CNT, Barcelona, 30 de diciembre de 1937

Correspondencia de David Antona.

Documento del mes en la web de la Fundaci贸n Anselmo Lorenzo, aqu铆:  https://fal.cnt.es/documento-del-mes-junio-2022-gran-mitin-del-cine-pardinas/

Fonds de Moscou des Archives Nationales. Int茅rieur. Fichier central de la S没ret茅 nationale: dossier ANTONA, David.

R眉diger, Helmut: Materiales para la discusi贸n sobre la situaci贸n espa帽ola en el Pleno de la AIT el d铆a 11 de junio de 1937.

Unidad documental compuesta 33802 鈥 DAVID ANTONA de la CNT hablando en el mitin de uni贸n sindical entre la UGT y la CNT, en el Monumental Cinema. .Archivo Regional de la Comunidad de Madrid.

Bibliograf铆a:

ANTONA, David: Ni frente 煤nico ni alianza obrera, comunismo libertario. Anarqu铆a. Pr贸logo de Tabarro. Imprenta. de Gin茅s Guirao, Madrid, 1934.

ANTONA DOM脥NGUEZ, David (seud贸nimo Verbo Rojo): Al servicio del pueblo. Dos discursos de David Antona, gobernador civil de Ciudad Real. Madrid, Comisi贸n Propaganda Confederal y Anarquista CNT-FAI-FIJL, Talleres. Socializados del SUIPAG, CNT, 1938

GUILLAM脫N, Agust铆n: La represi贸n contra la CNT y los revolucionarios. De mayo a septiembre de 1937. Hambre y violencia en la Barcelona revolucionaria (4). Descontrol, 2015.

  • CNT versus AIT. Los comit茅s superiores cenetistas contra la oposici贸n revolucionaria interna e internacional. Descontrol, 2022.

I脩脥GUEZ, Miguel: Enciclopedia del anarquismo ib茅rico. Asociaci贸n Isaac Puente, 2018.

LORENZO, C茅sar M.. [C茅sar Mart铆nez Lorenzo]: Le mouvement anarchiste en Espagne. Pouvoir et r茅volution sociale. Les 脡ditions Libertaires, 2006


[1] Fonds de Moscou des Archives Nationales. Int茅rieur. Fichier central de la S没ret茅 nationale: dossier ANTONA, David.

[2] 鈥淚nforme de la delegaci贸n de la CNT al Congreso Extraordinario de la AIT y resoluci贸n del mismo鈥. Diciembre 1937, p. 96.

[3] Acta de la reuni贸n del Pleno Nacional [de Regionales, celebrado en Madrid el d铆a] 4 de agosto de 1936.

[4] Que sustitu铆a al gobierno presidido por el republicano Giral.

[5] LORENZO, C茅sar M.. [C茅sar Mart铆nez Lorenzo]: Le mouvement anarchiste en Espagne. Pouvoir et r茅volution sociale. Les 脡ditions Libertaires, 2006,  pp. 180-181.

[6] LORENZO, op. cit., pp.182-184.

[7] Acta de la reuni贸n del Pleno Nacional de Regionales, celebrada en Madrid el d铆a 15 de septiembre, a las cinco de la tarde.

[8] P脡REZ, Manuel: 30 a帽os de lucha. Asociaci贸n Isaac Puente, Vitoria, 2012, p. 193. Public贸 un art铆culo en la portada de Sembrador n煤m. 40 (25-4-1937), titulado 鈥淣uestra revoluci贸n ante la historia鈥.

[9] 鈥淐arta de Mariano R. V谩zquez a David Antona y Facundo Roca  (Valencia, 22 mayo 1937)鈥..

[10] 鈥淐arta de Mariano R. V谩zquez a David Antona (Valencia, 1 junio 1937)鈥.

[11] 鈥淐arta de la Delegaci贸n permanente de la CNT en Par铆s al Camarade L. Jouhaux (Paris, 3 juin 1937)鈥.

[12] 鈥淐arta de David Antona a Mariano R. V谩zquez  (Par铆s, 4 junio 1937)鈥.

[13] 鈥淐arta de David Antona a la Oficina de Propaganda del Comit茅 Nacional de la CNT  (Par铆s, 4 junio 1937)鈥.

[14] Se refiere a la Jornadas de Mayo de 1937 en Barcelona y al bombardeo de Almer铆a desde un acorazado alem谩n. Sobre mayo de 1937, v茅ase GUILLAM脫N, Agust铆n: Insurrecci贸n. Las sangrientas jornadas del 3 al 7 de mayo de 1937. Hambre y violencia en la Barcelona revolucionaria (3). Descontrol, abril 2017.

[15] 鈥淐arta de Mariano R. V谩zquez a David Antona y Facundo Roca  (Valencia, 6 junio 1937)鈥. Adjunta dos anexos documentales.

[16] Carta de David Antona a Mariano R. V谩zquez  (Par铆s, 9 junio 1937).

[17] Carta de David Antona a Mariano R. V谩zquez  (Par铆s, 10 junio 1937).

[18] Carta de Mariano R. V谩zquez, por el Comit茅 Nacional, a los compa帽eros David Antona, Nemesio Galve y Facundo Roca (Valencia, 15 junio 1937).

[19] Carta de Mariano R. V谩zquez al compa帽ero David Antona (Valencia, 15 junio 1937).

[20] Materiales para la discusi贸n sobre la situaci贸n espa帽ola en el Pleno de la AIT el d铆a 11 de junio de 1937.

[21] Comit茅 Nacional de la CNT: Circular n煤mero 12.

[22] Comit茅 Nacional de la CNT: Circular n煤mero 12. Doc. anexo n煤m. 4

[23] Numerosas webs confunden a los participantes en ese mitin antifascista del Vel贸dromo de Invierno de Par铆s, en junio de 1937, con los participantes en  el Congreso Extraordinario de la AIT, reunido en la  Sala de la Mutualit茅 de Par铆s en diciembre de 1937. La delegaci贸n espa帽ola al Congreso Extraordinario estaba formada por V谩zquez, Antona, HM Prieto y Xena. Ni Montseny, ni Garc铆a Oliver, ni Pab贸n estuvieron en el Congreso Extraordinario de la AIT de diciembre de 1937.

[24]Documento del mes en la web de la Fundaci贸n Anselmo Lorenzo, aqu铆:  https://fal.cnt.es/documento-del-mes-junio-2022-gran-mitin-del-cine-pardinas/

[25] V茅anse los debates de ese Congreso Extraordinario de la AIT en GUILLAM脫N, Agust铆n: CNT versus AIT. Los comit茅s superiores cenetistas contra la oposici贸n revolucionaria interna e internacional. Ediciones Descontrol, 2022

[26] Sobre la represi贸n posterior a mayo de 1937, v茅ase Guillam贸n, Agust铆n: La represi贸n contra la CNT y los revolucionarios. De mayo a septiembre de 1937.  Ediciones Descontrol, 2015.

[27] Unidad documental compuesta 33802 鈥 DAVID ANTONA de la CNT hablando en el mitin de uni贸n sindical entre la UGT y la CNT, en el Monumental Cinema. .Archivo Regional de la Comunidad de Madrid-

隆Haz clic para puntuar esta entrada!

(Votos: 0 Promedio: 0)

Adblock test (Why?)




Fuente: Portaloaca.com