May 30, 2022
De parte de Nodo50
219 puntos de vista

Desde hace un par de d茅cadas, Budapest se ha convertido en una de las ciudades m谩s visitadas en Europa. En 2019, el a帽o anterior a la covid, m谩s de 60 millones de turistas extranjeros viajaron a Hungr铆a y una gran parte de ellos pasearon tambi茅n por su preciosa capital. Entre estos millones de personas, cada vez hay m谩s ultraconservadores provenientes de todas las latitudes que ven en la ciudad a orillas del Danubio la nueva meca de la extrema derecha 2.0.

No deber铆a extra帽ar, pues, que los pasados 19 y 20 de mayo se haya celebrado en la capital h煤ngara el primer encuentro en Europa de la Conferencia de Acci贸n Pol铆tica Conservadora (CPAC), la importante convenci贸n de los republicanos estadounidenses, hoy totalmente trumpizados, que en los 煤ltimos a帽os est谩 intentando crear franquicias por doquier. De hecho, la CPAC ha organizado ya encuentros en Australia, Corea, Jap贸n y Brasil. Y el pr贸ximo septiembre lo har谩 tambi茅n en M茅xico. Sin embargo, los casos brasile帽o y h煤ngaro son los m谩s sintom谩ticos. El Brasil de Jair Bolsonaro 鈥搈uy involucrado, junto a su hijo Eduardo, en la realizaci贸n de la CPAC Brasil鈥 ha intentado convertirse en el centro neur谩lgico de la ultraderecha en Am茅rica Latina. Y lo mismo puede decirse, pero con mucho m谩s 茅xito, para la Hungr铆a de Orb谩n en el continente europeo.

La Hungr铆a de Orb谩n se ha convertido en un modelo a estudiar en los c铆rculos de la derecha radical y extrema de todo el mundo

No hace falta recordar que el l铆der de Fidesz gobierna con mayor铆as absolut铆simas desde 2010 y que el pasado mes de abril gan贸 las cuartas elecciones consecutivas, con m谩s del 50% de los votos que le permitir谩n quedarse en el poder, como m铆nimo, hasta 2026. Dig谩moslo claro para no dejar lugar a dudas: la Hungr铆a de Orb谩n se ha convertido en un modelo a estudiar y seguir en los c铆rculos de la derecha radical y extrema de todo el mundo. Lo repitieron estos d铆as todos los miembros de la delegaci贸n yankee que, adem谩s de con unos cuantos congresistas y senadores republicanos, contaba tambi茅n con Mark Meadows, exjefe de gabinete de Trump; Matt Schlapp, presidente de la Uni贸n Conservadora Americana 鈥搇a entidad que organiza la CPAC鈥 y la estrella medi谩tica ultra por excelencia al otro lado del Atl谩ntico, el presentador de Fox News Tucker Carlson. Pero no hace falta ir tan lejos. Tras un encuentro con Orb谩n en mayo de 2021, tambi茅n Santiago Abascal, l铆der de Vox, lo expres贸 sin medias tintas: 鈥淨ueremos seguir en Espa帽a el ejemplo de Hungr铆a鈥, fueron sus palabras en la rueda de prensa celebrada en la ciudad natal de Ehrich Weisz, conocido con el nombre art铆stico de Harry Houdini.

Buxad茅 y Tertsch, entre antisemitas y conspiranoicos

Abascal particip贸 en la CPAC de Budapest con un mensaje en v铆deo, como tambi茅n hicieron Donald Trump, Nigel Farage, Eduardo Bolsonaro y el diputado conservador brit谩nico James Wharton. Presencialmente estaban los dos principales embajadores de Vox en el extranjero: los eurodiputados Hermann Tertsch y Jorge Buxad茅, tambi茅n vicepresidente del partido. El hiperactivismo internacional de estos hombres es rese帽able. A trav茅s de la Fundaci贸n Disenso y el Foro de Madrid han viajado a menudo por Am茅rica Latina para estrechar lazos con los l铆deres ultraderechistas regionales bajo el paraguas de la 鈥渋dea鈥 de Iberosfera. Tras Bolsonaro, se han encontrado con el chileno Jos茅 Antonio Kast, el argentino Javier Milei, la peruana Keiko Fujimori o el mundo pol铆tico uribista en Colombia. Precisamente, el pasado mes de febrero se organiz贸 en Bogot谩 un encuentro del Foro de Madrid. Y, 煤ltimamente, adem谩s de acompa帽ar a Marine Le Pen en su cuartel general de Par铆s la noche de la segunda vuelta electoral para las presidenciales francesas 鈥搄unto a Macarena Olona, necesitada de contactos internacionales y visibilidad medi谩tica de cara al 19J鈥, Buxad茅 y Tertsch han estado tambi茅n en Budapest, celebrando como hinchas de un equipo de f煤tbol la cuarta victoria electoral de Orb谩n.

En la CPAC de Budapest estaba una buena parte de la cr猫me de la cr猫me de la extrema derecha europea. Adem谩s de Orb谩n y la plana mayor de su gobierno, en el B谩lna Conference Center intervinieron tambi茅n el presidente del FP脰 austriaco, Herbert Kickl; el presidente del Vlaams Belang flamenco, Tom Van Grieken; el expresidente de la Rep煤blica Checa, Vaclav Klaus; el presidente de la Agrupaci贸n Nacional francesa, Jordan Bardella; el vicesecretario de la Liga y estrecho colaborador de Salvini, Lorenzo Fontana; el eurodiputado de Hermanos de Italia, Vincenzo Sofo, exsalviniano y marido de Marion Mar茅chal Le Pen; el presidente de Nazione Futura, think tank de Hermanos de Italia, Francesco Giubilei; y varios dirigentes de otros partidos, como los polacos de Polonia Solidaria, aliados de Ley y Justicia, o los holandeses de JA21, una nueva formaci贸n surgida tras una escisi贸n de los ultras del Foro para la Democracia.

En la CPAC de Budapest se reuni贸 buena parte de la extrema derecha europea, adem谩s de periodistas, influencers y empresarios ultras

Entre los ponentes hab铆a tambi茅n presidentes de fundaciones y think tanks, periodistas, influencers y empresarios ultras. Destacan Jack Posobiec, blogger de la Alt Right estadounidense, conocido por difundir la teor铆a del complot del PizzaGate, seg煤n la cual los l铆deres del Partido Dem贸crata hab铆an montado una red de abuso infantil en el sotano de una pizzer铆a de Washington, y el periodista h煤ngaro Zsolt Bayer, amigo de Orb谩n y cofundador de Fidesz, famoso por sus exabruptos contra jud铆os, afroamericanos y gitanos. Pero tambi茅n Matthew Tyrmand, miembro de la junta del Proyecto Veritas, asociaci贸n que se dedica a la difusi贸n de bulos y fake news; George Farmer, CEO de Parler, la red social m谩s utilizada por la extrema derecha por su falta de moderaci贸n y censura del discurso del odio; o su mujer, Candace Owens, 鈥渓a influencer preferida por Trump鈥, una joven afroamericana que ataca duramente el movimiento Black Lives Matter y minimiza la amenaza del supremacismo blanco.

Todos ellos han debatido en paneles sintom谩ticamente titulados 鈥淟a civilizaci贸n occidental bajo ataque鈥, 鈥淚n God We Trust鈥, 鈥淟as guerras culturales en los medios鈥, 鈥淓l padre es un hombre, la madre es una mujer鈥, 鈥淩evival conservador鈥 y 鈥淧atria, seguridad鈥. Es decir, los caballos de batalla de la extrema derecha 2.0. Orb谩n, que tras cerrar a cal y canto el Parlamento durante los primeros meses de la pandemia acaba de aprobar una nueva ley de emergencia con la excusa de la guerra en Ucrania, ejerci贸 como anfitri贸n, present谩ndose como el mejor ejemplo de lo que deber铆a ser el conservadurismo en el siglo XXI. De hecho, tras explicar que Occidente se est谩 suicidando, cit贸 tambi茅n la teor铆a conspiranoica del Gran Reemplazo, seg煤n la cual una 茅lite mundialista, representada por George Soros y otros multimillonarios, estar铆a sustituyendo a la poblaci贸n blanca, cristiana y europea con inmigrantes africanos y asi谩ticos. Una teor铆a del complot que ya est谩 en boca, expl铆cita o impl铆citamente, de todos los l铆deres e influencers ultraderechistas. Y es reivindicada por los terroristas supremacistas blancos, como, por mencionar solo el 煤ltimo, el autor de la masacre de Buffalo. Seg煤n The New York Times, el ya citado Tucker Carlson ha nombrado la teor铆a del Gran Reemplazo en al menos 400 de sus programas en Fox News, llegando as铆 a millones y millones de estadounidenses.

Antiabortistas a orillas del Danubio

La CPAC de Budapest no es ni de lejos el primer encuentro ultra que se organiza a orillas del Danubio. En 2017, Orb谩n fue el anfitri贸n del Congreso Mundial de las Familias, uno de los principales lobbies ultraconservadores activos a los dos lados del Atl谩ntico contra de la igualdad de g茅nero, el aborto y los derechos LGTBI. Dos a帽os despu茅s, con Salvini en el Ministerio del Interior, el congreso se organiz贸 en Verona gracias a la labor del entonces eurodiputado de la Liga, Lorenzo Fontana, mientras que en 2012 fue Ignacio Arsuaga, fundador de HazteO铆r y buen amigo de Abascal, qui茅n lo mont贸 en Madrid. Lo que le dio la posibilidad al a帽o siguiente de crear CitizenGO, la rama internacional de HazteO铆r, financiada y apoyada por una poderosa y adinerada red global, que va del estadounidense Brian Brown al oligarca ruso Konstantin Malofeev, muy cercano a Putin.

Adem谩s, desde 2015, cada dos a帽os la capital h煤ngara acoge el Budapest Demographic Summit, un encuentro que de cient铆fico tiene muy poco. En su cuarta edici贸n, celebrada en septiembre de 2021, adem谩s de Orb谩n y sus ministros, participaron tambi茅n Marion Mar茅chal, el exvicepresidente estadounidense Mike Pence, el liguista Fontana, el exministro del PP Jaime Mayor Oreja, los primeros ministros checo, esloveno y serbio, Babis, Jan拧a y Vucic, o el vicepresidente de la Uni贸n Conservadora Americana, Dan Schneider, presente tambi茅n en la CPAC que se ha celebrado recientemente en la capital h煤ngara.

Para que tengamos clara la centralidad de Budapest, vale la pena a帽adir que esta misma semana, el 26 y 27 de mayo, se ha celebrado all铆 tambi茅n la convenci贸n titulada 鈥淟ibertad en juego. Construyendo y fortaleciendo una agenda a favor de la libertad a nivel mundial鈥. El encuentro ha estado organizado por el Political Network for Values, organizaci贸n presidida por el excandidato ultra en las recientes presidenciales chilenas, Jos茅 Antonio Kast. Entre los ponentes encontramos miembros de los gobiernos de Brasil, Ecuador, Guatemala y Eslovaquia, adem谩s de diputados conservadores de Colombia, Irlanda, Austria, Chile, Kenya, Estados Unidos y, 莽a va sans dire, Espa帽a. En concreto, los espa帽oles presentes eran la eurodiputada de Vox Margarita de la Pisa, y el diputado del PP, y a la saz贸n presidente de la asociaci贸n Familia y Dignidad Humana, Javier Puente, recuperado en 2019 por Casado tras su abandono del partido debido a sus posiciones antiabortistas. La delegaci贸n espa帽ola, sin embargo, ha sido mucho m谩s nutrida: a la meca h煤ngara han regresado tambi茅n los ya citados Arsuaga y Mayor Oreja, que, no se olvide, adem谩s de uno de los principales lobbistas antiabortistas en la Pen铆nsula, es tambi茅n profesor del Instituto Superior de Sociolog铆a, Econom铆a y Pol铆tica (ISSEP), es decir, la filial espa帽ola de la escuela de Marion Mar茅chal que Vox ha abierto hace un par de a帽os en Madrid.

Las redes son ya s贸lidas y se basan en un sinf铆n de organizaciones y think tanks que defienden en todo el mundo los valores ultraconservadores

Como se puede apreciar, muchos nombres se repiten en estos encuentros. Las redes tejidas son ya s贸lidas y se basan en un sinf铆n de asociaciones, organizaciones y think tanksque defienden en todo el mundo los valores ultraconservadores: desde la Heritage Foundations a CitizenGo, pasando por la Fundaci贸n Burke 鈥搎ue organiz贸 la Conferencia Nacional de Conservadurismo en Roma en febrero de 2020, a la cual asistieron, entre otros, Orb谩n, Abascal, Giorgia Meloni y Marion Mar茅chal鈥 o el Centro Europeo para la Ley y la Justicia, un lobby con sede en Estrasburgo presidido por el jurista ultracat贸lico Gr茅gor Puppinck, presente tambi茅n en la convenci贸n de Budapest. A la que no ha faltado tampoco el actor y productor cinematogr谩fico mexicano Eduardo Verastegui, director del movimiento ultracat贸lico Viva M茅xico y organizador de la CPAC que se celebrar谩 en el pa铆s centroamericano en septiembre.

Quiz谩s es el Centro para los Derechos Fundamentales, entidad h煤ngara estrechamente vinculada al gobierno de Orb谩n que ha organizado la CPAC de Budapest, la organizaci贸n que resume mejor los objetivos de todo este entramado. En su presentaci贸n, se explica que 鈥渟u misi贸n es preservar la identidad nacional, la soberan铆a y las tradiciones sociales cristianas鈥, adem谩s de 鈥渇ormar un contrapeso al fundamentalismo de los derechos humanos y la correcci贸n pol铆tica que han estado afectando a numerosos aspectos de nuestra vida cotidiana鈥. Simplificando, defender la que llaman la civilizaci贸n cristiana europea de la 鈥渄ictadura progre鈥 representada por las izquierdas y el liberalismo.

Orb谩n, el modelo para Abascal

Hay que a帽adir una 煤ltima vertiente a todo esto: la reorganizaci贸n de la extrema derecha a nivel europeo. En la actualidad los ultras est谩n divididos en dos partidos a escala comunitaria y dos grupos en el Europarlamento. Por un lado, Identidad y Democracia (ID) con Salvini, Le Pen, el FP脰, Alternativa para Alemania, los portugueses de Chega! o el Partido de la Libertad holand茅s. Por el otro, los Conservadores y Reformistas Europeos (ECR) con los polacos de Ley y Justicia, Hermanos de Italia y Vox, entre otros. A principios de 2021, la expulsi贸n de Fidesz del Partido Popular Europeo (PPE) dio pie a especulaciones sobre la posible creaci贸n de un 煤nico macropartido ultra. Salvini lo ha intentado en diferentes ocasiones, reuni茅ndose en abril del a帽o pasado con Orb谩n y Morawiecki, pero sin 茅xito.

Los ultras est谩n divididos en dos partidos a escala comunitaria y dos grupos en el Europarlamento. Las diferencias geopol铆ticas han sido el principal escollo

Las diferencias geopol铆ticas han sido el principal escollo 鈥搑us贸filos versus atlantistas鈥, junto a las ambiciones personales y a las cuotas de poder. Meloni, por ejemplo, elegida hace un par de a帽os presidenta del ECR, no quiere ni o铆r hablar de perder la centralidad conquistada recientemente, adem谩s frente a un Salvini aliado y a la vez competidor en el Belpaese, que est谩 en ca铆da libre en intenci贸n de voto. Esto explica que no haya habido avances, m谩s all谩 de declaraciones de principios sobre m铆nimos comunes como el manifiesto firmado en julio de 2021.

Adem谩s, las relaciones entre Varsovia y Budapest han saltado por los aires con la invasi贸n rusa de Ucrania, y el grupo de Visegrado est谩 partido en dos: en un lado est谩 Orb谩n, bien relacionado con Putin, que se opone al embargo al petr贸leo y el gas rusos; en el otro est谩n polacos, checos y eslovacos, que empujan a la OTAN a intervenir a煤n m谩s directamente en Ucrania. Las tensiones estaban en realidad ya a flor de piel en la cumbre de Madrid organizada por Vox a finales del pasado mes de enero. Salvini y Meloni, ocupados con la elecci贸n del presidente de la Rep煤blica en Italia, no acudieron, mientras que Morawiecki estuvo muy molesto con Orb谩n, Le Pen y los austriacos del FP脰 por no condenar la amenaza rusa, aunque a 煤ltima hora se a帽adi贸 una breve menci贸n para salvar los muebles.

Una prueba ulterior de c贸mo est谩 el patio la hemos tenido tras la victoria de Orb谩n y el excelente resultado de Le Pen en las presidenciales francesas el pasado mes de abril. Entre los que han felicitado al primer ministro de Hungr铆a y a la l铆der de la Agrupaci贸n Nacional ha habido esencialmente miembros de ID: los de ECR han callado o, como mucho, han hecho declaraciones muy neutras. Hubo solo una excepci贸n: Vox. El partido de Abascal, como se recordaba antes, envi贸 a Buxad茅, Tertsch y Olona a orillas del Danubio y del Sena. Adem谩s, el 22 de abril Orb谩n, tras ser recibido por Bergoglio en el Vaticano, se reuni贸 con Salvini 鈥揳compa帽ado del fiel Lorenzo Fontana鈥 para lanzar un nuevo proyecto de 鈥渃entroderecha鈥 a nivel europeo. El objetivo ser铆a el de presentarse como m谩s moderados y canibalizar al PPE, en franco declive en todo el continente. Meloni y Morawiecki, los principales l铆deres de ECR, no dijeron ni mu.

Vox siempre ha cuidado las relaciones con el mundo ultraconservador estadounidense

No ha habido muchos avances en las siguientes semanas, m谩s all谩 de la CPAC de Budapest que, sin embargo, puede darnos algunas pistas. De hecho, casi ning煤n miembro de ECR estuvo presente, excepto la plana mayor de Vox, dos figuras de segundo nivel de Hermanos de Italia (Sofo y Giubilei) y otros diputados menos conocidos de Polonia 鈥損ero no de Ley y Justicia鈥 y Holanda. Es cierto que Abascal y los suyos han cuidado desde el minuto uno las relaciones con el mundo ultraconservador estadounidense: gracias a la intermediaci贸n de Rafael Bardaj铆, vinculado a los neocons en Washington desde los tiempos de Bush y Aznar, Espinosa de los Monteros en 2019 y el mismo Abascal el a帽o siguiente fueron invitados para asistir 鈥搚 as铆 hacerse conocer鈥 a la CPAC de la casa madre, la de Estados Unidos. As铆 que una CPAC en Europa era una ocasi贸n que no se pod铆a perder.

Ahora bien, si, como parece, el proyecto de un nuevo macropartido ultra en la UE ha nacido cojo y tiene visos de convertirse en un simple lavado de cara de Identidad y Democracia, que se ampliar铆a a Orb谩n, deshaci茅ndose quiz谩s de Alternativa para Alemania, la gran pregunta es qu茅 quiere hacer Vox. 驴Se aliar谩 con Salvini, Orb谩n y Le Pen, dejando en la estacada a Meloni y Morawiecki? El tiempo dir谩.

Lo que queda claro es que, hagan lo que hagan en cuanto a alianzas en Bruselas, para los de Abascal la democracia iliberal de Orb谩n es el modelo a seguir y a importar en Espa帽a. Por eso se van tan frecuentemente de peregrinaje a orillas del Danubio. Para aprender c贸mo convertir una democracia plena en un r茅gimen h铆brido, es decir, camino a ser un autoritarismo competitivo donde el pluralismo existe solo en la fachada y los derechos de las minor铆as brillan por su ausencia. Estar铆a bien que lo tuviesen claro los ciudadanos andaluces que ir谩n a votar el pr贸ximo 19 de junio.  




Fuente: Ctxt.es