January 13, 2022
De parte de Nodo50
367 puntos de vista


Por Selodi Gasan Adie. LQSomos.

Muchos planes, muchas buenas intenciones, muchas palabras. La realidad es la que hay hoy, y seguramente mañana. Después de 467 días sin luz, las palabras de todas las administraciones suenan a pura hipocresía

Las vecinas y vecinos de la Cañada Real se despidieron 2020 en la oscuridad, la misma despedida que tuvieron en 2021, y para este 2022 el futuro no parece muy alentador, aunque los vecinos y organizaciones sociales no tiran la toalla y siguen reclamando algo tan básico como es tener electricidad.

Van 467 días sin luz, a miércoles 12 de enero 2022, «‘Seguimos a oscuras’, ‘seguimos luchando’, ‘contratos’, ‘luz para la Cañada’. Con estos mensajes empezamos 2021 y con los mismos mensajes nos despedimos del mismo año tan duro y difícil. Es una manera de decirle al 2022 que no nos rendimos», subrayaba la presidenta de la Asociación Cultural de Mujeres Tabadol del sector VI de la Cañada Real, Houda Akrikez.

Según ha recordado Houda Akrikez, los cerca de 4.000 vecinos y vecinas de la Cañada Real que llevan más de un año sin luz, 1.813 de ellos niños y niñas, se han enfrentado este año no solo a la falta de electricidad, sino también al segundo año de pandemia y a una nevada histórica como fue Filomena, en enero 2021.
«Quiero decir a los vecinos y vecinas de Madrid ‘gracias’ por vuestro apoyo en esta época que hemos vivido. Las familias de Cañada Real hemos atravesado la pandemia por la Covid-19 a oscuras, y hemos saltado la mayor nevada, la más histórica, como unas grandes campeonas que somos».

Una lucha que encabezan las mujeres

A pesar de estas «mil y una barreras» y «obstáculos», Houda Akrikez ha destacado la «valentía» de las mujeres árabes y gitanas que viven en la Cañada Real y que han salido a diario a la calle «a decirle a la sociedad madrileña» que les están «apagando».

La última acción reivindicativa fue la inauguración, junto a Boamestura, de unas luces de Navidad, alimentadas con energía solar, en el sector VI de la Cañada Real, con los mensajes: ‘Seguimos a oscuras’, ‘Seguimos luchando’, ‘Luz para Cañada’ y ‘Queremos contratos’. A lo largo del pasado año, los vecinos y vecinas de la Cañada Real no han parado de denunciar su situación ante la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Madrid y de Rivas y ante el Gobierno de España, a través del Alto Comisionado contra la Pobreza Infantil; y se han manifestado al grito de ‘Luz para la Cañada’ ante las distintas administraciones y empresas implicadas como la Asamblea de Madrid o la sede de Naturgy, compañía que suministra el servicio en la zona.

El pasado mes de octubre constituyeron la Plataforma Cívica de Apoyo a la Luz en Cañada Real, integrada por más de 50 organizaciones de la sociedad civil junto con las asociaciones vecinales de Cañada Real, desde la que han exigido a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, una solución «urgente».

Es bueno recordar que en el 2021 España ha recibido varias llamadas de atención por parte de la ONU por la situación en la Cañada Real. Así, nada más comenzar el año, el Comité de Derechos del Niño de la ONU exigió a las autoridades españolas una solución para L.H, una niña de 3 años, vecina de la Cañada Real que requería de oxigenoterapia y nutrición parenteral cuya salud estaba afectada por la falta de suministro eléctrico.
A principios de febrero, el Relator Especial de la ONU sobre la extrema pobreza y los Derechos Humanos, Olivier De Schutter, advirtió de que lo que está ocurriendo en la Cañada Real es «una catástrofe humanitaria y una derrota de los derechos sociales» y afeó al Gobierno español que no se hacía «responsable» del problema, añadiendo que «lo verdaderamente irresponsable es dejar a niños sin electricidad durante el invierno».
Desde la Asociación de Mujeres Tabadol, en representación de los vecinos del Sector VI de la Cañada Real, elevaron este año una petición al Parlamento Europeo denunciando la vulneración de Derechos Humanos que sufren por los cortes de luz.

Por su parte, el exdefensor del Pueblo en funciones se despidió de su cargo el pasado mes de noviembre con una resolución de 10 páginas manifestando su «grave preocupación» por la situación en Cañada Real y reclamando una solución de emergencia ante la inminencia del invierno. Su sucesor, Ángel Gabilondo, se ha reunido ya con el Comisionado del Gobierno de la Comunidad de Madrid para la Cañada Real Galiana, Markel Gorbea, para instarle a que se concreten, cuanto antes, las medidas para resolver la falta de suministro eléctrico en la Cañada Real donde, a su juicio, se vive una situación con «dimensiones de emergencia humanitaria».

Desde el Comité Ejecutivo del Pacto por la Cañada Real Galiana -órgano que conforman la Delegación del Gobierno, los tres ayuntamientos por los que discurre este camino donde se ubica el asentamiento (Madrid, Coslada y Rivas Vaciamadrid) y el Ejecutivo autonómico- se fijó a mediados de noviembre una hoja de ruta con 21 actuaciones que incluye el realojo de 160 familias del Sector VI, una medida en la que se invertirán 34 millones de euros financiados al 50% por las dos administraciones.

Muchos planes, muchas buenas intenciones, muchas palabras. La realidad es la que hay hoy, y seguramente mañana.

Es importante contemplar planes de futuro para mejorar la calidad de vida, por supuesto, pero devolver la electricidad a los sectores V y VI de la Cañada real es tan fácil como conectar un enchufe, y eso es lo que se debería hacer hoy mismo. Y después bienvenidos los planes de futuro, las intenciones y las palabras.

Después de 467 días sin luz, las palabras de todas las administraciones suenan a pura hipocresía

Sin luz, en medio de otro frío invierno esa es la realidad de este recién iniciado 2022, al que se suma un nuevo habitante, Gabriel, que nació en Nochebuena. Con él son ya 1.813 los niños y niñas sin luz en la Cañada Real. De momento la única luz de la Cañada sigue siendo la de sus habitantes, a los que no ha podido la administración dejarles en el lado de los “invisibles”, su lucha por algo tan básico es para tomar conciencia de como funciona Madrid (Y la urgente necesidad de cambiar) o para avergonzarse mirando hacia otro lado.

– Plataforma Cívica de Apoyo a la Luz en Cañada Real
– Asociación Tabadol. #CañadaReal

Otras notas de la autora

Síguenos en redes sociales… Diaspora: lqsomos@wk3.org Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos




Fuente: Loquesomos.org