September 1, 2022
De parte de Asociacion Germinal
157 puntos de vista

La ética que necesitamos: imposible
La política que necesitamos: imposible
La economía que necesitamos: imposible

De manera que ¡manos a la obra!

Jorge Riechmann

En los polos de la Tierra, el hielo y la nieve están desapareciendo y esto está transformando nuestro planeta y nuestro clima. La nieve y el hielo de los polos juega un papel importantísimo en la configuración del clima de la biosfera, Las superficies blancas tienen capacidad de albedo con lo cual reflejan la radiación del sol y esto mantiene la temperatura del planeta en rangos vitales para las especies tanto animales como vegetales que están amoldadas genéticamente por evolución a los rangos de equilibrio que nos ha proporcionado el Holoceno.

Cuando el planeta se calienta el hielo se derrite adelgazando la capa de la banquisa y exponiendo el agua y la capa de hielo oscura que hay debajo, que en vez de reflejar esa radiación la absorbe. De esta manera, cada año la temperatura global aumenta, derritiendo más hielo y nieve, es una realimentación positiva:

El calentamiento provoca derretimiento de hielo, el derretimiento de hielo provoca calentamiento. A este proceso se le denomina amplificación del Ártico, y conduce como hemos visto ya muy claramente este verano a unos cambios bruscos de equilibrio climático (Y este verano solo hemos visto asomar la pata al lobo).

Todos los veranos se investiga el descenso de la capa de hielo de la banquisa para ver en qué cantidad queda este en los polos, ya que hay un evento que preocupa sobremanera a toda la comunidad científica y al público informado. Este evento es el denominado evento océano azul, ‘blue ocean event’ (BOE), por sus siglas en inglés

¿Qué es el evento climático océano azul, ‘blue ocean event’ (BOE)?

El evento océano azul se produce cuando el Ártico cambia de estar cubierto de hielo durante todo el año y una parte del agua libre del hielo refleja la luz solar que la impacta en un período de tiempo durante una estación cálida de mayo a octubre. El agua se volverá a congelar en la siguiente estación fría. Dado que el agua estará un poco más caliente cada año, se esperan eventos más prolongados en cada estación cálida, que causarán impactos en el clima, globales, y en el hábitat humano. La radiación solar adicional que se absorbe calentará la región del Ártico más rápida de lo que ya se está calentando, sé formará menos hielo en la estación fría. Este ciclo de un Ártico sin hielo y cada vez más largo que provoca un calentamiento atmosférico y oceánico adicional, se conoce como ciclo de retroalimentación positiva. Los científicos predicen que el Ártico y su atmósfera se calentarían tanto que el océano estaría libre de hielo todo el año en algún momento.

A nivel científico, cuando se habla de un Ártico sin hielo no se quiere decir que desaparezca toda la capa de hielo, si no que este deje de prestar sus servicios estructurales y realice una variación de función. Así que sin hielo no significa que no quede ni un poco de hielo. Significa que, en su mínimo, que suele ser a mediados de septiembre, hay menos de un millón de kilómetros cuadrados. Puede parecer mucho hielo, pero el mínimo promedio desde 1981 hasta 2010 fue de aproximadamente 6,3 millones de kilómetros cuadrados. El más bajo hasta la fecha ocurrió en 2012, cuando el mínimo alcanzó un mínimo histórico de aproximadamente 3,4 millones de kilómetros cuadrados.

Figura 1 Imagen en espiral que muestra cómo desaparece el hielo marino del Ártico cada año, como vemos en esta imagen. El hielo que solía cubrir el Océano Ártico está descendiendo en espiral hacia cero.

Tendencias de Calentamiento en el Ártico, la amplificación del Ártico.

En las últimas décadas, el calentamiento en el Ártico ha sido mucho más rápido que en el resto del mundo, fenómeno conocido como amplificación del Ártico. Numerosos estudios informan que el Ártico se está calentando dos veces, más del doble o incluso tres veces más rápido que el mundo en promedio. Diversos estudios muestran, mediante el uso de varios conjuntos de datos de observación que cubren la región del Ártico, que durante los últimos 43 años el Ártico se ha estado calentando casi cuatro veces más rápido que el mundo, que es una proporción más alta de lo que generalmente se informa en la literatura.

Figura 2 Extensión actual del hielo marino antártico (NSIDC, DMSP SSM/I-SSMIS F-18) además de climatología (azul, 1981-2010) y 2 desviaciones estándar de la media (actualizado el 24/8/2022)

¿Para cuándo el evento océano azul?

Hay varias predicciones sobre cuándo veremos el primer Ártico sin hielo. El renombrado científico del Ártico Peter Wadham declaró en su libro de 2016 Adiós al hielo que esperaba que desapareciera a mediados de la década de 2010. Otros investigadores han predicho este año, 2022, lo cual es poco probable en el momento de escribir este artículo. Estudios recientes, incluidos los utilizados en los informes del IPCC, predicen que el momento del primer evento de océano azul será dentro de unas pocas décadas hasta mediados de siglo.

Desde que comenzó el registro satelital en 1979, la capa de hielo marino del Ártico en septiembre ha disminuido alrededor de un 13% por década. El mínimo histórico actual se registró el 16 de septiembre de 2012, cuando el hielo marino se redujo a 3,41 millones de kilómetros cuadrados.

Figura 2 Extensión media mensual del hielo marino del Ártico en septiembre entre 1979 y 2015 (a una tasa del 13,4 % por década). Fuente: NSIDC

Incertidumbre en las predicciones

Las simulaciones de diferentes modelos climáticos arrojan una amplia gama de respuestas sobre cuándo el Ártico podría quedar libre de hielo por primera vez, con proyecciones que van desde 2005 hasta después de 2100. La mayoría de los modelos sugieren que sucederá a mediados del siglo XXI.

Sin embargo, ningún estudio hasta el momento se ha preguntado cuánto es realmente posible reducir estas predicciones. Así como los pronósticos meteorológicos están inherentemente limitados por la naturaleza caótica de la atmósfera, las proyecciones climáticas tienen incertidumbres inherentes que limitan la precisión de la predicción que podemos lograr, incluso con los mejores modelos.

Hay tres fuentes principales de incertidumbre en las predicciones de un verano ártico sin hielo: la variabilidad natural en el sistema climático, la rapidez con que los humanos abordarán el cambio climático al reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y la habilidad del modelo. Aun así, cruzando la información de múltiples modelos y asumiendo las variables de incertidumbre, se afirma que se puede llegar a una predicción de un verano sin hielo en una ventana de unos 20 años.

No obstante, viendo la inacción global de políticas climáticas y la respuesta sistémica actual de seguir quemando energías fósiles ante la crisis energética. Lo más importante no es saber cuándo se va a producir este evento. Puesto que de seguir por esta senda va a ser inevitable, si no ver lo que este evento va a producir a nivel climático y social, para así empezar a dejar de oír los cantos de sirena sistémicos y ver la realidad tal y como se nos muestra, que, aunque cruda, la verdad, es el único estadio posible desde el que se pueden enfocar acciones reales para mitigar los efectos que vienen.

Para saber lo que sucederá después de un evento de océano azul se debe estudiar la naturaleza inextricablemente interconectada del Ártico con el clima y así se establecen los 10 resultados potencialmente más significativos en un Ártico sin hielo.

  1. Calor latente

Siempre que existe hielo en cualquier espacio que contenga agua, cualquier energía térmica se dirige hacia el hielo para intentar que se derrita, pero la energía necesaria para que el hielo cambie de fase de sólido a líquido es la misma cantidad de energía que calentaría un volumen equivalente de agua líquida hasta 79 °C, así que una vez que desaparezca el hielo, el agua se calentará mucho más rápidamente.

  1. Cambio de Albedo

Viene derivado del efecto anterior, según va a desapareciendo el hielo, desaparece el material blanco reflectante que hace rebotar el calor del sol y el océano absorbe mucho más calor, entonces la energía que estaba siendo rebotada por el hielo es absorbida por el mar.

  1. Derretimiento acelerado de la capa de hielo en Groenlandia

Aunque la capa de hielo de Groenlandia se encuentra depositada en tierra, su tamaño en masa al derretirse producirá que el aire de esa región también se caliente y será arrastrado hacia la banquisa Ártica. Esto contribuirá a acelerar el derretimiento de la capa de hielo.

  1. Aumento de vapor de agua

Al tener más agua líquida obtenida del derretimiento del hielo, junto con una atmosfera más cálida debido a los bucles de retroalimentación que acabamos de explicar. Y siendo sabido que por cada grado Celsius de calentamiento la atmósfera pueda captar un 7% más de humedad, existiría en ella más vapor de agua. Siendo este un gas de efecto invernadero muy potente, ya que las nubes bajas y densas cubren la superficie con un manto cálido y así se obtiene otro bucle de retroalimentación.

Debido a que nuestro sistema climático global está tan interconectado, toda esa humedad adicional en el aire, combinada con la atmósfera más cálida, implica un aumento de energía en el sistema y esto provoca la generación de tormentas más abruptas, huracanes, ciclones y fenómenos meteorológicos extremos en todo el planeta. La regularidad y gravedad de estos eventos climáticos extremos aumentarán como consecuencia de un Ártico sin hielo.

  1. Aumento del nivel del mar.

A medida que el agua se calienta, se expande, el hielo de la capa de Groenlandia fluirá hacia el mar, ambas cosas retroalimentadas junto con el cambio de densidad de agua marina al ser agua dulce provocarán un aumento del nivel del mar, ya no solo en el Ártico sino en todo el planeta. Después de un evento de océano azul, yo no hablaremos de subidas de milímetros, sino de decenas de centímetros y los impactos serán en todas las ciudades costeras del

planeta, las cuales sufrirán interrupciones significativas y catastróficas a medida que los niveles de agua empiecen a invadir los distritos más bajos.

  1. Interrupción severa de la corriente de chorro.

El evento océano azul acelerará significativamente el fenómeno conocido como Amplificación del Ártico, por todas las retroalimentaciones mencionadas, el Ártico ya se ha calentado 2 °C en estos últimos 30 años y mucho más rápido que el resto del planeta y este fenómeno disminuye la diferencia de temperaturas entre las latitudes altas y la región ecuatorial, lo cual produce que la corriente de chorro se ralentice, serpentee mucho más e incluso se parta.

Una corriente de chorro mucho más lenta y serpenteada arrastra aire Ártico más frío hacia latitudes más cálidas durante periodos prolongados de tiempo, produciendo fenómenos abruptos.

Pero también arrastra aire ecuatorial cálido mucho más al norte hacia el círculo polar Ártico, por lo que suceden aumentos de temperatura de 7º a 11 °C en el polo norte, lo cual implica más calentamiento en Ártico y amplía todos los efectos que ya hemos visto anteriormente.

  1. Metano

Se habla mucho de la bomba de metano de 50 giga toneladas (De hecho, es un proceso tan importante y preocupante que necesitaría otro artículo para él solo).

La plataforma del Ártico de Siberia Oriental es poco profunda. A medida que la cantidad de hielo marino disminuye, el deshielo del permafrost libera metano.

Un depósito de 50 giga toneladas de metano almacenado en forma de hidratos existe en la plataforma del Ártico Siberiano, si solo se liberara el 8% del metano este agregaría 0,6 °C de calentamiento a nuestra temperatura global y un rápido aumento de temperaturas tendría un efecto devastador en las regiones productoras de alimentos del planeta.

  1. Crisis Alimentaria Global

Un calentamiento global abrupto implicaría que todas las regiones vitales productoras de alimentos comenzaran a experimentar un aumento de temperaturas y de fenómenos climáticos severos, produciendo que la práctica agrícola sea totalmente imposible,

Actualmente, se depende de un hilo muy delgado de diversidad genética, la mayoría de las calorías humanas proceden de solo tres cultivos (Arroz, Maíz Y trigo) y estos tres cultivos por la elección de semillas solamente productivas también tienen rangos genéticos muy cortos. Estos cultivos provienen de las partes del planeta a las que se denomina graneros y son las partes que se van a ver más afectadas por los desarreglos climáticos. Especialmente después de un evento de océano azul. Las regiones ahora fértiles se convertirán en desiertos, experimentando en verano temperaturas de 50 °C y mayores, convirtiéndose en lugares donde la actividad humana será imposible.

  1. Crisis de refugiados climáticos.

Los cambios climáticos que producirán amplias zonas inhabitables en el planeta desencadenarán movimientos masivos, particularmente en las regiones que no tengan recursos hídricos y agrícolas que sustenten la vida.

  1. Conflictos regionales y globales por los escasos recursos

No debemos descartar el potencial de conflicto entre las regiones afectadas por los impactos del cambio climático, así como a nivel global la extensión de conflictos por la rapiña y acumulación de las escasas materias primas y energía, En todo caso siendo el efecto más preocupante, los conflictos solamente ahondaran más en el problema destruyendo recursos ya irrecuperables y empobreciendo más si cabe a la población global.

Actualmente, tenemos 1 °C de calentamiento y ya estamos viendo sus impactos en la generación de eventos climáticos extremos en todo el planeta, este verano ya hemos visto el principio de un panorama que irá a peor, Olas de calor de larga duración y alta intensidad derivadas del efecto de doble corriente de chorro, provocada por la ruptura de la corriente de chorro, incendios abruptos, retroalimentados e inapagables, calentamiento del mar que producirá Mortandad de los seres vivos que lo habitan y fenómenos climáticos abruptos cuando lleguen las masas frías. Y todo esto sin que el fenómeno evento océano azul se manifieste.

Para evitar que este monstruo se despierte, la primera acción es dejar de emitir CO₂ a la atmósfera, lo cual implica una descarbonización de la economía, este invierno debido a la crisis climática en la que estamos vamos a comprender por impacto lo que implica y significa dicha descarbonización desordenada para la economía y sociedad. La realidad es que vamos a tener que elegir entre esa descarbonización con lo que implica e intentar una disminución de complejidad sistémica ordenada y distributiva, o apostar por la inacción como es el caso actual y dejar entonces que el destino nos alcance y que nos lleva a los estadios anteriormente descritos.

Soy un ferviente defensor de la mentira del destino, creo que nada está escrito y todo depende de las acciones que estructuremos desde este momento, es necesario reformular toda la realidad social y energética para amoldarla al estadio real en el que nos encontramos, la tarea se antoja imposible, así que como indica el maestro Jorge Riechmann. ¡Manos a la obra!

Bibliografía

https://www.cbc.ca/news/science/ice-free-arctic-1.5291966

https://www.nature.com/articles/s43247-022-00498-3?utm_medium=affiliate&utm_source=commission_junction&utm_campaign=CONR_PF018_ECOM_GL_PHSS_ALWYS_DEEPLINK&utm_content=textlink&utm_term=PID100107412&CJEVENT=f8e0e59a238811ed812a2e1c0a180511#Sec6

https://paulbeckwith.net/2018/09/20/the-arctic-blue-ocean-event-boe-when-then-what/

https://www.arcticdeathspiral.org/

https://www.carbonbrief.org/guest-post-predictable-first-ice-free-arctic-summer/

Imagen de portada:  Detalles de la licencia Autor: European Wilderness Society – Derechos de autor: European Wilderness Society

Por Jesús María Veci de la Fuente para Kaosenlared
Share



Fuente: Asociaciongerminal.org