January 23, 2021
De parte de SAS Madrid
241 puntos de vista


El primer ministro británico, Boris Johnson, ha confirmado que la variante del COVID-19 que se identificó en el Reino Unido, podría incrementar la mortalidad del virus original, según han revelado “las primeras evidencias científicas”. 

En una comparecencia informativa en Downing Street sobre la evolución de la pandemia en el país, Johnson ha señalado que tienen algunas evidencias que confirmarían que la nueva variante del virus podría estar asociada a un mayor grado de mortalidad. Hasta ahora se aseguraba que aunque multiplicaba los contagios, no tenían pruebas de que también incrementara la mortalidad en la enfermedad.

“Todas las evidencias que tenemos muestras que las actuales vacunas siguen siendo efectivas contra el antiguo coronavirus y también contra la nueva variante”, ha explicado, asegurando que la cepa británica es un 30% más mortal que el coronavirus que conocíamos hasta la fecha.

El jefe científico británico Sir Patrick Vallance, explica que con el virus inicial sin mutar, 10 de cada 1000 personas morían. Con la variante británica, y los datos disponibles hasta ahora, sugieren que 13 o 14 personas de cada 1.000 que se contagian morirían. Esta variante británica fue identificada en el condado de Kent, y se contagia un 70% mas que la original.

Enlace relacionado CadenaSer.com (22/01/2021).




Fuente: Sasmadrid.org