April 20, 2021
De parte de La Haine
310 puntos de vista


El r茅gimen de Biden est谩 jugando con fuego en una acci贸n en dos frentes, contra Rusia en el B谩ltico, Ucrania y el Mar Negro, y contra China en el espacio de Taiw谩n

Para delimitar las responsabilidades del incremento de la tensi贸n militar solo hay que fijarse en dos cosas: la iniciativa y la geograf铆a.

La administraci贸n de Biden est谩 caldeando el ambiente militar en una acci贸n en dos frentes, contra Rusia en Ucrania y el Mar Negro, y contra China en el espacio de Taiw谩n, en el Mar de China meridional.

Todo ello est谩 dando lugar a medidas de respuestas rusas y chinas en cada uno de esos teatros, pero no hay nada de 鈥渞esponsabilidades compartidas鈥 en este asunto. Lo que hay es, en primer铆simo lugar, una temeraria irresponsabilidad de EEUU.

Para convencerse de ello no hay m谩s que atender a dos aspectos: la iniciativa, de d贸nde proviene el impulso inicial que provoca la tensi贸n, y la geograf铆a, es decir d贸nde se localiza el escenario.

Sobre el impulso, se trata de la iniciativa de EEUU y sus vasallos europeos de agobiar a Rusia avanzando su maquinaria militar hasta sus mismas fronteras. Eso comenz贸 en los a帽os noventa cuando la OTAN incumpli贸 los acuerdos establecidos, muchos de ellos no firmados, que rodearon a la unificaci贸n alemana. Que a la pol铆tica de paz y desarme de Gorbachov, con retirada y disoluci贸n del Pacto de Varsovia, siguiera la ampliaci贸n de la OTAN como bloque anti ruso, despreciando la Carta de la OSCE de noviembre de 1990, es algo que entra de pleno en los anales de la infamia geopol铆tica.

Que un bloque que gasta en armas y ej茅rcitos 954.000 millones de d贸lares clame contra la amenaza de Rusia, que gasta 66.000 millones, m谩s de catorce veces menos, es algo que solo una profunda corrupci贸n medi谩tica permite hacer pasar por normal. Que las maniobras de 30.000 soldados de 26 pa铆ses (Defender Europe, 2021) que ahora mismo est谩n teniendo lugar pasen como 鈥渞espuesta鈥 y 鈥渄efensa鈥, pertenece a la misma categor铆a.

Y respecto a la geograf铆a: que todo eso suceda en el entorno inmediato de Rusia, un pa铆s que ha sido repetidamente invadido por Occidente a lo largo de su historia, acaba de situar, de forma incontestable, el tema de las responsabilidades. Y lo mismo vale para China, con el vasallo japon茅s (unos 20 millones de chinos muertos en el conjunto de Asia Oriental durante su 煤ltima expansi贸n imperial) en el papel que ahora mismo Alemania (26 millones de muertos en la URSS con su invasi贸n hitleriana) desempe帽a en Europa.

La instrumentada radicalizaci贸n de Zelensky

En la actual operaci贸n de caldeamiento Ucrania y Taiw谩n son los instrumentos. El Presidente Volodymir Zelensky gan贸 las elecciones de 2019con la esperanzadora promesa de acabar con las hostilidades en el Este de Ucrania y con la virulenta l铆nea antirrusa de su predecesor pero desde entonces la econom铆a ha continuado deterior谩ndose y su popularidad se ha hundido. Casi diez millones de j贸venes ucranianos han emigrado al extranjero (Rusia y Occidente) en busca de trabajo y huyendo del alistamiento militar (Ucrania declara oficialmente 9.000 desertores). Con ese panorama, las tornas han girado y Zelensky est谩 m谩s abierto que nunca a la instrumentalizaci贸n exterior.

Ucrania ha dejado claro su rechazo a seguir participando en el foro de Minsk, un marco negociador con Rusia, Alemania y Francia creado en 2015 sin EEUU (peligroso precedente para el tutelaje continental de Washington). Zelensky tambi茅n se ha retirado, en febrero, de los acuerdos de 1991 sobre aviaci贸n civil y uso del espacio a茅reo ex sovi茅tico, ha reducido el comercio con Rusia a su m铆nima expresi贸n y ha cerrado medios de comunicaci贸n en ruso en su pa铆s, entre ellos la cadena de televisi贸n 112, una de las m谩s plurales.

Paralelamente, el n煤mero de vuelos de aviones militares de la OTAN junto a las fronteras rusas se ha incrementado un 30% en lo que llevamos de a帽o y tambi茅n la presencia de barcos de guerra americanos en el Mar Negro ha aumentado.

La administraci贸n de Biden incluye algunos de los personajes que fueron protagonistas en todo aquello que el cambio de gobierno en Kiev del 2014 tuvo de golpe de Estado, entre ellos Victoria Nulan (la autora del famoso 鈥fack the EU鈥) y el propio actual secretario de Estado, Antony Blinken, gente que parece considerar inacabada aquella operaci贸n que desencaden贸 la reincorporaci贸n de Crimea a Rusia y la revuelta armada de las regiones del Este.

En este contexto y circunstancias, Zelensky ha sido inducido a incrementar su beligerancia. Mientras fluyen millones de d贸lares en ayuda militar, desde febrero se suceden los incidentes militares en las regiones del Este. En marzo Zelensky proclam贸 planes para recuperar Crimea militarmente y en abril se ha dirigido a EEUU y la OTAN con la solicitud de ingreso en ese bloque militar.

Biden ha respondido declarando su 鈥渁poyo inquebrantable a las aspiraciones euro atl谩nticas鈥 de Ucrania. 鈥淗emos recibido una fuerte se帽al de solidaridad de nuestros socios internacionales que apoyan resueltamente la integridad territorial y soberan铆a de Ucrania ante la escalada rusa鈥, ha dicho el portavoz de exteriores del gobierno de K铆ev.

Lo que est谩 en juego en esta escenificaci贸n es hundir el casi acabado gaseoducto Nord Stream 2, que es el principal nexo econ贸mico de Alemania con Rusia. Un conflicto militar en Ucrania reavivado, en el que Rusia siempre ser谩 presentada como responsable (ya lo est谩 siendo por mover tropas dentro de sus fronteras en reacci贸n a todo lo descrito) pondr铆a el motivo perfecto. Alemania es el pa铆s clave para cortar el vector de integraci贸n euroasi谩tica que Pek铆n y Mosc煤 promueven. 鈥淓n la administraci贸n Biden hay inter茅s en fomentar la tensi贸n en Ucrania instrumentalizando a ese pa铆s鈥, ha dicho el diputado ruso Konstantin Zatulin.

Jugando con Taiw谩n

En cuanto al frente chino, sin llegar a cuestionar su compromiso de 1979 que reconoce que Pek铆n es el gobernante leg铆timo de toda China, incluida Taiw谩n, la administraci贸n Biden est谩 igualmente buscando provocar respuestas de China. Biden ha sido el primer presidente en invitar a su investidura al embajador virtual de Taiw谩n en EEUU, Hsiao Bi-Khim.

Los funcionarios del gobierno de EE.UU. reciben regularmente a visitantes taiwaneses en sedes oficiales y visitan las 鈥渞epresentaciones econ贸micas y culturales鈥 de Taiw谩n en EEUU que act煤an como embajadas de facto. El embajador de EEUU en Jap贸n recibi贸 demostrativamente en marzo en su residencia a su homologo taiwan茅s. El mismo mes el embajador de EEUU en Palau (estado insular) visit贸 Taiw谩n. Fue la primera visita de un embajador en activo a la isla en 40 a帽os. Palau es uno de los quince estados que mantienen relaciones diplom谩ticas con Taiw谩n en lugar de con Pek铆n.

El Instituto Americano de Taiw谩n, que es la virtual embajada de EEUU all谩, celebr贸 un congreso bilateral para debatir la cooperaci贸n en foros internacionales (en los que Taiw谩n no est谩 reconocida como Estado ni miembro). El secretario de Estado Blinken ha presionado al gobierno de Paraguay (otro de los quince pa铆ses que a煤n reconocen a Taiw谩n) para que mantenga su reconocimiento. El 10 de marzo Blinken se refiri贸 a Taiw谩n como 鈥減a铆s鈥: 鈥a country that can contribuye to the World鈥, dijo.

Todo esto ha dado lugar a notas de protesta de China que ha recordado que, 鈥渆l principio de una sola China es el fundamento pol铆tico de las relaciones entre China y EEUU鈥.

Los medios de comunicaci贸n occidentales han enfatizado la noticia de que China envi贸 aviones de guerra que entraron en la Zona a茅rea de defensa de Taiw谩n (ADIZ), pero esa maniobra frecuentemente presentada como 鈥渧iolaci贸n del espacio a茅reo taiwan茅s鈥 no tiene respaldo jur铆dico. El ADIZ es una figura declarada unilateralmente por Taiw谩n y no reconocida por el derecho internacional (que no le reconoce condici贸n de Estado) por lo que los aviones chinos se mantuvieron estrictamente hablando en espacio a茅reo internacional. Desde que Biden asumi贸 la presidencia, ha enviado tres veces barcos de guerra a patrullar por el estrecho de Taiw谩n. Se trata de aguas internacionales, exactamente igual que el espacio a茅reo de ADIZ, sin embargo solo en el caso de los aviones chinos se habla de 鈥渁ctitud agresiva鈥, etc.

Pek铆n siempre ha advertido de que una independencia de Taiw谩n ser铆a motivo de acci贸n militar. EEUU est谩 jugando con fuego ah铆, incrementando la ambig眉edad de su actitud hacia Taiw谩n. No creo que Washington quiera provocar una intervenci贸n militar china contra Taiw谩n. Lo que hace es meterle el dedo en el ojo al drag贸n, exactamente lo mismo que practica en Ucrania con el oso ruso. Biden est谩 actuando muy provocativamente en ambos frentes, lo que es sumamente peligroso.

Caldear el ambiente militarmente aumenta la probabilidad de una guerra por nadie deseada. Las demostraciones y paseos de barcos y aviones de guerra junto al territorio del otro son una manera de proclamar y demostrar la voluntad y disposici贸n de uno de ir a un conflicto militar si el otro no cede. Aunque nadie lo dese茅, eso incrementa la mera posibilidad de accidentes e incidentes susceptibles de degenerar en un conflicto militar. Hoy esa situaci贸n no se est谩 dando en el Caribe, ni en el Mar del Norte, ni frente a las costas de California, ni en territorio de Canad谩 o M茅xico, sino que se vive, diariamente, en el espacio B谩ltico, en Ucrania y el Mar Negro, en el Mar de China meridional y en Taiw谩n. La geograf铆a lo dice todo. 驴Para cuando el primer incidente militar?

rafaelpoch.com




Fuente: Lahaine.org