January 16, 2021
De parte de Confoederatio Think Tank
239 puntos de vista


Recientemente encontr茅 esta pieza, 鈥Bitcoin: reflejo ut贸pico de una pesadilla capitalista鈥 en Marxist.com. Al leerlo, me sent铆 profundamente entristecido de que los compa帽eros en la lucha contra el capitalismo pudieran estar tan enga帽ados respecto a los hechos de lo que Bitcoin es y c贸mo es que es la herramienta m谩s poderosa que hemos tenido para combatir el capitalismo. Lamentablemente, el autor carec铆a de la comprensi贸n t茅cnica de Bitcoin, lo que le ha permitido descartarla por tener fallas que en realidad no existen. Aprovechar茅 esta oportunidad para responder a este ensayo err贸neo con muchas inexactitudes y ofrecer una explicaci贸n de por qu茅 los marxistas de todos los colores deber铆an adoptar radicalmente las monedas digitales y organizarse en torno a ellas.

Bitcoin como divisa

En primer lugar, debemos disipar el mito de lo que Bitcoin es y lo que no es. Bitcoin es un dinero-mercanc铆a. Es falso afirmar que no est谩 respaldada por nada cuando existe un costo de energ铆a muy real que se necesita para crear cada nuevo bloque de la cadena. Lo que hace que Bitcoin sea como monedas de oro, barras de plata, barriles de petr贸leo o cartones de cigarrillos es que todos estos son mercanc铆as muy uniformes, tienen un valor de uso como tales y un recuento o medida est谩ndar, que a su vez crea un valor de cambio. Este valor de cambio est谩 separado de su valor como mercanc铆a, y crea su valor adicional mediante al facilitar el intercambio. Esta funci贸n de medio de intercambio y medida es lo que hace que estas mercanc铆as sean especiales: son mercanc铆as-dinero.
El valor de Bitcoin como mercanc铆a proviene de la energ铆a el茅ctrica f铆sica real que se debe gastar para crear las unidades. Por cada bloque de bitcoin que se ha extra铆do, hay una cantidad expl铆cita de energ铆a el茅ctrica que se necesit贸 para hacerlo y una cantidad fija de monedas creadas en 茅l. Bitcoin no es s贸lo una moneda, sino que es un dinero-mercanc铆a y un sistema de pago y almacenamiento de valor totalmente aut贸nomo que no necesita 谩rbitros externos debido al valor intr铆nseco que est谩 imbuido en ella. (valor-trabajo)

Medios de intercambio

Es importante se帽alar que, al igual que otros dinero-mercanc铆as, Bitcoin tambi茅n tiene una concentraci贸n de tiempo de trabajo socialmente necesario. Lo hace de dos maneras, ya que tiene un valor como mercanc铆a (valor trabajo) y un valor de uso a trav茅s del intercambio. El costo el茅ctrico expl铆cito de 芦extraer禄 bitcoins crea su valor b谩sico. El valor de uso de bitcoin se crea mediante la divisibilidad de su valor, la facilidad de su intercambio y la seguridad avanzada que posee. Estas caracter铆sticas permiten que Bitcoin act煤e como un equivalente universal en el que se puede medir el valor de todas las dem谩s mercanc铆as, al tiempo que ofrece una seguridad total que ning煤n dinero fiduciario u otra mercanc铆a puede ofrecer. Lo que distingue a Bitcoin de todos los dem谩s dinero-mercanc铆as es que es imposible incautar bitcoins si se almacenan correctamente.

Todos los dem谩s dineros-mercanc铆a y formas de riqueza a lo largo de toda la historia han sido incautados perpetuamente por la fuerza; el robo bajo la bandera del gobierno es tan antiguo como la propia sociedad.
En los Estados Unidos, la orden ejecutiva 6102 se emiti贸 en 1933 para permitir que el gobierno de EE. UU. confiscara todo el oro depositado en los bancos del pa铆s. Este fue el comienzo de la estafa global de convertir el almacenamiento de valor que era el dinero en una burbuja de deuda cada vez mayor respaldada s贸lo por la fuerza del gobierno. Esto es lo que permiti贸 el financiamiento de las grandes guerras del siglo XX y la gran extensi贸n del imperialismo transglobal bajo la bandera del capitalismo y la democracia. Nunca se ha llevado tanto por tan pocos, con un costo tan grande para el conjunto de la sociedad.
El dinero ahora solamente existe como piezas de deuda emitidas por el gobierno. Toda la maquinaria econ贸mica moderna depende de que las personas usen e intercambien estas fichas gubernamentales que se inflan constantemente para que puedan mantener su valor, ya que no hay valor intr铆nseco, s贸lo valor de cambio por decretos legales. Esto es especialmente cierto para el d贸lar de los Estados Unidos, que debido a su exorbitante privilegio econ贸mico le permite expandir continuamente su oferta monetaria de manera dram谩tica, mientras lo absorben otros estados-naci贸n que han luchado para emitir su propia moneda, por lo que usan el USD. El dinero ya no es un acuerdo social, sino una herramienta imperialista que los gobiernos y las corporaciones han impuesto a su poblaci贸n.
Debemos entender que las monedas emitidas por el estado son los objetos que permiten la perpetuaci贸n del capitalismo transglobal corrupto basado en el estado. Es el monopolio estatal sobre la emisi贸n de dinero lo que permite el financiamiento de la deuda del gobierno, costosas guerras ilegales y la fusi贸n del poder estatal y empresarial en un solo poder totalitario. Este poder se basa en la voluntad de la poblaci贸n en general de utilizar las fichas de deuda del estado como forma de intercambio. Si la gente simplemente se negara a usar el dinero del estado, todo su sistema econ贸mico colapsar铆a de la noche a la ma帽ana.
Es solamente mediante la creaci贸n de un intercambio econ贸mico fuera de los confines del Estado que podemos crear de manera realista la independencia y la soberan铆a para nosotros. Mediante el uso de monedas digitales como modo principal de intercambio econ贸mico, podemos anular la capacidad del Estado de robarnos a trav茅s de impuestos e inflaci贸n, pero tambi茅n lo desterramos de nuestra esfera de actividad econ贸mica. Internet y los bienes comunes digitales son soberanos; Bitcoin y las monedas digitales son un modo de intercambio econ贸mico que expl铆citamente no permite la participaci贸n del Estado.

Dinero como relaciones sociales

Bitcoin es el dinero de Internet. Las monedas digitales pueden permitir que todas las transacciones econ贸micas sean aut贸nomas dentro de la esfera digital de Internet: ning煤n gobierno, ni banco, ni Dios, ni Amo puede dictar lo que puede o no puede comprarse y venderse. La verdadera pregunta al final del d铆a es, 驴qui茅n quiere USTED que controle su dinero?
Bancos y gobiernos que han demostrado una y otra vez que inflar谩n la oferta monetaria, robar谩n a sus propios ciudadanos para hacer la guerra y est谩n m谩s que felices de violar todas y cada una de las leyes para enriquecer a quienes forman parte del orden establecido. Una y otra vez a lo largo de la historia podemos ver que cada gobierno que ha existido ha utilizado el poder de crear dinero como un modo de enriquecerse mientras empobrece a su gente. La relaci贸n social del dinero bajo los gobiernos estatales es la de su capacidad para forzarte a ingresar en su sistema econ贸mico; no es una relaci贸n de elecci贸n o de mercado, sino de poder y coerci贸n.
El dinero es una herramienta social y no podemos separarlo de las sociedades que forman parte de 茅l; sin embargo, de alguna manera, as铆 es en el mundo en el que vivimos hoy. El dinero hoy no es un proyecto democr谩tico de acuerdos econ贸micos; es una relaci贸n que se ha impuesto a todos los individuos sin opci贸n alguna. El d贸lar estadounidense se imprime libremente a voluntad de aquellos que forman parte de la reserva federal, y el Estado puede incautar el dinero pr谩cticamente por cualquier motivo que desee. Esa no es una relaci贸n social, sino de poder. Si realmente queremos ser personas libres, primero debemos tener libertad econ贸mica, y eso s贸lo se puede lograr cuando no estemos sujetos a la pobreza por los caprichos de los bur贸cratas del gobierno y la explotaci贸n a manos de los capitalistas.

Gobiernos y Bancos Centrales

El capitalismo de hoy no es simplemente una fuerza econ贸mica que se despliega en el mundo del comercio, sino que es un zeitgeist pan贸ptico total. Cada faceta de nuestras vidas individuales est谩 decidida por esta fuerza total que se ha convertido en la mentalidad predominante, el estilo de vida y las bases mismas de la ley y del gobierno en nuestra sociedad actual. El capitalismo se ha fusionado con el Estado mismo para crear el capitalismo de estado: la fusi贸n fascista de los poderes estatal y corporativo para promover la explotaci贸n y la destrucci贸n del medio ambiente, todo en nombre del beneficio empresarial.
Los bancos y las instituciones financieras trabajan directamente con los gobiernos para robar dinero en

su nombre y tambi茅n para darse una ventaja injusta en los negocios. La estrecha relaci贸n que tienen las finanzas con los gobiernos permite que los banqueros violen libremente la ley con la expectativa conocida de que se har谩 muy poco, si es que se har谩 algo, para detenerlos. Los bancos como HSBC pueden trabajar directamente con los violentos c谩rteles terroristas y narcotraficantes para lavar su dinero sucio, e incluso cuando son declarados culpables, nuestro gobierno se niega a despojarlos de sus activos o de su poder bancario. Los gobiernos trabajan mano a mano con poderosas empresas transnacionales para permitir y facilitar los delitos y las violaciones de los derechos humanos.
No puedo entender c贸mo despu茅s de tanta traici贸n, corrupci贸n y francas violaciones constitucionales por parte del Estado, alguien podr铆a confiar en estos psic贸patas que afirman que est谩n aqu铆 para ayudar. Deber铆a ser claro y obvio para cualquiera que est茅 prestando atenci贸n que estas son las mismas personas y organizaciones que nos roban, nos mantienen oprimidos y solamente buscan tener poder sobre nosotros. La relaci贸n entre el Estado y las corporaciones olig谩rquicas se fusiona con la moneda, el capital que emite el Estado y los bancos inflan a trav茅s de la deuda. Debemos entender que el dominio de la clase pol铆tica por parte de la burgues铆a se hace con dinero fiduciario. Cuanto antes lleguemos a comprender que este sistema monetario es su sistema monetario, antes podremos ponernos a trabajar para construir el nuestro.
Una fantas铆a ut贸pica

Ahora tenemos las herramientas para crear una revoluci贸n mundial donde no haya m谩s Dioses o Amos del sistema econ贸mico. Podemos permitir que nuestras relaciones entre iguales (P2P) a trav茅s de Internet se conviertan en un nuevo paradigma para la organizaci贸n social, econ贸mica y pol铆tica. Ya no tenemos que creer en las falsas divisiones de nacionalidad, obedecer las repugnantes leyes de los estados que nos mantienen oprimidos y empobrecidos, ni tolerar el robo gubernamental v铆a ley, o la explotaci贸n capitalista permitida por sus leyes. Al forjar una nueva econom铆a que se construye sobre monedas no estatales, podemos crear una nueva forma de avanzar libres de las manos tanto de estatistas como de capitalistas, y de su deseo de explotar a otros para sus propios beneficios.
El sistema monetario macroecon贸mico se ha construido de tal manera que garantiza que existan las condiciones de explotaci贸n y que tanto los gobiernos como los capitalistas puedan robar sistem谩ticamente a toda la poblaci贸n. Mientras los gobiernos tengan el poder de emitir monedas y trabajen en alianza con la banca y las finanzas para hacer cumplir sus leyes, el poder econ贸mico continuar谩 concentr谩ndose en manos de quienes tienen ese poder. Este sistema econ贸mico fue dise帽ado para garantizar que 85 personas puedan poseer m谩s que los 3.500 millones de personas m谩s pobres del planeta; no es un error, sino un dise帽o.
Si alguna vez queremos deshacernos del yugo del capitalismo y tener vidas que sean m谩s que trabajar en trabajos de mierda que odiamos, primero debemos tener objetos de intercambio que est茅n fuera del control del Estado o de sus amigos aliados. Bitcoin y otras monedas digitales presentan la oportunidad m谩s poderosa en un siglo para crear un nuevo sistema econ贸mico alternativo que est谩 fuera del control estatal.
Ahora tenemos las herramientas para construir nuestra salida del terrible sistema de explotaci贸n y consumo sin prop贸sito. Juntos, podemos tomar la decisi贸n de rechazar el sistema monetario estatal y elegir nuestro propio tipo de dinero que funcione mejor para nosotros y las comunidades de las que elegimos formar parte. La libertad y la autonom铆a s贸lo pueden crearse cuando se proh铆be la existencia de las condiciones de opresi贸n. Al llevar dinero al 谩mbito digital fuera de las manos de los estados o los banqueros, podemos crear un nuevo sistema de intercambio econ贸mico y dinero que no necesita la violencia del Estado o la explotaci贸n capitalista.

Fuente: https://teoriabtc.blogspot.com/2017/12/bitcoin-una-respuesta-utopica-al.html



on Twitter


on Facebook




Fuente: Confoederatio.noblogs.org