November 1, 2020
De parte de Indymedia Argentina
188 puntos de vista


BOLETIN DE RECUPERADAS Y MOVIMIENTOS SOCIALES
Mario Hernandez

Entrevista a Federico Tonarelli, vicepresidente de la cooperativa Bauen
El hotel est谩 sin funcionar desde marzo

M.H.: Contanos sobre la decisi贸n de abandonar este lugar emblem谩tico del Hotel Bauen. La verdad sent铆 mucho esta decisi贸n, entre muchas cosas, porque siempre cont茅 con el espacio para presentar los libros de mi editorial. 驴Cu谩les fueron los motivos?

F.T.: Voy a empezar por los 煤ltimos acontecimientos, nosotros fuimos uno de los tres rubros m谩s perjudicados por la pandemia, hablando estrictamente desde lo comercial. Nosotros brindamos servicios tur铆sticos, hoteleros, gastron贸micos y espect谩culos. Ten铆amos abonos con empresas que organizaban cursos, talleres de comercializaci贸n, marketing; semanalmente hab铆a eventos de no menos de 350 personas en nuestros salones. Todas actividades que son imposibles de realizar por la pandemia que azota a todo el planeta, una cosa que ninguno de nosotros pod铆a prever.
El hotel que est谩 sin funcionar desde marzo, tiene gastos por no menos de 800.000 pesos mensuales. Nosotros no facturamos un solo peso desde el 20 de marzo. Pusimos el hotel a disposici贸n para recibir a pacientes leves y jam谩s recibimos uno. De la Ciudad no lo esper谩bamos, pero quiz谩s ten铆amos la sensaci贸n de que Naci贸n pod铆a contar con las casi 400 plazas que tiene el hotel para poder hospedar pacientes leves. Puede ser que no lo hayan necesitado, producto que la infraestructura hospitalaria de la provincia de Buenos Aires ha podido atemperar el desastre de la pandemia, pero esto solo si hablamos de lo que tiene que ver con el problema producido por la pandemia y el aislamiento social y obligatorio impuesto desde el 20 de marzo.
A eso tenemos que sumarle seis meses de 2019 en el que estuvimos absolutamente clausurados por el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, facturando durante 2019 el 50% de un giro comercial que ya ven铆a muy golpeado porque ven铆amos bancando el tarifazo impuesto por el macrismo, la baja del poder adquisitivo del salario, todas las cosas derivadas del plan econ贸mico que impuso Mauricio Macri en sus cuatro a帽os de gobierno donde en los 煤ltimos dos, se sinti贸 mucho en el mundo del trabajo ni hablar y adem谩s en las peque帽as y medianas empresas y en los distintos comercios.
Todo esto a nosotros comercialmente nos puso en una situaci贸n muy endeble, acumulando deudas millonarias y sin ingresos desde el 20 de marzo. Nosotros estamos sobreviviendo con el IFE, los compa帽eros que lo han podido cobrar y con la L铆nea Uno que es la asistencia a los cooperativistas de trabajo que otorga el ministerio de Trabajo que comparada con la ATP es magra, son $ 11.500 por dos meses y $ 16.500 por otros dos meses, comparado con un salario de $ 34.000 que cobra un trabajador en relaci贸n de dependencia a trav茅s de la ATP.
Adem谩s, tenemos que sumarle la cuesti贸n judicial nunca terminada, la resoluci贸n del conflicto jam谩s resuelto por parte del Estado, este activo que es parte del patrimonio estatal que nunca termina de resolverse y que no nos permiti贸 contar con la posesi贸n legal del inmueble.
Todo esto provoc贸 una especie de 鈥渢ormenta perfecta鈥 sobre la cooperativa. Adem谩s de este giro comercial casi nulo de 2019, el giro comercial cero de 2020 a partir del 20 de marzo nos ha generado inconvenientes para llevar adelante el mantenimiento de un edificio de estas caracter铆sticas. Con lo que implica en relaci贸n a las acciones de restauraci贸n de un edificio de veinte pisos y dos subsuelos.
Nosotros empezamos a madurar esta decisi贸n con todo el dolor, pero implica tambi茅n una decisi贸n de car谩cter responsable, porque como hemos dicho casi como met谩fora en los 煤ltimos d铆as, 鈥渟oltarle la mano al edificio鈥 implica que el edificio no se lleve puesta la construcci贸n que hemos hecho durante estos 17 a帽os que tiene que ver con lo social, lo cultural, gremial y pol铆tico y que no se lleve puesto la empresa Cooperativa Bauen por todo esto que te estoy describiendo.
En el mundo tur铆stico se supone que si no hay vacuna no hay reactivaci贸n posible, van a ser acciones espor谩dicas y a cuentagotas. Esto nos pone como m铆nimo en el oto帽o o el invierno que viene, por eso estamos virtualmente desocupados y con instalaciones que no tenemos c贸mo sostener. Esto m谩s la posibilidad de alg煤n problema respecto de la falta de mantenimiento del 煤ltimo a帽o, nos pone frente a la disyuntiva de pensar efectivamente por primera vez en dejar el edificio, que repito, nos resulta muy dolorosa, pero a la vez es nuestra responsabilidad.
Bajar la persiana, mudar la administraci贸n con todo lo que implica a unas oficinas que nos presta el movimiento cooperativo y esperar que la situaci贸n cambie y tratar de encontrar como reconvertirnos y volver a trabajar en la medida que la pandemia nos lo permita. Es terrible, no te das una idea lo que nos duele, pero te aseguro que es una decisi贸n mucho m谩s responsable que lo que puede verse a la distancia.

M.H.: Comparto. Pero me permito hacer un comentario, porque los trabajadores del Hotel Bauen sobrevivieron al macrismo, despu茅s que el macrismo vet贸 la ley que favorec铆a a los trabajadores y no sobrevivieron al gobierno de Alberto Fern谩ndez. S茅 que es comprometida la pregunta, pero me gustar铆a escuchar tu comentario.

F.T.: Alberto Fern谩ndez es presidente ahora y fue jefe de gabinete durante muchos a帽os en la etapa anterior. Si bien el Frente de Todos no representa lo mismo que representaba el Frente para la Victoria por describirlo r谩pidamente. No le esquivamos, no le sacamos el traste a la jeringa. Lo que el Estado no resolvi贸 en su momento, de alg煤n modo lo estamos pagando hoy. Porque si tuvi茅ramos la posesi贸n legal del inmueble nos podr铆amos permitir esperar a que todo esto pase y ver c贸mo sobreviv铆amos y pod铆amos hacer frente a las deudas acumuladas. Pero no tenemos la posesi贸n y nos damos cuenta que el inmueble nos est谩 llevando puestos.
Qu茅 se le puede achacar al gobierno actualmente, es la discusi贸n. Porque el gobierno asume y al poqu铆simo tiempo se encuentra con la pandemia y tiene que atender el tema de poner en orden el sistema de salud despu茅s del desastre de Macri. Ahora, que si este problema se hubiera resuelto antes no estar铆amos como estamos hoy, sin dudas.
El Estado pierde la posibilidad de recuperar un activo de su patrimonio que es ni m谩s ni menos que un edificio de veinte pisos en pleno centro, producto de los pr茅stamos hipotecarios que otorg贸 el ex Banco Nacional de Desarrollo que nunca se cancelaron y eso no se ejecut贸 nunca.
Y cuando nosotros despu茅s de que tozudamente impulsamos el Proyecto de ley hasta que logramos sancionarlo, logramos hacerlo en un momento en el que el Presidente era Mauricio Macri y se lo dejamos servido en bandeja para que lo vete y despu茅s no hubo voluntad pol铆tica o no hubo relaci贸n de fuerzas para lograr nuevamente la sanci贸n de la ley.
Entonces queda ese sabor amargo, sobreviv铆s al macrismo y ten茅s que tomar una decisi贸n de semejante trascendencia en un gobierno popular. Estamos muy mal respecto a eso tambi茅n, mal emocionalmente y pol铆ticamente. Sentimos que no se nos tendr铆a que haber escapado esto. Lo cierto es que la expropiaci贸n lleg贸 cuando Macri era presidente, y tendr铆a que haber llegado mucho tiempo antes.
Entonces ahora no nos queda achacarle al gobierno que a los 60/90 d铆as se encuentra con la pandemia. Seguramente hubi茅ramos seguido con el Proyecto de ley, pero esta situaci贸n nos puso en un brete. Nosotros estamos realmente complicados econ贸micamente, como empresa cooperativa, como colectivo de trabajadores y en lo personal cada uno de nosotros; como miles y millones de trabajadores en todo el mundo que producto de esta situaci贸n est谩n sin laburo. La autogesti贸n tiene esa cosa, es doble rol, de trabajador con lo que implica desde lo personal, pero a la vez integrando un colectivo de trabajadores que gestionan, entonces tenemos problemas por los dos lados, como parte de la empresa cooperativa y de manera individual cada uno de nosotros por no tener trabajo. Es complejo, triste y te repito, la soluci贸n pol铆tica tendr铆a que haber llegado mucho antes de 2015. Pero lleg贸 en 2016.

M.H.: 驴Sigue la cooperativa?

F.T.: S铆, por supuesto, mudamos la administraci贸n a unas oficinas ac谩 cerca en pleno centro y estamos viendo inmuebles como para que en la medida que encontremos algo que re煤na las condiciones que consideramos necesarias para continuar trabajando volver a reaparecer con toda la cooperativa trabajando. Esperamos que sea pronto. Estamos condicionados por la pandemia, porque por m谩s que tengamos la posibilidad de tener un inmueble m谩s o menos pronto la actividad cultural, de espect谩culos y tur铆stico hotelera est谩 muy golpeada. Pero la cooperativa sigue, no la disolvimos, solo dejamos de funcionar en el edificio.

M.H.: Te agradezco mucho esta comunicaci贸n, seguramente vamos a seguir presentando los libros de Editorial Metr贸polis, nosotros tambi茅n tuvimos que hacer un corte en nuestras publicaciones producto de la pandemia. El pr贸ximo libro que tenemos para publicar son las conversaciones con Vicente Zito Lema y espero que podamos presentarlo en el nuevo lugar que inauguren. Les mando un fuerte abrazo a todos los compa帽eros de lo que ha sido y es un s铆mbolo de nuestras empresas recuperadas.

F.T.: Yo te agradezco much铆simo tambi茅n a vos, todos los compa帽eros te queremos mucho, sos un compa帽erazo para nosotros y esa es la idea, encontrar un lugar, quiz谩s por las caracter铆stica del lugar tengamos otra preponderancia en relaci贸n a los servicios y seamos m谩s cultural-gastron贸mico que hotelero. Pero veremos, la idea es continuar y el espacio cooperativo que hab铆amos construido con C铆trica, La Poderosa y La Dignidad contin煤a as铆 que cuando estemos instalados esperemos estar presentando tus libros nuevamente.

Cr贸nica de un vaciamiento que visibilizaron los trabajadores

Para el Mundial de 1978, la firma Bauen S.A. consigui贸 un cr茅dito blando por parte del gobierno de facto para construir el hotel y albergar a turistas. El titular de la compa帽铆a era Marcelo Iurcovich, quien ten铆a fluidos contactos con la Armada Argentina.
鈥淓s una historia triste, bastante oscura. Todo ese grupo que conduc铆a el pa铆s por aquellos a帽os armaba empresas para despu茅s estafar al Estado. Y esto no se visualiz贸 sino a trav茅s de la Cooperativa Bauen, porque nunca el Estado reclam贸 lo que leg铆timamente le pertenece, que es este edificio鈥, resume Horacio Lalli.
El cr茅dito blando jam谩s fue pagado y el hotel pas贸 por varias ventas dudosas. El Estado podr铆a reclamarlo, pero esto nunca ocurri贸. En m谩s de una oportunidad, los trabajadores del Bauen promovieron la opci贸n de que el Estado reclame el hotel y d茅 la concesi贸n a los trabajadores, pero esto tampoco prosper贸.
Seg煤n la investigaci贸n del periodista Guillermo Berasategui, Iurcovich ten铆a un vicio: 鈥淐ambiar el nombre de su firma para que los empleados perdieran derechos y beneficios sociales, lo que origin贸 una amplia red de empresas fantasma que, entre otras cosas, lo ayudaron a evadir鈥.
Nacho Iambrich apunta: 鈥淒urante 20 a帽os, hubo una empresa que lucr贸 y se llev贸 mucho dinero. Abri贸 otros hoteles en otros pa铆ses y aprovech贸 luego una crisis del pa铆s para vaciar el edificio鈥.
En los 90, una empresa chilena compr贸 el hotel, pero solo pag贸 una parte y fue a la quiebra. Iurcovich pidi贸 devolver el dinero recibido y quedarse con el hotel, pero nunca lo devolvi贸. Hoy, su empresa Mercoteles S.A. reclama la propiedad del hotel y, seg煤n la 煤ltima resoluci贸n de la jueza que lleva la causa, deber谩 pagar una indemnizaci贸n a los trabajadores cuando estos decidan irse.
鈥淐ambiaron cinco veces de raz贸n social, levantaban hipotecas por un d铆a -afirm贸 Lalli. Ese es nuestro dolor, que el edificio se lo queden estos tipos y no el Estado, que es el leg铆timo due帽o鈥.

Zan贸n, f谩brica militante sin patrones, un libro para la lucha de clases

En julio de este convulsionado 2020 se public贸 la segunda edici贸n del libro Zan贸n, f谩brica militante sin patrones, escrito por el obrero ceramista y dirigente del PTS, Ra煤l Godoy.
El 1掳 de octubre se cumplieron 19 a帽os desde que los obreros de Cer谩mica Zan贸n, ubicada en el Parque Industrial de la provincia de Neuqu茅n, tomaron una decisi贸n que cambiar铆a su historia para siempre. Ante la falta de pago de salarios y distintas provocaciones de la patronal, resolvieron ocupar las enormes instalaciones de la planta fabril para forzar a la empresa a cancelar sus deudas salariales. Pero la patronal no cedi贸, y los obreros no se retiraron nunca m谩s del lugar. S铆, hace 19 a帽os que Zan贸n es de los obreros, como empezaron a escribir al poco tiempo en improvisadas banderas.
Seguramente en ese momento ninguno se imaginaba lo que iba a significar esa decisi贸n para ellos, ni mucho menos que estaban empezando a hacer historia. Por eso uno de sus principales protagonistas, Ra煤l Godoy, decidi贸 escribir esa historia. La m谩s conocida, la que se hizo p煤blica en las calles, las rutas, los piquetes, pero tambi茅n esa historia m谩s 铆ntima, que se viv铆a adentro de la f谩brica y, por qu茅 no, adentro de cada obrero.
Tambi茅n la historia previa, la de 茅l entrando a trabajar en plena d茅cada de los 90, en la que describe como 鈥渦na f谩brica tumba鈥, porque parec铆a muerta, acallada. Los primeros intentos de organizaci贸n, las dificultades, pero tambi茅n la convicci贸n de que las cosas iban a cambiar en alg煤n momento. La determinaci贸n de 茅l, junto a un pu帽ado de militantes desde afuera de la f谩brica, de que las cosas no iban a quedar siempre as铆.
Pero este no es un libro s贸lo de an茅cdotas, de historias, de relatos. Como indican desde el t铆tulo, es un libro militante, que toma partido. Es una mirada desde un dirigente obrero revolucionario, con sus conclusiones, sus lecciones, sus balances, pero tambi茅n su mirada puesta en el futuro. Como se帽alan los coordinadores de este trabajo, Grace L贸pez Egu铆a y Alejo Chialvo Lasala, intenta ser una gu铆a para la acci贸n, para lo que se viene, para lo que ya vino.

Zanon: el d铆a que estall贸 el silencio

El primero de octubre se cumplieron diecinueve a帽os del d铆a que los obreros y obreras nos encontramos con una f谩brica sin patrones y dijimos, no nos vamos: cerrar una f谩brica es un crimen. Por Ra煤l Godoy, dirigente ceramista y diputado (MC) del PTS-FIT, Neuqu茅n

Hace 19 a帽os entramos a la f谩brica en nuestro turno a las 6 de la ma帽ana y nos encontramos que se hab铆an ido todos los jefes y gerentes. Hab铆an vaciado enfermer铆a, el comedor y la empresa de transporte nos informaba que levantaba el servicio. Fue un golpe muy duro de la patronal contra los trabajadores. Dif铆cil de digerir.
Imag铆nense llegar al trabajo y que te hagan totalmente 鈥渆l vac铆o鈥. La incertidumbre. Miraba la cara de mis compa帽eros y compa帽eras que no lo pod铆an creer.
Tantos a帽os de rutina y disciplina de f谩brica industrial. A帽os de turnos rotativos, donde cada minuto cuenta. La hora de marcar la tarjeta. La hora de reemplazar en la l铆nea de producci贸n continua a tu compa帽ero que te esperaba ansioso para poder retirarse a descansar despu茅s de largas horas de producci贸n. Entrar a ese monstruo rugiente, lleno de m煤ltiples ruidos de poleas, de motores, de traqueteos de hierro repetidos mec谩nicamente. Decenas de alarmas que se activan y desactivan aqu铆 y all谩. Y cada uno de nosotros y nosotras, conoce, se familiariza, y sabe de d贸nde vienen. Porque con los a帽os, nos transformamos en una parte del engranaje.
De repente toda esa rutina se rompe. Estalla el silencio. Caras de angustia. De indecisi贸n, de temor. Caras de bronca, otras de odio. Miles de cosas que se agolpan en la cabeza y calientan la sangre, los 谩nimos.
Tantos a帽os de rutina, al trote detr谩s de las m谩quinas autom谩ticas. Tantos despertares acelerados en madrugadas, todas las tardes de 14:00 a 22:00 en veranos calcinantes, en inviernos crudos. Los turnos noche de 22:00 a 6:00. Las rutinas fabriles que arrastran e imponen las rutinas familiares. Creo que por primera valor茅 all铆, las 24 horas del d铆a.
La patronal golpe贸 duro, porque una cosa es hacer un 鈥減aro鈥, un quite de colaboraci贸n. Una manifestaci贸n. Otra muy diferente es que el paro (lockout patronal) te lo hagan ellos y te pongan frente a un abismo.
驴Qu茅 hacemos? 驴Ahora qu茅 hacemos? Pensar en la familia, en las deudas, en los pibes, las infancias que dependen del trabajo.
Y todo: pensamientos, miedos, angustias, broncas, odios empiezan a arremolinarse en el ingreso a la nave principal de la f谩brica. En Selecci贸n Planta Nueva. Ah铆. A metros del tarjetero. A metros del lugar donde marcamos la tarjeta de presente.
Y ese torbellino de sentimientos de rostros curtidos, de cuerpos, empiezan a formar un c铆rculo: la asamblea.
Y se abren dos caminos.
Atenernos a la Ley. Volver cada uno a su casa. Mandar in煤tiles cartas documento. Presentar un escrito en la in煤til Secretar铆a de Trabajo. Ir a golpear puertas de funcionarios y pol铆ticos patronales para quienes valemos menos que nada. Y s铆. Todo eso tenemos que hacerlo igual, porque a pesar de semejante canallada, al laburante siempre le van a pedir 鈥渓os papeles鈥.
Pero algunos de nosotros, militantes revolucionarios, ya sab铆amos: existen millones de hermanos y hermanas desocupadas. Somos un n煤mero m谩s. Y la Ley, es la ley de los ricos. Las leyes est谩n hechas para el patr贸n dice la canci贸n. Y es as铆.
Las leyes y la 鈥淛usticia鈥 son de los ricos. La propiedad privada tambi茅n. Como escribiera el poeta salvadore帽o Roque Dalton alguna vez: 鈥淵o acuso a la propiedad privada de privarnos de todo鈥.
Por eso, en la asamblea planteamos que hab铆a otra opci贸n. Frente a la resignaci贸n de sus leyes y su Justicia hab铆a otra opci贸n: pelear lo que es Justo. Lo que nos pertenece. Sentirnos parte de una clase. La clase obrera, la que genera toda la riqueza y hace mover al mundo. La 煤nica clase productora.
As铆, con esa convicci贸n revolucionaria. Con esa fuerza moral. Con la decisi贸n de tomar el destino en nuestras manos, votamos (algunos m谩s convencidos que otros, algunos m谩s seguros que otros) votamos, levantamos juntos nuestras manos para votar: NO. No se帽ores, de ac谩 no nos vamos. Cerrar una f谩brica es un crimen.
Nos dijeron: delincuentes, usurpadores, zurdos, demagogos, so帽adores. Eso est谩 mal. Eso no se puede. Eso no se debe. Pero nosotros dijimos S脥.
Esto es leg铆timo. Leg铆tima defensa. Y levantamos las manos igual, y votamos, y empezamos a escribir otra historia.
Hoy vemos a miles de familias tomando un pedazo de tierra para vivir. Un peque帽o pedazo de tierra descampada. Si uno piensa en Benetton, que tiene 900.000 hect谩reas en la Patagonia. Una provincia entera. O en Lewis, que se apropi贸 hasta de un lago.
Los funcionarios y pol铆ticos que viven en barrios privados y countries, 驴con qu茅 cara les dicen 鈥渄elincuentes鈥, 鈥渧iolentos鈥, 鈥渦surpadores鈥 a las familias que buscan un pedazo de tierra para vivir?
驴Por qu茅 traigo a colaci贸n el problema de la tierra y la vivienda? Porque nos sentimos plenamente hermanados y solidarios con estas luchas actuales. Y nos llena de indignaci贸n ver desfilar a los pol铆ticos 鈥減rogresistas鈥, 鈥渘acionales y populares鈥, junto a los oligarcas y chetos tratando con desprecio y acusando de rebeldes y violentos a quienes no se conforman con las migajas, con las chapas y bolsones que les tiran en las tomas.
Muy tolerantes y advenedizos con los sojeros, los terratenientes, los vaciadores del pa铆s, a quienes el pueblo trabajador tiene que pagarles sus fiestas suntuosas con el pago de la deuda p煤blica.
Hace 19 a帽os, un d铆a como hoy, comenz谩bamos a escribir un pedacito de historia. La esencia de esa lucha es y fue, que nuestras vidas valen m谩s que sus ganancias. Nuestras vidas y nuestros derechos a vivir plenamente, est谩n por encima de sus leyes miserables escritas para mantener la explotaci贸n, la opresi贸n y la desigualdad.
Tenemos todo el derecho a rebelarnos y a luchar por lo que nos corresponde. Una vida que merezca ser vivida, no s贸lo es posible, sino necesaria.
19 a帽os.

Ni la crisis, ni la pandemia, ni los reaccionarios har谩n que nos vayamos 隆No nos mover谩n!

La pandemia del covid19 ha profundizado a todo nivel la crisis recesiva que ven铆amos soportando el pueblo y los trabajadores de todo el mundo. Todos los d铆as millones de personas nos encontramos en situaci贸n de pobreza o indigencia.
Lxs trabajadorxs en lucha desde el establecimiento en manos obreras conocido como LA TOMA, no somos la excepci贸n. Somos parte del movimiento obrero y popular, por ello estamos cada vez en peor situaci贸n econ贸mica y social.
Junto a esto, adem谩s, somos testigos de la campa帽a desestabilizadora que desde los medios golpistas y grupos pol铆ticos reaccionarios, llevan adelante defendiendo a millonarios, oligarcas y explotadores, exigiendo a las autoridades ajuste contra el pueblo trabajador, y que no haya ninguna ayuda social.
Para defender sus lujos y prebendas exigen que el pueblo trabajador pague con hambre y desocupaci贸n el costo de esta enorme crisis mundial. Golpean sus cacerolas y salen a la calle con esas demandas despreciables y retr贸gradas.
A pesar de la crisis, de la pandemia y de los reaccionarios, los trabajadores en lucha desde LA TOMA decimos a la poblaci贸n y a la comunidad:

1- 隆NO NOS MOVER脕N!
Bajo ning煤n punto de vista abandonaremos por nuestra voluntad el establecimiento en manos obreras que hemos puesto al servicio del conjunto del movimiento obrero y popular. Si hemos estado ya m谩s de 19 a帽os y medio ha sido por la solidaridad y el apoyo de ese movimiento obrero y popular. Ello nos obliga a defender m谩s que nunca antes el lugar. 隆隆隆Por respeto a esa solidaridad colectiva, no podemos anteponer nuestros problemas particulares!!! A pesar de la mala situaci贸n, o del virus鈥 Mantenemos y profundizamos la ocupaci贸n del establecimiento.

2- La salida a esta crisis es colectiva y solidaria: Por ello ponemos el lugar a disposici贸n de TODA ORGANIZACI脫N obrera y popular para funcionar compartiendo el establecimiento. Sabemos de muchas de ellas con enormes problemas econ贸micos para sostener sus locales. Unamos esfuerzos, compartamos lugares para poder funcionar todos. LA TOMA se pone a ese servicio.

3- Pedimos el apoyo de toda la poblaci贸n y las organizaciones para sostener el lugar.
FONDO DE LUCHA
Aportes a la cuenta de Cooperativa Trabajadores Solidarios en Lucha
BANCO CREDICOOP (Sucursal 288) CTA CTE N潞68817-8
CBU 1910288555028806881782
CUIT 30-70850591-5

4 鈥 Junto a esto, nos sumamos con todas nuestras fuerzas a preparar y organizar la MOVILIZACI脫N POPULAR indispensable y necesaria que DEBEMOS realizar cuando las condiciones lo permitan o las circunstancias lo demanden para:
* 隆隆隆APLASTAR A LOS REACCIONARIOS GOLPISTAS QUE PIDEN AJUSTE Y DEFIENDEN A LOS MILLONARIOS EN LAS CALLES CON SUS MALDITAS CACEROLAS!!!
* 隆隆隆QUE LA CRISIS PROFUNDIZADA POR LA PANDEMIA SEA PAGADA POR LOS MILLONARIOS, LOS OLIGARCAS, EL IMPERIALISMO Y LAS GRANDES FORTUNAS!!!

COMISI脫N GREMIAL 鈥 CENTRO CULTURAL DE LA TOMA 鈥 Cooperativa Trabajadores Solidarios en Lucha 鈥 El Puente Psic贸logxs en La Toma 鈥 APDH (Regional Rosario) 鈥 Proyecto Cooperativo 鈥淒ale Que Va鈥 鈥 Cooperativa El Horno Est谩 Para Bollos 鈥 Asociaci贸n Argentina de Actores (Delegaci贸n Rosario) 鈥 CEPETEL (Seccional Litoral) 鈥 Peronismo Militante 鈥 Indeso Mujer 鈥 Movimiento EVITA 鈥 UTEP 鈥 Mercado Popular en La Toma 鈥 CTEP 鈥 Equipo de Educaci贸n Popular 鈥淧a帽uelos en Rebeld铆a鈥 鈥 Partido Ciudad Futura 鈥 Sindicato de Cadetes y Mensajeros 鈥 Corriente Peronista Descamisados 鈥 AMMAR Rosario 鈥 Acci贸n Popular 鈥 Mesa Pol铆tica del Oeste 鈥 Campa帽a Nacional por el Aborto Legal Seguro y Gratuito 鈥 Mutual PSI 鈥 Aprendiendo a Vivir Mejor (ONG) 鈥 FAMILIARES de DETENIDOS DESAPARECIDOS Rosario 鈥 Mujeres de Negro Rosario 鈥 Sindicato de Guardavidas Rosario 鈥 FAMILIARES de Detenidos Desaparecidos por Razones Pol铆ticas 鈥淵oli Medina鈥 (VGG) -Cooperativa LA MASA 鈥 Centro Ecum茅nico PORIAJH脷 鈥 Manos Solidarias 鈥 Cooperativa PRISMA 鈥 Mesa Coordinadora de Jubilados y Pensionados 鈥 COLEGIO DE PSIC脫LOGOS de Santa Fe (2da. circunscripci贸n) 鈥 Coop. Art铆stica LOS TITIRITEROS Ltda. 鈥 CD CEPETEL Nacional 鈥 Norma R铆os VicePta. APDH Nacional 鈥 Beto Pianelli 鈥 Claudio Mar铆n (CTA de los trabajadores Mesa Nacional) 鈥 Victorio Paul贸n (Sec. DD HH 鈥 CTA de los Trabajadores).

Una joven compa帽era espa帽ola, becaria en el Centro Cultural Parque Espa帽a, ha escrito la siguiente nota sobre La Toma (establecimiento en manos obreras en conflicto desde 19 a帽os y medio).
Recomendamos leerla y difundirla.

El diario de In茅s. Cap铆tulo 29

Olla y asamblea en Chilavert

El domingo 11 de octubre se hizo una olla autogestionada entre todos los colectivos que comparten la lucha en la f谩brica recuperada Chilavert. Fue en Chilavert 1136 de la Ciudad de Buenos Aires. En este marco, tambi茅n se hizo una asamblea de Vivienda, organizada por las Consejer铆as de Vivienda.
Les trabajadores, el Bachillerato popular y el teatro comunitario estuvieron realizando una olla cada 15 d铆as, para paliar la situaci贸n ante esta profunda crisis. 鈥淐omo siempre, desde abajo y solidariamente garantizamos derechos que el Estado decide no atender. Por eso si quer茅s sumarte, te esperamos. Tambi茅n aceptamos una mano para la vaquita virtual, o donaciones鈥, afirman los organizadores
En tanto, las Consejer铆as de Vivienda hicieron una asamblea convocando a vecines que est谩n atravesando alguna problem谩tica habitacional: 鈥淪i est谩s en riesgo de desalojo, te aumentaron el alquiler, o alguna otra cuesti贸n, te esperamos. 隆Acercate! (y tra茅 tu recipiente si pod茅s)鈥.
Para quienes puedan colaborar:
CBU 0140035903506351722769
Alias: olla.chilavert

El horizonte es feminista y cooperativista

El s谩bado 3 de octubre fue el IV Encuentro de mujeres, lesbianas, travestis, trans, bisexuales y no binaries cooperativistas.
Por cuarto a帽o consecutivo, 鈥渆l deseo de trascender algunas de nuestras propias fronteras y enlazarnos con otres鈥 prim贸 sobre un contexto de aislamiento, cuarentena y crisis. Les integrantes del movimiento cooperativo, asociativo y autogestionado se encontraron para intercambiar, reflexionar y debatir sobre las problem谩ticas de g茅neros en sus 谩mbitos de trabajo y militancia.
El IV Encuentro de mujeres, lesbianas, travestis, trans, bisexuales y no binaries cooperativistas uni贸 a m谩s de un centenar de cooperativistas con la intensidad de quienes comparten horizontes. Este evento, como cuentan les organizadores, 鈥渘aci贸 en 2017 como un pre-encuentro hacia el Encuentro Nacional de Mujeres de aquel a帽o. Un espacio para acompa帽ar un poquito de la previa (viaj谩ramos o no) de aquel potente abrazo colectivo, que nutre las luchas del a帽o. Y tambi茅n para pensar juntes aquellos temas a discutir en los talleres relacionados con las alternativas econ贸micas y de organizaci贸n social que construimos en conjunto. Pensamos mucho si sostener el encuentro en esta situaci贸n de inusitada complejidad para la organizaci贸n de la vida, el trabajo y la participaci贸n pol铆tica. Y quiz谩, justamente por eso, decidimos hacerlo. Una gran ronda de compartir nuestras experiencias y estrategias鈥.
En la diversidad de actividades, espacios y territorios que habitan, tienen dos premisas que les definen y a煤nan: son feministas dentro del movimiento cooperativo y cooperativistas dentro del movimiento feminista.
Se帽alan que: 鈥淓n este a帽o pand茅mico que demanda repensarnos en todos los 谩mbitos de nuestras vidas, son esas premisas las que clarifican y dan perspectiva. Como hablamos en el Encuentro, hace una cuarentena, ten铆amos otro gobierno que no favoreci贸 en lo m谩s m铆nimo al sector cooperativista. Hasta podr铆amos afirmar que su intenci贸n fue desarmar y desarticular las estructuras cooperativas.
Las condiciones han cambiado en relaci贸n a las pol铆ticas p煤blicas que propone el gobierno actual, pero sabemos que no alcanza con eso y habr谩 que seguir trabajando y luchando. Desde la organizaci贸n del Encuentro, afirman que ahora 鈥渓a creaci贸n del ministerio de las Mujeres, G茅neros y Diversidad es un paso enorme. Nos invita a organizar desde nuestras propias voces las demandas, expectativas y objetivos en lo que respecta al cooperativismo y los g茅neros, haciendo uso de los canales de comunicaci贸n potenciales y reales que se abren. Esperamos as铆 potenciar el di谩logo, para seguir construyendo una agenda cooperativista y feminista鈥.
鈥淎l mismo tiempo, la tecnolog铆a hizo posible que las compa帽eras participantes inscriptas se multiplicaran. As铆, fueron casi el doble que hace un a帽o. De C贸rdoba, San Luis, Mar del Plata, Salta, localidades de Buenos Aires y barrios de CABA, Formosa y tantos lugares m谩s鈥, agregan les organizadores.
Queremos recuperar las calles, apropiarnos del espacio p煤blico, abrazar tanta garra y coraz贸n. Abrazarnos las luchonas, las cumpas, las femis, las cooperativistas, las que venimos repitiendo -y ya se ha convertido en un mantra- la salida es colectiva.

La Plata: denuncian represi贸n a las afueras de la Municipalidad

El 28 de octubre, en el marco de una manifestaci贸n pac铆fica que ten铆a como prop贸sito la entrega de petitorios con distintos reclamos, en donde resalta el pedido de la renovaci贸n de contratos a promotores municipales que diariamente encabezan los operativos de salud (Detectar) en las barrios de la ciudad, se desat贸 una violenta represi贸n contra los manifestantes.
Por medio de un comunicado, las organizaciones sociales expresaron: 鈥渆n el medio de un clima pacifico de movilizaci贸n, una patota encabezada por el responsable de seguridad del Municipio Cristian L贸pez comenz贸 agredir a miembros de los movimientos populares que estaban expresando sus reclamos鈥.
El comunicado denunciaba que la actitud represiva viene de la mano con el intento de volver a reflotar el C贸digo de Convivencia Urbana por parte de la gesti贸n municipal que tuvo un gran rechazo social a fines del a帽o pasado.
La Municipalidad difundi贸 un video argumentando que dichas organizaciones quer铆an tomar el edificio p煤blico sosteniendo que: 鈥淯n sector de organizaciones sociales conducidas por sectores vinculados a punteros pol铆ticos del peronismo intentaron entrar por la fuerza con palos y bastones de hierros鈥.

Entrevista a Lucas Tedesco de la Uni贸n de Trabajadores de la Tierra (UTT)
M谩s del 70% de los peque帽os productores de alimentos alquilamos la tierra

M.H.: La informaci贸n que volcaron los medios sobre el verdurazo y la chacra agroecol贸gica en Plaza Congreso me provoc贸 una gran indignaci贸n. Parece que fueron a repartir lechuga y zapallitos cuando en realidad entiendo que fueron a presentar por tercera vez el Proyecto de ley de acceso a la tierra ya. Que ese era el hecho central acompa帽ado por un verdurazo, pero que el tema central ten铆a que ver con el acceso a la tierra.
L.T.: Tal cual. As铆 es. Es la tercera vez que presentamos la Ley de acceso a la tierra, la primera vez fue en el 2016, en pleno gobierno del macrismo con una situaci贸n econ贸mica muy grave, 铆ndice de pobreza cada vez m谩s alto y en ese primer verdurazo en el 2016 entregamos m谩s de 30.000 kg de verdura, se acercaron miles y miles de vecinos y vecinas a buscar verdura donada y, al mismo tiempo, presentamos la Ley de acceso a la tierra que plantea que los peque帽os productores podamos acceder a un cr茅dito para conseguir nuestra propia tierra.
Hoy m谩s del 70% de los productores alquilamos la tierra en Argentina y la situaci贸n es cada vez m谩s agobiante porque despu茅s de cuatro a帽os de neoliberalismo, de saqueo, de cero pol铆ticas p煤blicas para nuestro sector, de peque帽os productores y productoras del pa铆s que somos los que producimos el alimento de la Argentina, en el medio de esta pandemia la situaci贸n se viene complicando cada vez m谩s y acumulando todas estas problem谩ticas.
Hoy presentamos otra vez, por tercera vez, la Ley de acceso a la tierra, la presentamos en 2016, 2018 y ahora 2020, anteriormente armamos una chacra frente a la Casa Rosada, le presentamos al Presidente una carta para que tenga en cuenta nuestro sector, que es el que produce el alimento y para que pudi茅ramos empezar a charlar sobre esta pol铆tica para nuestro sector.
Esto es lo que planteamos hoy, estuvimos en el Congreso, en el sal贸n de Pasos perdidos, con el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, con el ministro de Agricultura, Bazterra, con Laura Alonso, con la diputada Moreau, y otros diputados de diferentes provincias que estuvieron a trav茅s de Zoom apoyando esta iniciativa como ya lo hab铆an hecho en 2018, cuando tambi茅n hab铆an firmado a favor.
Much铆simos diputados de diferentes bloques ven铆an apoyando nuestra ley. Y en el medio la situaci贸n que se da hoy, que todo el mundo conoce, que es este campo concentrado representado por la familia Echevehere.
Nosotros decimos que hay diferentes posibilidades para poder devolverles la dignidad a los peque帽os productores en la Argentina y una es esta, algo que cualquier habitante de nuestro pa铆s, que sea sensato y quiera un pa铆s para todos, tiene que estar de acuerdo en una ley que le d茅 la posibilidad de comer a cada uno de los habitantes de nuestro pa铆s, alimentos sanos a precios populares, generar trabajo, arraigo.
El campo concentrado genera esos desiertos que ustedes ven por la ruta, podemos ver todo verde, sembrado de soja o girasoles pero hay muy pocas familias trabajando, es un campo que viene creciendo, el agro-negocio, que no produce alimentos, esto que nos han vendido a lo largo de los a帽os que la Argentina produce alimentos para 400 millones de personas es una mentira, la mayor铆a de lo que se produce en nuestro pa铆s es para darle de comer a animales de otros pa铆ses. En esa especulaci贸n que tiene que ver con la entrada de divisas, la especulaci贸n de d贸lares, los commodities, nosotros presentamos un proyecto coherente de punta a punta. Los peque帽os productores que alquilamos la tierra, que pagamos la luz, los impuestos, tenemos capacidad para pagar un cr茅dito, en vez de estar pagando alquileres altos, queremos pagar un cr茅dito para no tener m谩s problemas.

Abri贸 en La Plata el primer Mercado Cooperativo

La ciudad de La Plata cuenta a partir de este jueves con el primer Mercado Cooperativo de la regi贸n capital de la provincia de Buenos Aires. La iniciativa funcionar谩 bajo el nombre de 芦Minka禄, ser谩 un espacio que reunir谩 a cooperativas y emprendedores de todo el pa铆s y funcionar谩 de lunes a viernes, de 9:00 a 17:00, en la calle 26 entre 65 y 66, frente al Parque Castelli de La Plata.
La ministra de las Mujeres, Pol铆ticas de G茅nero y Diversidad Sexual bonaerense, Estela D铆az, estuvo presente en la inauguraci贸n y destac贸 el 芦desaf铆o de los productores que dicen producimos, creamos pero a la vez queremos incluir la cadena de comercializaci贸n, que es a veces un cuello de botella禄.
芦Estos gazebos (en alusi贸n a los puestos del predio) dan cuenta de la unidad (de los cooperativistas) que les permiti贸 hacer frente al embate de pol铆ticas neoliberales, esfuerzos y sostener trabajo de calidad y trabajo genuino禄, sostuvo D铆az. Asegur贸 que 芦despu茅s de la pandemia liberal nos vino la pandemia concreta y, sin embargo, en este contexto se crece, se animan a dar un paso como es hoy la inauguraci贸n de Minka. Hay inclusi贸n y hay justicia social si hay trabajo y hay producci贸n y eso lo tenemos como fuerte prioridad禄, agreg贸 la funcionaria.
Desde la Confederaci贸n Nacional de Cooperativas de Trabajo (CNCT) informaron que el mercado tambi茅n cuenta con una tienda virtual www.mercadominka.com.ar. 鈥淓l objetivo es fomentar formas de producci贸n integradoras que respeten pr谩cticas de cuidado ambiental y humano en sus procesos, y construir cadenas de valor basadas en la justicia social禄, detall贸 en un comunicado la central cooperativista. Los consumidores podr谩n adquirir en Minka una variedad de servicios y productos como indumentaria, accesorios, alimentos, juegos y libros.

Fuentes: La Tinta, Resumen Latinoamericano, La Izquierda Diario, Plan B(aires) 鈥 FM La Boca (90.1)




Fuente: Argentina.indymedia.org