January 13, 2021
De parte de ANRed
178 puntos de vista

Trabajadores y trabajadoras de la automotriz Ford, en Brasil, lanzaron ayer una serie de protestas a partir del descontento generado por el anuncio de la empresa de cerrar tres plantas de la firma y, en consecuencia, de poner fin a la casi totalidad de su producci贸n en el pa铆s vecino. La iniciativa origin贸 una verdadera conmoci贸n en el estado carioca, a la vez que propin贸 un gran impacto en muchos aspectos pol铆tico-econ贸micos. Uno de ellos ancl贸 sobre los puestos de trabajo que aseguraban el sustento de 5.000 obreros y obreras brasile帽as, aunque sectores gremiales estiman a alrededor de 72.000 personas sin empleo entre los directos e indirectos tras la huida del gigante norteamericano. Por M谩ximo Paz, para ANRed.


Fue as铆 que desde la primera hora de la ma帽ana, al menos 3.000 empleados y empleadas, munidos prolijamente de tapabocas contra el coronavirus, se agruparon alrededor del establecimiento de Cama莽ari, en el nordeste del estado de Bahia, (lugar de fabricaci贸n de los automotores EcoSport, Ka y su versi贸n sed谩n, 鈥淜a+鈥). A su vez, unos 500 manifestantes lo hicieron frente a la de Taubat茅, ubicada en el interior de S茫o Pablo y donde se realizaban motores y cajas de cambio. Se tratan de las dos plantas que bajar谩n sus persianas de forma inmediata.

La tercera, ubicada en Cear谩 (noreste) -all铆 se elabora el todoterreno Troller (T4)-, seguir谩 con sus funciones hasta fines de 2021.

De todos modos, pese a la primera estimaci贸n, donde se suponen alrededor de 5.000 empleos menos, el c谩lculo de da帽o puede agrandarse. En ese sentido, el presidente del Sindicato de Metal煤rgicos de Bah铆a, Julio Bomfim, tras anoticiarse, fue m谩s all谩 de los desocupados de las plantas y asegur贸 que la determinante medida de la multinacional se trata de 鈥渦n crimen鈥, en tanto que si se agrega la actividad de tercerizadas, firmas socias y sat茅lites de autopartes y dem谩s, llegar铆an a 12.000 las personas que ver铆an muy perjudicados sus ingresos y futuro.

A煤n as铆, el l铆der gremial sigui贸 multiplicando: 芦hay 12.000 trabajadores directos y, por cada trabajador directo despedido, hay cinco indirectos. Hablo de casi 60.000 indirectos que pierden su empleo y 12.000 directos. Son 72.000 trabajadores. Esto es un camuflaje que Ford est谩 haciendo para quitarse responsabilidad social鈥, apunt贸 el representante de las y los trabajadores citado, conocido por su inercia cuando en 2017 se hizo realidad uno de los sue帽os de las patronales cariocas: la reforma laboral.

Tambi茅n, en declaraciones, el sindicalista asegur贸 que ya se dieron 460 despidos efectivos desde cuando el lunes, en reuni贸n con la dirigencia de Ford, informaron a Bomfim sobre la medida.

芦Los propios ejecutivos de Ford nos dijeron que era por la inestabilidad econ贸mica y la incertidumbre del gobierno federal禄, asever贸.

芦Fue una noticia chocante, la peor posible禄, revel贸 a medios Felipe Monteiro, t茅cnico electr贸nico y que lleva 16 a帽os en el establecimiento de Taubat茅, luego de su participaci贸n en una de las asambleas.

芦Desde hace a帽os nosotros venimos renunciando a varios derechos y esper谩bamos una postura diferente de la empresa en relaci贸n a las inversiones que necesitaba para continuar禄, agreg贸 el trabajador de 34 a帽os, casado, con dos hijos y pr贸ximo desocupado.

芦Ford Brasil cesar谩 la producci贸n en las plantas de Cama莽ari, Taubat茅 y Troller en 2021 dada la pandemia del Covid-19, que amplifica las persistentes capacidad ociosa y bajas ventas que resultaron en a帽os de p茅rdidas significativas禄, expres贸 la compa帽铆a multinacional en un comunicado.

El pa铆s, en tanto, seguir谩 siendo cabecera de la oficina regional y, adem谩s, conservar谩 el centro de dise帽o de la firma oriunda de Detroit. A su vez, la compa帽铆a expres贸 que en el futuro importar谩 sus unidades a Brasil desde Argentina y Uruguay.

Desde el reciente 2021, se cuentan 100 a帽os cuando Ford, en 1921, instal贸 su primera f谩brica para producir 4.700 autom贸viles y 360 tractores por a帽o.

Otros perjuicios que presenta a la econom铆a brasile帽a recaen en la recaudaci贸n de impuestos y, en un sentido estrat茅gico, en lo que representa como indicador para la confianza en la recuperaci贸n econ贸mica post pandemia.

De todos modos, no se trata de la 煤nica baja reciente en la rama: Mercedes Benz dej贸 de producir en aqu茅l pa铆s colindante sobre el mes pasado, al cerrar su 煤nica planta ubicada en Iracem谩polis, municipio del estado de S茫o Paulo.

Por su parte, el desenlace funesto de la multinacional Ford provino sin respiro y luego del golpe que signific贸 que el banco m谩s antiguo de Am茅rica y la entidad p煤blica m谩s grande de la regi贸n, el Banco do Brasil (BB), dio a conocer un plan de retiros voluntarios con el fin de eyectar de su n贸mina a 5.000 empleados y empleadas y a dar de baja a 315 de sus sucursales.

芦A Ford le falt贸 decir la verdad. Ellos quer铆an seguir recibiendo subsidios de 20.000 millones de reales (4.000 millones de d贸lares) como hicieron los 煤ltimos a帽os, con el dinero de impuestos de ustedes (por los ciudadanos brasile帽os) para seguir fabricando autos禄, bram贸 el presidente Jair Bolsonaro al enterarse del suceso.

鈥淒esentona con la fuerte recuperaci贸n del sector industrial鈥, declar贸 en sinton铆a Paulo Guedes, ministro de Econom铆a y hombre que mordi贸 la noticia ocupado en la rosca para acelerar la gesti贸n de dos reformas claves para sus planes y el de su jefe: la tributaria y la de la funci贸n p煤blica.

D铆as antes, el propio Bolsonaro hab铆a declarado p煤blicamente, sin pelos en la lengua, que el pa铆s que dirige se encontraba en quiebra y que 茅l no puede hacer nada para modificar tal situaci贸n. 芦Brasil est谩 quebrado. Yo no consigo hacer nada. Quer铆a modificar la tabla del impuesto de renta, pero no pude禄, afirm贸.

Los n煤meros le dan la raz贸n al premier ultraderechista: seg煤n las 煤ltimas proyecciones del gobierno y analistas con cierto renombre en la regi贸n, Brasil concluy贸 el pasado a帽o con una contracci贸n econ贸mica de alrededor del 4,5 %, la mayor en t茅rminos anuales desde varias d茅cadas, aunque con un coeficiente menor al que se pronosticaba sobre los primeros tiempos de la pandemia del Coronavirus, cuando el FMI calcul贸 que Brasil se retraer铆a en un 9 %.

Pese a que la mayor铆a de las actividades econ贸micas se recuperaron en los 煤ltimos meses y algunas se est谩n desenvolviendo a niveles previos a la pandemia, el desempleo contin煤a empujando hacia arriba, cuya derivaci贸n concluye en el c铆rculo vicioso de la desconfianza capitalista y se extiende por sus carriles l贸gicos: los despidos en masa.





Fuente: Anred.org