March 15, 2023
De parte de Nodo50
1,660 puntos de vista

Ha pasado. Di a luz el trece de enero, el viernes, y desde ese día soy madre soltera. Porque hoy vengo a hablarte de algo mucho más brutal que dilatar 10 centímetros y echarte la vida por la vagina. ¿QUÉ MACHIRULO MALDICE LA BUROCRACIA PERVERSA TRAS EL PARTO?

Ilustración: Eider Agüero.

Bueno. Pues ha pasado. Di a luz un viernes 13 de enero y desde ese día soy madre soltera. No he puesto fotos en redes, ni frases raras en el estado, ni he subido su minúscula manita a ninguna parte, pero estoy muy contenta, porque no parece que tenga depresión posparto y la criatura es relativamente tranquila, por ahora. Por supuesto mi parto fue de todo menos fácil, porque estuve ingresada siete días y acabé en la UCI por preeclamsia, pero esto ya lo contaré otro día porque hoy vengo a hablar de algo todavía bastante más salvaje que dilatar diez centímetros y expulsar vida por la vagina. Ahora que soy madre me corroen miles de dudas, pero una no me deja conciliar ni el sueño, ni la crianza con la vida: ¿QUÉ TIPO DE MACHIRULO SIN ESCRÚPULOS  HA ORQUESTADO LA MALDITA BUROCRACIA POSPARTO?

Vale, vamos a ser serias. ¿Esto qué broma es? Te pasas 40 semanas (en mi caso 38) yendo a citas médicas sin fin: matrona, ginecóloga, ecógrafo, análisis de sangre, análisis de orina, análisis de diabetes gestacional y, cuando llegas al fin de la yincana, vuelta la burra al trigo, dale Perico al torno y empezamos otra vez. Súmale a esto cursillos, preparaciones preparto, yoga y demás actividades, porque una es súper moderna (e insegura) y “yo siempre estoy ready”, o al menos quería estar todo lo ready que pudiera, que diría Channel. Mientras gestas y estás olvidadiza, somnolienta perdida, con los dedos como morcillas de Burgos, intentando sobrevivir, llevas una vida social frenética entre pinchazos, power points, colchonetas y tests O´sullivan. Parece que vas cumpliendo y no faltas a nada. Si tienes mucha suerte incluso consigues llegar hasta el día del parto. Lo das todo. Sacas vida y una placenta de tus entrañas y ¡¡¡¡SORPRESA!!!!! la rueda del hámster no para.

Aquí el ranking de lo más perturbador que vivido estas semanas:

1-EL CERTIFICADO DE NACIMIENTO EN EL HOSPITAL: oro parece plátano es

Esta especie de sí pero no es una fantasía confusa donde si algún familiar tiene a bien acercarse a una ventanilla mientras tú tienes tres vías y una sonda metida en la uretra hasta la vejiga, puede conseguir rellenar formularios y hacer el simulacro de hacerte sentir que tienes en tu haber el certificado de nacimiento de tu churumbel y, por lo tanto, por fin puedes tachar algo de la lista mientras suspiras “una cosa menos”. ERROR. MENTIRA COCHINA. NO FLIPES, CHATA. Mi más sincero agradecimiento a mi señora madre que llevó a cabo este acto, pero os aviso desde ya que las cosas nunca son tan fáciles como parecen cuando se trata de burocracia. Una vez rellenados los papeles amarillos tienes que entrar en no sé qué web, a pedir no sé qué justificante, para que te manden no sé qué demonios. Y ESO SÍ, eso es lo que vas a necesitar para seguir con el ciclo sin fin de burocracia de Astérix y las 12 pruebas si quieres empadronamiento, tarjeta de osakidetza y cobrar la baja. Así que NO, querida amiga, no te quedes tranquila NUNCA, porque si quieres ese puñetero papel tardan diez días hábiles en enviarlo por correo postal (estando el juzgado a literalmente 15 minutos de mi casa), pero si quieres ir tú presencialmente y que te lo den en mano, debes esperar a que te den cita. Ayer miré y la primera cita es en mes y medio. ¡VIVA EL MUTIO!

2-LAS CLAVES DE LA SEGURIDAD SOCIAL: ¿a qué coño estáis jugando?

De verdad que hay que no tener corazón para hacer a una recién parida con puntos internos y externos vaginales (y eso que yo no tengo episiotomía y solo tuve desgarro tipo uno), el útero contrayéndose a lo loco mientras suelta coágulos y sangre a full, ir PRESENCIALMENTE con cita previa al rastrero chamizo de la Seguridad Social para que te den ¡¡¡OJO!!! una puta clave. A ver por el amor de Dios Bendito. Que si yo fuera el inspector Gadget o una espía peligrosa y trataran con información confidencial, puedo hasta quizás entender que tenga que ir yo… Pero siendo la humana mortal, pedestre y sin interés que soy ¡¿POR QUÉ MIERDAS ME HACÉIS IR PARA DARME UNA PUÑETERA CLAVE?! ¿En qué enrevesado mundo tiene más importancia esta secuencia de números y letras que recuperarme yo y estar con un ser vivo recién nacido? ¿Por qué no puede hacerlo una amiga o un familiar? De verdad: ¿sois tontos? ¿Tanto nos odiáis? ¿Tan poco os importamos?

3- LAS SEIS SEMANAS DE DESCANSO POR MATERNIDAD, solo podré descansar tranquila si acabo con la vida de quien lo llamó descanso

A ver, alma de cántaro con dos cojones como dos soles que pensaste en llamar al puerperio DESCANSO. ¿Cómo osas? ¿Cómo te atreves? ¿De dónde mierda has salido? ¿Te crees gracioso? ¿Te has quedado a gusto? ¿Nadie te ha dicho que los bebés no te dejan descansar porque duermen y viven de forma intermitente, por lo tanto, la vida tal cual la entiende una persona adulta sin criaturas ya no existe y no descansas nunca más? A ti, que inventaste esta terminología tan macabra, solo te deseo una vida en la que jamás vuelvas a pegar ojo durante más de media hora, a ver si así te enteras de algo y llamas a las cosas por su nombre, sin vacilar al personal.

4-LAS BAJAS INTRANSFERIBLES son violencia armada

Mira, yo ya sé que tenemos “elgobiernomásprogresistadelaHistoria” en el escenario, y que gracias a Podemos se están haciendo un montón de cosas mejor. Yo no tengo ninguna duda de que hay buena intención. Pero lo de los permisos intransferibles es un error y voy a tratar de explicar por qué, aunque sé que seré impopular. Yo sé que cuando tienes un Ministerio a cuestas, tienes que poner mucho énfasis en hacer pedagogía y de forma muy conductista imponer ciertas reglas que o se cumplen o se cumplen. Esto yo lo hago en clase el primer mes según llego, para marcar límites, expectativas y que aterricemos todo el mundo sabiendo dónde estamos: Planeta Tierra, siglo XXI. ¿Por qué? Porque tanto en mi aula de municipio obrero como en el Reino de España en general, estamos a años luz de ser una gente decente donde todo el mundo hace lo que tiene que hacer de motu proprio pensando en el bienestar de todo el mundo sin jugar al sálvese quien pueda. Sería genial que la vida fuera una eterna asamblea de personas con voluntad, compromiso y ganas de hacer las cosas bien, que todo el mundo fuera súper responsable y la vida (que merece ser vivida) fluyera sin escaqueos. Pero suena el despertador y yo entiendo que haya que cerrarse en banda en algunas cosas. Vale.

El problema es que se están tratando realidades diferentes como si fueran iguales, y eso es un error. Clara-mente entiendo que cuando “una loba” como tú (que diría Shakira) tiene un tipo relativamente majo al lado, piensa que todo el monte es orégano, se viene arriba, habla con su amiga y jefa que seguramente también tenga un tipo relativamente majo al lado, y diga “los tíos que no son tan relativamente majos como nuestras parejas, deben ejercer la corresponsabilidad y como no les sale natural, pues les obligamos”. Yo el planteamiento lo entiendo y lo comparto. Si no quieres cuidar de tu hijo y su existencia quieres que no te sal-pique, haber eyaculado en un plástico. Lo que no entiendo es que la ley de obligar a señores que no han cuidado nunca no vaya acompañada de un castigo físico y violento en medio de la plaza del pueblo a quienes no lo cumplen. No lo entiendo. Quiero decir: yo comprendo que el planteamiento sea “tíos, poneos las pilas que lleváis desde que el mundo es mundo tocándoos los cojones en este tema, y tenéis que cuidar”.

Pero, ¿dónde están los radares? ¿Dónde están las cámaras de la DGC (Dirección General de Cuidados)? ¿Dónde están las multas? ¿Los avisos? ¿Dónde están los cuerpos desmembrados de los desaparecidos que no han usado estas 16 semanas para cuidar y han seguido viendo Motocrós en el sofá sin hacer ni el puto huevo? ¿¿¿¿¡¡DÓNDE!!!???? ¿O se presupone que peña que no ha cuidado en su vida lo vaya a hacer así de repente y sin fisuras? A ver, por dios, hay casos y casos, y con esta generalización universal estáis haciendo la vida mártir a un montón de mujeres recién paridas que tienen que pasar sus seis primeras semanas de “DESCANSO” y luego 10 más con un puto impresentable que no hace nada más que quejarse porque su hijo no le deja dormir. “Pues no haber tenido un hijo con él”. Ya, bueno, sí, claro. Si hay tres tíos CIS que den la talla en todo el Planeta Tierra (justo yo no he tenido el gusto de coincidir con ninguno y he vivido en tres países), y la Seguridad Social no insemina a gordas, ni a viejas, siendo esta la condición de todas las feminazis… nos dejáis pocas opciones. He oído que también hay casos donde después de las seis semanas obligatorias, un montón de padres no cogen las siguientes 10 semanas, porque sus empresas les miran raro, y este preciado y valioso tiempo se auto absorbe en el espacio. Diez semanas con sus días y sus noches, que a madres que quieren pasar más tiempo cuidando(se) les vendrían de la hostia: bien sea para superar traumas del parto, heridas de guerra con decenas de puntos, dar pecho/biberón/fosquitos a demanda a sus retoños o hacer con ese tiempo lo que les plazca, sin ser tirado a la basura. ¿Por qué fiscalizáis las vidas de la gente si sabéis que la mayoría de los tíos no son corresponsables? Y diréis otra vez: pues que no se hubiera liado con él. A ver, Mari Carmen, yo no sé mucho de casi nada porque además he decidido ser madre soltera, pero incluso siendo de letras puras y teniendo discalculia juraría que cuento y no me dan las cifras: no hay hombres deconstruidos y corresponsables para todas las heteros. Esa es la verdad. Así que si ese puñado de semanas son intransferibles CONTROLAD que se usan bien, FORMAD a los analfabetos cuidadores y ACABAD CON LA VIDA DE quienes no usen ese tiempo responsablemente. Digo. Por proponer. Y luego está la EXTEROGESTACIÓN. Los siguientes nueve meses post parto en los que el bebé sigue gestándose fuera del útero. Miradlo en Google, ¡por dios! Sobre las parejas bollo no tengo nada que decir porque seguro que lo hacen genial.

Pero me centro en mí. En mi caso personal me habéis jodido viva, porque siendo madre soltera me hacéis meterme en más fregaos burocráticos imposibles que solo agotan y no aportan nada productivo ni a mi vida ni a la de mi retoño. ¿Por qué no puede cada familia gestionar esas 32 semanas como les salga del coño cuando hay una casuística concreta que responde al sentido común?

Y aquí llega mi quinto y último punto:

5-SI ERES MADRE SOLTERA TENER QUE IR A JUICIO PARA QUE TE PERMITAN CUIDAR A TU BEBÉ es terrorismo

Esto no sé si lo sabe la gente, pero me sorprende que no se haya corregido en la última ley de familias. Ya lo he dicho 300 veces, pero soy madre soltera. Mi bebé tiene 16 semanas de cuidados conmigo de baja y dos más de lactancia. Si fuera una familia biparental mi bebé tendría derecho a ser cuidado el doble. ¿Por qué le hacéis esto? En serio. Que yo entiendo que Vox o el PP me quieran penalizar por privar a mi hije de familia como Dios manda y castigarme por ello. ¿Pero “elgobiernomásprogresistadelaHistoria”? ¿Qué ha pasado? ¿Cuál es la razón? A ver de dónde puñetas saco yo ganas, energía, dinero y tiempo para hacer la pantomima esta de llevar a juicio a la (IN)Seguridad Social. Además, me dijo el abogado el otro día que aunque haya juicios ganados, todavía no hay ninguna madre soltera que haya disfrutado esta baja o que haya visto un duro y seguimos esperando noticias del Tribunal Supremo de Justicia tres años después. ¿Me lo explica alguien? Estoy muy decepcionada y quiero saber a quién dirigir mi rabia. Profundizaré en este tema próximamente porque hay mucho que decir. Pues esto, queridas amigas, es lo que hoy quería compartiros. Estaréis de acuerdo con algunas cosas y con otras seguro que no. Pero si alguna vez termino la burocracia, próximamente más y mejor.

Muchas gracias a mi tribu, gracias a la que puedo estar escribiendo esto. Y recordad, Madres primerizas: ¡¡PEDID AYUDA!! Porque solas no podemos, pero con amigas sí.


Leer más:

No hay inseminación para gordas

Diez críticas al sistema a partir del robo del bebé en el Hospital del Basurto

Rosa Pulido: “Tenía 38 años cuando dije por primera vez, ‘creo que quiero ser madre’”

Mamá folla

El juicio de Salomón: una historia sobre la práctica del colecho

‘La maternal’: navegar entre el estigma y la mística

Recuperando a Margaret Mead y una antropología feminista de la crianza

Diana Oliver: “Hay una infantilización constante de las madres”




Fuente: Pikaramagazine.com