September 29, 2021
De parte de ANRed
397 puntos de vista


Luego de siete d铆as de abierta contienda, la ciudad de La Paz, en Bolivia, se convirti贸 en un escenario de protestas por parte de las y los trabajadores cocaleros. El descontento se relaciona con la disputa entre dos fracciones por la presidencia de la Asociaci贸n Departamental de Productores de Coca (Adepcoca), organizaci贸n que agrupa a los cultivadores de la hoja en la regi贸n de Los Yungas. Uno de los grupos denuncia complicidad del gobierno para colocar a un funcionario af铆n a sus prop贸sitos mientras tiene bajo su control la sede cocalera. Por ello, se ha registrado una fuerte represi贸n policial, que custodia al edificio. Declaraciones oficiales aseguran que los manifestantes han incendiado m贸viles de las fuerzas de seguridad y puesto dinamita en inmuebles. Tambi茅n expresaron que la contienda cuenta con un saldo de 20 heridos y 30 detenidos. Por su parte, los cocaleros en protesta extender谩n su reclamo estos d铆as. Por M谩ximo Paz, para ANRed.


La Asociaci贸n Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) concentra a las y los productores y operarios de la hoja de coca de Los Yungas, zona geogr谩fica de Bolivia situada en el departamento de La Paz. La sede de la asociaci贸n se halla en el barrio Villa F谩tima. En el lugar, a su vez, funciona uno de los dos mercados legales autorizados para la venta de coca en el pa铆s. En la zona se comercializa la misma de manera legal para mascado, infusi贸n y rituales religiosos.

Desde hace una semana las disputas por la conducci贸n del organismo entre sectores cocaleros, que determin贸 el accionar policial represivo, dejaron al menos 20 heridos y una treintena de detenidos. Mismo, los habitantes vecinos al organismo se encuentran en estado de alerta y protesta ante la presencia policial. Varias edificaciones sufrieron destrozos.

Si bien la contienda en esta ocasi贸n se dio originalmente desde tres grupos, hoy son dos las fracciones en pugna: una es la dirigida por Armin Lluta, qui茅n fuera elegido presidente del organismo en diciembre del a帽o pasado. En la otra secci贸n se erige como l铆der Arnold Alanes, cuadro pol铆tico cocalero que ostenta el total respaldo del actual Gobierno masista.

El juego por el poder se remonta a, por lo menos, el a帽o 2015, cuando fue electo como presidente de Adepcoca Franklin Guti茅rrez. Luego de ser reelegido en 2018, Guti茅rrez fue detenido y acusado de ser el autor intelectual de una emboscada a fuerzas antidroga en La Asunta, en Los Yungas. En el hecho, el teniente Daynor Sandoval perdi贸 la vida y otros siete resultaron heridos.

Tras la condena al ex l铆der cocalero, una facci贸n vot贸 por Elena Flores como nueva directora de Adepcoca. A poco de la asunci贸n del gobierno de Jeanine 脕帽ez, qui茅n en la actualidad se encuentra tras las rejas, imputada por propiciar un Golpe de Estado al entonces presidente Evo Morales, Guti茅rrez es liberado, retomando el control de Adepcoca. En ese momento, Elena Flores tambi茅n conocer谩 la c谩rcel.

En diciembre del a帽o pasado, un conjunto de productores de Los Yungas eligi贸 a Lluta como titular de la asociaci贸n en reemplazo de Guti茅rrez. Ya en libertad, la que act煤a mediante un amparo judicial es Elena Flores. El fallo le es favorable y la reyerta se profund贸: ambos empezaron, entonces, a dirigir en paralelo al organismo cocalero.

A comienzos de 2021, el Gobierno boliviano de Luis Arce propici贸 un di谩logo para tratar de destrabar el conflicto. Si era a su favor, mejor.

Fue por ello que sobre el mes de julio, el Ministerio de Gobierno asegur贸 de manera p煤blica que ambas representaciones concertaron nueve puntos para pacificar el apremio. Uno de los temas centrales del acuerdo fue el de realizar nuevas elecciones en un plazo de 45 d铆as bajo la supervisi贸n del Tribunal Supremo Electoral (TSE). No obstante, d铆as despu茅s, Lluta decidi贸 rechazar el acuerdo establecido.

El reciente cap铆tulo de esta disputa comenz贸 el pasado 20 de septiembre, cuando una nueva directiva, encabezada por Alanes 鈥攓ui茅n es apoyado por Flores鈥 tom贸 el control y sede del mercado de Adepcoca. Esta dirigencia fue reconocida por el Gobierno y todo estall贸 por los aires.

Seg煤n inform贸 el martes de la semana pasada Eduardo del Castillo, ministro de Gobierno, a principios de mes fue que hubo una elecci贸n en la que result贸 electo Alanes como el nuevo presidente de la Adepcoca y que ello se ratific贸 con una asamblea celebrada el 20 de septiembre.

芦Ha habido un congreso multitudinario, han existido miles de personas, hemos visto las im谩genes y como Gobierno nacional no podemos cuestionar lo que se ha definido, por tanto reconocemos al se帽or Alanes禄, sentenci贸 Del Castillo el martes 21 de septiembre.

Por contrario, en un comunicado reciente, el Partido Obrero Revolucionario de Bolivia expres贸 que 芦cocaleros masistas apoyados por la polic铆a asaltaron violentamente las instalaciones de Adepcoca, golpearon y abandonaron en La Cumbre, herido, al leg铆timo dirigente cocalero, Admin Lluta, para posteriormente instalar una direcci贸n ap贸crifa, 鈥榚legida鈥 en elecciones convocadas y armadas nada menos que por el Ministerio de Gobierno.禄

El tema de fondo, que cruza el pol铆tico, y vuela por sobre toda esta trama, es el del narcotr谩fico: 芦Los cocaleros de la zona tradicional de cultivo de coca de Los Yungas se opusieron a la Ley 906 que ampli贸 los cultivos legales a 22.000 hect谩reas, incluidas 7.000 en el Chapare. En el fondo es una lucha por el mercado de la coca cuyo componente principal ahora es la demanda del narcotr谩fico禄, denunci贸 en la misiva el hist贸rico partido trotskista.

芦Denuncian (los cocaleros) que Evo Morales tiene la firme intenci贸n de crear una Confederaci贸n nacional de productores de coca bajo su control en el marco de su pol铆tica de 鈥渆rradicaci贸n concertada y voluntaria鈥 de cultivos excedentarios como exige el imperio, y choca con la resistencia de los cocaleros de la zona tradicional de los Yungas a los que quiere someter a como d茅 lugar禄, sentenci贸.

Lo cierto es que de inmediato, es decir, durante esta 煤ltima semana, se han registrado protestas, enfrentamientos con la Polic铆a, quema de casas y edificios. Puntualmente, hubo un ataque y quema de un m贸dulo y cinco veh铆culos policiales por parte de cocaleros adeptos a Lluta en la zona de Villa F谩tima.

Sobre la noche del lunes, la polic铆a reprimi贸 con gases lacrim贸genos, mientras las y los cocaleros arrojaron dinamita contra los uniformados en la zona de Villa F谩tima. Por su parte, las y los vecinos denunciaron las molestias originadas por los uniformados, a la vez que alertaron la posibilidad de armar barricadas en las calles si la situaci贸n perdura.

Es que la persistente represi贸n policial desplegada dej贸 una veintena de heridos y varios detenidos en La Paz. En ese sentido, el subcomandante de la Polic铆a Hern谩n Romero indic贸 que 24 personas resultaron heridas y otras 15 fueron detenidas en el sexto d铆a de disturbios en el mercado de la Asociaci贸n. El oficial Romero, adem谩s, coment贸 que varios polic铆as fueron 芦asediados禄 durante m谩s de cinco horas por las y los campesinos cocaleros, seg煤n inform贸 la agencia de noticias Europa Press.

Por el momento, los seguidores de Lluta contin煤an en pie de guerra. Pese al repudio generalizado de vecinos y vecinas, el cuerpo policial, tambi茅n.





Fuente: Anred.org