July 5, 2021
De parte de Acracia
267 puntos de vista


Recientemente, el Tribunal superior de Justicia de Madrid decidi贸 mantener el nombre de esta calle, Ca铆dos de la Divisi贸n Azul, perteneciente al madrile帽o barrio de Chamart铆n. Como es sabido, la Ley de Memoria Hist贸rica, proh铆be toda simbolog铆a de exaltaci贸n de la Guerra Civil y de la dictadura franquista; aunque igualmente conocido es que el cumplimiento de esta normativa queda dentro de un gran margen de ambig眉edad y que, es mi opini贸n, al fascismo se le combate con otro tipo de medidas culturalmente m谩s profundas. Sea como fuere, el cambio de denominaci贸n de la v铆a, hecho a instancias de la administraci贸n anterior del Ayuntamiento, qued贸 frustrado tras haberse llevado el caso a los tribunales a instancias, al parecer, de familiares de aquellos espa帽oles que combatieron en el ej茅rcito de la Alemania Nazi. El argumento para mantener el nombre es que nada tuvo que ver aquello con la Guerra Civil, ni al parecer con el franquismo, y es en realidad un bonito homenaje a aquellos 芦voluntarios禄 que decidieron luchar contra el comunismo al lado de, claro, los que ayudaron a Franco a ganar la guerra.

Como ya he apuntado, no soy amigo de leyes prohibitivas, creo que hay medidas mucho menos coercitivas y m谩s efectivas sin violentar la libertad de expresi贸n. Poco antes del mencionado fallo del Tribunal, en la misma capital del reino, se produjo por parte de unos cuantos descerebrados un acto de homenaje, precisamente, a aquellos divisionarios en el que, claro, se enalteci贸 el franquismo y el fascismo en general, mientras se lanzaban proclamas antisemitas. Son diferentes formas de homenajear a aquellos valerosos espa帽olas que combatieron a los rojos, aunque uno tenga entendido que gran parte de ellos se vieron obligados a uno de los episodios m谩s cruentos de sus vidas. Tal vez, si desde que falleci贸 el dictador hasta el d铆a de hoy se hubieran producido unas pol铆ticas de condena firmes a alzamiento militar que digo lugar a la Guerra Civil y a la dictadura, junto a un trabajo cultura mucho m谩s amplio sobre la historia reciente, no estar铆amos en esta situaci贸n. Pero no, la peculiar democracia de este inefable pa铆s contin煤a protegiendo, de una u otra manera, la memoria del franquismo.

Pero la resoluci贸n del Tribunal no afect贸 solo al nombre de dicha calle, tambi茅n se protege el que homenajea a otro prohombre de la reciente historia espa帽ola, Mill谩n Astray. El argumentario, esta vez, para no contravenir la Ley de Memoria Hist贸rica, estribaba en que no est谩 demostrada la participaci贸n de dicho fulano en el golpe de Estado ni en la represi贸n posterior. Vivir para ver. Uno que pensaba que Mill谩n Astray dedic贸 gran parte de su triste existencia a venerar a Franco, llegando a fundar todo un cuerpo legionario en su honor, y que se sumo enseguida al alzamiento reaccionario de los generales contra un r茅gimen democr谩tico. De hecho, fue el futuro dictador, observando como Mill谩n loaba la grandeza de los golpistas y de su m谩ximo l铆der, el que le otorg贸 un cargo propagand铆stico en Salamanca, ciudad donde se produjo la conocida confrontaci贸n con Unamuno. El fundador de la legi贸n admiraba a Franco, lo mismo que a Hitler y Mussollini, a los que consideraba 芦pilares y salvadores de la paz y del esp铆ritu de Occidente禄. Resulta inadmisible que todas estas facetas de Mill谩n Astray no sean claramente divulgadas y que la Justicia espa帽ola, una vez m谩s, protega la memoria del franquismo, que es lo mismo que decir del fascismo en Espa帽a. El actual Ayuntamiento quiere inaugurar muy pronto todo un impresionante monumento de homenaje, precisamente, a la legi贸n espa帽ola, ese cruento cuerpo que, claro, tanto hizo por la victoria del bando franquista ba帽ada en sangre. Todo una ofensiva ultrarreaccionaria de protecci贸n de lo peor de la historia de este indescriptible pa铆s y, claro, de un blanqueamiento directo o indirecto del franquismo, en el contexto de una m谩s que cuestionable democracia. La estatua de tres metros ser谩 colocada, lo hab茅is adivinado, en plena Plaza de Oriente.

Juan C谩spar




Fuente: Acracia.org