April 23, 2022
De parte de Nodo50
192 puntos de vista

Por Cristiane Sampaio. Brasil de Fato // Resumen Latinoamericano, 22 de abril de 2022.

El indulto constitucional otorgado el jueves 21 por el presidente Jair Bolsonaro (PL) al diputado Daniel Silveira (União Brasil-RJ) generó repercusiones negativas en diferentes sectores del mundo jurídico y político. En la práctica, la decisión significa el indulto de la pena impuesta al parlamentario por el Supremo Tribunal Federal (STF). Expertos del mundo jurídico y político señalaron “desviación de propósito”; los partidos van a recurrir al STF

Diputados, senadores y especialistas expresaron un conjunto de críticas y consideraciones a la actitud del Jefe del Ejecutivo, que ahora deben ser evaluadas por el propio STF. La Asociación Brasileña de Juristas por la Democracia (ABJD) expresó su rechazo a la iniciativa que, según la entidad, desvirtúa el objetivo de un indulto de esta naturaleza.

“La idea doctrinal del indulto individual se basa en razones humanitarias, no como una revisión jurídica del mérito en beneficio de los aliados políticos, lo que va en contra de las normas de derecho y la estabilidad de las decisiones judiciales”, dijo, en una nota, y agregó que hubo desviación de propósito y “abuso grave de poder” por parte de Bolsonaro.

En entrevista con el diario Brasil Atual de la RBA , el juez Marcelo Semer, del Tribunal de Justicia de São Paulo (TJSP), siguió la misma línea. Dijo que hay problemas técnicos y políticos en la actuación de Bolsonaro.

“El indulto o gracia individual debe ser provocado, solicitado, conforme a la Ley de Ejecuciones Penales. El acto de Bolsonaro, rompiendo las formalidades y al día siguiente del juicio, tuvo la intención inequívoca de deslegitimar la decisión del STF”, destacó el magistrado, agregando que el episodio abre otro capítulo de la crisis institucional.

“Bolsonaro pretendía no solo otorgar un favor a un amigo, sino, al mismo tiempo, colocarse como el supremo intérprete de la Constitución y demostrar que puede hacer más que el STF. Una vez había dicho ‘la Constitución soy yo’. Ahora ha entrado en acción. Sin duda, será interrogado en los tribunales y, para su frustración, será el Tribunal Supremo el que tendrá la última palabra”.

Si la decisión del presidente se hace efectiva, Silveira queda liberada de la obligación de cumplir la pena de ocho años y nueve meses de prisión impuesta este pasado miércoles 20, cuando el pleno de la Corte juzgó el proceso en el que se incrimina al diputado por atentar contra la democracia y contra el Poder Judicial.

Los ministros también definieron, entre otras cosas, que debe perder su mandato y sus derechos políticos. Estas últimas medidas siguen siendo aplicables, incluso con el indulto de Bolsonaro, lo que no ocurre con la pena de prisión.

El asunto fue rechazado por diferentes parlamentarios. El líder de la minoría del Senado, Jean Paul Prates (PT-RN), dijo que “los gobiernos autoritarios siempre alimentan el germen de la corrupción”.

“Bolsonaro cree que puede hacer cualquier cosa mientras esté en el puesto que ocupa, pero hay límites. Desgraciadamente, estábamos acostumbrados a ocultar las malas acciones de padres y aliados, y por eso desprestigió las instituciones que daban cobijo a sus anhelos. El pueblo brasileño debe repudiar con vehemencia esta actitud de un hombre incapaz de honrar la silla de Presidente de la República”.

También el jueves (21), el líder de la bancada del Psol en la Cámara, Samia Bomfim (SP), anunció en las redes sociales que el partido presentará un proyecto de decreto legislativo (PDL) para suspender los efectos del indulto. Este viernes (22) la sigla presentó la solicitud.

En una nota entregada a la prensa, la leyenda decía que hubo una violación de la separación entre los Poderes, una afrenta a los principios de moral e impersonalidad, así como una desviación de propósito.

“En el estado democrático de derecho, el Presidente de la República, los ministros y los diputados federales deben someterse a la Constitución Federal ya las leyes vigentes, y deben respetar el libre ejercicio de los poderes y las libertades democráticas. Ningún derecho constitucional es absoluto”, argumentó el partido.

El PDT también anunció, el jueves (21), que presentaría una demanda ante el STF contra el acto del Jefe del Ejecutivo. “No aceptaremos esta afrenta al carácter imparcial e impersonal de la justicia”, dijo en Twitter el presidente de la sigla, Carlos Lupi.

Los miembros del PCdoB también atacaron la iniciativa del presidente. “Bolsonaro apuesta por la confrontación y por romper el orden institucional. ¡Autoritario!”, dijo, por ejemplo, el diputado federal Orlando Silva (SP), uno de los principales articuladores políticos de la sigla.

Este viernes (22), el senador Randolfe Rodrigues (Rede-AP) interpuso una PDL en el Senado y una acción por incumplimiento de precepto fundamental (ADPF) ante la Corte para intentar invalidar la iniciativa del presidente.

“Bolsonaro quiere prender fuego a Brasil, otorgando gracia a un delincuente condenado a más de ocho años, incluso antes del juicio final”, dijo Randolfe en las redes sociales.

“Daniel Silveira fue condenado por intentar impedir el libre funcionamiento de los Poderes . ¿Qué hace el Presidente de la República? Usa uno de los Poderes para perdonar al criminal. La misión de Bolsonaro y del bolsonarismo es estropear la Constitución. No lo permitiremos”, agregó el senador.

El presidente del Senado, Rodrigo Pacheco (PSD-MG), tomó una posición menos enfática y evitó criticar la iniciativa de Bolsonaro. Pese a repudiar los actos antidemocráticos, afirmó que el indulto es una prerrogativa del Jefe del Ejecutivo. “Bien o mal, expresión de impunidad o no, este es el mandato constitucional que debe observarse y cumplirse”.

“Tampoco es posible que el parlamento suspenda el decreto presidencial, lo que solo se permite en relación con actos normativos que excedan la facultad de regular o legislar por delegación. Pero, luego de este insólito precedente, la Asamblea Legislativa podrá evaluar y proponer mejoras constitucionales y legales para tales institutos penales, aun así que no se promueva la impunidad”, concluyó Pacheco.

Traducción: Resumen Latinoamericano

Fuente: Brasil de Fato




Fuente: Resumenlatinoamericano.org